Lector Omnisciente – Episodio 19: Singularidad (3)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Ya era de mañana cuando abrí los ojos. Han Sooyoung me vio despertar y sonrió. Ella fue la última persona en hacer guardia.

—¿Tuviste una pesadilla?

—Quizás.

Las brasas de la leña, que ardió toda la noche, estaban blancas. Extinguí el fuego y me toqué la frente, me dolía la cabeza. La escena que vi a través del punto de vista del lector omnisciente…

No sabía si Gilyoung estaba bien.

—¿Dónde está Yoo Sangah?

—Fue a explorar —Han Sooyoung respondió mientras tocaba su celular.

—¿Qué estás mirando?

—Una novela.

—¿Tu novela?

—¿Qué otra novela miraría?

De hecho, sería extraño leer otras novelas en estas circunstancias.

—Siempre me pregunté, ¿es divertido para un escritor leer lo que escribieron?

—Es muy divertido.

—¿Aunque conoces todos los detalles? —De hecho, pregunté sin pensar, pero Han Sooyoung me dio una respuesta inesperada.

—A veces siento que la historia es diferente a pesar de leer lo mismo.

—¿Qué?

—Un escritor no tiene un dominio completo de la novela. Hay muchos agujeros cada vez que miro hacia atrás. Al final, la lectura es el proceso de mantener los agujeros irregulares en su lugar.

—Realmente no sé de qué estás hablando.

—… Significa que después de un tiempo, puedo verlo como la escritura de otra persona. En última instancia, cada ser humano es su propio escritor.

Las palabras fueron inesperadas y me sentí sorprendido de que Han Sooyoung pudiera decir algo tan filosófico.

—Ahora que lo pienso, eres así. Realmente escribiste basada en la novela de otra persona.

Han Sooyoung gritó algo en respuesta, pero bloqueé mis oídos por un tiempo. ¿Quién le dijo que plagiara en primer lugar?

Han Sooyoung apagó su teléfono inteligente y me preguntó—: Por cierto, ¿qué vas a hacer a continuación?

—¿Qué haré? Esperaré el inicio del próximo escenario.

—¿Quién haría eso? Estoy segura de que tienes un plan.

Parecía tener algo que decir, así que la dejé hablar. De hecho, siguió hablando de todos modos.

—Yoo Jonghyuk se está haciendo cargo del oeste y el Rey Vagabundo se está ocupando del norte. ¿Qué pasa con el centro?

—Lo detendremos todos juntos.

—¿No hay un método fácil? ¿O lo has olvidado?

Me detuve por un momento y miré a Han Sooyoung.

—¿Copiaste eso también?

—… ¿Cuándo hice eso? Se me ocurrió en mi novela —Han Sooyoung tanteó con sus palabras mientras hacía pucheros—. En cualquier caso, ¿no es cierto? Hasta donde yo sé, hay una manera fácil de prevenir el desastre del centro.

Ciertamente, sus palabras eran correctas. Si hiciéramos eso, podríamos despejar el quinto escenario y prevenir todos los desastres sin dificultad.

—¿Vas a hacerlo? —Han Sooyoung me miró con ojos penetrantes.

—Eso… Pensemos en ello en el camino.

Miré a mi alrededor y vi a Yoo Sangah agitando su mano en la distancia.

—¿Por qué te ves tan feliz después de verla? —refunfuñó Han Sooyoung.

—Es porque es una persona de confianza.

—Che. La gente que no es de confianza sobrevivirá.

Partimos de nuevo. Faltaban cinco días para el inicio del escenario. Avanzamos hacia el oeste a lo largo del río Han.

Había dos propósitos detrás de esto. Uno fue buscar a Gong Pildu, quien debía estar cerca del río Han y, el segundo fue recolectar monedas de los monstruos cercanos. Sobre todas las cosas, actualmente era un evento de monedas, así que debería ganar tanto como fuera posible.

—¡Yoo Sangah, a la izquierda! ¡Han Sooyoung, toma la iniciativa!

Cazamos a todos los monstruos visibles de séptimo grado. Una vez que Yoo Sangah se unió a nosotros, pudimos cazar especies de séptimo grado e incluso de sexto grado.

Tuve un pensamiento mientras la veía. Quizás ella no sabía nada de los del Olimpo. Los llamé para averiguar sus intenciones. Habían agotado su probabilidad asignada y no podían interferir con Yoo Sangha por el momento. La batalla terminó y me acerqué a ella.

—Yoo Sangah, solo debes usar un estigma a la vez en el futuro.

—Ah, lo siento. ¿Fue un gran problema la última vez?

—No, esa no es la razón.

Las personas sostenidas por una nebulosa eran especiales. Por supuesto, estar patrocinado por una nebulosa no significaba que todas las constelaciones de la nebulosa la apoyarían. Sin embargo, las leyes de la corriente estelar se aplicaron a las constelaciones y encarnaciones.

El precio por ir en contra de las leyes eventualmente se devolvería a las constelaciones y encarnaciones. Las constelaciones podrían tener una forma de escapar, pero el problema eran las encarnaciones.

—El uso de múltiples estigmas supondrá una carga para tu cuerpo.

Los malditos olímpicos no le dirían esto, pero había un límite en la historia que un ser podía permitirse. Cada estigma contenía la historia de una constelación y la mezcla aleatoria de historias dañaría el espíritu humano.

Si Yoo Sangah tomará prestados los estigmas de una gran cantidad de constelaciones, su vitalidad restante se reduciría en un instante. Luego, probablemente en un año…

—Gracias por tu preocupación. —Yoo Sangah sonrió levemente.

Me di cuenta de algo.

—¿Ya lo sabías?

Sus ojos se movieron hacia abajo y habló en voz baja—: Dokjai, ¿todavía crees que soy una oficinista competente? —Yoo Sangah continuó hablando—. Soy diferente a ti. No puedo hacer nada en este mundo cambiado. Este es un mundo donde el TOEIC, los títulos y los puntajes de servicio son inútiles.

—¿Crees que todo se puede resolver si te vuelves más fuerte? —le pregunté.

—Un poco.

Sus palabras fueron correctas. De hecho, la fuerza sólo compensaba algunos de los problemas del mundo.

—He decidido construir especificaciones útiles de este mundo. Eso es lo único que puedo hacer.

Hubo numerosas heridas en el dorso de la mano de Yoo Sangah mientras hablaba. Las heridas me parecieron un gran agujero. Han Sooyoung había dicho: ‘Al final, leer es el proceso de mantener los agujeros irregulares en su lugar’.

Si había algo que un lector tenía que hacer, necesitaba leerlo correctamente. Sentí una vibración en mis brazos. Abrí mi teléfono y vi que había una ventana de notificación.

「- Han Donghoon: Hyung, ¿estás bien?」

Era un mensaje del Rey Ermitaño, Han Donghoon. Me quedé atónito cuando lo leí.

「- Han Donghoon: No he podido conectarme a Internet recientemente, por lo que los mensajes se retrasan. Estoy luchando con mi habilidad…」

Había estado enviando mensajes durante mucho tiempo y se acumularon. Parecía que los mensajes amontonados llegaban al mismo tiempo una vez que se conectaba Internet.

Le mostré los mensajes a Yoo Sangah para cambiar su estado de ánimo. Miré su sonrisa y pensé: No soy un lector completamente incompetente.

♦ ♦ ♦

Chateé con Han Donghoon y pude obtener noticias sobre otras personas a través de él.

「- Han Donghoon: Estoy del lado de Yongsan-gu. También está Gilyoung.」

「- Kim Dokja: ¿Gilyoung está ahí?」

「- Han Donghoon: Sí.」

Capté la ubicación de mi grupo principal a grandes rasgos. Las posiciones de Lee Hyunsung y Jung Heewon también fueron confirmadas a través del punto de vista del lector omnisciente.

Tenía un poco de curiosidad por lo que les pasó a Jung Minseob y Lee Sungkook, pero era difícil preocuparme por ellos. Tenían algunos conocimientos previos, por lo que deberían poder sobrevivir.

Lee Jihye… bueno, Yoo Jonghyuk se encargaría de ella.

「- Kim Dokja:  Por el momento, no te vayas de Yongsan-gu.  Estaré ahí pronto. Si es posible, intenta ponerte en contacto con otras personas.」

No recibí respuesta. Quizás se había desconectado de nuevo. Miré a los miembros del grupo y dije—: Creo que tendremos que cruzar el río.

Actualmente, estábamos al sur del río Han. Al norte del río Han estaba Yongsan-gu.

—¿Tenemos que cruzar eso? —Han Sooyoung me preguntó con una expresión de asombro.

No fue extraño. Miré el río Han con ella. Podíamos ver sombras parpadeantes desde el agua arremolinada. Los ictiosaurios que habían viajado cerca del puente Dongho habían llenado nuevamente el río Han. Habíamos estado siguiendo el río, pero nunca pensé en cruzar.

—¿Has visto el Puente Cheonho? Está roto.

El ictiosaurio era una especie de monstruo de séptimo grado. No fue un problema cazar uno, pero había demasiados. No fueron solo uno o dos, por lo que tomaría unos días lidiar con todos ellos. ¿Íbamos a cruzar el río Han en tal situación? Era impensable.

—Nos moveremos a lo largo del río. Puede que haya un lugar para cruzar que no esté roto.

Avanzamos a lo largo del río durante varias horas, pero no pudimos encontrar un puente intacto. En cambio, encontramos un grupo de vagabundos.

Han Sooyoung iba a levantar su arma, pero Yoo Sangah se movió primero. Sacó carne de su mochila, irritando a Han Sooyoung.

—¿Qué estás haciendo?

—La gente tiene hambre.

—¿Y qué? ¿Quieres compartir eso? ¿Estás loca? ¿No sabes que las personas son las existencias más peligrosas en un apocalipsis?

—Puedo matarlos a todos sí quiero —Han Sooyoung vio intención asesina por un momento en el rostro de Yoo Sangah y cerró la boca—. Por lo tanto, puedo salvarlos a todos sí quiero.

Yoo Sangah tomó la carne de los monstruos y la distribuyó a la gente. Algunas personas sintieron pena y se inclinaron ante ella.

—Ah, esto…

—Son solo algunas sobras. No importa.

Dejé a Han Sooyoung y saqué un tallo de yanaspleta de mi bolso. No era posible que todos se convirtieran en ‘cazadores’ en este mundo. A estas alturas, habría una gran cantidad de investigación sobre las especies de monstruos en todo el mundo. El hombre que recibió la planta de mí se inclinó profundamente.

—¡Ah! Gracias…

—No es nada. Las dificultades deben compartirse.

Por supuesto, yo era esencialmente una persona diferente a Yoo Sangah. Todas mis buenas obras fueron planificadas.

【A algunas personas les gustas mucho.】

【Tu comprensión del personaje ‘Shin Yooin’ ha aumentado.】

【Tu comprensión del personaje ‘Ma Kangcheol’ ha aumentado.】

【Se agregaron nuevos personajes a tus marcadores.】

—Eres un farsante —Han Sooyoung dijo sarcásticamente.

—… A veces hago cosas buenas.

【La constelación ‘Juez de Fuego de aspecto Demoníaco’ ​​está impresionada con tu buena acción.】

【Te han patrocinado 400 monedas.】

—Maldita sea, es como una protagonista femenina de una novela —Han Sooyoung refunfuñó mientras miraba a Yoo Sangah.

Estuve de acuerdo con sus palabras. Yoo Sangah era como la heroína de una novela incluso antes de la caída del mundo. Ahora que la realidad se había convertido en novela…

De entre la multitud, un niño se me acercó. Era una niña de la misma edad que Gilyoung.

—¿Qué pasa?

La chica que hizo una reverencia tenía un aspecto occidental. Sus ojos brillaban y su rostro estaba lleno de una exótica ternura, se inclinó 90 grados hacia mí.

—Gracias.

Ella era una niña muy educada. Miré a mi alrededor, pero no vi a nadie que se pareciera a los padres de esta niña. Notó mi mirada y dijo—: Ya no están aquí.

—¿Ambos?

Me respondió asintiendo.

Estaba un poco confundido. Una niña sin un tutor sobrevivió hasta el quinto escenario. Era casi imposible en ‘Formas de Sobrevivir’.

Espera un minuto, ¿quizás era ella? Usé la ‘Lista de personajes’ justo cuando dijo: —Entonces me iré.

¿Vino solo para agradecerme? Traté de agarrarla y, reflexivamente, miré a Han Sooyoung. Ella estaba mirando a otra parte.

—… Ten cuidado.

Pronto oscurecerá. Me preocupé por un momento antes de convocar a los miembros del grupo.

—Descansaremos aquí hoy.

Buscamos un lugar para dormir. El río Han estaba frío incluso cuando encendimos un fuego, así que decidimos usar un edificio parcialmente destruido. Han Sooyoung se mostró firmemente decidida y advirtió a Yoo Sangah.

—Sólo mira. Esa gente de antes volverá. ¿No los viste codiciar nuestras armas? Claramente morderán la mano que los alimentó.

Han Sooyoung declaró que todos los humanos eran malvados y basura que pagarían la bondad con malicia. Miré cuidadosamente a Yoo Sangah, quien dijo—: No todas las personas en el apocalipsis son malas.

—No, todos son malos. Casi todo el mundo es malo.

Pasó una hora.

—Vendrán pronto. Entonces estarás llorando.

Pasaron dos horas.

—Um, son gente paciente.

Pasaron tres horas.

—… ¿Es posible?

Finalmente, cuatro horas después comenzaron a escucharse ruidos afuera. La expresión de Yoo Sangah se oscureció y Han Sooyoung sonrió con satisfacción.

—Mira, ¿qué dije?

Han Sooyoung acababa de sacar su arma cuando alguien entró al edificio.

—¿H-hola?

Han Sooyoung se detuvo cuando estaba a punto de levantarse. La que vino era una niña. Fue quien cortésmente me agradeció durante el día.

—E-esto…

La pequeña me tendió una manta. Debió haberla traído porque tenía miedo de que tuviéramos frío. Han Sooyoung hizo una expresión de sorpresa mientras Yoo Sangah se veía en blanco. En el apocalipsis, la buena voluntad no siempre se recompensa con malicia.

【La constelación ‘Juez de Fuego de aspecto Demoníaco’ ​​está haciendo una sonrisa amorosa.】

【Te han patrocinado 2.000 monedas.】

Yoo Sangah actuó como representante del grupo.

—Gracias, lo usaremos bien.

—Sí…

—Por cierto, ¿estás sola? Es peligroso deambular por la noche.

—Es lo mismo en todas partes.

La expresión de Yoo Sangah se oscureció ante las palabras.

—¿Te gustaría quedarte con nosotros?

—¿Eh?

—Estarás bien si estás con nosotros.

Yoo Sangah me miró como si estuviera pidiendo permiso. Sin embargo, la respuesta de la niña fue más rápida.

—No quiero ser una molestia.

Sucedió cuando intentaba huir. Una bandera voló desde algún lugar y cayó frente a sus pies. La niña asustada se deprimió y la voz mordaz de Han Sooyoung lo siguió.

—Espera un minuto. No puedes irte.

—¿Qué estás haciendo en este momento? —Yoo Sangah la miró, mientras le replicaba con voz fría. Sin embargo, Han Sooyoung me estaba mirando.

—Kim Dokja, ¿no sabes qué hacer? ¿No es por eso que querías dormir aquí?

Cerré los ojos lentamente.

Maldita sea, se había dado cuenta…  

Fue un error de cálculo. No sabía que esta persona podía usar un detector de atributos.

—Ah, ¿vas a actuar como un hipócrita? ¿Es porque la otra persona es una niña?

No sabía qué decir.

—¿La otra persona es una niña? Entonces el villano debe resolverlo.

Han Sooyoung se acercó y Yoo Sangah bloqueó el camino.

—Detente.

—Muévete del camino. ¿Quieres que te mate?

—¿Por qué estás matando a una niña ordinaria de repente?

—¿Una niña ordinaria? —Han Sooyoung se rió y señaló a su objetivo.

—Te dije que te detuvieras —Al mismo tiempo, la daga de Yoo Sangah apuntó al cuello de Han Sooyoung. Entonces ella convocó a docenas de avatares.

—Kim Dokja, explícalo rápido. Antes de que me dé la vuelta y mate a todos —refunfuñó.

Terminó así. Suspiré y abrí la boca.

—Esta chica…

Me miró con ojos inocentes y sentí una sensación de urgencia.

—… Dentro de cinco días, ella destruirá Seúl.

Los ojos de Yoo Sangah temblaron. Si Han Sooyoung no se hubiera enterado, podría haberlo dejado pasar, pero ahora no podía evitarlo. Este maldito escenario nunca nos dio los finales felices que queríamos.

【La constelación ‘Abismal Dragón de Llamas Negras’ está sonriendo.】

【Muchas constelaciones están interesadas en el desarrollo de este escenario.】

Había pasado mucho tiempo desde que los mensajes de las constelaciones parecían tan odiosos.

—Esta niña es el último desastre del quinto escenario.

| Índice |

2 thoughts on “Lector Omnisciente – Episodio 19: Singularidad (3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *