Mundo Marcial – Capítulo 210: Curación

Traducido por Rencov

Editado por Ayanami

La dama frunció el ceño ante las palabras de Lin Ming. Ella había nacido con una dignidad y orgullo innato. Sumado con su cultivo y prestigio actual, su nobleza se había integrado en su ser. Eso no significaba que fuera arrogante, sino que era una respuesta natural. Era como en la imposible perspectiva de que una emperatriz suprema obedeciera las órdenes de un simple esclavo, sin mencionar que este hablaba de cosas tan poco creíbles.

Lin Ming vio que ella se quedó en silencio, por lo que avanzó unos pocos pasos hacia delante inseguro.

—Sénior, si me permite, ¿puedo sugerir usar la fuerza del alma para examinar su herida?

Al escuchar esta pregunta, la expresión de la doncella se tornó cada vez más oscura. La fuerza del alma podía penetrar en la mayoría de los objetos, por ejemplo, cosas como el cuerpo humano o la ropa. Si retiraba la esencia verdadera que protegía su cuerpo y permitía que la otra parte la escaneara, no sería diferente a desvestirse. Todo sería visible.

¿Cómo sería posible que accediera a tal solicitud? 

La mujer resopló con frialdad, luego le dio la espalda. Con su identidad y estatus, normalmente, nunca entraría en contacto con un joven tan sencillo. Ellos eran personas de mundos completamente diferentes. Si no fuera por las circunstancias especiales de hoy, nunca habrían intercambiado tantas palabras.

Lin Ming la vio alejarse. Puso los ojos en blanco y dijo en voz alta:

—Sénior, ¿usted fue atacada por el Alma del Trueno del Dragón Jiao, verdad?

La dama se puso rígida. Sorprendida, volvió la cabeza para mirar a Lin Ming. Aunque había adivinado que este adolescente frente a ella era una persona extraordinaria en el mundo de los mortales, no pensó que tuviera tan buena vista. Si bien él no había usado ninguna fuerza del alma para examinarla, aún podía adivinar de forma correcta qué tipo de herida tenía.

—¿Cómo lo supiste?

—Fue solo una suposición.

Lin Ming se encogió de hombros. Su especulación fue el comienzo, pero la inquietud del Alma del Trueno en la Semilla del Dios Hereje le permitió confiar en su suposición.

Al ver a la mujer vacilar, continuó:

—¿Qué le parece? En cualquier caso, pronto le resultará difícil suprimir el Alma del Trueno en su cuerpo. No tiene sentido que abandone toda esperanza. En situaciones desesperadas, debe intentarlo todo. Si no funciona, no pierde nada.

Al escuchar las palabras “situaciones desesperadas”, las cejas de la mujer se inclinaron hacia arriba. Una presión invisible se desprendió de su cuerpo.

Lin Ming dio unos pasos atrás. Sabía que había dicho algo mal, como un esclavo que había insultado a una emperatriz. Para decir esas palabras a una existencia como ella, se podría imaginar el destino que recibiría.

—Me disculpó, hablé de forma inapropiada —dijo de prisa.

—¿Mm?

El ver que el joven no sintió angustia bajo su presión, la sorprendió un poco. Ella era una doncella de la Isla del Fénix Divino y la línea de sangre del Ave Bermellón fluía a través de su cuerpo. Si no reprimía a voluntad su aura, aquellos que se acercaban a ella, por lo general, sentirían una sensación de incomodidad.

Esta supresión se originó en las profundidades de su linaje especial. Sin embargo, el cuerpo de este joven ni siquiera tuvo la menor reacción, era extraño. ¿Podría ser que también tuviera algún linaje especial?

—¿Cuántos años tienes? —Preguntó.

Lin Ming dudó y luego respondió con honestidad:

—Estoy a un mes de los dieciséis.

Pensó que su cultivo en la etapa pico de Forja de Huesos a esta edad sorprendería a la dama, pero no pensó que sólo levantaría un poco las cejas, observando a Lin Ming una vez más, sin parecer demasiado impresionada.

Lin Ming sonrió con pesar, parecía que había pensado muy bien de sí mismo. A los ojos de esta mujer, su cultivo se consideraba bueno, no deslumbrante. Por supuesto, Qin Xingxuan era medio año más joven que él y ya había alcanzado la etapa inicial de Forja de Huesos hace uno o dos meses. Si Qin Xingxuan tuviera su edad, no sería extraño que ella alcanzara la etapa pico de Forja de Huesos.

—De acuerdo. Te dejaré mirar una vez. Pero, cuando uses la fuerza del alma, ¡compórtate!

Su tono fue extremadamente duro. Pensar que ella, una maestra a medio paso del reino Dan Rotativo, en realidad estaría de acuerdo con semejantes demandas ridículas de un jovencito y dejaría que intentara tratarla. Ella sería el hazmerreír de todos en el mundo.

—Entiendo.

Lin Ming ni siquiera tuvo el coraje de escanear su cuerpo al azar con la fuerza del alma. De lo contrario, esta mujer de rojo comenzaría a enfurecerse y, probablemente, lo mataría.

Cuando se acercó a ella, pudo oler una delicada fragancia que emanaba de su cuerpo. A pesar de que esta fragancia olía muy bien, Lin Ming no se atrevió a respirar por temor a que la dama se volviera loca.

—Bien… ¿puedes sentarte primero?

La mujer lo miró y luego se sentó. Aunque sentía que este joven tenía algunos secretos, no tenía esperanzas de que pudiera ayudarla.

Cuando el Dragón Jiao del Trueno había asestado su golpe final, había vertido su esencia vital y sangre en el Alma del Trueno, asimismo lo había nutrido y refinado en su cuerpo durante muchos milenios. Se podría decir que contenía su voluntad de origen y era igual a un avatar irracional de su ser.

Ni siquiera un maestro con cultivo del reino Xiantian y atributo de trueno podría absorber esta Alma del Trueno.

Además, poseía características inmortales que se negaban a extinguirse. Si ella quería extraerlo sin resultar herida, solo podía preguntarle a un Anciano en el reino Dan Rotativo de su secta.

Lin Ming no estaba claro acerca de los misterios presentes, de lo contrario, dudaría en exponer sus secretos para arriesgarse al peligro de absorber el Alma del Trueno. Si lograba despertar el interés de esta mujer, estaría acabado si ella decidía investigarlo.

Lin Ming extendió cortésmente la fuerza de su alma en el cuerpo de la dama, evitando cuidadosamente las regiones sensibles. Rápidamente, pudo discernir la fuente del poder del trueno. Se encontraba exactamente en el corazón. Sin lugar a dudas, aquí era donde se escondía el Alma del Trueno.

El corazón era el punto débil de un ser humano. Si el Alma del Trueno se escondía ahí, sería demasiado problemático poder tratarlo.

Lin Ming penetró con su fuerza del alma en el corazón y vio a un pequeño Dragón Jiao del Trueno púrpura rugiendo y arañando mientras hacía gestos amenazantes. Constantemente, generaba arcos de electricidad púrpura de su cuerpo que se filtraban continuamente en el cuerpo de la mujer.

—¿Este es el Alma del Trueno?

Lin Ming podía sentir que su Semilla del Dios Hereje se estaba excitando mucho; quería devorar esta Alma del Trueno.

—¿Mm? Esta Alma del Trueno parece contener un alma feroz… como si fuera autoconsciente. ¿Esta es el Alma del Trueno o el alma del Dragón Jiao del Trueno?

Lin Ming dudó. En ese momento, descubrió que había una tenue jaula de llamas que rodeaba al pequeño dragón, atrapándolo firmemente. Éste atacaba sin cesar la jaula, mordiendo las barras en un intento de abrirla.

Esta jaula era un sello de esencia verdadera que la dama había puesto. Si no fuera por este sello, el pequeño espíritu púrpura del Dragón Jiao del Trueno habría irrumpido en el cuerpo de la mujer, destruyendo todo en su camino.

Luego de retraer la fuerza de su alma, Lin Ming se movió detrás de la dama. Se sentó y le puso la mano en la espalda.

Esta acción hizo que ella se pusiera rígida de repente. En todos sus años de vida ningún hombre se había atrevido a tocarla así.

—¡¿Qué estás haciendo?!

—Estoy absorbiendo el Alma del Trueno —dijo Lin Ming con confianza—. Mi esencia verdadera es del atributo trueno, por lo que puedo absorberlo.

—¿Quieres absorber el Alma del Trueno con tu cultivo? —La dama estaba molesta—. ¡Incluso un Alma del Trueno normal arruinaría tus meridianos! Esta tiene la voluntad de origen inherente del Dragón Jiao del Trueno. Incluso los maestros con atributos trueno estarían indefensos, ¿y crees que eres suficiente? Rápido, vete, no tengo tiempo para jugar contigo…

Sus palabras se cortaron a medio camino. Para su asombro, sintió que el poder del trueno que liberaba el pequeño dragón estaba siendo atraído por una fuerza invisible hacia su espalda, como si la palma del joven lo estuviera succionando.

Esa mano se sentía extremadamente caliente en su espalda. Con su palma tocándola, era una sensación muy extraña.

Esto es…

Se quedó atónita. Si bien este fue solo el poder del trueno que fue liberado por el Alma del Trueno, no debería haber sido fácil de absorber. ¿Cómo lo estaba logrando este joven?

En ese momento, ocurrió algo más sorprendente. Ella descubrió que el pequeño dragón en su corazón estaba terriblemente inquieto, era como si temiera que algo se acercara. Ya no liberaba el poder del trueno. Más bien, ponía toda su fuerza en romper la jaula, deseando escapar de inmediato.

¿Qué estaba pasando? ¿De qué tenía miedo el Dragón Jiao del Trueno?

La doncella se sorprendió. ¿Se debió a este joven?

El pequeño dragón estaba forcejeando con todas sus fuerzas, pero había un poder invisible que se había fijado en él. Este poder no era demasiado fuerte, pero contenía una presión inmensa.

Esta presión no sólo suprimió el alma del Dragón Jiao del Trueno, sino que también suprimió el Alma del Trueno.

Lo que estaba actuando sobre el alma del dragón era la sangre del Verdadero Dragón. Esta era la supresión de la línea de sangre.

En cuanto a lo que estaba actuando sobre el Alma del Trueno, fue la supresión de la Semilla del Dios Hereje.

Bajo esta doble supresión, el Dragón Jiao del Trueno comenzó a atemorizarse incontrolablemente.

La esencia verdadera de Lin Ming no era nada comparada con el Dragón Jiao. Pero, esta supresión no tuvo nada que ver con el cultivo. Esto era similar a la ley de represión, de no permitir ningún disenso o rebelión.

El poder del trueno se extraía incesantemente del cuerpo del pequeño dragón. Este se volvió cada vez más ansioso y asustado, chocaba desesperadamente contra la jaula de llamas. Esto provocó que la dama se mordiera los labios y su tez se volviera cada vez más pálida. Había usado casi toda su esencia verdadera para mantener la jaula y su cuerpo se encontraba demasiado debilitado en ese momento.

Sin embargo, al mismo tiempo, Lin Ming no se sentía mucho mejor. Aunque la Semilla del Dios Hereje y la sangre del Verdadero Dragón estaban presionando doblemente al Alma del Trueno, el cultivo de Lin Ming era bastante débil. Esto era como un niño que empuñaba dos espadas tesoro incomparables para enfrentarse a un tigre salvaje.

Lin Ming fue capaz de absorber el poder del trueno. Este poder fue un producto trivial del Alma del Trueno, sin embargo, ejerció una gran presión sobre él. Casi fue incapaz de reprimirlo.

—¡Ja!

Lin Ming interrumpió el uso de su fuerza del alma y retiró la mano derecha de la mujer. Jadeó intentando absorber grandes cantidades de aire. Su palma derecha estaba empapada de sudor.

La mujer se dio la vuelta, su par de ojos parpadearon al ver a Lin Ming. Su exquisito rostro estaba lleno de una expresión de absoluta incredulidad.

No se había imaginado que este jovencito tendría una forma de mover el Alma del Trueno. Incluso había logrado asustar a la voluntad de origen que el Dragón Jiao del Trueno había dejado en el Alma del Trueno. Aunque el cultivo de este chico estaba solo en la etapa de Forja de Huesos, era la verdad.

Por supuesto, si ella supiera que, durante la batalla en la cima de la Montaña Estruendo del Trueno, la razón por la que el dragón se distrajo repentinamente y le permitió herirlo fue porque este joven, inexplicablemente, había emitido el rugido de un temible Verdadero Dragón, sin duda se quedaría sin habla.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.