Lector Omnisciente – Episodio 20: El desastre de las inundaciones (1)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Mi corazón se hundió tan pronto como busqué el pulso de Han Sooyoung. Me sorprendió el hecho de que ella estuviera muerta. Pasó un poco de tiempo antes de que recuperara el sentido de la razón.

—… ¿Dokja? —Yoo Sangah notó algo y se levantó.

Examiné el cadáver con su ayuda.

—No hay heridas.

La situación estaba estancada. No había heridas. Entonces, ¿fue veneno? Si había uno que podía matar a Han Sooyoung sin dejar ningún rastro, entonces era un veneno terrible.

Sin embargo, ese veneno no podría liberarse ahora. Ese no fue el único problema. ¿Por qué solo ella habría sido envenenada mientras el resto estábamos bien? Incluso si hubiera una persona con tal veneno, no había razón para solo apuntar a Han Sooyoung.

Fue extraño que de repente me durmiera en primer lugar.

… Espera un minuto, ¿me quedé dormido?

—Uh, lo siento. Dormí demasiado —Shin Yoosung finalmente abrió los ojos.

De repente miré de nuevo a Yoo Sangah.

—Yoo Sangah, ¿dormiste toda la noche?

—… Sí.

Se sonrojó como si estuviera avergonzada. Si Yoo Sangah estaba dormida, nadie estaba haciendo guardia ayer. Yo era el último y una vez que me dormí, entonces todos estábamos durmiendo.

Fui un tonto. Mis sospechas deberían haber comenzado por la razón en que me quedé dormido y no buscar quién mató a Han Sooyoung.

¿Fue un hechizo para dormir? No, solo un repatriado tenía tal magia. ¿Golpearon un punto de presión? Deben ser capaces de engañar mis sentidos para usarlo.

Al final, solo quedaba una respuesta. Me acerqué al fuego donde colgaban los huesos del groll que comimos ayer.

Esta era la única posibilidad de que todos nos durmiéramos. Limpié los huesos y un poco de polvo verde cayó al suelo.

—Es el tallo de la yanaspleta.

Era como supuse. Solo había una razón para que esto estuviera aquí. Alguien había mezclado el tallo de la planta en polvo con la carne del groll. El tallo de la yanaspleta tenía un poderoso efecto para dormir si no se tomaba con los jugos. No era venenoso, por lo que no se pudo resolver con Dongui Bogam. Por eso siempre lo hervía con los jugos.

—¿Quién cocinó el groll ayer?

—Fue Sooyoung…

Suspiré internamente. La carne que comí ayer fue el joven groll que Shin Yoosung no pudo domesticar. El que mató al groll fue Han Sooyoung.

—Fue un golpe.

Me acerqué a su pálido cuerpo. Estaba tan confundido que lo había olvidado por un tiempo. Un avatar no se desvanecía a menos que la cabeza fuera destruida.

Sin embargo, ¿por qué organizó esta obra? Estaba obligada por el ‘Compromiso temporal’ y no podía huir. En ese momento, una luz azul emergió del corazón de Han Sooyoung. ¿Esto era…?

—Espera un poco.

No me importó la reacción de los demás y pisoteé la cabeza de Han Sooyoung. La luz azul estalló y el avatar fue destruido.

【El avatar de Han Sooyoung ha recibido el castigo por violar el contrato.】

【Han Sooyoung ha ofrecido su avatar como sacrificio para compensar la mayor parte del castigo del Compromiso Temporal.】

—Ah… —Yoo Sangah dejó escapar un gemido como si se diera cuenta de algo. No tenía idea de que el avatar tuviera tal efecto. Lo había visto recibir daños en nombre del original, pero no sabía que podría soportar el castigo del contrato. Parecía que solo sirvió para compensar parte del castigo, pero Han Sooyoung no moriría.

—¿Esa hermana mayor se fue? —Shin Yoosung preguntó.

—Así parece.

La pregunta de por qué, no tenía sentido. Una vez que lo pensé, Han Sooyoung no tuvo mucho que ver conmigo.

—Mis patrocinios se han reducido porque he estado contigo últimamente.

Pronto me reuniría con la gente de Chungmuro ​​y serían hostiles a Han Sooyoung, al igual que Yoo Sangah.

Uff, una persona en la que no se puede confiar viviría en la miseria. Han Sooyoung estaría sola, rodeada de enemigos. Por un momento, la confundí con una compañera.

Había algunas monedas y un papel en el lugar donde el avatar se convirtió en polvo blanco.

Decía: El valor de las comidas.

Así fue como se despidió. Como para convertir el tiempo que pasamos juntos en nada, su avatar fue arrastrado por los fuertes vientos del río Han.

Aun así, tenía curiosidad por saber por qué se quedó conmigo durante tanto tiempo a pesar de poder usar este método a través de sus avatares.

No lo sabía. No podía leer la mente de Yoo Sangah o Han Sooyoung. La novela, que normalmente sirve para explicar todo, no me lo dijo.

—Deberíamos prepararnos.

Entonces una extraña sensación se apoderó de mí. ¿Era el punto de vista del lector omnisciente? Instintivamente miré en la dirección en la que lo sentía, pero no pude ver nada.

¿Me equivoqué?

♦ ♦ ♦

—Un tonto.

Han Sooyoung miró el edificio abandonado desde una gran altura. El viento del río Han impregnaba sus jeans rotos y hacía frío. Ella se mordió el labio.

—… ¿No deberías fingir que sientes algo? —murmuró.

Sin embargo, sabía que él no podía hacer eso. Era natural. Él era tan ‘lector’ como ella.

Revisó su bloc de notas y empezó a escribir algo. Un autor tenía la costumbre de escribir cuando llegaba la inspiración.

「Leer un libro no significa que comprenderás a las personas. 」

Te veré otra vez.

No sabía el final que quería Kim Dokja. Sin embargo, seguramente se volverían a encontrar siempre que siguieran avanzando.

「Ella no sabía si serían enemigos o no, la próxima vez que se encontraran. 」

Guardó su celular y comenzó a caminar.

♦ ♦ ♦

La mañana pasó rápidamente.

Esa tarde, la agilidad y el poder mágico de Shin Yoosung alcanzaron el límite del escenario. Sentí que era el momento y compré el ‘Contrato de Patrocinador’. Bihyung refunfuñó, pero aun así me lo dio.

【—… ¿Sabes que esto no cambiará el desastre? Lo que haga la niña no está directamente relacionado con el futuro desastre. Proviene de un mundo derivado de la línea del ‘primer mundo’. Incluso si sus existencias están conectadas, la historia…】

—No digas palabras inútiles y dame el contrato.

Terminé de escribirlo y se lo entregué a Shin Yoosung.

—No tengo ningún estigma en este momento y no puedo prestarte mi fuerza como otras constelaciones. Solo tengo muchas monedas.

No respondió.

—No tienes que firmar el contrato si no quieres. Sin embargo, no te arrepentirás si lo haces.

—Mi madre me dijo que no me metiera con este tipo de cosas…

—Está bien. Realmente no quiero ser un patrocinador típico.

—Si firmo esto, ¿no podré firmar un contrato con una constelación?

—Sí.

Shin Yoosung asintió con determinación.

—Está bien. Creo en Ahjussi.

【Se ha concluido el contrato de patrocinador.】

【Te has convertido en el patrocinador de la encarnación ‘Shin Yoosung’.】

Una luz brillante se elevó y nos envolvió. Luego, apareció un mensaje humilde.

【No eres una constelación. No puedes utilizar la mayoría de las funciones de un patrocinador.】

【Lista de funciones disponibles:】

  1. Patrocinar a la encarnación.
  2. Animar a la encarnación.

Bueno, lo había esperado. Esto era todo por ahora.

【 ‘Prisionero de la Diadema de Oro’ se burla.】

【 ‘Trazador Secreto’ te felicita por tu primer contrato.】

【Te han patrocinado 5.000 monedas.】

【Varias constelaciones quieren ser tu patrocinador.】

Las reacciones de las constelaciones fueron candentes. Fue diferente a lo que pasó con Gong Pildu. Shin Yoosung era ahora mi encarnación directa. Por lo tanto, el grupo de ‘buscadores de encarnaciones’ se estaba volviendo loco por mí.

No era una constelación, era una ‘encarnación’ con una ‘encarnación’. Si firmaran un contrato conmigo, Shin Yoosung naturalmente también estaría bajo esa constelación. A medida que aumentaba mi número de encarnaciones, el número de constelaciones que me querían aumentaba rápidamente.

【—¡El canal se está volviendo loco…!】

Bihyung gritó feliz mientras miraba los mensajes.

—Es hora de que nos vayamos. Cruzaremos el río Han.

—Todavía no hemos encontrado ningún puente. ¿Estará bien?

—Iremos nadando.

—¿Eh?

—¿No sabes nadar?

—Sí sé, pero… —Yoo Sangah miró al río con preocupación.

Sabía lo que le preocupaba. Los niveles de agua del río habían aumentado. Se notaban más ictiosaurios presentes que ayer y rugían intermitentemente. Todos eran de séptimo grado.

—No sé nadar… —Shin Yoosung murmuró.

—Agárrate a esto y cruza.

Saqué una caja de poliestireno que había obtenido de antemano. Le pedí a Yoo Sangah que conectara la caja usando la telaraña de Aracne.

—Vamos.

Salté al río Han sin dudarlo y Yoo Sangah inmediatamente me siguió. Shin Yoosung estaba asustada, pero rápidamente agarró la caja de poliestireno y sumergió sus pies en el agua.

La fría temperatura envolvió mi cuerpo. Podía oler a extrañas bestias y los movimientos de los ictiosaurios empezaron a cambiar.

—¿Esto está realmente bien? —Yoo Sangah preguntó por telepatía.

Por supuesto que no estaba bien. Sin embargo, era la única forma considerando el tiempo que quedaba.

—Si se pone realmente peligroso, sal lo antes posible.

—… Sí.

—Finge que estás en peligro antes de que sea realmente peligroso.

—¿Eh?

—Es para que Yoosung se vuelva más fuerte. Estoy creando deliberadamente una crisis, ¿comprendes?

Saqué la caja de poliestireno cuando comencé a nadar en el río Han. Esta fue la razón por la que elevé el nivel de habilidad de Shin Yoosung sin preocuparme. No se mostraba en la ventana de atributos, pero tenía una capacidad innata para adaptarse.

Una chica corriente nunca podría sobrevivir hasta el quinto escenario. Shin Yoosung parecía una buena niña, pero no era tan simple.

Mató a su perro, engañó a los adultos y se disfrazó para ganarse el favor de los fuertes. Shin Yoosung era de ese tipo de niños. La primera vez que nos conocimos, había muchos cálculos dentro de su cabeza.

—Yoosung.

Ella estaba mirando a su alrededor, sin saber sobre la conversación que tuve con Yoo Sangah.

—¡S-sí!

—No huyas.

Ella lucía sin respuesta.

—Si te escapas de aquí, no podrás volver.

Shin Yoosung cerró la boca ligeramente abierta. Era inteligente.

—Haz lo que puedas.

Los trucos no funcionan con ella. No podía protegerla solo porque era una niña.

—Entiendo.

El miedo era miedo, pero podía convertirse en determinación.

【Shin Yoosung ha usado ‘Comunicación diversa avanzada’ nivel 3.】

La intención de matar estaba a mi alrededor. Los depredadores que buscaban presas iban en aumento. Pude ver diez de ellos sobre la superficie del agua. Era un número difícil contra el que luchar a la vez. Sin embargo, yo podía escapar y sobrevivir. Los ictiosaurios no podrían perseguirme en el momento en que dejase el río Han.

—¡Dokja! —Yoo Sangah gritó una advertencia.

Comenzó el ataque de los ictiosaurios. Afilados colmillos volaron de todas direcciones.

【¡Espada de la Fé está activada!】

Balanceé la hoja e inmediatamente perforé a un ictiosaurio. El cuerpo serpentino golpeó la superficie del agua.

Los retorcimientos del ictiosaurio perturbaron el río Han. Volé en el aire junto con el agua del río. Mirando hacia atrás, Shin Yoosung había soltado la caja de poliestireno y también se estaba elevando en el aire.

Algo se elevó rápidamente hacia el cielo y la telaraña de Yoo Sangah envolvió a Shin Yoosung. Era el Método de caminar de Hermes junto con la telaraña de Aracne.

Yoo Sangah recuperó a la pequeña de manera segura mientras yo pisé al ictiosaurio muerto y comencé a blandir mi espada hacia los que se acercaban.

—¡Por aquí, bastardos!

Más de una docena de ictiosaurios nadaron en mi dirección. Enormes olas sacudieron el río y el cuerpo del ictiosaurio, en el que me encontraba parado, estaba en peligro. Respiré hondo y ajusté mi postura.

El camino del viento me permitiría manejar fácilmente esta crisis, pero aún no era el momento.

—¡Ahjussi!

El rostro de Shin Yoosung se volvió desesperado mientras la sostenía Yoo Sangah. Varios colmillos apuntaron a mi piel mientras empuñaba la hoja. Algunos ictiosaurios recibieron golpes mortales y cayeron. La sangre que fluía se enfrió, esta área se estaba volviendo cada vez más concurrida. Sin embargo, me reí.

Vuélvete más desesperada.

Ponte más ansiosa.

Vamos.

Es la única manera.

Se creó una herida terrible donde los colmillos de un ictiosaurio rozaron mi piel. La sangre comenzó a brotar de la herida.

—¡No! —El grito entró en mis tímpanos.

【’Shin Yoosung’ está a punto de evolucionar.】

【La encarnación ‘Shin Yoosung’ ha entrado en trance.】

Sus ojos se volvieron blancos. Lucía como cuando Lee Gilyoung usó su poder. Fue como pensaba. Todo esto fue organizado para despertarla.

【’Shin Yoosung’ ha usado ‘Domar’ nivel 9.】

El poder mágico de nivel 60 comenzó a extenderse a través del río Han, el aura fluía como una cascada.

El impulso de los ictiosaurios se desaceleró, se estremecieron y gimieron, como respondiendo a un espíritu enorme.

El número de ictiosaurios sobre la superficie del agua aumentó. Anteriormente eran alrededor de diez y ahora, más de veinte. Esto significaba que debajo del agua se estaban reuniendo más del doble.

Entonces los ictiosaurios empezaron a mirarme de nuevo. Los confusos emitieron una aguda intención asesina y se volvieron más violentos.

Maldita sea, ¿fue un fracaso?

—¡Yoo Sangah!

No se pudo evitar. Era mejor usar su estigma para escapar rápidamente. Ella asintió, escapó de los ictiosaurios y soltó sus hilos.

—Yoosung. Para. ¡Shin Yoosung!

Sin embargo, no respondió. Las olas alrededor de la pequeña se hicieron más fuertes y ahora su cuerpo estaba cubierto de un aura azulada.

De repente, se produjo un remolino en el centro del río Han. No pude agarrarme a nada y fui arrastrado. Los ictiosaurios circundantes gritaron. Apenas soporté la fuerza centrífuga mientras colgaba de las escamas de uno.

Al momento siguiente, hubo una gran salpicadura de agua. Luego, un ictiosaurio cinco o seis veces más grande que los otros se elevó lentamente.

Era tan grande que no parecía un ictiosaurio. Era mucho más grande que el comandante del mar al que maté anteriormente. Tenía una barba majestuosa y ojos arrogantes que dominaban a su especie.

Todos los ictiosaurios a su alrededor inclinaron la cabeza hacia la superficie del agua.

【 ¡Se ha descubierto la especie de agua de mar de quinto grado, la ‘Reina Mirabad’! 】

Mierda, ¿llamó a este monstruo? Sabía que Shin Yoosung tenía un gran talento, pero no que fuera suficiente para llamar a una ‘reina’. Este era un monstruo comparable a un desastre.

Abrí los marcadores de personajes y estaba a punto de invocar el camino del viento cuando escuché la voz de Yoo Sangah.

—… ¿Dokja?

Miré hacia atrás y encontré que el cuerpo de Shin Yoosung flotaba en el aire, acercándose lentamente a la reina. Ambas se miraban. Luego, la pequeña mano de Shin Yoosung tocó silenciosamente la nariz de la reina.

El agua del río disminuyó y los ictiosaurios desaparecieron silenciosamente. Miré y la vi cabalgando sobre la cabeza de la reina. Ahora me di cuenta de lo que era.

La Dama de las Bestias. La gobernante de todos los monstruos.

El color volvió lentamente a los ojos de Shin Yoosung mientras me miraba. Se secó la nariz sangrante como si nada y dijo—: Vamos, Ahjussi.

Asentí.

Shisai
Me gustaría dedicar este capítulo a Jeanette, quien nos ha estado dejando comentarios en casi todos los capítulos de esta novela y eso me motiva bastante.

| Índice |

4 comentarios en “Lector Omnisciente – Episodio 20: El desastre de las inundaciones (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.