Lector Omnisciente – Episodio 33: Leer de nuevo (4)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Las chispas envolvieron mi cuerpo cuando sentí los signos de una tormenta de probabilidad. Esta fue una gran carga para una sola constelación que no era de grado narrativo.

Pensé que los registros de cómo Cheok Jungyeong se enfrentó solo a un ejército eran exagerados. Sin embargo, más que una exageración, las historias se habían reducido.

De hecho, Cheok Jungyeong se había vuelto mucho más fuerte de lo que estaba escrito en los registros de la Tierra después de convertirse en una constelación. En otras palabras, había maestros de la espada que se ponían nerviosos al escuchar sobre esta constelación.

Aun así, tuve que soportarlo. Si no pudiera resistir el espíritu de Cheok Jungyeong, no podría romper el Sello de los 100 Días.

【Tu ‘estado’ está actualmente sellado.】

【Tus habilidades principales están actualmente selladas.】

【Tiempo restante: 100 días】

El Sello de los 100 Días, que podían llevar a cabo los tres seres más altos de la constelación ‘Hongik’, era el sello de más alto grado. Sellaba las habilidades del objetivo.

【Coma ajo y artemisa y aguante durante 100 días.】

Por supuesto, este sello no era necesariamente algo malo. Si pudiera comer ajo y artemisa durante 100 días, podría recibir la bendición de Hwanin y despertar el potencial de mi cuerpo.

Sin embargo, ahora no tenía suficiente tiempo. Han Sooyoung observó el ajo y la artemisa que caían del cielo y preguntó: —Oye, ¿no está casi listo?

—El poder es tan fuerte que es difícil de controlar. Solo espera.

Tomé una respiración profunda y controlé mi poder mágico. Cheok Jungyeong me dio fuerza en respuesta a mi llamada, pero no dijo nada con su verdadera voz. Simplemente me entregó un poco de su fuerza, como diciendo ‘pruébalo si tienes confianza’.

Como resultado, había estado controlando la historia que se había desarrollado durante 30 minutos. Parecía que todo mi cuerpo estallaría.

Observé a Han Sooyoung quejándose y de repente me molesté.

—Todo esto es gracias a ti. Esto no habría sucedido si no me hubieras usado como escudo.

—No lo hice a propósito.

—¿Esperas que me crea eso? Basado en lo que siempre has hecho…

Parecía que se habían acumulado muchas quejas y no pude evitar molestarme. ¿Cuántos minutos habían pasado?

Han Sooyoung lentamente se cansó y gritó: —¡Ah, me disculpo! Sí, te usé como escudo. ¿Qué quieres que haga?

Quería decir que tenía un rostro descarado, pero de repente intervino una presencia.

【La constelación ‘Abismal Dragón de Llamas Negras’ interrumpe con una tos.】

【La constelación ‘Abismal Dragón de Llamas Negras’ dice que Han Sooyoung nunca te usó como escudo.】

【La constelación ‘Abismal Dragón de Llamas Negras’ dice que tu muerte es tu responsabilidad.】

—¡Oye, cállate y quédate quieto! ¡Diciendo cosas innecesarias…! —Han Sooyoung gritó.

—¿Qué quiere decir?

—No tiene sentido. No te preocupes por eso.

【La constelación ‘Abismal Dragón de Llamas Negras’ afirma que Han Sooyoung no protegió tu corazón para proteger a tu dragón de llamas negras.】

… ¿Mi dragón de llamas negras?

—Es por eso que yo… —Han Sooyoung dudó antes de comenzar a hablar—. Quiero decir, el ataque de Jeon Woochi… voló a ese lugar.

—… Ja.

Estaba tan estupefacto que olvidé la situación y suspiré. Han Sooyoung vaciló mientras me miraba a los ojos y se mordía los labios.

—Eso… serías un poco infeliz si perdieras esa función, así que… cambié la dirección.

—¿Es por eso que golpeó mi corazón?

—… Bueno, si, eso pasó.

Era una historia absurda. Han Sooyoung no esperó a ver cómo lo acepté y agregó rápidamente.

—Y-yo no tuve ningún pensamiento extraño. No te equivoques. El bastardo Dragón de Llamas Negras estaba gritando que debería proteger…

【La constelación ‘Abismal Dragón de Llamas Negras’ está mirando a su encarnación con vergüenza y agitación.】

Suspiré levemente y dije: —… No me importa eso. Solo protege bien mi corazón la próxima vez.

Han Sooyoung miró sorprendida mis palabras y asintió. Una atmósfera incómoda fluyó brevemente.

Consideró seriamente algo y abrió la boca.

—Por cierto, Kim Dokja, tengo una pregunta…

—¿Qué es?

—¿Por qué lo llama el dragón de llamas negras?

♦ ♦ ♦

Ese chico… era muy pequeño cuando era niño.

Lee Sookyung estaba inmersa en sus recuerdos mientras contemplaba las llanuras oscuras y desoladas del Castillo Oscuro.

¿Cuánto tiempo tardó en llegar? No había escenarios fáciles y todos los planes estaban medio distorsionados o rotos. ¿Cuántas veces ha vivido la crisis de la muerte por falta de información?

—Fue especialmente peligroso cuando conocí a Nirvana.

El reencarnador. Lee Sookyung nunca pensó que tal ser pudiera existir en el mundo. Bueno, era anormal que una novela se hiciera realidad en primer lugar.

Se dio la vuelta y vio a Cho Youngran, la encarnación de Jeon Woochi.

—Su Majestad.

—Deja ese título.

—… Sookyung.

Cho Youngran tenía una mirada complicada.

No es de extrañar, pensó Lee Sookyung.

Cho Youngran era la única vagabunda que conocía todas sus circunstancias.

—No necesitas pelear con él. Si fueras honesta acerca de por qué escribiste el libro…

—Ser honesta es más difícil que pelear. Especialmente cuando es entre un padre y un hijo.

De hecho, tuve esa conversación con Kim Dokja por sugerencia de Cho Youngran.

Pero ella siguió presionando.

—Ahora tiene una edad en la que puede aceptar la verdad. No es el niño de 10 años que conocías.

—Para mí, él es solo un niño. No importa si tiene 30 o 40 años.

—… Es el orgullo de un padre.

Orgullo…

Así es, era orgullo. Lee Sookyung bajó los ojos.

—Al principio, traté de mostrar coraje. Traté de decir la verdad. Sin embargo, después de mirarlo a los ojos… me pareció una excusa para entrar en su vida.

La realidad era diferente de una novela. Una herida física puede sanar fácilmente, pero esta no era una herida física.

—No sé si ese niño realmente necesita la verdad. Tal vez es lo que yo necesitaba. No quería quedarme como una mala madre…

Ella misma se engañó para proteger a Kim Dokja. Se volvió así como resultado de su propio amor.

「La encarnación Kim Dokja morirá por su ser más amado. 」

Lee Sookyung recordó el momento en que escuchó por primera vez sobre el destino de su hijo por parte de Yoo Sangah. El destino del Olimpo seguramente se realizaría.

—… El niño te entenderá algún día.

Para averiguar cómo salvar a su hijo, Lee Sookyung le dio tres días y tres noches a la Madre del Fundador.

Ofrecieron tres artículos de grado SSS como tributo a Hongik y ella también dio 20 años de su vida. A cambio, pudo robar una línea del destino que el Olimpo había escondido.

「Si no pasa al siguiente escenario, la Encarnación Kim Dokja puede vivir. 」

Lee Sookyung sonrió.

—¿Se han reunido todas las tropas?

—Sí. Están todos reunidos.

En el borde de las llanuras se reunió el grupo de vagabundos que dirigía. Todos estaban aquí porque creían en ella. Lee Sookyung abrió la ventana del escenario principal.

—————————————————————–

【Escenario Principal #9 – 73° Rey Demonio】

Categoría: Principal

Dificultad: SS

Condiciones para despejar: Eres elegible para participar en el último escenario del Castillo Oscuro. Reúne a cuatro clasificados para subir al tercer piso del Castillo Oscuro y entrar en el escenario final.

Tiempo límite: 30 días

Compensación: 100.000 monedas

Fracaso: Muerte

* Tu clasificación actual en el Castillo Oscuro es el 2do lugar.

* Solo las encarnaciones dentro de los 10 primeros de la clasificación pueden desafiar el escenario final contigo.

—————————————————————–

Actualmente tenía dos de los 10 mejores clasificados. Eran Cho Youngran y Lee Boksoon. Para completar el escenario y desafiar el piso final del Castillo Oscuro, se necesitaban dos más.

—Vienen —Cho Youngran dijo.

Un ejército estaba empujando desde el otro lado de las Llanuras del Abismo. Procedían del Paraíso. Vio un rostro familiar al frente del ejército.

Lee Sookyung saludó a una de las personas de la fuerza opuesta.

—Yoo Sangah. Ha pasado un tiempo.

—¡Ay! De verdad, me alegro mucho… ¡estás viva! Dokja…

—Podemos hablar de eso más tarde.

Lee Sookyung miró al grupo frente a ella.

De izquierda a derecha, son Lee Hyunsung, Shin Yoosung, Jung Heewon, Lee Jihye y Lee Gilyoung.

Escuchó sobre Lee Hyunsung, Shin Yoosung y Lee Jihye de Kim Dokja, pero nunca había oído hablar de Lee Gilyoung y Jung Heewon. Quizás eran personas nuevas que su hijo había reclutado, independientemente de la novela original.

Hubiera sido mucho más fácil si sólo hubiera personajes originales. Tonto estúpido.

De niño, Kim Dokja hizo muchas cosas impredecibles. Por lo tanto, Lee Sookyung creía que su hijo se convertiría en artista.

—Rey Vagabundo —la voz vino de la persona que había estado esperando. Era una persona de la que escuchó hablar mucho a su hijo mientras estaba en prisión. Nunca imaginó que lo vería realmente.

—Yoo Jonghyuk.

Rey Supremo, Yoo Jonghyuk. El protagonista de esta historia abrió la boca.

—¿Por qué querías verme aquí?

—He decidido terminar con este escenario.

Yoo Jonghyuk miró junto a Lee Sookyung y preguntó: —¿También estás reuniendo a los cuatro reyes celestiales?

—¿Cuatro reyes celestiales?

—Necesitas cuatro clasificados para ir al siguiente escenario. ¿No lo sabes?

—Ah… sí, así es. Los estoy reuniendo. Supongo que se llaman los cuatro reyes celestiales. No puedo seguir el ritmo de las palabras de moda de los niños en estos días.

Las cejas de Yoo Jonghyuk se crisparon ante las palabras de Lee Sookyung.

—Tienes una mente retorcida.

—Eres un niño astuto.

Los ojos de las dos personas se encontraron y las ondas de energía rebotaron salvajemente. Con solo intercambiar miradas, Lee Sookyung pudo vislumbrar vagamente el poder de Yoo Jonghyuk.

Trascendente. Tiene que estar a este nivel para ser el protagonista de la historia.

Lee Sookyung respiró hondo y abrió la boca.

—Quiero que nos unamos. Reunamos a los clasificados restantes juntos.

—… ¿Clasificados?

—Sí. ¿No es tu objetivo salvar este mundo? Necesitas la alineación de encarnaciones más poderosa posible si quieres despejar el siguiente escenario. Puedo ayudarle. Mi patrocinador es la Madre del Fundador.

Los ojos de Yoo Jonghyuk se tensaron ligeramente ante las palabras ‘Madre del Fundador’. Sin embargo, fue solo por un momento. Las palabras que salieron de la boca de Yoo Jonghyuk fueron completamente inesperadas.

—¿Dónde está Kim Dokja?

—… ¿Por qué lo buscas?

—Escuché que te lo llevaste.

—¿Y qué?

Lee Sookyung tuvo un sentimiento extraño por su actitud desdeñosa hacia su sugerencia. Era un sentimiento perturbador que solo una madre con un hijo podía detectar.

Ella se preguntó: —¿Seguramente no vas a incluir a ese niño en tus cuatro reyes celestiales?

—No estoy obligado a responder eso.

—Tu personalidad es exactamente igual a lo que dijo.

—… ¿Kim Dokja te contó mi historia?

—Él lo hizo. Me dijo mucho.

Miró a los ojos de Yoo Jonghyuk y las sospechas de Lee Sookyung aumentaron.

—Escuché que le entregaste el logro del Paraíso a mi hijo. ¿Por qué hiciste eso?

—Él puede salvar al mundo si se vuelve más fuerte.

—Ajá, ¿vas a usarlo para ‘eso’? —Lee Sookyung enfatizó deliberadamente una palabra. Era un tono relajado, como si ya lo supiera.

Entonces Yoo Jonghyuk respondió: —Kim Dokja es necesario para este mundo. Yo lo necesito. Él será mi compañero y verá el final de los escenarios.

La expresión de Lee Sookyung se endureció lentamente.

¿Compañero? La voz de su hijo pequeño apareció en su mente.

「—Ese idiota es un completo psicópata.」

「—Él no sabe nada más que cómo usar a la gente.」

「—Hará lo que sea necesario para alcanzar su objetivo.」

—Esto es extraño. El Yoo Jonghyuk del que escuché nunca hablaría como tú.

—¿A tu familia le gusta hablar como si conocieran bien a alguien?

Yoo Jonghyuk sacó su espada. Fue una actitud dura que mostró que no se necesitaba más diálogo.

—Dame a Kim Dokja. Entonces te perdonaré.

Lee Sookyung miró fijamente a los ojos ardientes de Yoo Jonghyuk y recordó la voz de su hijo. A pesar de sus muchas quejas, su hijo siempre se veía algo emocionado.

「—Pero la historia no continuará sin él. ‘Formas de Sobrevivir’ es una novela de este tipo.」

En ese momento, la iluminación llenó la cabeza de Lee Sookyung.

「La encarnación Kim Dokja morirá por su ser más amado. 」

Lee Sookyung se dio cuenta del verdadero significado de este destino. Sabía quién mataría a su amado hijo. Tal vez fue una idea que pudo alcanzar porque estaba acostumbrada a este tipo de metáforas y simbolismos.

—Ya veo. —Lee Sookyung se dio cuenta de todo y se rio.

Este no era su plan original. Aun así, la profecía significaba que el plan tenía que modificarse aquí.

—Lo siento, pero no puedo dejar que veas a mi hijo.

—¿Por qué?

—La responsabilidad de una madre es controlar a su hijo si se mezcla con malas personas —Los ojos de Lee Sookyung estaban fríos cuando sacó la campana de ocho cuentas—. Tengo que enviar a mi hijo de vuelta a la realidad.


Shisai
¿Entonces ahora quiere deshacerse de Yoo Jonghyuk porque cree que es el ser a quien más ama? ¿Qué opinan de las acciones de la madre de Dokja?

| Índice |

2 comentarios en “Lector Omnisciente – Episodio 33: Leer de nuevo (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.