Campo de azucenas – Capítulo 12: Hermana pequeña

Traducido por Sharon

Editado por Nemoné


Al día siguiente, Leia y yo fuimos a la oficina de la escuela para inscribirla. El trámite en sí terminó sin dificultades, pero lo mismo no sucedió con la búsqueda de habitación.

—Señorita Leia, por su procedencia se le será asignada una habitación del lado derecho de las escaleras… —dijo la secretaria con tono apologético.

Es inevitable.

Originalmente, el propósito de las ubicaciones eran para no dejar en el mismo nivel a los plebeyos y nobles de bajo rango, con la realeza o nobleza de clase alta. Además, debido a su orgullo, alguna Casa podría pelearse con otra si no se realizaba alguna distinción.

Con ese propósito en mente, los momentos en que el lado izquierdo o diestro pueden usar los espacios compartidos y los baños cambian.

Pero hay una persona que no puede comprenderlo.

—Nooo… No quiero dejar a la señorita Anne Rose… —dijo Leia protestando y llorando.

Más que nada, ella no quiere dejarme. Sin embargo, lentamente estará más cómoda y podrá moverse por su cuenta. El problema es que actualmente no quiere estar sola.

Aun así, es una buena niña. La única vez que se comportó de forma egoísta fue para no separarse de mí. Sería lamentable abandonarla a su cuenta sin dejarla acostumbrarse a su cuarto del lado derecho. Además, en este tiempo comencé a pensar en Leia como una hermana menor.

En esta situación, ¿qué podría hacer por esta pequeña que se está agarrando al borde de mi falda, sin querer dejarme ir?

Quiero hacer algo al respecto, pero el lado izquierdo tiene la dura condición de pertenecer a la Alta Nobleza. [1]

Creo que la secretaria siente lástima por las lágrimas de Leia.

El tiempo pasó mientras las tres nos quedamos en silencio con diferentes expresiones.

¿Habrá alguna idea…? Una posición más alta… Hermana…

Y se me ocurrió algo.

Es cierto, ¿no se resolvería de ese modo?

—Leia, ¿te volverías mi hermana menor?

♦ ♦ ♦

—Ya veo, adopción… Ciertamente, eso lo haría posible.

Estamos tomando el té con Jessica mientras discutimos la situación.

—Pero, ¿tu padre permitirá que adopten a una plebeya?

El plan para no separarnos de Leia es que la Casa Ainkfalts la adopte. De esa forma, ella podrá vivir del lado izquierdo del dormitorio.

Cuando se lo conté a Leia, puso una gran sonrisa en el rostro mientras me abrazaba y saltaba, sin soltarme.

La secretaria, por su parte, tenía las mejillas rojas y miraba la situación con su nariz sangrante.

—Escribí sobre el incidente y se lo envíe a mis padres. La respuesta debería llegar en cinco o seis días.

En la carta escribí que ella era una plebeya linda e inteligente que pudo aprender a leer, escribir y realizar operaciones matemáticas.

No mentí con la descripción, y todo estará bien si ella puede aprender a leer más tarde.

Como la hija mayor de la Casa Ainkfalts, aunque una niña adoptada entre a la familia no habrá ningún problema porque el hijo mayor es quien hereda la Casa. Además, no creo que esta niña que come bocadillos mientras se ondea de lado a lado pueda llevar confusión a la casa.

Siendo una petición de su amada hija cuyo encanto continúa creciendo, mis padres deberían acceder rápidamente.

—A partir de hoy estaremos practicando lectura, escritura y aritmética. Además de modales como la hija de un noble.

Mientras tanto, deberíamos realizar cierta clase de estudios para que la carta se convierta en la verdad. Tampoco sería malo que aprendiera modales para no dar problemas.

— ¡Sí! ¡Señorita Anne Rose!

—Eres mi hermana menor, así que sería extraño que me llamaras así, ¿no crees?

— ¡Ah, sí! ¡Hermana! —respondió Leia con una sonrisa.

De alguna forma es encantadora.

—Uu… Qué envidia…

Jessica miraba a Leia con tales sentimientos. ¿También quiere una hermana?

♦ ♦ ♦

A partir de hoy, Leia tendrá que trabajar duro. El alfabetismo en este mundo es bajo.

No es raro que, como plebeya, no pueda leer, pero es más fácil conseguir trabajo si puedes hacerlo. Por otro lado, Leia podía leer un poco pero no podía escribir.

Cuando le pregunté al respecto, me contó que leyó libros viejos que fueron tirados a la basura. Estudió porque de esa forma le sería más sencillo conseguir trabajo. Sin embargo, se detuvo después de aprender a leer.

En primer lugar, no existe algo como instrumentos de escritura. Pero dejando eso de lado, no le costará demasiado aprender a escribir siendo que ya puede leer.

Aunque nunca estudió, su cerebro no es tan malo. Después de todo, aprendió las letras por su cuenta, por lo que su memoria no debe ser pésima.

Por ello, decidí enseñarle cálculo a la vez que lectura y escritura.

En este mundo, el cálculo se compone mayormente por la división.

Uno puede llegar a trabajar en el Palacio Real si es bueno en aritmética. Los que desean un trabajo más administrativo necesitan llegar al segundo grado de aritmética, y quienes quieran participar de los negocios al tercero.

Primero le enseñaré a Leia a sumar y restar, además del estilo japonés de multiplicación en papel. Ya que la educación de mi mundo original es más avanzada, será más eficiente enseñarle de esa forma. [2]

Ella tiene más talento para la aritmética que para las letras, y terminó absorbiendo todo lo que le enseñé como una esponja. Para el tiempo en que la carta de mis padres llegó, ya había dominado las tres categorías.

Trabajamos duro poco a poco…

«Deberías traer a esa niña para examinarla, pero sería problemático ir y volver a la Escuela. Aunque digas que es excelente, como es de esperarse, no podemos adoptarla sin verla. Así que trae a Leia durante las próximas vacaciones. Hasta entonces, le permitiremos usar el nombre Ainkfalts. No habrá problemas si le muestras esta carta a la escuela.»

Me pregunto si esto está bien…

Bueno, todo saldrá bien porque Leia es linda e inteligente.

Dos días después, el nuevo semestre de la escuela comenzó. Leia estaba estudiando desesperadamente para ser reconocida como mi hermana menor.

Si se mantiene de esta forma, le será sencillo subir de grado.

Por cierto, todas las noches cuando duermo Leia se mueve a media noche. No hay problema porque ella descansa, y yo me siento bien. Además, es lo mejor que una persona menor te asalte por las noches, ¿no?

♦ ♦ ♦

Le extendí la carta de mis padres a la secretaria, así que mañana le darán un cuarto a Leia.

Hoy tenemos una fiesta de pijamas con Jessica para celebrar.

La ropa para dormir de Leia tiene un lindo diseño de una luna y una estrella hecho para niños. Es parte de la ropa que Rose le compró antes de dejar la ciudad.

En contraste, la ropa usual de Jessica es roja como su cabello y tiene un gran escote, mientras que yo tengo un negligé rosa con muchos lazos.

La ropa se vuelve más delgada a partir de la parte inferior de mi pecho hasta mi cintura, donde mi estómago es claramente visible. Si no tuviera pantalones sería una exhibicionista.

Por cierto, esta fue la elección de Lorna.

—Esos pijamas… Sin el cuerpo bien proporcionado de Anne no sería posible usarlos. ¿Los elegiste tú misma?

—No, mi amiga de la infancia y sirvienta lo hizo por mí. ¿Se ve raro?

—Hermana se ve muy genial. ¡Eres la única que podría usar ropas tan geniales!

Leia se está regocijando mientras levanta su mano hacia mí, sonando extremadamente complacida.

—Por supuesto que es genial… Como se esperaba de tu amiga de la infancia.

No me veo como pervertida, pero ser elogiada por esto es algo incómodo.

—Ella también es muy linda.

Esta fiesta comenzó con una batalla de humildad.

♦ ♦ ♦

Jessica y yo estuvimos hablando sobre varios eventos y lecciones que sucedieron durante nuestro primer año porque Leia quería escucharlos. Nos mudamos a la cama cuando Leia bostezó con ganas.

Mi cuarto y el de Jessica están cerca, pero hoy las tres dormiremos juntas, conmigo en el medio y ellas a mis lados.

Lo decidieron sin escuchar mi opinión.

♦ ♦ ♦

—Mm… Amu…

Era el mismo sentimiento placentero de la última vez. Pero hoy, Jessica también está durmiendo en la misma cama.

Mirando a mi lado, no encontré el cabello dorado que estaba allí cuando fui a dormir. Sin embargo, tampoco estaba el pelo rojizo.

Entonces escuché una voz desde abajo.

— ¡Espera un poco, Leia! ¡¿Qué estás haciendo?! Lamer tal lugar…

—El olor de mi hermana es realmente lindo… Muu… Una vez que lo hueles no puedes olvidarlo…

El bulto en el futón es más grande de lo normal, ya que ahora son dos personas hablando bajo la tienda.

—Ciertamente, Anne tiene un lindo olor, pero aquí… Hey, hey, espera un segundo.

En ese momento, la lengua que estaba lamiendo mi lugar secreto fue reemplazada por otra, que lamió con timidez.

—Mmm… Ahh, esto es increíble…

—También es increíble aquí.

— ¡¿Qué es esto…?! Es muy grande…

Leia comenzó a estimular mi clítoris y, por el contexto de la conversación, parece orgullosa que haya comenzado a crecer frente a Jessica.

Como es mi amiga, usualmente hablamos de nuestros cuerpos en el baño, pero nunca había visto mi miembro erecto, así que lanzó una voz sorprendida.

—Estoy a cargo del pene. Así que Jessica…

— ¿Vagina? Lo entiendo.

¿No se volvió algo serio?

Fue demasiado rápido para que Jessica se acostumbre. Su lengua pronto invadió mi vagina, mientras que Leia succionó de mi pene.

—El miembro de mi hermana tiene un olor mucho más fuerte después de todo. Me siento mal por Jessica, pero no voy a cederlo…

—Está saliendo mucho jugo… Lo lamento por Leia, pero quiero golpearlo…

Esas dos están concentradas en sus lugares.

La lengua de Jessica no sólo lame la entrada como Leia, sino que pasa por todos lados. Se siente más larga que la de una persona normal, y está tan profundo dentro mío que sentí como si mi himen fuera a romperse.

Por otro lado, el sexo oral de Leia ha mejorado desde los últimos días. Eso, o ella encontró mi punto débil.

De cualquier forma, su técnica no puede compararse con la de la primera vez. Mientras apretaba la base con su mano, ella acarició sin descanso debajo de mis glándulas, insertando la punta de su lengua en mi uretra. Además de eso, movía su cabeza arriba y abajo.

Sintiendo placer tanto de mi pene como mi vagina al mismo tiempo, no pude soportarlo.

— ¡Ohh! ¡Ahhhh! ¡Kuu! ¡Nnnnnnnn!

Hasta ahora pude aguantar sin decir nada, pero eso ya no es así. Arqueando mi cuerpo desde las puntas de mis pies, eyaculé al mismo tiempo y escuché dos sonidos ahogados.

Normalmente las sábanas se mojarían, pero ninguna dejará que seo sucede.

Sin embargo, ahora es imposible fingir estar dormida.

— ¿Ustedes…? —dije en voz suave.

Dos sombras se arrastraron por el futón.

—Ah, um… Esto fue…

Leia luce pálida. Probablemente piensa que estoy enojada, pero no voy a regañarla.

Cuando estaba por decirle eso, la sombra a su lado se movió.

— ¡Siempre te amé! ¡Desde el primer año! ¡Me gustas más que nadie más! ¡Así que por favor, hazlo conmigo!

Una masa pelirroja está postrada en la cama.

Ella se volvió mi mejor amiga desde que me inscribí, pero lo que salió de su boca fue una inesperada confesión de amor y una petición por sexo. Su tímida confesión vino en mal momento porque ahora mismo mi cabeza está completamente confundida.

No me siento disgustada, y quiero seguir disfrutando de este sentimiento.

Por eso…

—Sí.

¿Deberíamos tener sexo?

♦ ♦ ♦

En la cama estaba mi mejor amiga, con quien disfruto de estudiar, en nada más que sus bragas.

Después de mi respuesta, ella se levantó y removió todas sus ropas. Su pequeño pecho y pequeña cintura no es diferente de la de Leia a pesar de la diferencia de edad. Pero la única prenda que tiene es negra y transparente.

Por lo que veo, estaba esperando este final desde el comienzo.

—Hey, ¿por qué tienes una ropa interior tan pervertida? ¿Lo esperabas? —dije mientras Jessica temblaba.

Acaricié su entrepierna con mi dedo índice, y sus bragas se mojaron de inmediato. Su respiración se volvió más difícil por la excitación, y sus hombros temblaron.

Con mi mano, removí la prenda mojada con fluidos.

Un simple hilo conecta sus bragas con su vagina, y el abrumador olor de una chica excitada se extendió.

—A partir de ahora, responderé a tus expectativas y haré un desastre con tu vagina.

Jessica tomó una bocanada de aire.


[1] La Alta Nobleza lo conforman los condes, duques y marqueses.

[2] O multiplicación visual con líneas, usado por profesores de matemáticas en Japón para enseñar a sus alumnos a cómo realizar multiplicaciones de más de una cifra. Aquí más información.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *