La consorte favorita del Príncipe Demonio – Capítulo 120.2: La verdad es tan cruel (8)

Traducido por Selena

Editado por Meli


El carruaje salió  y ellos permanecieron en silencio por mucho tiempo. 

—Qing Qing…

—Príncipe, ahora, ¿tengo que llamarte hermano mayor? —Por el llanto, sus ojos,  eran tan rojos como los de un pequeño conejo.

—¡Qing Qing! —Feng Cang le besó las lágrimas en las esquinas de los ojos—. No llores. Qing Qing, si lloras, ¡mi mundo lloverá!

Su dulzura la entristeció aún más. ¿Qué podían hacer ahora? Había pasado de ser su marido a ser su hermano myor. Ahora solo podían cortar estos sentimientos y enterrarlos para siempre en su corazón.

♦ ♦ ♦

—¡Su respetada majestad, yo como príncipe Jing de Xi Qi quiero casarme con su sobrina, la hermana menor de Feng Cang! —declaró Longze Jing Tian en cuanto Feng Cang y Murong Qi Qi se marcharon

—Padre emperador, este hijo súbdito se enamoró a primera vista de la prima. ¡Le pido al emperador padre que decrete el matrimonio! —contraatacó Wanyan Hong.

Murong Qing Lian, que estaba triste por la muerte de Murong Tai, se apenó aún más al saber que el hombre que amaba estaba cortejando a otra. Además, estaba Wanyan Hong, quien se había olvidado de ella luego de proponerle ser su cefei, su alma y espíritu habían dado un vuelco [1]. Su odio hacia Murong Qi Qi creció aún más, incluso la culpó de la muerte de su padre y juró vengarse y destrozarla.

—Hoy han pasado demasiadas cosas. —Wanyan Lie decidió que no dejaría que utilizaran a su adorada sobrina como una herramienta de poder—. Zhen piensa que es mejor esperar hasta que Qi Qi restablezca su estado de ánimo. No hay prisa, ¡no se preocupen!

A la emperatriz viuda Lan le dolía la cabeza por esta serie de sucesos. Dejó que Qing Gu la acompañara de vuelta al palacio Jinxuan. 

Después de ser rechazado, Longze Jing Tian solicitó llevarse el cuerpo de Murong Tai y Li Qiu Shui y aunque Wanyan Lie quería tirar el cuerpo de ella, no podía negarse, además, solo eran cadáveres. ¿Por qué enfadarse con un cadáver? 

♦ ♦ ♦

Cuando Feng Cang y Murong Qi Qi regresaron al wangfu de Nan Lin, el edicto imperial en el que se le otorgaba el título de princesa Zhen Guo [2] ya había sido decretado.

—Princesa… —susurró Feng Qi al ver a Murong Qi Qi bajar del carruaje.

Los ancianos que habían servido a Feng Xie y a Wanyan Ming Yue se quedaron atónitos. 

—Princesa, tú… —habló Feng Yu al reconocer la túnica que había vestido a la princesa consorte.

—Se ha verificado. Murong Qi Qi es la hermana menor biológica de Benwang. ¡Ella es la hija de padre y madre! —anunció Feng Cang.

Su Mei y Su Yue estaban sorprendidas de que Murong Qi Qi revelara su verdadera identidad. ¿Cómo podía ser así? La señorita y el príncipe estaban tan enamorados. ¿Cómo es que se volvieron hermanos?

—Entonces, ayer… —tartamudeó Feng Qi al referirse a la consumación del matrimonio.

—Estamos bien… —concluyó Feng Cang abrazó a Murong Qi Qi y entró en el edificio Tingsong. 

En silencio, Murong Qi Qi pensó en cómo se llevaría con Feng Cang en el futuro. La verdad era tan cruel, que la hacía sufrir tanto que ya no quería vivir.

—Qing Qing, —Le ofreció agua—. ¡Bebe un poco! ¡Si sigues llorando así, mi última línea de defensa se derrumbará!

—Hermano mayor, en el futuro, no puedes llamarme Qing Qing. Tienes que llamarme hermana menor… —Lloró una vez más. 

—¡No! ¡No es así! Qing Qing, ¡no es así! No eres mi hermana menor. Tampoco soy tu hermano mayor. No somos hermanos. ¡No somos hermanos!

—Hermano mayor… no te engañes… Nunca podremos estar enamorados…

—No…


[1] Alma y espíritu al revés: de cabeza.

[2] Princesa Zhen Guo significa princesa del País de la Guardia y es el rango más alto de las princesas, por ejemplo, princesa de primer rango.

Selena
¡Nooo, qué triste! Y las moscas andan rondando muy cerca de nuevo… Por fin terminó el capítulo, espero que los próximos sean mejores para nuestros protagonistas…

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.