Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 4: Entrenamiento

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


Abrí mis ojos. Al mismo tiempo, mis pensamientos regresaron a la realidad.

Ya era tiempo para mi turno, así que me levante, y tome mi espada con la mano.

Como se esperaba, en el campo de práctica, un hombre en un lado colapsó, y el árbitro gritó el nombre del ganador.

…Pensé que desde que no había audiencia, no había muchas aclamaciones, pero el ganador se levantó triunfante. Como si cambiara la atmósfera del lugar, el hombre actuando de árbitro gritó mi nombre.

Y luego, el nombre de mi oponente.

No me apresuré, pero para evitar que mi oponente esperara, fui hacia el campo de práctica.

Delante de mis ojos había un hombre alto. Además de tener músculos forjados por el entrenamiento, que daba la sensación de una presencia arrolladora, él era un hombre grande que era una o dos veces mi tamaño.

Desenvaine mi espada de práctica, una espada con un eje aburrido.

Aunque su oponente era una joven niña como yo, mi oponente no mostró signos de menospreciarme y de forma similar desenvaino su espada.

…Como un adversario, él no era deficiente en nada. Y como los dos nos pusimos en posición, la voz del árbitro anunció el inicio del combate.

Clang clang clang. El sonido de las espadas de práctica chocando resonaban.

Los movimientos del adversario eran poderosos, pero hablando, por el contrario, se podría decir que su habilidad con la espada dependía solamente del poder.

Miré cuidadosamente los movimientos del adversario, y sentí su respiración. Luego predecí que es lo que iría a pasar en el siguiente momento, y lidie con ello.

Como recordaba las palabras que siempre me estaba diciendo en una esquina de mi mente, esquivé la espada de mi adversario y contraataqué.

Mi adversario recibió mi espada con la suya. Incluso si continuaba chocando espadas con él, perdería en poder, así que inmediatamente me retiré.

Luego me dirigí hacia el pecho de mi adversario y eché a correr. Mi adversario balanceo su espada hacia mí mientras yo corría calmadamente.

Iguale su tiempo y blandí mi espada como si fuera a recibir la suya. Por un momento, una expresión de sorpresa cruzó por su cara, pero pronto desapareció mientras usaba toda su fuerza para blandir su espada.

Sin un solo signo de que fuera fácil conmigo, era una rápida y pesada espada.

Bloquee la espada de mi adversario y redirigí el golpe.

— ¡Uwah…!

Gracias a que lo bloquee bien, la postura de mi adversario se derrumbó. Acercándome a su pecho, blandí mi espada para golpearlo con esta.

Luego, coloqué la espada en el cuello de mi adversario que colapsó mientras yacía boca abajo.

—… ¡Eso es! La ganadora, ¡¡Mel!!

Junto con las palabras del árbitro, enfunde mi espada. Desde que madre había muerto, han sido 7 años.

Si ha pasado rápidamente o no, no lo sé. Pero todos los días, he estado puliendo mi espada así.

| Índice |

3 thoughts on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 4: Entrenamiento

  1. Alexa says:

    Como que intento hacer los cálculos de las edades de Iris y Berne pero no me dan, supuestamente Iris en la otra historia tiene alrededor de 16 al principio y menciona que la guerra contra Toiwar fue hace 30 años, acá Melly dice que fue hace 10 años mas los 7 que pasaron :v

  2. Shion93 says:

    Wow la madre de Iris considerada “La flor de la sociedad” una dama hermosa y con educación, elegancia y finura sin igual es en relidad una guerrera dotada en esgrima!! Fascinante!
    Iris es muy inteligente y genial pero hubiera sido un plus extraordinario si también peleaba tan bien como su madre! Estoy anciosa por ver el encuentro con el padre de Iris. Honestamente siempre me pareció extremadamente serio y orgulloso, espero que sea cariñoso con su esposa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *