Te equivocaste de casa, villano – Capítulo 18: ¿Debería arruinar la historia original? (4)

Traducido por Shroedinger

Editado por Hime


Por supuesto, después de dejar el instituto, he estado en todo tipo de lugares, este, oeste, norte y sur mientras tomaba encargos como Arachne. Bueno, eso no es lo importante en este momento. De todos modos, entre ellos, el este era la región más agradable y mejor mantenida.

Y como dije antes, esta misma zona del Este, fue el escenario de la novela del harén inverso, llena de amor y guerra.

La heroína/protagonista femenina fue Anne-Marie Blanche.

Había un total de cuatro personajes masculinos principales.

Y un breve resumen de ellos sería el siguiente:

  1. Kalian Crawford (Observación: Principal protagonista masculino).
  2. Genos Sheldon (Observación: Mi personaje favorito).
  3. Damon Salvatore (Observación: Alquimista Genio).
  4. Lakis Avalon (Observación: Villano. Y el enemigo de mi personaje favorito).

Por ahora, comenzaremos con “Kalian Crawford”, el principal protagonista masculino que finalmente se une a Anne-Marie, y como se puede ver por su nombre, era el heredero de la familia noble de alto rango que gobernaba el Este.

Tenía el cabello negro azabache con misteriosos ojos grises plateados, y era un hombre con una personalidad recta y fuerte.

Kalian Crawford fue llamado el “Héroe del Este”. La gente lo amaba y también era una especie de mascota de la región. La apariencia atractiva y las especificaciones asombrosas eran rasgos comunes en todos los candidatos masculinos, así que me saltaré los pequeños detalles. En cualquier caso, fue el principal protagonista masculino que se quedó con Anne- Marie al final de la novela.

A continuación, tenemos a Genos Sheldon.

Tengo que tomar un respiro antes de pasar por aquí. Este hombre era mi personaje favorito, el que murió a manos de Lakis Avalon. Tenía el cabello rojo oscuro que ondeaba como una llama y unos hermosos ojos violetas que parecían gemas. Era un hombre que podría describirse como guapo y hermoso.

Si tuviera que elegir un personaje que hizo que la heroína, Anne-Marie, se riera más, no dudaría en elegir a Genos Sheldon. Cada vez que la heroína necesitaba un lugar en el que apoyarse, Genos aparecía como un fantasma, brindándole un fuerte apoyo.

A veces era dulce, a veces travieso y, otras veces, incluso sexy. Decir que tenía todo tipo de encantos posibles no era una mentira.

¿Creen que de alguna manera he embellecido su descripción? Están imaginando cosas.

Volviendo al tema, si Kalian Crawford era la espada del Este, Genos Sheldon era el escudo del Este. Inicialmente fue llamado el ‘Guardián del Este’, pero más tarde, se le agregó el prefijo ‘caído’.

Esto estaba relacionado con su triste pasado al que ahora le echaré un vistazo. Unos años después de que comenzara la línea de tiempo de la novela, Genos fue expulsado por ciertas razones. Y por eso, tiró su nombre y vivió con su apariencia oculta hasta que conoció a Anne- Marie.

En resumen, era un recluso.

Más tarde recuperaba su nombre, pero finalmente moría a manos de Lakis Avalon…

Mmm, estaba empezando a sentirme amargada, así que pararemos la explicación sobre Genos Sheldon aquí y seguiremos adelante.

A continuación, tenemos a Damon Salvatore.

El gran alquimista que hizo avances en muchas cosas, como las lámparas de un toque, los calentadores y los congeladores que ahora se utilizan durante toda la vida de las personas; no fue otro que Damon Salvatore.

Con ojos oscuros y cabello azul como olas en el mar, se veía lindo e inofensivo, pero a diferencia de su apariencia, su personalidad era espinosa. Pero su agudeza era diferente de la espantosa molestia de Lakis. Se podía llamar adorable a su manera.

En cuanto al último, el sub-villano, Lakis Avalon, creo que puedo omitir su explicación. Es suficiente decir que es un villano podrido y ya he dado un resumen aproximado de él antes.

La competencia de los hombres por Anne-Marie fue realmente sangrienta y, por sobresalientes que fueran, su importancia no se podía clasificar. La santa Anne-Marie fue igualmente amable con todos, por lo que no estaba claro exactamente a quién iba su corazón hasta el final. Incluso fue amable con el terrible villano, Lakis.

Bueno, esa amabilidad terminó cuando se enteró de que Lakis había intentado matar a su hermana menor, Hestia. Y al recibir el odio y el resentimiento de Anne-Marie, Lakis llegó al límite de su paciencia y finalmente la secuestró.

Y así, la segunda mitad de la novela se convirtió en una obra de recaptura con Anne-Marie encarcelada en Carnot.

Recuerdo que me sentí exhausta al leer todo el proceso y me pregunté si la novela terminaría en una tragedia donde todos caerían en ruinas.

Más aún porque mi personaje favorito murió en medio de eso…

Gah, pensar en eso de nuevo me hizo sentir un poco molesta con Lakis Avalon. ¿Debería haberlo salvado?

—¡Disculpe, aquí está el dinero por el café!

En ese momento, Snow, que había bebido su café tan silenciosamente como siempre, me llamó.

—Fue genial como siempre. Bueno, entonces tengo que regar nuestro Lagi, así que me voy ahora.

¿Lagi? ¿No me digas que dice “lagi” por acortar “girasol”? (N/T: la romanización del girasol es ‘haebalagi’)

Pensar que ya está nombrando a su girasol. Y es un nombre descuidado en eso.

De todos modos, después de vaciar su taza de café, Snow se puso de pie con una sonrisa brillante. Salió sosteniendo el girasol amarillo contra su pecho como si fuera la cosa más preciosa del mundo.

Un graznido.

—¡Aargh…!

Y cuando escuché a Snow gritar justo cuando salía de la tienda, pensé:

Hoy de nuevo, ¿eh?

—Ese cliente siempre se hace caca frente a nuestra tienda.

El señor Gilbert chasqueó la lengua como si estuviera acostumbrado a esto, sacó una toalla mojada y se dirigió hacia Snow.

Snow tenía una “habilidad” única, por así decirlo. Sí, estaba siendo golpeado por caca de pájaro. Al igual que un pararrayos atraía la luz, él era un hombre que atraía excrementos de pájaros.

Pero, de hecho, sabía por qué a Snow solo lo golpeaban con excrementos de pájaros frente a nuestra cafetería. Cuando levanté la cabeza, vi un pájaro negro batiendo sus alas y volando orgulloso cerca de la tienda. Como esperaba, era un cuervo.

Negué con la cabeza mientras pensaba para mí misma que este tipo no había cambiado en absoluto, era tan malo como Snow.

♦ ♦ ♦

El día llegó a su fin en poco tiempo y pronto dio paso a las sombras. Una vez que fue entrada la noche, las cosas comenzaron a moverse al amparo de la oscuridad.

Había quienes estaban más acostumbrados a la noche que al día. Quizás eran humanos o animales, o quizás alguna criatura desconocida que no era ninguna de las anteriores.

También estaban los que eran producto de una tierra depravada, incapaces de definir su propia existencia. Una de esas personas, Yuri, estaba siguiendo un rastro familiar y entró en un cementerio en las afueras de la ciudad.

Un viento lúgubre sopló en el espacio silencioso, su silbido sonaba como los lamentos de los muertos.

Yuri se bajó la capucha negra, que ya había preparado de antemano, y comenzó a moverse silenciosamente por los árboles, evitando ser vista. Pronto, se bajó silenciosamente frente a una lápida, usando su red. Para ser más precisos, la forma negra más allá de la lápida fue la razón por la que Yuri acudió al lugar aquel día.

—Leo.

Ella susurró en voz baja cierto nombre.

En ese momento, un sonido similar al gruñido de una bestia provino de la oscuridad frente a ella.

Fue un estruendo áspero que podría parecer un poco amenazante, pero Yuri podía decir fácilmente que el sentimiento contenido en ese sonido era “nerviosismo”.

—Ven aquí, no estoy enojada.

Su voz seca sonó en el cementerio una vez más.

Solo entonces la forma negra escondida en la oscuridad comenzó a moverse lentamente.

Sacó un poco la cabeza por detrás de la lápida desconocida para comprobar el rostro de Yuri, luego corrió hacia ella a cuatro patas.

—¡Yu…Yuri…!

Un sonido parecido al de un animal lleno el lugar.

Un joven de tupido cabello castaño abrazó rápidamente la cintura de Yuri. Sus grandes ojos brillaban con lágrimas.

Con sus sonidos y acciones, era cada centímetro como un animal, pero su apariencia era más cercana a la humana. Eso, claro, si no fuera por sus orejas y cola que eran obvias incluso en la oscuridad, y sus iris verticales de color amarillo brillante y agudo.

—¡Krreung!

—Sí, te lo dije. No estoy enojada.

—¡Kyiii, Kyung!

—No, eso no significa que lo hayas hecho bien. Te dije que no comieras ese tipo de cosas sucias, te dará dolor de estómago, ¿No?

El niño regañado se desinfló rápidamente y las lágrimas se acumularon en sus brillantes ojos dorados.

Ese niño, a quien Yuri había llamado Leo, fue un sujeto de pruebas junto a ella en el instituto de investigación. Los fragmentos de ruinas que absorbió lo transformaron y lo llevaron a obtener sus actuales rasgos de animal.

La razón por la que Yuri estaba teniendo esa conversación con él era porque fue ese chico quién había matado al hombre que la había estado siguiendo hace algún tiempo.  (El hombre del basurero)

Una vez que vio que el hígado del hombre había desaparecido de manera limpia, como si alguien lo hubiera arrancado a propósito, Yuri supo de inmediato que era culpa de Leo.

—Además, dejé vivo a ese hombre intencionalmente porque tenía algo que investigar. Pero que lo hayas matado podría haber complicado las cosas.

Leo dejó de crecer alrededor de los trece años, que fue cuando se experimentó con él por primera vez en el instituto de investigación. Además, fue un experimento fallido, por lo que sus instintos animales se volvieron más fuertes que su razonamiento.

Como resultado, hubo ocasiones en las que cometió errores como este. Esa vez, era obvio que siguió en secreto el rastro de Yuri, descubrió la existencia de alguien que quería hacerle daño y no podía vencer su impulso de atacar. Pero viendo cómo había robado el hígado del hombre a pesar de todo eso, un zorro era sin duda siempre un zorro.

—Entonces tienes que reflexionar sobre ti mismo. Si vuelves a hacer esto, es posible que la próxima vez me enoje mucho.

Ante las palabras de Yuri, Leo dijo “Kyiii” y se encogió. Sus orejas, que estaban erguidas a través de su espeso cabello castaño, cayeron hacia abajo, y su cola meneando también se hundió.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *