La Tierra está en línea – Capítulo 62: ¿Una herida de amor?

Traducido por Shisai

Editado por Meli


La primera vez que Tang Mo escuchó el nombre «Fu Wensheng», pensó en Fu Wenduo. El apellido y los nombres eran raros. El parentesco del niño con el polizón era poco claro. A no ser que los caracteres se escribieran de forma diferente. Cuando Fu Wensheng negó su relación con Fu Wenduo, él enterró sus sospechas en su corazón. Incluso pensó que no debería haber ninguna relación entre ellos.

Después de las dos emisiones de la torre negra, los jugadores de China y de todo el mundo deberían estar familiarizados con el nombre de Fu Wenduo. Además, los jugadores chinos deben tener sentimientos únicos e inolvidables hacia ese nombre.

Si Fu Wensheng tenía una relación con Fu Wenduo, no debería decir su verdadero nombre tan abiertamente. Cómo podía decir que no tenía nada que ver con él, ¿no tenía miedo de la sombra?

Nunca imaginó que al final, él y Bai Ruoyao fueron engañados por ese inteligente y aparente inocente niño.

El niño decía un 70% de palabras verdaderas y un 30% de palabras falsas mientras sus habilidades de actuación eran excelentes. Engañó a los dos adultos y abandonó la instancia sin que Tang Mo se diera cuenta de que lo habían engañado.

—Es bueno —susurró.

—¿Qué? —preguntó el polizón.

—Nada. Ahora sé que es tu primo, pero por desgracia, ya ha dejado la instancia. Ya no puedo contactar con él.

—No importa. No esperaba que estuviera vivo. Es una sorpresa. ¿Se ha acabado el juego? —Fu Wenduo habló en voz baja.

Tang Mo negó con la cabeza.

—Todavía me falta un poco más.

—Entonces no te molestaré. Ten cuidado.

Luego colgó. Tang Mo levantó la cabeza y miró la magnífica puerta que tenía delante. Sostenía dos flores de luna en una mano y el mango de la sombrilla en la otra. Tendría cuidado no por las palabras de Fu Wenduo, sino porque se trataba de un juego de ataque a la torre. Romper el anillo de Möbius en el pasillo era una parte importante del juego, pero no podía garantizar que no hubiera ningún peligro en la habitación de la reina, que era parte del juego.

Escuchó atentamente cualquier movimiento al otro lado de la puerta. Pero no notó ningún sonido, solo silencio.

Abrió rápidamente la puerta y movió su cuerpo hacia un lado para evitar cualquier ataque sorpresa que le esperara. Sin embargo, no había nada inusual. Seguía estando todo en silencio, así que esperó durante un largo tiempo para estar seguro. Después de tres minutos, se giró y entró en el cuarto.

La espaciosa y magnífica habitación estaba oscura y silenciosa. La luz de la luna brillaba a través de las vidrieras, mostrando un abigarrado bloque rectangular en el suelo. Gracias a la iluminación de la luna, la visión de Tang Mo se adaptó a la iluminación de la habitación y pudo ver una cama grande y un enorme armario detrás, lo que hizo que se sintiera aturdido. Volvió a mirar y notó el jarrón con las plumas de tres colores sobre el tocador, sonrió y sacudió la cabeza.

Resultó que ya había estado en el dormitorio de la reina.

El jarrón de la cómoda estaba lleno de plumas rojas, verdes y moradas, lo que sugería el número de jugadores. Al mismo tiempo, éste era también el jarrón de la flor de la luna. El jarrón se utilizaba para los arreglos florales, no para las plumas.

Una vez que inserte ahí la flor, el Corredor de Gemas se cerrará para siempre.

Tang Mo caminó hacia el jarrón. Cuando se acercó, un fuerte viento lo golpeó por detrás. Entrecerró los ojos y se movió hacia un lado para evitarlo. No esperaba que la cosa girara en el aire e intentase apuñalarlo en los ojos. Recitó el hechizo y abrió la pequeña sombrilla, usándola para bloquear el ataque.

La afilada lanza apuñaló a la rosada sombrilla y emitió un agudo sonido metálico. Después de que la forma física de Tang Mo mejorará, su fuerza también creció. Una vez que esta lanza golpeó, sintió como si hubiera chocado con una montaña. Se estrelló contra el armario de la Reina de Corazones.

Tenía un sabor dulce en la boca. Se tragó la sangre y miró al misterioso enemigo.

Se trataba de un guardia de tres metros de altura con una lanza de dos metros de largo en la mano. Los ojitos del naipe destellaban a la luz mientras lo miraba. La luz de la luna brillaba a través de la ventana sobre este. Este guardia era diferente a los que se había encontrado en el Corredor de Gemas. Tenía otro color y una tenue capa de oro lo cubría, como si fuera un general de la guardia.

El jugador no podía ser negligente. Se levantó del suelo, pero el guardia dorado no le dio la oportunidad de respirar. Tang Mo acababa de levantarse cuando la lanza volvió a volar. No solo era poderosa, sino que era extremadamente rápida y no parecía en absoluto engorrosa. Se movía con flexibilidad en la habitación, avanzando paso a paso para bloquearlo y empujarlo a una esquina muerta. Solo podía mantener la pequeña sombrilla como escudo, sin darle tiempo para devolver el ataque.

La densa lanza era abrumadora. Tang Mo no podía contraatacar y el guardia dorado golpeaba cada vez más rápido.

El arma era tan afilada que atravesaba fácilmente su piel y le dejaba heridas. Tang Mo estaba de espaldas a la pared de la habitación y no había forma de retroceder. El naipe aprovechó esta oportunidad para mover su lanza de arriba a abajo, con la intención de atravesar su cabeza. En ese momento, cerró rápidamente el paraguas y todo su cuerpo se apoyó en el suelo, despegándose de la pared. Usando esta fuerza, se deslizó entre las piernas de su oponente.

Los guardias de la reina eran naipes y cada naipe tenía cuatro extremidades.

Las patas del guardia dorado solo medían 20 centímetros y eso no era suficiente para que Tang Mo pudiera atravesarlas. Justo cuando estaba a punto de golpearlo, sostuvo la pequeña sombrilla y apuntó la punta al naipe y lo golpeó, saltaron chispas por la colisión. Pero después de este impacto, la sombrilla hizo un agujero en el guardia. Tang Mo aprovechó esta oportunidad para deslizarse a través de él y colocarse detrás.

Aunque estaba dañado, los movimientos del guardia no se vieron obstaculizados. Se giró enfadado hacia Tang Mo, pero a éste no le importó y corrió hacia el tocador.

El naipe agitó su lanza en el aire. Levantó su mano derecha y la movió hacia atrás antes de que la larga lanza saliera disparada hacia delante. Tang Mo corrió rápidamente, pero no pudo dejar atrás esa lanza. El arma le atravesaría la cabeza y aún estaba a nueve metros del tocador.

La lanza se acercó y estuvo a solo diez centímetros de apuñalar su espalda.

Tang Mo se giró lentamente, con los brazos alrededor de un pequeño jarrón. Había plumas rojas, verdes y púrpuras insertadas en el jarrón, así como dos hermosas flores de luna plateadas. En el momento en que las dos flores fueron insertadas, la lanza del guardia dorado se detuvo.

Al momento siguiente, junto a un chasquido, el dormitorio de la reina colapsó, el guardia y la lanza se rompieron, las vidrieras de la ventana se fracturaron y la gran cama y el armario también se destruyeron. Como si algo se hubiera roto, el mundo entero se derrumbó en pequeños trozos, que se convirtieron en polvo y desaparecieron en el aire. La luz del sol brillaba a través de las ventanas reales, iluminando el dormitorio.

Los ojos de Tang Mo se entrecerraron porque no podía adaptarse a la deslumbrante luz solar. Sujetó el jarrón y miró el nuevo mundo roto.

La noche había desaparecido y el día había llegado.

El oscuro castillo que vio tras entrar en el juego desapareció sin dejar rastro, sustituido por un espléndido castillo dorado. En el jardín, las flores florecían y los pájaros zumbaban. El oro estaba salpicado por todo el castillo, incluida la habitación en la que se encontraba Tang Mo, era de oro puro. Cada rayo de luz se derramaba sobre el suelo, reflejando el brillo de las piedras preciosas.

El castillo por fin parecía habitado. O Tang Mo finalmente había salido del Corredor de Gemas y llegado al verdadero Castillo de Joyas de la Reina de Corazones.

—Así que… este es el verdadero Castillo de Joyas —murmuró.

Justo ahora, había utilizado la habilidad «Golpéame, hazlo» para teletransportar el jarrón e insertar las flores en él.

En ese momento, una fuerte voz de niño sonó en los oídos de Tang Mo.

¡Ding, dong! El jugador Tang Mo ha superado con éxito el segundo piso de la torre negra (modo normal) y ha completado el «Juego de Escondite del Corredor de Gemas». Ha ganado dos flores de la luna y ha recibido dos recompensas.

Las flores del jarrón brillaron con una luz plateada y dos rayos volaron hacia las cejas de Tang Mo. Los rayos de luz desaparecieron pero las flores de luna introducidas en el jarrón no lo hicieorn. Oyó la voz de la torre negra en sus oídos y no tuvo tiempo de reaccionar. En ese momento, se escuchó un sonido agudo de tacones desde el exterior de la puerta.

—¿La cena de esta noche? No, no quiero comer las manos del humano, quiero comer sus ojos. —La penetrante voz femenina parecía una radio rota mientras gritaba desde detrás de la puerta—. Dámelo. Saca los ojos de ese humano y úntalo con mi caviar favorito. ¿Me has oído? ¡Hazlo! Ve y sácale los ojos.

El sonido de los tacones se acercaba y la puerta se abrió de golpe.

Una niña con una corona de joyas en la cabeza apareció en la puerta. Llevaba un vestido rojo y echó un vistazo a su habitación con maldad. Una vez que vio las flores de luna en el jarrón, gritó enfadada:

—¡Aaaah! ¿Cómo es posible que solo me queden dos flores de luna? Mis tres flores de luna, ¿porque falta una? ¡Capitán de la guardia!

Los gritos de la Reina de Corazones seguían llenando sus oídos, mientras Tang Mo abría los ojos y volvía a la Tierra.

Cuando la Reina de Corazones entró por la puerta, la torre negra lo había enviado lejos del Castillo de Joyas. Solo oyó la voz de la reina y no vio su aspecto. Tras regresar al mundo real, descansó un rato. Luego, levantó la mano hacia su frente, haciendo que una luz superficial brillara entre sus cejas.

【Objeto: Flor de la Luna de la Reina de Corazones】

【Propietario: Tang Mo】

【Calidad: Excelente】

【Grado: 1】

【Ataque: Ninguno】

【Función: Puedes conseguir directamente una estrategia de juego.】

【Restricciones: Un ítem de una sola vez. Una flor de la luna puede ser cambiada por una guía de juego. La guía del juego es solo una versión rota. Solo puedes conocer los requisitos para superar el juego y no el método para superarlo.】

【Observación: De hecho, la Reina de Corazones utiliza la flor de la luna como máscara facial todos los días. Esto es desconocido para todos en el Castillo de Joyas.】

El ex bibliotecario no sabía qué había conseguido Fu Wensheng con la flor de la luna que le hacía no poder ocultar su alegría. Pero su recompensa fue suficiente para sorprenderle.

Escudriñó con cuidado las funciones y limitaciones de la flor y llegó a una conclusión:

La guía del juego incompleta significa que si utilizara este objeto en el Corredor de Gemas, me diría que podría superar el juego siempre que la flor de la luna estuviera insertada en el jarrón. Pero no me dirá que romper el muro es la forma de salir del Corredor de Gemas. —Tang Mo sacudió la cabeza—. De hecho, no salí del Corredor de Gemas cuando rompí la pared.

La quinta regla: Un extremo del Corredor de Gemas es el dormitorio de la Reina de Corazones. Introduce la flor de la luna en el jarrón del dormitorio de la reina y el Corredor de Gemas se cerrará para siempre.

A eso se refería. Adivinó que el dormitorio de la reina era peligroso y se mantuvo cauteloso. Sin embargo, olvidó que la habitación de la reina también estaba en el Corredor de Gemas. El punto final seguía siendo un punto final en el Corredor de Gemas. Al ser un punto final, no había otro camino que seguir y era un callejón sin salida. Debía haber dos guardias en el punto muerto. El dormitorio de la reina era un callejón sin salida especial. No había dos guardias dentro, sino un guardia dorado extremadamente poderoso.

La recompensa de la flor de la luna parecía un poco descuidada porque incluso sin ella, había adivinado que su misión era introducir la flor de la luna en el jarrón. Pero para algunos juegos, era un arma muy poderosa. Por ejemplo, el juego del hámster.

Si hubiese utilizado esta flor en el primer piso de la torre negra, hubiese podido saber que la verdadera forma de despejar el juego era golpear a un número suficiente de hámsters, no atrapar al hámster dorado.

Tales accesorios podrían jugar un papel enorme contra la torre negra y los monstruos a los que se enfrentaba.

Tras el descanso, Tang Mo escondió la pequeña sombrilla y se dirigió al despacho de Luo Fengcheng.

Había pasado una noche desde que entró en el juego de ataque a la torre y ahora el sol brillaba. Había llegado a un acuerdo con el investigador antes de entrar en el juego: debía contarle todo lo ocurrido en el juego de ataque a la torre. Eso permitiría que estuviera más preparado tanto él como los miembros de «Ataque», aumentando sus probabilidades de sobrevivir. A cambio, Luo Fengcheng le daría información equivalente.

Tang Mo se dirigió al despacho y llamó a la puerta. Al levantar la vista, vio que Luo Fengcheng estaba sentado en el sofá. Al otro lado, Fu Wenduo estaba sentado en el sofá doble.

Cuando oyó el sonido de la puerta al abrirse, Fu Wenduo miró a Tang Mo. Los ojos de los dos hombres se encontraron. Tang Mo asintió ligeramente, mientras que los labios de Fu Wenduo se curvaron y también asintió.

El despacho era pequeño, con solo dos sofás. Tang Mo pensó un momento antes de elegir sentarse junto al polizón. El sofá estaba un poco abarrotado y su muslo tocó el de Fu Wenduo.

Hacía un poco de calor. El exbibliotecario no pudo evitar moverse hacia un lado.

—Estaba hablando con el maestro Fu sobre la instancia grupal. —comentó el investigador—. Tang Mo, enhorabuena por haber vuelto sin problemas del juego de ataque a la torre. Deberías esperar un poco porque todavía tenemos que terminar algunas cosas.

Tang Mo asintió y ellos siguieron hablando de la instancia grupal.

El joven no tenía nada que hacer y ajustó su interés en la sala. Miró al hombre sentado a su lado y se acordó del niño.

Desde su posición, solo podía ver la mitad de la cara de Fu Wenduo. La nariz alta y la línea de la mandíbula lisa, miraba con tranquilidad a Luo Fengcheng mientras escuchaba. Era la mirada en calma de un águila.

Esta persona está tan erguida cuando se sienta, es difícil creer que sea un polizón. Tang Mo pensó en secreto.

—Llevas tanto tiempo viéndome, ¿qué estabas pensando? —Fu Wenduo y Luo Fengcheng habían terminado de hablar. El hombre guapo giró la cabeza, sus labios se curvaron ligeramente mientras miraba a Tang Mo.

Este tosió dos veces pero su cara era muy tranquila mientras decía:

—Tu primo y tú se parecen un poco. La barbilla es parecida pero la suya es más afilada.

La barbilla de Fu Wenduo lucía firme y persistente, lo que lo hacía más varonil.

—Todavía es joven y podría cambiar en el futuro. ¿Cómo está?

Tang Mo le explicó todo lo que había visto. Eso no era un gran problema. Era su primo. No le interesaba intercambiar información por algo como eso.

—Finalmente, dejó el juego con una recompensa. Negó su relación contigo al principio, así que no esperaba que fuera tu primo.

—Es normal negar una relación con Fu Wenduo. —Se rió—. Si fuera yo y me encontrara con alguien en el juego que me preguntara si conozco al polizón Fu Wenduo, lo negaría rotundamente.

—Después de todo, Jack quiere encontrarlo y golpearlo unas cuantas veces. Por supuesto, sé que él no puede hacerlo y es más probable que acabe en el suelo con los dientes rotos. Por lo tanto, no pensé en el nombre del Maestro Fu.

—Fue maduro desde muy joven. Pero no le he visto durante un año desde que tuve que ir a la frontera. Solo volví a Beijing después de que la tierra se conectará. Quería ver si alguien conocido estaba vivo, pero no vi a ninguna persona —Fu Wenduo comentó con calma.

Tang Mo se inclinó hacia adelante. Sintió un ligero dolor detrás de él, pero no le prestó atención.

—Tal vez este niño no estaba en casa cuando la tierra se conectó. ¿Quizás estaba de viaje? ¿Dónde va a jugar? Si no puedes encontrarlo en Beijing, entonces… ¿por qué me miran así?

Frunció el ceño mientras miraba a las dos personas. Era porque le estaban mirando con ojos muy complicados, haciendo que su corazón se sintiera extraño.

—De hecho, quería decir esto cuando entraste por la puerta. —el investigador habló—. Tang Mo, hay mucha sangre en tu ropa. Probablemente fuiste herido al atacar la torre. Pero no parecía importarte así que no lo mencioné. Pero ahora… mmm, tu espalda sigue sangrando y ha dejado sangre en mi sofá. La herida es tan fuerte que tu habilidad de autocuración no puede detener la hemorragia. ¿Qué ha pasado?

Tang Mo estiró la mano y se tocó la espalda. Había sangre en una mano. La gente estaba sorprendida pero él no sentía mucho dolor.

Fu Wenduo se levantó y habló en voz baja:

—Vamos a la enfermería para tratarlo.

La herida causada por el guardia dorado en su espalda seguía sangrando. A Tang Mo le daba vergüenza hablar con la gente mientras sangraba.

—No, iré yo solo. —Encontraría a Liz para que detuviese la hemorragia—. Es probable que me haya movido demasiado y provocando que la herida se abriera.

—Liz y Jack fueron a desafiar la instancia S9 juntos.

Tang Mo se quedó atónito.

—Entonces, ¿dónde puedo encontrar a Tang Qiao?

—Tang Qiao también fue con ellos. —Luo Fengcheng se rió—. Tienes que ocuparte de la herida primero y el mayor Fu también tiene una lesión. Tengo algunas cosas que hacer aquí. Tang Mo, hablaremos más tarde.

Tang Mo y Fu Wenduo salieron de la oficina y fueron a la enfermería.

No había nadie ahí. Como dijo Luo Fengcheng, Liz y Jack habían ido a atacar una instancia. Tang Mo era capaz de curar una herida tan sencilla. Para él y para Fu Wenduo, mientras la herida no fuera demasiado grave, el cuerpo la curaría automáticamente después de cierto tiempo.

Tang Mo se encontró con el guardia dorado esta vez. La lanza que tenía no era un arma ordinaria. Las heridas causadas por ella eran difíciles de recuperar y tardaban más en curarse.

Tras entrar en la enfermería, Fu Wenduo ocupó la cama mientras Tang Mo sacaba el yodo y observaba cómo el polizón se quitaba la gasa del cuello. Cuando lo vio por primera vez, notó la gasa alrededor de su cuello, pero era la primera vez que lo veía ocuparse de una herida. Debía ser muy grave.

Una vez que retiró completamente la gasa, Tang Mo lo observó.

Se calmó rápidamente.

—Me encargaré de ello por ti.

—Bien. —Fu Wenduo estuvo de acuerdo.

El joven retiró con cuidado la gasa ensangrentada, sujetó una bola de algodón con unas pinzas, la mojó con yodo y la presionó con suavidad sobre la herida. Había un agujero oscuro, como si algo lo hubiera atravesado. Esa herida era lo suficientemente grave como para que cualquiera muriera. Si Tang Mo la hubiera recibido, había un 30% de probabilidades de morir.

Esto le daba una cierta estimación de su fuerza.

—¿Te duele?

El cálido aliento del joven golpeó su oído mientras Fu Wenduo movía la cabeza hacia un lado para dejar que Tang Mo se ocupará de la herida. Después de escuchar esto, miró al techo. Parecía pensar que era muy interesante mientras sus labios se curvaban.

—No siento dolor.

La distancia era demasiado cercana. A Tang Mo no le importó porque se estaba ocupando de la lesión.

—Esta herida es muy grave. Pensaba que era fácil para ti despejar el segundo piso de la torre negra, pero creo que me equivoqué.

—Antes de que la tierra se conectará, tuve una herida peor que esta.

—¿Peor que esto? —preguntó aturdido Tang Mo.

Eso habría sido una lesión mortal antes de que la tierra se conectará. ¿En realidad había estado herido peor que eso?

Fu Wenduo levantó una mano y señaló su corazón.

—Fue aquí.

Tang Mo de repente pensó en un dicho.

¿Qué era peor que una herida mortal? Una herida de amor.

—¿Fue mientras hacías una misión? —preguntó con seriedad.

Fu Wenduo quería evitar que la conversación se torciera y asintió.

—Sí, una bala se alojó en mi corazón hace seis meses. Pero sobreviví.

¿Una bala se alojó en su corazón?

¿Puede una bala quedarse atascada en el corazón?

¿Y esa persona sobrevivió?

Su vitalidad era grande.

Colocó otra gasa y le envolvió el cuello con una venda.

¿Debo hacer un nudo o un lazo?, decidió hacer un nudo. La próxima vez lo cortaría con unas tijeras.

La herida de Fu Wenduo fue tratada y ahora era el turno de Tang Mo. Se sentó en la cama y se quitó el abrigo.

Una vez que el polizón cogió la bola de algodón mojada con yodo y se dio la vuelta, vio semejante escena. La espalda blanca y delgada estaba cubierta de heridas. Las innumerables lesiones, grandes y pequeñas, eran casi todas nuevas, lo que demostraba lo crítica que había sido la batalla que acababa de terminar.

Entre ellas, tres cortes eran los más profundos. Los huesos eran visibles y estaban sangrando.

—Puedo ocuparme de las heridas de otros lugares. Tengo que molestarte para que te encargues de las de mi espalda.

Los ojos oscuros de Fu Wenduo se entrecerraron lentamente.

—De acuerdo —susurró.

En el momento en que habló, la fría bola de algodón con yodo fue presionada sobre la herida de Tang Mo. Este no pudo evitar temblar ante la temperatura. Su espalda se enderezó y los delgados omóplatos quedaron al descubierto. La piel de su espalda era sensible, haciendo que un tipo de sensación extraña indecible entrará en el corazón del joven.

Bajó la cabeza y su pelo se deslizó hacia abajo para cubrir su expresión.

Ante la luz blanca, su cuerpo era blanco y claro.

Los ojos de Fu Wenduo estaban tranquilos y parecían impasibles. Volvió a presionar la bola de algodón contra la espalda de Tang Mo.

♦ ♦ ♦

La autora tiene algo que decir:

Tang Tang: ¿Un nudo o un lazo? Bueno, ¡haré un nudo y lo estrangularé!

Viejo Fu: La espalda de mi esposa… #solo tiene ojos para la espalda de su esposa#


Shisai
Bien, bien, sigan charlando, mientras más se conozcan, más cerca estarán. ¡Dejemos que la relación progrese!

| Índice |

Un comentario en “La Tierra está en línea – Capítulo 62: ¿Una herida de amor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *