La Tierra está en línea – Capítulo 27: ¡Bienvenido al mundo de los monstruos!

Traducido por Shisai

Editado por Shiro


Tang Mo había descubierto que una vez que el juego se reiniciaba, la torre negra devolvía la ropa a su estado original. Sin embargo, la ropa de Cavis desapareció para siempre. Parecía que la torre negra solo podía devolver a su estado original la información del jugador que ingresó a la instancia, no podía controlar la vida o la muerte de las criaturas que allí se encontraban. Por lo tanto, las lesiones que Tang Mo le infligió a la lombriz de tierra durante el segundo intento de la instancia no se habían curado.

Por supuesto, la gran lombriz de tierra no pudo entender a lo que Tang Mo se refería.

—Pareces ser una buena persona. No me pegarías como ese hombre que bebía alcohol. —Su espalda rozó una punta afilada y la banda lesionada resultó perforada de nuevo.

La gran lombriz de tierra empezó a llorar y Tang Mo extendió una mano para recoger las lágrimas, pero descubrió…

¡La gran lombriz de tierra solo estaba haciendo sonidos! ¡No derramaba una sola lágrima!

La expresión de Tang Mo se tornó sombría.

Si esta instancia era como el juego de Monopolio de Mario, tenía que obtener las «Lágrimas de la Lombriz de Tierra» para salir de allí.

La lámpara de queroseno estaba rota, y aunque llevaba con él una linterna, no consideró usarla.

Trató de sobreponerse a la sensación de náuseas y se obligó a olvidar que la cosa pegajosa que lo tocaba era una lombriz gigante. Entonces extendió la mano y le acarició con suavidad la cabeza.

Las heridas de la lombriz se las había hecho él y, ahora que la consolaba, se sentía algo culpable. Esto hizo que sus acciones fueran más naturales.

Antes de entrar en la instancia, un fragmento de información se encontraba profundamente enterrado en su subconsciente: el jefe final de la instancia S3 es la enorme lombriz de tierra.

Después que la tierra se puso en línea, la memoria de Tang Mo se volvió excelente. Se quedó en la entrada del centro comercial durante más de una hora y finalmente siguió a Jack porque este dijo una vez en el estacionamiento subterráneo que intentaría despejar la instancia S3 y vencer a la gran lombriz de tierra.

Tang Mo recordó estas palabras y, después de ingresar a la instancia, su primer pensamiento fue derrotar a la gran lombriz de tierra.

Cómo terminó la instancia lo sorprendió. Había pensado que simplemente tenía que golpear a la lombriz de tierra. No esperaba tantas restricciones. Por lo tanto, con esta idea preconcebida, la primera opción que consideró para pasar la instancia fue atacar a la gran lombriz de tierra. La segunda vez, le pareció que era demasiado difícil matarla y, como su mente estaba concentrada en formas de vencerla, no prestó atención a otros puntos clave.

Durante el tercer intento, finalmente escapó del malentendido en el que se vio a causa de Jack y encontró muchas partes dudosas.

En primer lugar, el túnel era muy largo. Cuando Tang Mo caminó por él con cuidado la primera vez, la mitad de los 20 minutos había pasado cuando llegó a Bill. Con ese ritmo no perdía tiempo y garantizaba que no sería atacado de manera furtiva por un enemigo. Así, solo le quedaron 5 minutos para enfrentarse a la gran lombriz de tierra.

Si hubiera calculado mal, ni siquiera habría podido ver a la gran lombriz de tierra cuando los 20 minutos ya habrían terminado. El límite de tiempo era un poco irrazonable, no les daba a los jugadores un gran margen para completar la instancia.

En segundo lugar, había dudas obvias que solo podían descubrirse con una observación cuidadosa. Por ejemplo, las heridas en el pecho del pelirrojo claramente no habían sido causadas por la lombriz de tierra. Estas pertenecían a un arma afilada. Además, el lenguaje era ambiguo. Pequeñas pistas indicaban que Bill no era una lombriz de tierra.

No conforme con eso, estaban los indicios de la torre negra, la cual decía que solo el palo grande podía dañar a la lombriz y luego que Bill no podía ver la luz. La torre negra usó dos sustantivos diferentes. Si la lombriz de tierra fuera Bill, no habría usado dos nombres diferentes.

Sin embargo, la torre negra engañó a los jugadores.

La lombriz de tierra le tenía miedo a la luz y Bill no podía verla.

No había forma para Tang Mo explicar por qué Bill no podía ver la luz, pero cuando pensó en ello, descubrió que la redacción era muy ambigua. Se podría decir que Bill le tenía miedo a la luz como la lombriz de tierra —aunque no hubiese reaccionado al ver la lámpara de queroseno— o que era un hombre que no podía ver la luz.

Un animal que le teme a la luz no podía verla, y un villano que hizo algo malvado tampoco podría.

Este era un gran vacío escondido en la redacción.

La lombriz de tierra seguía sin llorar.

Tang Mo siguió acariciando su cabeza mientras pensaba en cómo obtener las lágrimas.

El asqueroso y feo gusano que yacía en sus brazos fingía llorar.

—No puedes culparme completamente por lastimarte. Debes culpar a la torre negra. Le dio a los jugadores un límite de tiempo de 20 minutos. Hice todo lo posible para llegar sin perder un segundo y quedaban apenas 15 minutos. Es posible que la gente normal no tenga tanta prisa la primera vez, pero es natural que se pongan ansiosos después de fallar. No hay tiempo para prestar atención a sugerencias y vulnerabilidades anteriores… ¿Es difícil de entender? —dijo impotente, consolándola.

Era razonable decir que la lombriz de tierra no entendería sus palabras. Solo «lloró» más fuerte.

Tang Mo la tocó, diciendo en silencio: Olvídalo, fue mi culpa.

Durante mucho tiempo la acarició y la lombriz de tierra se quedó en silencio. Tang Mo se preguntaba por qué no emitía ningún sonido cuando escuchó un fuerte ronquido.

Se sorprendió. Acababa de escapar de la jaula. ¿No podía ser un poco más cautelosa?

Era imposible reproducir la escena del escape de la jaula en su totalidad, pero pudo adivinar algunos hechos de acuerdo al hombre pelirrojo, Bill y la lombriz de tierra.

El líder del circo atrapó a la lombriz en alguna parte y quiso usarla como un tesoro para ser apreciado por el público el día siguiente por la noche. Entonces hizo arreglos para que el pelirrojo y Bill protegieran a la lombriz de tierra. Pero cuando este último se emborrachaba, le gustaba usar el palo para golpear a la lombriz. El pelirrojo dijo que Bill estaba loco, con eso debió referirse al hecho de que casi mató a la lombriz de tierra, quien resistió con ferocidad.

La jaula debió romperse en el proceso.

El pelirrojo no podía simplemente sentarse a un lado y ver a Bill matar el tesoro del líder, por lo que debió intentar detenerlo.

Los ojos de Tang Mo miraron a otra parte de la cueva oscura. Cuando entró a la caverna por segunda vez, vio una mesa en la esquina con botellas de cerveza encima. También había algunas botellas de vino esparcidas por el suelo.

Si Bill hirió al pelirrojo en el pecho con una botella de cerveza después de emborracharse, sería comprensible que el otro dijera que estaba loco.

Bill tenía una herida en la cabeza y la lombriz debió haberle roto la pierna.

La jaula estaba cerrada con llave, pero la lombriz de tierra la rompió.

Bill dijo que hizo todo lo posible por escapar de la cueva de la lombriz de tierra, pero una vez que llegó a la mitad, descubrió que no podía avanzar más debido a su pierna rota. El pelirrojo, naturalmente, no se preocuparía por él después de que lo hiriera en su locura, por lo que huyó, dejándolo atrás. Por otro lado, el monstruo se liberó de la jaula.

—Si hubieras roto la jaula antes y hubieras matado a Bill, no te habrían golpeado tanto.

En respuesta a Tang Mo, los ronquidos de la lombriz de tierra se hicieron más fuertes.

El tiempo límite que daba la torre negra a los jugadores era de 20 minutos. Esto hacía que los jugadores no tuvieran tiempo para buscar pistas. Sin embargo, también era para la protección del jugador. Siempre que no fueran demasiado débiles, un jugador de reserva normal debería poder sobrevivir durante 20 minutos. Entonces podrían optar por retirarse de la instancia.

Esta era una instancia de tipo S.

En términos de dificultad, era mucho menor que el juego de Monopolio de Mario. La muerte no era posible sin codicia.

Tang Mo se sentó en el suelo y esperó a que la lombriz terminara de dormir durante media hora. Finalmente, la gran lombriz de tierra se despertó y él la escuchó decir:

—Tengo mucha hambre, mucha hambre. Extraño a mi madre…

Pero aún lamentándose, no soltó una lágrima.

Tang Mo se puso de pie y la lombriz de tierra inmediatamente levantó la parte superior de su cuerpo.

No podía ver a la gran lombriz de tierra en la oscuridad, pero sintió que ella podía ver lo que él estaba haciendo. Entonces, tocando la pared de la cueva, entró en el túnel. La gran lombriz seguía sin moverse, pero él caminó hacia la entrada e hizo una seña.

—Ven aquí.

La gran lombriz de tierra no respondió.

No sabía qué método usar, pero tenían que irse de allí. El pelirrojo podría estar llamando a sus colegas y el líder del circo no lo dejaría ir fácilmente.

Entró en el túnel. Caminaba muy despacio, deteniéndose de vez en cuando para hacerle un gesto a la lombriz, buscando que lo siguiera.

Le tomó un minuto caminar diez metros y la gran lombriz de tierra todavía no se había movido. Justo cuando se dio por vencido y comenzó a buscar otras formas de recolectar las lágrimas cuando escuchó el sonido de un objeto pesado deslizándose por el suelo.

Los labios de Tang Mo se curvaron ligeramente mientras tocaba la pared y caminaba sin prisa hacia el inicio del túnel.

La gran lombriz de tierra lo siguió con lentitud desde atrás. Al principio, todavía estaba muy lejos, pero para cuando caminó cien metros, estaba justo detrás de él e incluso frotó su frente contra su cabello.

Tang Mo quería golpear esta cosa viscosa pero, por fortuna, se resistió. Respiró hondo unas cuantas veces y siguió avanzando.

Mientras caminaban junto al cadáver de Bill, la lombriz de tierra siseó de miedo.

—¡Mala persona!

Tang Mo le frotó la cabeza y continuó avanzando con la gran lombriz de tierra.

Finalmente regresaron al punto de partida. Como no podía encender la linterna, en la oscuridad, le tocó la cabeza a la lombriz, la cual parecía muy emocionada desde que llegaron a ese lugar. Golpeaba el suelo con impaciencia con su cola.

—Si quieres puedes irte, pero antes de irte… ¿Puedes darme algunas lágrimas? —Tang Mo intentó discutirlo con la lombriz de tierra—. Una gota es suficiente. No es un llanto falso. ¿Qué piensas acerca de llorar de verdad?

—Tengo hambre. ¡Iré a casa a ver a mi madre, a mi madre! —gritó la gran lombriz de tierra.

Tang Mo, quien meticulosamente había llevado a la lombriz de tierra allí, no supo qué decir.

El sonido de la cola de lombriz de tierra golpeando el suelo no se detuvo. Él inicialmente pensó que su emoción era tal, que la expresaba de este modo. Contrario a sus expectativas, la cola se estrelló con pesadez contra un pedazo de tierra y se escuchó un chasquido, como si se hubiera abierto una puerta.

Tang Mo miró con sorpresa en dirección al sonido.

—¡Me voy a casa! —gritó la gran lombriz de tierra, tras lo que se movió en dirección a la puerta.

Tang Mo tiró con urgencia de la cola de la lombriz de tierra.

—Espera un minuto, ¿puedes darme una lágrima? —Tang Mo hizo una pausa antes de intentar—: ¿Sss, sssh, ssss?

—¿Qué está diciendo este hombre extraño?

Tang Mo no respondió.

La gran lombriz de tierra giró su cola, se liberó de las manos de Tang Mo y se dirigió hacia la salida del túnel. Justo cuando estaba a punto de irse, el sonido del deslizamiento se detuvo y regresó con lentitud junto a él, frotando la cabeza contra su cara.

No sabía por qué hacía esto, pero la mano derecha de Tang Mo estaba en su muñeca izquierda mientras miraba la oscuridad con indiferencia.

No podía salir de la instancia sin las lágrimas de la lombriz de tierra.

Ahora que la misión principal había terminado, podía usar sus habilidades y el fósforo gigante.

Sin importar el método, tenía que salir de allí.

—Quiero irme a casa… —El silbido se escuchó de nuevo.

Los ojos de Tang Mo se entornaron y de repente apareció un fósforo gigante en su mano derecha. Acto seguido, levantó la enorme cerilla y la apuntó a la banda rosada de la gran lombriz de tierra. Esto no debería matarla, pero garantizaría que se quedara. Al evitar que se fuese, tendría más oportunidades de conseguir la lágrima.

El fósforo estaba a punto de golpear a la gran lombriz de tierra cuando se escuchó su voz:

—Eres una buena persona. —Mientras hablaba, una gota de líquido húmedo cayó sobre la cara de Tang Mo. La gran lombriz de tierra silbó y retorció la cola. El enorme cuerpo se estrelló contra el suelo y desapareció de la cueva en unos momentos.

Tang Mo quedó congelado. Un momento después, tocó la lágrima en su cara y volvió a colocar el fósforo en el tatuaje.

Entonces una luz blanca brilló ante él y cuando abrió los ojos, había regresado a la fábrica abandonada en el distrito de Pudong.

Había entrado en la instancia cuando era mediodía, y ahora la luna se encontraba en lo alto del cielo. La tasa de flujo del tiempo en la instancia y en el mundo exterior  no había sido la misma. A continuación, estimó con vaguedad el tiempo y salió de prisa de la fábrica en caso de que alguien estuviera cerca de la entrada de la instancia.

Encontró un taller de reparación de automóviles vacío y se escondió después de cerrar la puerta. Acto seguido, extendió la mano y tiró de las lágrimas de la lombriz de sus mejillas.

Las lágrimas aún estaban líquidas cuando aterrizaron en la cara de Tang Mo, pero se solidificaron poco después al entrar en contacto con el aire. Decidió no encender las luces de la tienda, se tumbó en el suelo y alumbró las lágrimas con su linterna.

Las lágrimas cristalinas eran como pequeños diamantes a la luz, diamantes en forma de gota.

Tang Mo tocó las lágrimas tres veces y no hubo respuesta. Las elevó hasta su cabeza y no pasó nada. Intentó quemarlas y las sumergió en agua, nada. Una vez que se secó las lágrimas con un trapo, aparecieron líneas de palabras:

【Objeto: Lágrimas de lombriz de tierra.】

【Propietario: Tang Mo.】

【Calidad: General.】

【Rango: Nivel 1.】

【Ataque: Ninguno.】

【Función: Limpiar las heridas con las lágrimas. Puede curar lesiones con rapidez y reparar extremidades rotas.】

【Restricciones: Solo se puede usar tres veces.】

【Nota: No creo que a Tang Mo le interese recordar cómo consiguió estas lágrimas.】

Tang Mo pensó por un momento. Esta vez el libro de habilidades se equivocaba. Si tuviese que frotar su cara contra la lombriz de tierra de nuevo, estaba dispuesto a… hacerlo una vez.

La recompensa de esta instancia fue muy inferior en calidad en comparación al sombrero de Mario o al huevo de pavo. Puede que fuera de calidad general, pero para Tang Mo, era un accesorio indispensable.

En los últimos siete días, había recolectado seis habilidades, pero ninguna de ellas tenía efectos curativos.

Ahora mismo, su condición física era excelente. Mientras no se rompiera una pierna, sus heridas sanarían después de una pelea. Pero si resultara herido durante un combate, sus heridas no tendrían tiempo de sanar. Las lágrimas de la lombriz de tierra podrían restaurar inmediatamente su efectividad en el combate y, además, reparar extremidades rotas.

—Es una lástima que solo se pueda utilizar tres veces.

La instancia de tipo S es mucho más simple que otras instancias y no supone demasiado peligro, pero la recompensa es peor… 

Tang Mo usó sus manos como almohada y miró hacia el techo de la tienda de reparación de automóviles.

♦ ♦ ♦

Estacionamiento subterráneo de un centro comercial, Pudong, Shanghái.

Un hombre rubio musculoso, sentado en una silla, hablaba con expresión sombría acerca de las cosas extrañas por las que había pasado ese día.

—No despejé la instancia después de matar a la gran lombriz de tierra —dijo Jack.

La expresión de Luo Fengcheng cambió ligeramente y se sentó.

—¿Estás seguro de que la mataste? El cuerpo de una lombriz de tierra puede quedar dividido en dos o tres segmentos sin que esta muera. ¿Cómo la mataste?

Jack se sintió ofendido.

—Realmente la maté. Dr. Luo, lo hice de acuerdo con lo que dijo. Rompí el palo en dos pedazos y usé ambas manos para aplastar la lombriz de tierra. No fue difícil, pero fue un poco complicado hacerlo en 20 minutos. Lo intenté muchas veces antes de tener éxito. Pero murió y mi misión aún fracasó.

Luo Fengcheng se puso de pie y caminó por la habitación.

—Cuéntame todo lo que hiciste en la instancia. Las reglas de la torre negra, las palabras de los dos hombres, dímelo claramente.

Jack se rascó la cabeza y trató de recordar.

Una hora después, Luo Fengcheng golpeó la mesa. No se veía muy bien.

—Bill no es la lombriz de tierra. Tienes que matar al rubio en el suelo.

—¿Qué?

—Originalmente, la instancia S3 no es tan difícil como dices. Simplemente te dio una trampa de pensamiento direccional. Te hizo creer que tienes que matar al último monstruo que apareció. —Luo Fengcheng se frotó los ojos con cansancio—. Mañana, ve a matar al rubio y pasarás la instancia.

Jack asintió felizmente, no preguntó qué había entendido mal y salió de la habitación.

Al día siguiente al mediodía, Jack se dirigió a la fábrica con dos compañeros de la organización para ingresar a la instancia.

—Pensé que esta instancia era mi instancia de tipo de pelea favorita y no esperaba usar mi cerebro. Odio más este tipo de instancia. Más tarde, no volveré a este tipo. Se las dejaré a ustedes y al Dr. Luo. Esperen, saldré más tarde.

Jack pisó la tapa de la alcantarilla. Sin embargo, luego de mucho tiempo, no pasó nada.

Pisó dos veces en caso de que hubiera un error. Las otras dos personas lo rodearon.

—Parece que alguien la ha completado. Según el Dr. Luo, esta instancia no es difícil y la entrada es bastante grande. Hay mucha gente en el centro comercial que conoce la ubicación de la entrada. No es de extrañar que alguien la haya despejado. Jack, no deberías ser tan imprudente en el futuro y deberías pensar más —dijo uno de sus compañeros.

—Olvídate de esta instancia. Probemos la instancia S1 —dijo el otro.

La expresión deprimida de Jack se iluminó tan pronto como lo escuchó.

—¡Vamos! La instancia S1 es interesante. ¡Iré al último gorila!

⧫ ⧫ ⧫

Tang Mo no sabía que sus acciones hicieron que Jack perdiera la oportunidad de completar la instancia S3. Incluso si lo supiera, no lo cambiaría. Siguió a Jack para completar de prisa una instancia —esta fue una de las razones por las que procedió de inmediato contra la lombriz de tierra sin pensar— para ganar la recompensa e incrementar su porcentaje de victoria en el juego de ataque a la torre tres días después.

Aún quedaban dos días tras completar la instancia S3. Tang Mo se quedó en las cercanías del centro comercial mientras se preparaba para despejar otra instancia de tipo S. No obstante, estaba siguiendo a un miembro llamado Tang Qiao cuando, por accidente, activó una instancia a mitad de camino.

La instancia fue una de un solo jugador y no fue muy difícil. Fue incluso más simple que la instancia S3 con la lombriz de tierra, pero consumió mucho tiempo.

Cuando Tang Mo abandonó la instancia, era la mañana del décimo día.

A las 17:00 del 23 de noviembre, Tang Mo fue informado por la torre negra que participaría en el juego de ataque a la torre. El flujo del tiempo de la torre negra siempre ha ido a la par con el humano. El «período de eliminación de tres días» comenzó a las 8 am del 15 de noviembre y finalizó a las 8 am del 18 de noviembre.

Según estos cálculos, quedaban diez horas antes de que le correspondiera entrar en el juego de ataque a la torre.

Revisó su mochila y determinó que no le faltaba nada. Luego, se dirigió a una ferretería. La tienda estaba hecha un desastre. Era evidente que la gente había ido allí en busca de armas después de que comenzara el juego.

Encontró un cuchillo afilado en el montón de basura. Entonces fue a una pequeña habitación detrás de la ferretería, sacó el fósforo gigante y comenzó a afilar el arma con él.

El mango de madera del fósforo se frotó contra la hoja afilada y no perdió nada de aserrín. Por otro lado, la hoja quedó afilada y reveló un brillo metálico frío.

Tang Mo usó el mismo método para afilar dos cuchillos pequeños y cuatro dardos pequeños. Luego, ató el cuchillo a su pierna derecha y escondió los cuatro pequeños dardos en su bolsillo. El fósforo era más poderoso que el cuchillo y los dardos, pero no era omnipotente. A veces, un cuchillo jugaría un papel más importante.

Una vez que sus armas estuvieron preparadas, se dirigió a una tienda de conveniencia y encontró media botella de agua y un paquete de galletas debajo del mostrador.

Después que la tierra se puso en línea, la condición física de Tang Mo mejoró y descubrió que su demanda de alimentos y agua había disminuido. Este fenómeno se hizo más evidente después del juego de Monopolio de Mario. Calculó que, en función de su necesidad de comida y agua, el paquete de galletas y media botella de agua era suficiente para evitar que sintiera hambre durante tres días. Su condición física no se vería afectada durante cuatro días.

Existía la posibilidad de que el tiempo que necesitara permanecer en la instancia fuera demasiado largo y que se quedara sin comida y agua. Por lo tanto, buscó varias otras tiendas de conveniencia para complementar sus recursos.

A la una de la tarde, Tang Mo se sentó en un pequeño restaurante y miró por la ventana con calma. Salir por la ventana le tomaría a alguien alrededor de cinco minutos, pero él solo permaneció allí en silencio mirando hacia afuera durante mucho tiempo. No habló ni se movió, quedándose allí sentado durante más de una hora.

Tres horas más tarde participaría en el juego de ataque a la torre.

Medio mes atrás, todos los jugadores chinos fueron arrastrados y obligados a participar en el juego de ataque a la torre por Fu Wenduo. En ese momento, Tang Mo había participado en el modo de discapacidad mental. Esta vez, él sabía que no se enfrentaría a este modo, sino al verdadero juego de ataque a la torre.

La torre negra tenía un total de siete pisos, y el primer día oficial de juego anunció las tres reglas principales.

La tercera regla: Todos los jugadores, por favor, ataquen la torre.

Los juegos de ataque a la torre no eran tan simples como las instancias de tipo S, y probablemente serían más difíciles que el juego de Mario.

No podía garantizar que sobreviviría.

Cada minuto y cada segundo probablemente formaban parte de la última cuenta atrás de su vida.

Este restaurante estaba ubicado en la esquina de una calle comercial. Había algunas macetas y trozos de hojas verdes de plástico en el borde de la ventana. Era una atmósfera pacífica y tranquila. Esta tienda debió haber sido un lugar sosegado antes de que la tierra se pusiera en línea. Tal vez el negocio no fuera muy bueno, pero habría algunos visitantes frecuentes que, con seguridad, disfrutaban de su tiempo allí, como para escapar del mundo o tener un espacio para relajarse.

Tang Mo cerró sin prisa los ojos y respiró hondo.

Eran las tres de la tarde.

Tang Mo sacó el huevo de pavo y lo golpeó tres veces.

—Sr. Fu —susurró.

Se escuchaba una música extraña, y Fu Wenduo no respondió de inmediato. Después de unos minutos, Tang Mo escuchó:

«La tarea programada nro. 2 ha sido completada».

—¿Qué pasó? ¿Sucede algo? —dijo Fu Wenduo.

—¿Está jugando? —preguntó Tang Mo.

—Sí, fui arrastrado accidentalmente a una instancia y acabo de completar la misión secundaria. —Respiró hondo.

El polizón original, Fu Wenduo, también también había sido arrastrado a una instancia.

El rostro de Tang Mo no perdió la calma.

—Sr. Fu, esta es la situación. Entraré en el juego de ataque a la torre en dos horas —habló con voz tranquila, reclinándose en la silla.

El sonido en el otro extremo del huevo de pavo se detuvo durante unos segundos antes de volver pronto a la normalidad.

—¿El juego de ataque a la torre? ¿Va a atacar el primer piso de la torre negra? ¿La torre se lo dijo?

El corazón de Tang Mo estaba tranquilo ahora que podía hablar sobre este asunto.

—La torre negra me informó hace diez días que jugaré el juego de ataque a la torre a las cinco en punto esta tarde. He hecho todo para prepararme lo mejor posible. Antes de atacar la torre, me gustaría molestarle… ¿Puede contarme un poco sobre lo que encontró mientras atacaba la torre? —Su voz se detuvo antes de continuar nuevamente—: No tiene que compartirlo conmigo si no quiere.

Fu Wenduo respondió con rapidez esta vez:

—Después de entrar en la torre negra, tuve la misión principal de robar el huevo de pavo más preciado de un pavo. El huevo de pavo es nuestro archivador. Pero una vez que entré al juego, tenía otros cuatro compañeros, es decir, en total éramos cinco personas. No sabían quién era yo, pero no podían ocultar su hostilidad hacia mí. Al mismo tiempo, su tarea era proteger el huevo de pavo.

—¿Su tarea fue exactamente la contraria? —Tang Mo frunció el ceño.

—Sí —dijo Fu Wenduo—. Oculté mi tarea principal y entré al vasto mundo subterráneo con ellos. La gente de allí se llama gente clandestina. La línea divisoria entre humanos y monstruos es clara. En medio de su mundo, hay un río rosa. El margen izquierdo del río es el reino subterráneo y el derecho es el mundo de los monstruos. El pavo estaba en el mundo de los monstruos.

Después de decir esto, Fu Wenduo dejó de hablar y, a través del huevo de pavo, se escuchó el sonido de una feroz pelea.

Cinco minutos más tarde, Fu Wenduo dio un pequeño grito ahogado y continuó:

—Llegamos al mundo subterráneo. Para llegar al mundo de los monstruos, necesitábamos cruzar el río rosa. Lo llamaré el río rosa por el momento. Había un transbordador. La única forma de cruzar un río es jugando. Para que el transbordador avance, debe tener un barquero. El barquero es una persona subterránea. Puede haber un máximo de tres personas a bordo en cada oportunidad, pero no puede haber menos de dos personas. Si el barquero está solo a bordo, se irá con el transbordador…

Tang Mo escuchó atentamente las palabras de Fu Wenduo. Sus dedos tamborileaban sobre la mesa mientras pensaba con detenimiento en los tres juegos que Fu Wenduo explicó.

La última pelea de Fu Wenduo con el pavo sonó más fácil.

Fu Wenduo no comentó su habilidad. Solo dijo que el pavo gigante los atacó de repente. Tres de sus cuatro compañeros murieron y solo uno escapó. Su identidad como polizón fue descubierta por el pavo, el cual trató de comérselo, así que luchó y finalmente logró reclamar el huevo más preciado de entre miles de huevos de pavo. Por lo tanto, despejó el primer piso.

Tang Mo pensó por un momento.

Los tres juegos por los que Fu Wenduo pasó no eran imposibles, solo necesitaría dedicar más tiempo a ellos. La parte más difícil fue luchar contra el pavo al final.

Fu Wenduo no lo dijo, pero era obvio que tenía una habilidad ofensiva. El pavo gigante no debería ser más débil que el gran topo. La última vez, Tang Mo no fue contendiente para el gran topo, y ahora sentía que podía escapar de él. Sin embargo, sus posibilidades de derrotarlo eran menores del 20%.

Pero no era un polizón.

El otro era un polizón y todos los monstruos de la torre negra querían comérselo. Esta era una ventaja que tenía sobre Fu Wenduo.

Después de escuchar toda esta información, Tang Mo miró el huevo de pavo en la mesa antes de decir:

—Gracias.

Fu Wenduo ya había terminado la instancia de su juego.

—Si quedara un solo huevo de pavo, no sé si podré continuar salvando el juego. Espero que pueda pasar el piso de la torre negra. Realmente necesito la función de guardado de este huevo de pavo —susurró Fu Wenduo.

Tang Mo sabía esto, por eso había ido a él en busca de información.

Si no fuera a atacar la torre, Fu Wenduo no habría dicho esto con facilidad. Pero ahora era un momento de vida o muerte. Tang Mo no era lo suficientemente estúpido como para pensar que el polizón chino tendría una buena opinión de él después de unos breves intercambios, pero sintió que ambos lados no querían que el otro muriera. Si uno de ellos moría, no había garantía de que se pudiera continuar usando el huevo de pavo.

Incluso Fu Wenduo no podía renunciar de buena gana a un huevo de pavo de calidad legendaria.

—Gracias. —Igualmente se lo agradeció.

Esta era la segunda vez que lo decía y Fu Wenduo permaneció en silencio durante mucho tiempo. Entonces, Tang Mo escuchó una risa profunda.

—Eres muy fuerte. Vivirás. No eres un polizón y deberías tenerla más fácil que yo —La voz de Fu Wenduo rebosaba de risa cuando hablaba.

Tang Mo de repente quiso saber cómo la otra persona se había convertido en polizón y a quién había matado. Pero no preguntó. Solo se rio.

—Ten la seguridad de que no quiero morir.

Las dos personas tenían un entendimiento tácito y ya no hablaban. Tang Mo cerró la comunicación del huevo de pavo.

Entonces guardó el artefacto en su bolsillo, cargó su bolso y salió del pequeño restaurante, tras lo que regresó al distrito de Jing’an desde Pudong y se acercó a la calle Nanjing. Ahora se sentía relajado mientras caminaba hacia la torre negra suspendida sobre el río Huangpu. Su mirada firme y tranquila.

El sol descendía lentamente, su luz dorada brillando sobre esta metrópolis oriental.

♦ ♦ ♦

En el lado oeste de la ciudad había dos puntos negros, los cuales se fueron haciendo cada vez más grandes. Finalmente, llegaron a la estación de peaje de Shanghái y se apresuraron a entrar en la ciudad con todas sus fuerzas.

Se trataba de dos personas heridas. El brazo izquierdo de una de ellas estaba roto y la carne todavía estaba adherida a la zona porque este no había sido despegado de forma limpia. La otra persona estaba cubierta de sangre y cada paso que daba lo hacía con suma dificultad, como si fuera a caer en cualquier momento.

Una mujer de mediana edad que pasaba por la calle vio a los dos hombres y huyó asustada.

En ese momento, una niña apareció por la esquina y uno de ellos la detuvo antes de que pudiera correr. El hombre se estremeció mientras tiraba del brazo de ella.

—Shanghái… ¿Shanghái los tiene? ¿Hay alguno en Shanghái? ¿Ya llegaron? —Casi lloraba cuando preguntó.

La niña se asustó hasta las lágrimas.

—¿De qué estás hablando? ¿Quién eres tú? Mi amigo es un jugador oficial. Tiene una habilidad. No quieres hacerme daño. Si me haces daño, él… ¡Se vengará!

—¡Polizones! ¿Hay alguno en Shanghái? ¿Este lugar los tiene? —El hombre del brazo izquierdo roto habló con voz ronca.

—Por supuesto que los hay —respondió la niña.

Los dos hombres se llenaron de desesperación mientras caían al suelo.

—Aquí… ¿Hay una organización de polizones aquí…?

—¿Qué es una organización de polizones? ¿Los polizones organizaron un grupo? —preguntó la niña.

El hombre del brazo roto tembló y agarró a la niña por el hombro.

—¿No? ¿Shanghái no tiene una organización de polizones? ¡No hay ninguna!

La niña lloraba de miedo y no podía hablar.

♦ ♦ ♦

Al mismo tiempo, Tang Mo se paró debajo de una enorme torre negra y la miró.

Entonces escuchó una música alegre en su cabeza, seguida por la voz clara y fuerte del niño:

¡Ding, dong! Se abre oficialmente el primer piso de la torre negra (modo normal). 

El juego para un jugador se está cargando… 

Se está preparando la zona de pruebas…

Los datos del juego se están cargando…

¡Bienvenido al mundo de los monstruos!

♦ ♦ ♦

La autora tiene algo que decir:

Mayor Fu: ¡Mire, todavía no me he casado con mi esposa, pero soy tan bueno con él!

Tang Tang: → → ¡No quieres perder el archivador!

Autora: Ja, ja… Todavía se siente bien~

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.