Campo de azucenas – Capítulo 18: Pérdida de la virginidad

Traducido por Sharon

Editado por Nemoné


—Estaba esperando por ti, Anne Rose.

En un cierto cuarto del lado izquierdo de las escaleras…

Cuando entré, la dueña de la habitación puso su taza de té en un platillo.

Después de que Kanade me pidiera venir, Jessica y yo limpiamos el lugar antes de regresar a los dormitorios.

—Hubiéramos estado en problemas si no fuera por mi pensamiento rápido.

Pero yo no dije nada. Porque siento que ahora estoy en graves problemas.

—Me sorprendió que Anne Rose y Jessica tengan ese tipo de relación, pero deberían pensar en el tiempo y el lugar. Si se vuelve público, el honor de tu Casa quedará manchado.

Completamente cierto. Fue un error pensar que nadie podría aparecer.

—Si le cuento a alguien sobre esto, será el final tanto para ti como para Jessica.

El cielo de alguna forma se oscureció.

—Anne Rose, a partir de ahora deberás complacerme para que mi boca no tenga un desliz.

¡¿Es así?! Bueno, sabía que me iba a forzar a hacer algo…

Después de todo, no debería haber problemas con cumplir la petición de esta niña protegida.

—A partir de ahora, eres mi esclava sexual.

Esta hija del Marqués dijo algo extraordinario. Pero me rehúso a arruinar la vida de Jessica. Nunca tuve otra opción.

—Sí…

Asentí con la cabeza.

 ♦ ♦ ♦

—Por favor, muéstrame tu apariencia más vergonzosa.

Esa es la primera orden que me dio. Es algo difícil. Si lo hago a medias, podría empeorar el humor de Kanade.

Quizás es una prueba para ver si realmente lo haré.

Lo pensó bien. Como si lo hubiera aprendido de alguien.

—Entendido.

Me quité las ropas y me senté en el sofá frente a Kanade. Poniendo mis pies en los antebrazos, extendí mis piernas en forma de M. Además, también abrí mi vagina con mis dedos, mostrándole el interior.

Como estaba con Jessica hace poco, sigo mojada.

No sólo estoy haciendo algo pervertido, sino que mi rostro se está sonrojando gradualmente. Tuve que desviar la mirada por la vergüenza.

Por otro lado, mi coño se está excitando y largando cada vez más miel, haciendo que un olor obsceno se extienda.

— ¿Qué piensas, Kanade? ¿Te gusta? —hablé provocativamente.

—Por favor, llámame Maestra. Sí, tu apariencia es increíblemente hermosa. Este pequeño lugar es hermoso pero ¿no estás demasiado lista?

Puedo decir con honestidad que esta situación me excita, pero vamos a preparar el ambiente.

—Soy una mujer que se mojará con la mirada de mi amada Maestra. Lo lamento. Cualquier clase de castigo…

Kanade está sonrojada, y puso una de sus manos en su entrepierna mientras me miraba apasionadamente.

Al parecer tuve éxito en preparar el ambiente.

— ¡Decir algo como eso! ¡Dormir con diferentes personas! ¡Dime! ¡¿Con cuántas personas te acostaste?!

¡Anne Rose es realmente encantadora! Pero no vamos a preocuparnos demasiado. Tengo que ser seria con mis peticiones…

Err, Una, dos… ¿Cuatro personas?

—Um… Cuatro personas.

— ¡¿Cuatro?! ¡Tantas…! Estuviste complaciendo a tantas… ¡Qué pervertida! Cómo envidio a tus compañeros… ¡Este agujero mojado atrajo a tantos hombres!

No tengo idea qué está diciendo esta niña protegida. Y está cometiendo un serio error.

—Todos mis compañeros fueron mujeres, así que sigo siendo virgen.

Kanade se tomó un momento para procesarlo, pero cuando comprendió el significado de mis palabras, recuperó la compostura.

—Fufu… ¡Fufufu! ¡Es así! Eso es bueno entonces…

Ella se paró y se sentó encima mío, subiendo su uniforme hasta el estómago.

—Esta es una recompensa. Por favor, lámeme mientras mantienes esa apariencia.

Kanade empujó su vagina contra mi boca. Sin abandonar la posición, puse mi lengua en su lugar preciado. Su clítoris se volvió erecto y jugo comenzó a salir.

—Nmuuu… Ahmuu…

—Haa… Haaa… Anne Rose está lamiendo… ¡Nnn! ¡Ahh! ¡Fuu!

No importa cuánto lama, el líquido no se detiene. Cayó hasta mi pecho, dejándolo brillante.

Actualmente Kanade está babeando con su mente perdida. Pronto, ella se vino en mi boa. Me pregunto por qué, pero me fue imposible beberlo todo, y quedé bañada.

Kanade salió del sofá viéndose complacida, y mi vagina continuó pulsando.

—Anne Rose está bañada en mis jugos… Y te excitaste, ¿verdad? Porque esto…

Ella tocó mi lugar con afecto. Después de acariciarme, se quitó las ropas.

—Vamos a movernos al verdadero evento.

Me pregunto si perderé mi virginidad en este tipo de situación…

Es algo triste si lo pienso. Pero la situación de Kanade es diferente a la mía.

—Mira esto.

En sus manos había un miembro, que estaba conectado al lugar donde debería estar su clítoris.

¿Eh, ella también es hermafrodita…?

—No soy como tú. Esto fue creado con magia ya que mi familia se enfoca en la magia medicinal. Algunos encantamientos cierran la sangre para evitar el sangrado en el campo de batalla, ¿verdad? Esta es otra aplicación. No puedo eyacular, pero no tendremos problemas amándonos.

Ni siquiera sé cómo soy una hermafrodita por naturaleza. Me pregunto si debería investigarlo.

No obstante, me sorprende que la magia se pueda usar de esta manera.

—Aquí voy.

Kanade empujó su largo miembro en mi vagina, extendiéndola.

Cuando sentí mis paredes separarse, mi cuerpo tembló con un sentimiento que nunca antes había sentido.

Pronto, sentí algo romperse. No fue doloroso. En su lugar, fue placentero.

Pero, es extraño que no sienta dolor, aunque este cuerpo sea superior a los demás.

—Usé magia para aplacar el dolor. Esta magia también te hace más sensible en lugar de sentirte mal. Pero hay un efecto secundario en el cual tus palabras se volverán torpes. ¿Cómo se siente? Se siente bien, ¿verdad?

— ¡Hii! ¡Uu! ¡Ahhhh!

Kanade no dejó de mover su cintura mientras hablaba. Desde que tomó mi virginidad, su cintura no dejó de moverse. Fue muy intenso y placentero.

— ¡Nn! ¡Nn! ¡Bien, se siente bien!

— ¿Qué te parece esto?

La forma de su miembro cambió en mi interior. La punta se volvió más fina mientras el resto adquirió cayos como una planta; La parte fina entró en mi vientre mientras el resto rasca contra mis paredes vaginales.

Mi cuerpo se calentó. Mi corazón aumentó la velocidad.

— ¡Hiyaaa! ¡Guu! ¡¿Qué es estoooo?! ¡Nnoooo! ¡Me vengo!

Como no siento dolor y mi sensibilidad aumentó, me vine fácilmente con mi vientre penetrado.

— ¡Ahh! ¡Ahh! ¡Aaaaaaaaahhhh!

Después de venirme, mi cuerpo fue girado mientras recuperaba el aliento. Además, sentí un dedo entrando en mi trasero.

—Usé magia de limpieza para convertir el desperdicio en una mucosidad transparente e inofensiva que relajará tus músculos. Con esto, tu ano se volverá un pegajoso agujero.

Un dedo se convirtió en dos, y luego en tres. Y continuó.

Mis músculos anales se relajaron y no se cerraron. Temblaban mientras succionaban sus dedos.

— ¿Ya te acostumbraste? Tu ano se relajó tanto. Entonces tendrás esto ahora.

Kanade tomó un palo largo y negro, un dildo. Además, es más grueso que el brazo de una mujer.

Lo mojó con su boca y lo empujó en mi trasero.

— ¡Ugu! ¡G-Grueso! ¡P-Pero, ¿por qué…?! ¡¿Por qué…?! ¡Se siente tan bien…!

No moví mi cuerpo, pero mi ano fue penetrado por completo. Cada vez que el dildo entra, su miembro hace lo mismo en mi vagina.

Sentí el dildo y su pene frotarse cerca de mi estómago.

— ¡Ahhhhhhhhhhh!

Y alcancé mi clímax de nuevo.

Mi ano relajado aceptó el dildo sin resistencia, y mi conciencia comenzó a desvanecerse después de venirme por segunda vez en poco tiempo.

¿Cuánto tiempo pasó desde entonces?

Cuando Kanade detuvo su tortura, mi respiración regresó a la normalidad. Sin embargo, gracias al combo del ano y útero, mis piernas se sienten como gelatina.

Y el agujero que fue violado con el grueso dildo por un largo tiempo sigue temblando con un líquido transparente saliendo continuamente.

—Por favor, regresa mañana.

Estaba muy mareada, pero de alguna forma me las arreglé para vestirme y salir.

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, dejé el cuarto temprano para desayunar. Después de dormir toda la noche, la magia que relajó los músculos de mi agujero se desvaneció, y regresaron a su estado original.

Kanade me dijo que fuera a su cuarto.

—Hoy usarás esto todo el día.

En su mano había una piedra del tamaño de un pulgar que vibraba a gran velocidad.

—Una piedra de vibración. Por ejemplo, si magica conflictiva como el fuego y el hielo se conjuran al mismo tiempo, ambas se cancelan y causan que la piedra vibre. Lo sabes, ¿verdad? Lo hice durante una clase de prácticas en mi primer año.

Así que hoy será de esa forma, verme soportarlo frente a todos.

Pero una piedra tan pequeña no tendrá efecto. Se sentirá bien, pero podré soportarlo.

—También preparé estas cosas.

Con una gran sonrisa, Kanade sacó dos dildos cuyas puntas vibraban. Y tres piedras del tamaño de pulgares.

Muy bien, esto puede que no sea bueno.

| Índice |

One thought on “Campo de azucenas – Capítulo 18: Pérdida de la virginidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *