Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 19: El encuentro con el Rey Hada

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Un día, Tiararose estaba pasando el tiempo en su cuarto durante la tarde, luciendo cansada.

Si alguien le preguntara si no se sentía bien, probablemente respondería ‘No’ sin convencer a nadie. Si describiese su estado actual, diría que tenía una ligera fiebre por pensar demasiado.

Pensando en lo patética que era, Tiararose se acurrucó en el sofá.

A su mente vino la voz profunda y tranquilizadora de su persona amada. Su cuerpo temblaba al pensar en Aquasteed llamando su nombre.

Su prometido la atesoraba, no solo cuando estaban solos, sino cada vez que estaban juntos. Sin embargo, a menudo iría con Aishira, así que, como resultado, Tiara no pudo eliminar sus ansiedades.

Por supuesto, ella es muy consciente de que se encuentran por trabajo, ya que Aishira vende los peces que cría, corales, y otras cosas al Castillo.

—…Me pregunto si podré soportar esto.

Algún día va a derretirse por todos los celos y la vergüenza cada vez que Aquasteed la mima. Tiararose cerró sus ojos mientras pensaba esto.

El sofá acogedor rodeaba su figura gentilmente. Parece ser que se iba a quedar dormida si se quedaba de esa forma, pero podría ser algo bueno. Dejó que la somnolencia la envolviera y se durmió.

♦ ♦ ♦

—Lamento llamarte en tu tiempo libre.

—No, no me importa… ¿Qué piensas de este diseño.

—Sí, se ve bien. Definitivamente le irá bien a Tiara.

En una tarde soleada, Aquasteed tenía un encuentro con Aishira en una terraza que daba al jardín.

Podría ser cuestionable porqué estaban en la terraza, pero la principal razón de ello es simple: su encuentro no estaba relacionado con el trabajo. Ahora mismo, Aquasteed estaba eligiendo un diseño para un accesorio para el cabello, que planeaba darle a Tiararose.

—Parece ser que el accesorio que tenía el otro día le gustó, así que… ¿Qué te parece si le hacemos algunos arreglos?

—Suena bien.

Fue durante la visita de Tiararose a la casa de Aishira…

Aquasteed fue a buscarla, pero como ella estaba en el océano, esperó por ella en la orilla.

Mientras tanto, le preguntó a Aishira sobre el accesorio que planeaba darle a Tiararose.

Cuando Tiara lo vio tocando el cabello de Aishira, él sólo estaba señalando que le gustaba el diseño de su accesorio y que era apropiado para regalarlo.

Aunque las cosas terminaron con Tiararose enganchándose a su brazo y luego ambos abrazándose…

—…

— ¡! ¿S-Su Alteza?

—…No, no es nada.

Después de recordar lo que sucedió ese día, Aquasteed sonrió inconscientemente. Y esa sonrisa hizo que el corazón de Aishira diera un salto.

Pero ella concluyó rápidamente que él debía de estar pensando en su prometida. Después de todo, el motivo de su encuentro ese día, era para un regalo para ella.

—Respecto al color, que sea de azul oscuro.

— ¿Azul? Entiendo. Prepararé un color hermoso para ti.

Aishira supuso que el color era por el cabello de Aquasteed.

Incluso durante la Fiesta de Bienvenida, Aishira adivinó que la rosa azul de Tiararose en su cabello seguía el mismo principio.

…Realmente está enamorado de la Señorita Tiararose, huh… Si ese es el caso, estoy segura de que el destino del Reino está en buenas manos.

Pensar de este modo hacía feliz a Aishira. Y al mismo tiempo… se sentía algo celosa.

—…

Mientras los dos interactuaban, Tiararose observó la escena. Estaba caminando por el Castillo junto con Tarmo para recordar los caminos.

Pero tan pronto como los vio a ambos, se dio la vuelta hacia el camino opuesto para esconderse detrás de uno de los pilares y observar lo que hacían. Sin embargo, como estaba lejos, no pudo escuchar su conversación.

—Probablemente están hablando sobre trabajo, como siempre.

—…Tienes razón.

La preocupada voz de Tarmo entró en sus oídos. Por supuesto, ella pensaba lo mismo, pero no podía evitar estar celosa.

…Él me dijo que tenía deberes oficiales por el resto del día. Además, se suponía que estuviera en su oficina como siempre. No es del tipo que hace su trabajo fuera de la oficina, pensó Tiararose mientras observaba a Aquasteed sonreír feliz al leer algunos papeles.

Ciertamente, en la mesa había varias hojas… con planes de diseños, pero desafortunadamente, Tiararose no podía verlos.

… ¿Realmente me mintió sobre su trabajo? ¿Será porque le dije algo egoísta?

La verdadera razón era porque quería sorprenderla, pero Tiararose nunca pensó en esa posibilidad.

—Estoy seguro de que no hay nada de qué preocuparse, Señorita Tiararose. Mire, parece ser que volverán a su oficina.

—…Tiene razón. Por favor perdóneme, parece ser que estaba pensando de más.

—No, para nada. Si hay algo que le moleste, por favor no vacile en consultarme.

—Gracias.

Tiararose le envió una mirada final a la figura de Aquasteed retirándose antes de volver a caminar.

Ya que pudo memorizar la mayoría de los lugares del Castillo, hizo su camino hasta el bosque detrás del Castillo donde se dice que hay hermosas flores. Incluso había algunas que nunca había visto antes.

Después de caminar sola por 15 minutos, alcanzó la entrada del bosque. El jardín estaba bien cuidado y tenía varias hermosas flores.

En el momento en que se sentó en una banca cercana, las Hadas del Bosque aparecieron para saludarla.

『 ¡Ah〜! ¡Es Tiararose!』

『 ¡Buenas tardes, Tiara!』

—Cielos, buenas tardes para ustedes también. Están muy emocionadas hoy.

Sonidos de risas se escucharon ya que las Hadas parecían satisfechas con las palabras de Tiararose.

La escolta de Tiara, Tarmo, observaba la escena con una sonrisa evidente. Decidió mantenerse lejos para no molestarlas.

Afortunadamente, Tiararose estaba con varias Hadas del Bosque, así que asumió que no se aburriría… Además, si se quedaba cerca, miraría mal a Aquasteed.

—Oh, es verdad. Traje algunas galletitas conmigo, ¿quieren algunas?

『 ¡Wah, wah, waaah~! ¡¡Yo quiero!!』

『 ¡Wow, es tan crujiente!』

『 ¡Tan deliciosa, me encanta~!』

… ¡Son tan lindas!

Tiararose ama los animales y objetos pequeños, así que la vista de las Hadas comiendo galletitas era demasiado adorable para ella. Por eso estaba encantada de gustarles a las Hadas.

『 ¡Tiara, por aquí~!』

Las Hadas tiraron continuamente del brazo de Tiararose, dirigiéndola hacia el bosque.

Tarmo estaba por acercarse cuando lo vio, pero ya que se detuvieron delante de un árbol decidió no hacerlo. Asumió que intentaban mostrarle una hermosa flor.

Sin embargo, era demasiado tarde cuando se dio cuenta de que estaba equivocado.

— ¿?

Ella inclinó su cabeza preguntándose porqué los Espíritus parecían apuntar a una flor.

— ¡Qué hermosa! —dijo Tiara.

Pero al siguiente instante, el tronco del árbol se partió en dos, como si creara un camino. Resultó ser una puerta en el árbol que las Hadas crearon.

Mientras era empujada, Tiararose caminó sin hacer una pregunta por su propia voluntad.

— ¡Increíble! Las hojas de aquí brillan de forma impresionante.

『¡Más allá se encuentra nuestra Majestad!』

— ¿A qué te refieres con ‘nuestra Majestad’?

Mientras se preguntaba por las palabras de las Hadas, Tiararose recordó que tenía que informarle a Tarmo primero. No era bueno dejar a su escolta atrás e ir por su cuenta.

Eso es lo que pensaba, pero…

La entrada por la que pasó estaba rodeada de árboles y no había forma de salir.

— ¿Eh? Pequeñas Hadas, necesito volver un momento.

『Su Majestad está por aquí.』

『Por aquí, por aquí~』

Como si no pudieran escucharla entrar en pánico, las Hadas continuaron empujando a Tiararose por el camino.

—Umm, ¿pequeñas?

Intentó llamarlas una vez más, pero todo lo que hicieron fue empujarla. Cuando ya no sabía qué más hacer, llegaron al final del camino.

Lo que había más allá, era un gran espacio con Hadas del Bosque.

— ¿Qué es esto…?

—Entonces tú eres Tiararose.

En el espacio rodeado de árboles con flores haciendo de luces, Tiararose se encogió cuando alguien la llamó.

Cuando se giró hacia el propietario de la voz, vio un Hada… o no. Ahí había un hombre con la apariencia de un humano.

『Su Majestad~』

『Tiara está con nosotros~』

Las Hadas volaron y se reunieron con la persona que llamaban Rey.

Su cabello era largo, color verde oscuro, y estaba atado de forma suelta. Sus ojos dorados parecían ver a través de todo, y su constitución era alta y fornida.

… ¿Es el Rey de las Hadas… de las Hadas del Bosque?

Entonces se dio cuenta de quién era la persona frente a ella. Rápidamente se arrodilló frente al hombre que llamaban Rey.

Era obvio que el estatus del Rey Hada era mucho mayor e importante que el de ella, así que, debía mostrarle respeto.

―Es un honor conocerlo, Rey de las Hadas del Bosque.

―…Hmm. Llámame Keith, parece ser que las Hadas del Bosque te aprecian bastante.

―Estoy muy honrada.

El Rey llamado Keith le ordenó elevar la cabeza. La miró fijamente con una sonrisa en sus labios.

―Qué interesante ―murmuró.

― ¿?

―Tiara tú… tienes un alma inusual.

― ¡…!

―Es tan inestable, pero muy hermosa. Puedo ver porque les gustas a esos chicos. Además, tienes una dulce esencia. Es como el olor dulce de una pastelería.

Keith levantó el mentón de Tiararose y miró sus ojos.

Podría ser verdad que los ojos de él lucían como si pudieran ver a través de todo. Tiararose entonces se dio cuenta que todavía tenía algunas galletitas.

“¿Es posible que se refiera a esto?” pensó mientras le mostraba las galletitas gentilmente.

―Estoy muy honrada por su cumplido. Es probable que la esencia dulce de la que habla venga de esto…

―Las formalidades no son necesarias. Sólo llámame Keith.

―Sin embargo…

―Llámame así.

―L-Lo entiendo…

“¡Que Rey Hada más mandón!” es lo que gritaba Tiara en su interior. Entonces se dio cuenta de algo mientras pensaba en su actitud.

… ¿Podría ser uno de los objetivos de captura?

Él, que tenía la posición de Rey Hada, poder abrumador y, sobre todo, era apuesto… Tiararose estaba convencida de que era un objetivo del juego.

La secuela estaba ubicada en Marineforest, un Reino donde las Hadas existen. Tiararose pensó  que era un hecho que fuera un objetivo de captura.

—Ya veo, es una galleta, ¿huh? Huele realmente bien.

—… ¿Le gustaría probar algunas?

—Sí.

Tomó una galletita de las manos de Tiararose y se la llevó a la boca de inmediato.

Después de saborearla con profundidad, dejó escapar un suspiro divertido.

—Ya veo, le pusiste magia, ¿eh?

—Ah, sí. Aunque tengo poco poder mágico… puedo ponerlo en los dulces que hago. Al hacerlo, se vuelven buenos para el cuerpo y sanan heridas pequeñas más rápido.

—Ya veo. Pero debo admitir que sabe realmente bien.

A diferencia de la Heroína, Tiararose, que tenía el rol de Villana, no tenía mucha magia.

En su lugar, podía poner magia a los dulces que amaba más durante su anterior vida. Esto causó un efecto especial; volvía a las personas que las comían felices.

Dicho esto, el efecto no era grande y sólo relajaba por un momento a esas personas.

—Su Majest-

—Es Keith.

—…Keith, estoy feliz de que te gustara.

Keith no quería formalidades cuando usara su nombre, así que Tiararose no tuvo más opción que obedecerlo.

Cuando le llamó como quería, dejó escapar una risa satisfecha.

—Bien. A diferencia de los humanos, las Hadas son libres.

—…Eso parece. Desearía poder vivir como las Hadas.

Con una sonrisa amarga, Tiara dijo lo que tenía en mente.

Si pudiera hacerlo, entonces no necesitaría preocuparse por nada. Un amor humano era en verdad problemático.

—Que, ¿hay algo que te molesta?

— ¿Ah? No… Sólo pensaba que los humanos tenemos demasiados vínculos, por eso es difícil.

—Hmm. Bueno, eres amada por las Hadas, así que si necesitas algo, te ayudaré.

Mientras hablaba, la mano grande de Keith palmeaba la cabeza de Tiara.

… Estaba hablando tan desalentada. Qué vergonzoso.

Pero las palabras de Keith la hicieron feliz.

Ya que las Hadas del Mar la odiaban, estaba preocupada por varias cosas, pero aunque no fueran del Mar, apreciaba enormemente que el Rey de las Hadas estuviera preocupada por ella.

Especialmente porque era de otro Reino.

—Muchas gracias.

—No hay problema. Hablando de eso, eres de otro Reino, ¿verdad?

—Sí. Vine aquí desde el país vecino, Lapis Lazuli, como prometida del Primer Príncipe de este Reino —le explicó cortésmente a Keith.

—Ya veo —murmuró él. —Ese chico, ¿huh?

…Me pregunto si Keith conoce al Príncipe Aqua. Ya que no es extraño que el Rey Hada y la Familia Real interactúen.

—Lo conozco porque es de la Familia Real. Pero él no me conoce.

—Ya veo.

—Es el Heredero del Trono, ¿verdad? ¿Qué clase de persona es?

—Ah, sí… Déjame ver, Su Alteza es una persona muy amable que realiza muy bien sus deberes. También es apoyado por los ciudadanos.

Keith, que parecía interesado en Aquasteed, se sentó en un sofá hecho de flores mientras preguntaba.

Por supuesto, Aquasteed tenía muchos buenos puntos y mientras Tiararose le contaba todos, él sonrió diciendo que el futuro del Reino estaba en buenas manos.

…Después de eso, el tiempo pasó y Tiara perdió de vista cuánto tiempo estuvo hablando.

Ambos estuvieron sentados en el sofá mientras hablaban por varias horas. Por supuesto, el tema era el Reino y Aquasteed.

Pero entonces, Tiararose comenzó a contarle sus preocupaciones sobre su prometido.

—…Sé que soy amada, pero algo me hace sentir ansiosa. Me preocupa que elija a alguien más al final.

—Hmm… El amor humano es problemático.

—…Por eso, la libertad de las Hadas es algo admirable para los humanos.

Después de beber su té, Tiararose suspiró. Entonces se cuestionó qué le estaba contando al Rey Hada que había conocido por primera vez.

El pensamiento que eventualmente cruzó su mente la hizo sacudir la cabeza.

“… ¿Qué hora es?”

Había pasado bastante tiempo hablando con Keith. No solo eso, sino que recordó que no le informó a Tarmo sobre esto.

Es posible que haya creado algún problema

— ¡T-Tengo que irme ahora…!

Se puso de pie apresurada, y le preguntó a Keith dónde estaba la salida en pánico.

Él no pudo evitar reírse.

—Te enviaré a casa —dijo mientras envolvía sus brazos alrededor de su cintura.

— ¿Eh?

Para el momento en que se dio cuenta, ya estaba en su cuarto. Magia de teletransportación. Como se esperaba del Rey, hacer una Magia tan compleja…

Tiararose observó su cuarto sorprendida.

Ser capaz de volver con el chasquido de sus dedos era bastante peculiar para ella. Cuando estaba por agradecerle, alguien más la interrumpió.

— ¿Tiara…? ¿Quién es ese hombre? ¡Aléjate de ella!

— ¡…!

Parece ser que se teletransportó en el mismo momento en que Aquasteed entró al cuarto.

Los ojos que miraban a Keith eran despiadados. Sacó su espada y apuntó a Keith con la punta.


Sharon
Uuhh, ¿tendremos otro pretendiente para Tiara? Eso espero, porque eso de que la pobre mire cómo todos sus prometidos se enamoran de otra me rompe el corazón Q-Q Aunque no creo que Aqua le haga eso, pero si no aclara Tiara se va a volver loca de la preocupación...

| Índice |

15 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 19: El encuentro con el Rey Hada

  1. Marllen says:

    Meu Aqua é o melhor, com o tempo nossa prota vai ver que ama só a ela, obrigada pelo seu trabalho duro 😆😆😆😆😆😆

    • Shaey says:

      Cheus….. Penso a mesma coisa. Também gostaria que ela fosse um mais sincera com ele e contasse suas preocupações sabe….. Porque quem sabe assim podem evitar os avances daquela heroína.

  2. Shion93 says:

    Kyaaa apareció Rival-kun en escena! Ohh ahora ya veo venir infinitos mal entendidos entre estos dos… Tenemos a la Heroína de la secuela por un lado y al objetivo de captura por el otro.

  3. Resa Rin (@Resa_Rin) says:

    ¿soy la única que siente que este desarrollo en realidad sí va de acuerdo con el segundo juego y Tiara todo el tiempo fue la heroína de este? ¿Sí?
    Bueno pues, me callo, pero es que en serio la heroína anterior es tan idiota que no puedo evitar pensar que todo lo que dijo es mentira.

  4. Wini V. says:

    Me gustaría más que Tiara se quedará con Keith al menos el no deja que Tiara tenga dudas se lo que quiere y piensa por otro lado Aqua solo ase durar y poner muy insegura a Tiara. aunque se ve que Tiara de verdad ama a Aqua no se si llegaran a ser un pareja perdurable

    • Devany 🌀 says:

      Pero eso no es cuelpa de Aqua-sama, él desde un principio le ha sido sincero y le ha dicho claramente que la ama, él problema es que Tiara tiene muy poca confianza en si misma :’v.

    • Mery (@Sumiri01) says:

      Es por eso que Tiara es rival de la heroína. La competición comenzó desde el momento en que ella pisó en el país. Vaya a ver que no les gustan las almas inestables (al menos eso es lo que el rey de las hadas dijo), al final en la teoría de Tiara no y en el caso de que se trate de una persona.

  5. Mery (@Sumiri01) says:

    Cuando el rey de las hadas dijo que su un día ella necesitara ayuda él estaría la me dio un poco de miedo.Imagina hadas del agua X hadas del bosque. A pesar de ser bueno ella tener un aliado con el ranking de rey en un país desconocido. Por qué los ciudadanos no conocen a Tiara puede suceder algo. O se imagina si las hadas del agua empiezan a atacarla por qué la heroína está disfrutando del Aqua.

    Hablando de ella, si ella tiene como predententes en el juego original el Aqua y Keith imagina el resto. Debería ser por eso que Akari se quedó loca para ir al país vecino.

    Me gustó el Keith y yo estaba riendo de la forma en que se comportó. Él se preocupó de que iba a ser el próximo y él debería haber interesado más por saber que Tiara va a ser la futura reina. A la hora que él cogió en la cintura de Tiara pero no se que es lo que mas me gusta de mi. Después van a emborrachar después sin posibilidad de Aqua y Tiara reaccionar.Creo que (quiero que sea así )que Keith esta ayudando a Tiara a tener más confianza del amor de Aqua.Sinceramente no tenía necesidad de que él prácticamente la abrazó ella y traer a su cuarto así.Aran de pasar horas hablando del gran amor de ella y no se toca que ella está enamorada de Aqua.

    Cuando las hadas llevaron a Tiara al reino de ellas me quedé gritando para que ella huir.

    Sólo quiero pasar a la heroína no caer sobre el Aqua.Ela tiene 4 más, ¿por qué sólo tiene que ir atraz los rivales Aqua.Cade (heroína de los solicitantes) cuando los necesitan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *