Soledad – Capítulo 1

Traducido por BeeMiracle

Editado por Ayanami


Yuan Yuan estaba a punto de salir del trabajo cuando su colega Yu Lin gritó: —No te has olvidado de la cena de esta noche, ¿verdad?

La mesa de Yuan Yuan estaba un poco desordenada y él la estaba ordenando afanosamente. Sin levantar la cabeza, respondió: —Lo recuerdo.

Yu Lin se quedó sin palabras. Esto mostraba que, claramente, se había olvidado. No tenía la intención de dejar ir a Yuan Yuan. —Esta noche a las siete, el mismo lugar de siempre. Se acordó cuando el caso concluyó ayer que, ni una sola persona puede perdérselo.

Yuan Yuan levantó la mano para mirar su reloj y frunció el ceño. —Tengo algo que hacer. ¿Por qué no hacemos esto? Les dices que llegaré un poco tarde, entonces, cuando todos estén de buen humor, nadie lo recordará.

Yu Lin lo encontró extraño. —¿Con quién te vas a encontrar, tu novia o tus padres? —Por lo que recordaba, Yuan Yuan nunca se apresuró solo porque estaba viendo a alguien.

—Hoy es mi cumpleaños. Chen Dong Lan dijo que me prepararía una comida en casa. Llegó a casa, pero se olvidó de comprar puerros y quiere que le lleve algunos de camino a casa. —Habiendo dicho eso, se apresuró a ponerse su abrigo. —Tengo que irme. Más tarde y es posible que no pueda comprarlo.

Yu Lin lo miró fijamente, e inmediatamente se golpeó en la cabeza. —¡Estaba tan ocupado que olvidé que hoy es tu cumpleaños!

Tenía una expresión de “Hermano, te he defraudado” en su rostro.

Yuan Yuan se rió. —No me falta tu bendición.

Al alejarse del estacionamiento, Yuan Yuan se dirigió directamente al supermercado para comprar puerros.

Chen Dong Lan, quien quería prepararle una comida para celebrar su cumpleaños, era su compañero de cuarto.

Hablando de eso, Chen Dong Lan y su destino con él fue bastante profundo. Los dos eran amigos de la universidad y ambos se habían unido al equipo de debate de la escuela. Antes de eso, eran de la misma ciudad, la misma escuela secundaria, e incluso eran compañeros de escuela primaria.

Antes de la universidad, Yuan Yuan no conocía muy bien a Chen Dong Lan y solo tenía una vaga impresión, ni siquiera era capaz de hacer coincidir su nombre con su rostro. Solo conoció bien a este viejo compañero de clase taciturno e introvertido después de interactuar dentro del equipo de debate.

Debido a que Chen Dong Lan tuvo que repetir sus estudios, estuvo un año por debajo de Yuan Yuan. Cuando Chen Dong Lan se graduó y estaba buscando un lugar para alquilar, la persona que había estado alquilando con Yuan Yuan, casualmente, se estaba mudando. Luego, naturalmente, invitó a Chen Dong Lan a quedarse con él.

Muy naturalmente, se habían convertido en compañeros de cuarto durante tres años.

Cuando llegó a casa con el puerro, Chen Dong Lan estaba en la cocina cortando verduras, el sonido de picar era muy nítido.

Afuera, cada respiración se convertía en vapor, pero la calefacción estaba encendida en la casa, por lo que hacía mucho calor. Las zapatillas de algodón de Yuan Yuan habían sido recogidas antes del zapatero por alguien y las colocaron en la puerta para que él pudiera deslizar los pies cómodamente.

Yuan Yuan entró en la cocina y Chen Dong Lan se dio la vuelta. No dejó el cuchillo y, con las dos manos mojadas, dijo: —Compraste demasiado puerro.

—¿Ah? —Yuan Yuan levantó la bolsa para mirar. —Tenía miedo de que fuera muy poco.

Chen Dong Lan asintió, dejó el cuchillo y tomó el puerro con ambas manos.

Yuan Yuan soltó un suspiro de repente.

Justo ahora, en realidad tenía un tipo de sentimiento, como si hubiera hecho algo mal y tuviera miedo de ser regañado. Más tarde, al darse cuenta de que no lo regañaban, la semilla de una nueva vida brotó de su corazón.

—¿Puedo ayudar con algo? —Aunque la cocina de Yuan Yuan fuera un desastre, un gran desastre, su principio era que las tareas del hogar debían realizarse juntos.

Chen Dong Lan lo miró. Sus ojos siempre estaban tranquilos, tan callados como él. Aquellos que no lo conocían bien sentirían que era frío, pero en realidad este era solo su estilo de tratar a las personas y manejar los asuntos, manteniendo todos sus sentimientos dentro y en su corazón.

Aunque no había ninguna base para esto, Yuan Yuan creía que ese era el caso. Estaba seguro de ello.

—Como es tu cumpleaños, necesitamos comer algo mejor. Si te dejo hacerlo, el sabor no sería tan bueno. ¿Eso está realmente bien?

Yuan Yuan: —…

¿Cómo esto era diferente a “Solo me demorarás más si me ayudas, hazte a un lado”? Yuan Yuan abandonó la cocina a regañadientes.

Mientras esperaba para comer, Yuan Yuan, originalmente, quería descansar un rato. Pero una vez que se sentó, no pudo evitar sacar el trabajo que trajo. Estudió derecho y, antes de graduarse, ya había decidido montar una oficina con sus profesores superiores. A partir de entonces, cada día fue más ajetreado que el anterior.

Después de una cantidad de tiempo desconocida, Chen Dong Lan se acercó y llamó a la puerta.

Yuan Yuan no prestó especial atención a esto, ya que normalmente no cerraba la puerta de su habitación. Sin aprobación, Chen Dong Lan no entró, permaneciendo estrictamente fuera de la puerta llamando.

Siempre tuvo algo de perseverancia, lo cual era extraño después de pensarlo un rato.

—¿Terminaste?

—Hecho.

El mismo Chen Dong Lan había dicho que solo era bueno en pequeños platos diarios. Pero la mesa de comida que preparó definitivamente no era solo de un grado diario.

La sopa de pato con rábano tenía que guisarse lentamente en una olla de barro sobre un fuego pequeño, sopa clara con el exceso de aceite desnatada y espolvoreada con puerro picado. No importa cómo se mire, era estándar de un restaurante.

Además de esto, todavía había tres platos salteados, a saber, tiras de cerdo sazonadas, berenjena con frijoles largos y tofu mezclado con chalotes.

—Si no puedo terminarlo, ¿me culparás? —Preguntó Yuan Yuan.

En realidad, también era Chen Dong Lan quien solía cocinar, pero solo eran uno o dos platos, a veces, incluso se las arreglaba con arroz frito. Habiendo vivido juntos durante tres años, a ninguno de ellos le importó celebrar su cumpleaños. Este año fue la primera vez que uno de ellos celebró el cumpleaños del otro.

Chen Dong Lan lo ayudó a servir un poco de arroz e incluso le arregló los palillos muy bien. —No lo haría.

—Comeré tanto como pueda, ¿está bien? —Yuan Yuan probó un bocado de sopa de pato. El pato estaba completamente cocido después de guisado y se sentía suave en la boca.

No estaba seguro de si se debió al brillo de color cálido de la luz sobre la mesa del comedor, pero la cara de Chen Dong Lan tenía un leve enrojecimiento. —Esto… por supuesto, come todo lo que puedas.

Cogió un trozo de berenjena y lo puso en su cuenco. Pero no se lo comió, sino que siguió empujándolo. Después de mucho tiempo, dijo en voz baja: —Feliz cumpleaños…

Su voz era demasiado suave y Yuan Yuan no podía escucharla con claridad. Pero sabiendo que le estaba deseando lo mejor, se rió: —Gracias. La comida de hoy es realmente deliciosa.

Mientras terminaba tranquilamente medio plato de arroz, el teléfono de Yuan Yuan sonó de repente.

Echando un vistazo a la llamada entrante y viendo que era Yu Lin, colgó directamente. Pero Yu Lin no era alguien que supiera cómo dejar descansar el asunto. La segunda llamada que entró fue rechazada nuevamente, luego hubo una tercera, cuarta…

—¿Es un asunto urgente? —Chen Dong Lan no pudo soportarlo.

—Déjame atender la llamada. —Yuan Yuan no sabía qué hacer con este hermano y, al no tener nada que ocultar, respondió frente a Chen Dong Lan.

Había mucho ruido en el teléfono y alguien estaba aullando. También se escuchó el tintineo de algo chocando, probablemente eran personas golpeando vasos. Yu Lin dijo a todo pulmón: —¡¿Aún no vienes?

Todo esto fue escuchado por Chen Dong Lan, incluso sin usar el altavoz.

Sin un rastro de cortesía, Yuan Yuan respondió: —Estoy colgando.

—¡Mocoso! —Yu Lin gritó: —Me dijiste que les dijera a todos que llegarías tarde. Ahora todo el mundo pregunta por ti. ¿Todavía no vienes?

Yuan Yuan se apoyó la frente con impotencia. Yu Lin claramente había bebido demasiado y estaba usando esto para causar un alboroto.

—Llámame de nuevo cuando estés más sobrio. —Yuan Yuan colgó con firmeza y apagó el teléfono rápidamente.

—¿Tu oficina tiene una reunión? —Chen Dong Lan preguntó sin levantar la cabeza.

Yuan Yuan se sintió un poco molesto. Chen Dong Lan ya le había hablado de esto hace una semana. En ese momento, había estado de acuerdo sin siquiera pensarlo. Después de todo, era una muestra de buena voluntad, ¿cómo podía decepcionarlo? Después de la interrupción de Yu Lin, todavía parecía más o menos una decepción.

—Sí. —Los palillos que dejó cuando contestó el teléfono no se habían vuelto a tomar. Dijo: —Recientemente hubo un gran caso que se había concluido, y ayer dijeron que habría una reunión. Siendo impulsado así, parece que todavía necesito pasar por ahí.

Chen Dong Lan estaba callado, pero cuando habló, no parecía haber diferencia en su tono. —¿Estás conduciendo allí? Podrías beber, así que es mejor que te lleven.

Yuan Yuan asintió y se puso de pie. —Después de que termines de comer, déjalo. Lo lavaré cuando vuelva. —Entre ellos, siempre ha sido Chen Dong Lan quien cocina y él lavaba los platos.

La mesa del comedor tenía una persona menos, pero Chen Dong Lan no se vio afectado y, naturalmente, continuó comiendo. —Está bien, deberías ir rápido. Es mejor lavar los platos inmediatamente después de usarlos.

Que pensativo.

Este fue, probablemente, el punto fuerte que Chen Dong Lan tenía y que otros carecían. Precisamente porque era callado y no le gustaba charlar, su vida tuvo menos altibajos, por lo que no le impuso restricciones excesivas a las personas que lo rodeaban.

Una vez que no fuera necesario, podía desaparecer limpiamente.

Yuan Yuan pensó, esta fue la razón por la que pudieron ser co-arrendatarios durante tantos años.

La noche era muy fría, por lo que Yuan Yuan se envolvió en un abrigo y una bufanda, antes de irse.

Cuando se subió a un taxi, su mente comenzó a divagar.

Comer en casa con Chen Dong Lan, de hecho, solo se volvió frecuente este año.

Durante el primer y segundo año de convivencia, solo comían juntos ocasionalmente. La mayor parte del tiempo, Yuan Yuan se quedaba en su despacho de abogados para trabajar horas extras y comía allí directamente.

Todo el tiempo, Yuan Yuan pensó que si no regresaba a casa para comer, Chen Dong Lan todavía cocinaría para él, solo algo más simple. No fue hasta que una vez, durante la hora de la comida, se apresuró a casa para tomar un documento y descubrió a Chen Dong Lan sentado solo en la mesa del comedor mordisqueando pan.

Comer pan seco, ni siquiera con un vaso de leche.

Su espalda estaba muy recta, la luz proyectaba una sombra. Parecía indescriptiblemente solitario.

Yuan Yuan pensó que esto era un accidente y que Chen Dong Lan solo estaba de mal humor, por lo tanto, no estaba dispuesto a cocinar.

Pero después de unas cuantas veces, descubrió que cuando Chen Dong Lan estaba solo, no tendría una comida adecuada.

No era que no comiera, solo que no comía con regularidad y comía a ciegas, comiendo pan y fideos instantáneos. Mordisquear dos galletas secas solo para realizar el movimiento era un comportamiento normal.

Yuan Yuan, de repente, sintió un sentido de responsabilidad, un sentido de responsabilidad más allá del razonamiento. Similar a la sensación de “Los niños son desobedientes porque no les enseñan bien”, comenzó a regresar a casa para comer todos los días.

Esto fue realmente extraño. Siempre que Yuan Yuan indicara que quería comer con Chen Dong Lan, sin importar lo ocupado o cansado que estuviera, seguramente cocinaría una comida adecuada en todo momento.

Al llegar al destino, el conductor llamó varias veces, pero Yuan Yuan todavía estaba sumido en sus pensamientos. Se disculpó y pagó. Después de salir del coche, el viento frío lo azotaba y se apretó la bufanda.

Realmente…

Chen Dong Lan no quería que se fuera, ¿verdad?

Su boca decía “Deberías ir rápido”, pero su espalda recta parecía estar a punto de desmoronarse y, en el momento en que se fue, parecía que lo abrumarían varias emociones.

Yuan Yuan respiró, mirando el vapor que se condensaba y se disipaba.

Debe ser una percepción errónea.


Ayanami
Hola~♥ y aquí tenemos una nueva y linda novela yaoi~♥ espero que les guste, traída a tod@s ustedes por la bella Bee y una servidora, esperamos la disfruten (♥o♥)//

| Índice |

3 comentarios en “Soledad – Capítulo 1

  1. Cässıän says:

    La verdad desde hace tiempo ya estaba buscando esta novela por que comencé a leerla y perdí el link
    Finalmente la encontré 🤗

  2. PearGreen says:

    Pues a leer se dijo (ノ´・ω・)ノ ミ ┻━┻

    Estos dos son bastante tranquilos, esperemos conocer los mejor en los siguientes capítulos. Me preguntó que esconderá Chen Dong Lan.

    Gracias por el capítulo 🙏💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *