¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 98: Limpieza completa (3)

Traducido por Shröedinger

Editado por Ayanami


En poco tiempo llegó el día de nuestra visita al castillo.

Esta vez, todos tendremos una audiencia con el rey.

Quizás, todos los demás miembros de la familia real también estarán allí.

Me preocupa que los gemelos se vuelvan locos…

Por el momento, les pedí a Sana y a Sasuke que prestaran un poco más de atención, así que ¿Qué tal?

Sana no me decepcionará, pero Sasuke puede que solo observe cada vez que algo suceda.

Después de llegar al castillo, nos llevaron inmediatamente a la sala de audiencias.

Cuando se abrió la puerta de la sala de audiencias y miré dentro…

Sí, quiero dar la vuelta y regresar.

¿Está realmente bien con tanta gente? Tal como están las cosas, la gente estaba desbordando.

A juzgar por su ropa, la mitad eran nobles, mientras que la otra mitad estaba formada por caballeros y funcionarios civiles.

Por supuesto, la familia real está más atrás.

El abuelo enarcó un poco las cejas, pero suspiró silenciosamente y se dirigió hacia el rey.

Sin embargo, lo escuché.

El abuelo murmuró —Te haré llorar más tarde… —Rey, ¡Huye! ¡El abuelo realmente lo hará!

Siguiendo al abuelo, también procedimos mientras sufríamos por las miradas de los alrededores.

¿Qué pasa con esta humillante situación?

—¡Oh, Gran Dios de la Espada! Es bueno que todos vinieran también.

Cuando llegamos frente al rey, nos habló.

Lo dijo con una sonrisa, pero su expresión cambió después de mirar el rostro del abuelo.

Como es el abuelo, probablemente amenazó al rey solo con los ojos.

—Hm, hmm.  Ho…hoy preparé este lugar para expresar mi agradecimiento por los logros de todos. Permítanme decirlo nuevamente, gracias a ustedes se resolvieron ciertos problemas en este país. Muchas gracias.

La gente detrás del rey comenzó a aplaudir.

Luego, los aplausos se extendieron rápidamente entre la audiencia.

Especialmente, los caballeros aplaudieron con entusiasmo.

Se lastimarán las manos ~ fue lo que pensé sobre sus repetidos aplausos.

Como los aplausos no cesaron, el abuelo abrió la boca.

—Estoy agradecido por esta oportunidad. Ahora bien, perdónanos. —Cuando el abuelo lo dijo, trató de salir apresuradamente del lugar.

El rey y sus ayudantes se pusieron nerviosos.

—¡Espe…espe…espera un momento! Señor Dios de la Espada, no hay necesidad de tanta prisa… Hay una pequeña fiesta planeada después de esto. La ropa de todos está preparada, así que únete a nosotros. ¡Te lo imploro!

El rey está desesperado.

Sus ayudantes están mirando mientras contienen la respiración.

El abuelo, que estaba a punto de irse, se detuvo al escuchar las palabras del rey.

—Si es así… Entonces participaré solo con Leafia. La fatiga de mi nieta y sus amigos aún no ha desaparecido. Por esa cosa.

El abuelo mostró una cara traviesa.

Absolutamente se está metiendo con el rey.

—E…eso. Realmente es una fiesta pequeña. A…así que ¿Por qué no nos acompañan Lillina y sus amigos? Si no participan… tendré problemas.

—Oh mi… Lillina, Allen, Ange, Sasuke, Sana, escucharon al rey, ¿Quieren asistir a la fiesta?

Eh ~~, ¿Nos estás preguntando?

Honestamente, no quiero, pero me pregunto sobre desafiar al rey.

Mirando a todos, parece que están esperando mi respuesta.

No se puede evitar, dijo que es pequeña, si participamos un poco cumpliremos con nuestro deber.

—Abuelo, creo que todos participarán, aunque sea un poco. Así que permítanos unirnos a usted.

El abuelo se rió y murmuró —Lillina es amable —Luego se volvió hacia el rey y respondió. —Porque mi nieta lo pidió. ‘Con mucho gusto’, participaremos.

Aunque ese “con mucho gusto” dio un poco de miedo, de alguna manera el rey y sus ayudantes parecen felices de que estemos participando.

Los preparativos parecen avanzar, ya que varias personas abandonaron inmediatamente la audiencia.

Bueno, esos tipos están acostumbrados a servir a los nobles.

El abuelo nos hizo señas para que nos fuéramos…

—P…por favor prepárense para la fiesta. Como mencioné anteriormente, se está disponiendo la ropa de todos. Les guiarán a habitaciones separadas, así que cámbiense de ropa allí.

Cuando el rey terminó de hablarnos, la gente que se había mantenido en la esquina se acercó a nosotros.

Luego nos guiaron a nuestras habitaciones.

Pensé que el grupo de mujeres estaría en la misma habitación, pero, aparentemente, nos separaremos.

Cuando entré a la habitación a la que me guiaron, cinco doncellas esperaban adentro.

A partir de ahí se convirtió en una batalla.

Después de entrar, a modo de saludo me arrojaron al baño.

Todos mis rincones fueron pulidos, luego me masajearon y me adormecí.

Las criadas me cuidaron maravillosamente mientras me peinaban, ¡Y mi cuerpo se contrajo por el masaje!

Los cumplidos fueron asombrosos.

Es suficiente, me estás poniendo incómoda.

El arduo trabajo de las criadas fue demasiado detallado, mirándome al espejo por primera vez después de una larga ausencia, vi a una hija noble.

Las sirvientas, satisfechas con su trabajo, me siguieron admirando un rato.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.