Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 24: El secuestro de Tiararose

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


En el cuarto donde la luz del sol pasa a través de la ventana, Tiararose estaba sola sintiéndose deprimida.

Esto era porque falló en evitar que el evento esencial sucediera, y además huyó de Aquasteed y Aishira.

Sabía en su mente lo que debía hacer, pero al verlo suceder frente a sus ojos, se volvió incapaz de hacer nada.

—Me pregunto cómo puedo volverme más fuerte.

¿El corazón del Príncipe Aqua sigue perteneciéndome?

¿Terminará enamorándose de Aishira luego de los eventos del juego? Tiararose no podía evitar sentirse insegura.

—Pero no sé cómo terminó el juego. Por eso no puedo ver al Príncipe Aqua con normalidad.

Fue capaz de recordar el evento de esta vez por casualidad, pero no sabía nada más. Akari, quien reencarnó como la Heroína del anterior juego, seguramente sabría lo que sucedía, pero no debía preguntarle a ella.

Probablemente fuera mejor si tuviera la información del juego, pero si lo supiera entonces no podría mirar a Aquasteed a los ojos nunca más.

—Está bien. El Príncipe Aqua sólo me ve a mí.

Sus ojos comenzaron a humedecerse por sus palabras. Levantó la mirada para evitar que las lágrimas cayeran.

Y al hacerlo, algo cubrió sus ojos de repente.

¿Eh?

Su cuerpo se congeló mientras intentaba procesar qué estaba pasando. Entonces escuchó a alguien contener la risa detrás suyo.

Parecía que lo que cubría sus ojos eran manos, y después de escuchar la risa, supo quién era al instante. Se dio la vuelta rápidamente y dijo el nombre del culpable.

— ¡Keith!

— ¿Qué es esto? ¿Te hizo llorar de nuevo?

—Estás equivocado.

Su largo cabello verde acariciaba las mejillas de Tiararose, haciéndole sentir cosquillas y sus lágrimas se detuvieron.

Aunque estaba enojada porque hubiera aparecido de repente, suspiró sabiendo que no importaba lo que dijera, sería inútil. Además, por más que bromeara cuando estaba con ella, seguía siendo un Rey.

Tiararose frunció el ceño mientras negaba la acusación de Keith.

—Pero tu corazón está llorando. Puedes venir conmigo si duele tanto.

—…No es él quien me hizo llorar. Es porque estoy asumiendo cosas por mi cuenta.

—Los humanos realmente son problemáticos.

Tiararose le había dicho a Keith que no la visitara en su cuarto, pero él era demasiado libre y no la escuchaba. Cosas como esta preocupaban a Aquasteed, así que no quería que estuvieran solos en la misma habitación.

—Y tú eres tan despreocupado como siempre.

Con la risa de Keith de fondo, Tiararose se levantó a preparar algo de té.

Aunque no estaba segura si algo hecho para humanos sería de su gusto, lo menos que podía hacer era ser buena anfitriona.

—Huele bien —dijo Keith mientras ella vertía el té caliente en una taza. Tiararose se sintió aliviada al ver que le gustaba la bebida.

—Así que a las Hadas también les gusta el té.

—Sí, especialmente a las del Bosque. Las flores naturales hacen un buen té, te daré algunas la próxima vez como agradecimiento.

—Gracias.

El conjunto de té en su cuarto estaba compuesto por sus tés favoritos y otras clases que Aquasteed preparaba para ella.

Todo estaba preparado para hacerla sentir relajada y cómoda.

—Parece ser que tus lágrimas se detuvieron.

— ¡…!

Keith espió el rostro de Tiararose sobre la taza de té. Se rio satisfecho y tomó su brazo.

Sin saber lo que sucedía, Tiararose le miró confundida. Siendo una persona despreocupada, Keith siempre actuaba de improvisto.

—De cualquier forma, vamos.

— ¿Eh? ¿A dónde?

Sin responder, tiró de Tiararose hacia él y usó su magia de Teletransporte. Por supuesto, sin esperar la aprobación de Tiararose.

…Y entonces, justo cuando se iban, Aquasteed golpeó la puerta luego de seguir a Tiararose.

Estaba preocupado porque ella había huído de repente, así que la fue a buscar. Sin poder encontrarla en ningún lugar, fue hacia su cuarto.

— ¿No está aquí?

Su voz hizo eco en el tranquilo pasillo. Pero el Caballero que hacía guardia en su cuarto confirmó que había regresado.

¿Está llorando?

Su amada Princesa que raramente quería ser mimada y, por ser la Hija del Marqués de otro país, se contenía varias veces. Aquasteed quería protegerla, pero Tiararose era tan excelente que él no podía hacer mucho.

—Estoy entrando —dijo mientras abría la puerta de la habitación vacía de Tiararose.

El interior estaba aún más silencioso que el pasillo.

Mientras miraba el lugar sospechosamente, vio el té que seguía caliente. Considerando la posición de la mesa, no era probable que Tiararose se hubiera sentado mientras bebía.

—… ¿El Rey Hada?

Aquasteed llegó a esta conclusión rápidamente y se mordió el labio. Estaba seguro de que el Rey Hada se había llevado a Tiararose.

Concluyó que no pudo encontrarla porque el Rey había usado su magia de Teletransportación, así que dejó el cuarto para hacer los preparativos para traerla de regreso.

♦ ♦ ♦

La puerta del árbol estaba hecha como si quisiera rodear al bosque. Más allá de ella se veía el Castillo del Rey Hada.

Varias flores coloridas florecían como si le dieran la bienvenida a Tiararose. Mientras tanto, las Hadas del Bosque se reunieron a su alrededor riendo.

『¿Huh? ¡Es Tiara~!』

『Su Alteza, bienvenido~』

『¿Qué sucede~?』

Las Hadas le dieron la bienvenida a Keith y se encontraron con Tiararose en sus brazos.

En la atmósfera animada, la única que estaba en pánico era Tiararose.

— ¡Keith! ¡¿Qué significa esto?! —Ella demandó una respuesta debido a la transición repentina.

—No grites así.

Al igual que la última vez, no le dijo nada a Aquasteed. Estaba preocupada, pensando que no podía realizar el mismo error por segunda vez.

Cuando le dijo que la enviara de regreso, Keith sacudió la cabeza.

—Probablemente no lo notaste, pero no te ves bien Tiara. Deberías descansar.

—E-Eso no importa…

—No te haré nada. —Keith la hizo acostarse en la cama antes de continuar: —Sólo descansa por ahora.

Después de eso, las Hadas se acercaron a ella con una sábana.

『¿Falta de sueño~?』

『¡Eso no es bueno para tu piel!』

—Ah, um… Estoy feliz por su preocupación, pero estoy bien.

『¡Pero Tiara, tus ojos están rojos!』

『¡Aquí, te daré esta flor~!』

Las Hadas continuaron diciéndole que descansara. Es verdad que sus ojos estaban rojos por la falta de sueño y el llanto.

Y después de la sorpresa del evento, no lucía muy animada.

—…Muchas gracias. Pero descansaré en mi cuarto, así que por favor déjenme ir a casa.

—Eso no es posible. Sabes que las Hadas del Bosque son caprichosas, ¿verdad?

—Keith, pero yo-

Keith puso su mano gentilmente en la cabeza de Tiararose y, en un instante su vista se oscureció y perdió la conciencia.

—Descansa por un rato.

La voz profunda de Keith resonó en su cabeza.

—…No importa qué tan descuidada es, ¿quién pensaría que caería dormida en un instante? Debe estar pasándola mal…

Keith la llevó en sus brazos y la acostó en la cama una vez más.

—Puedes tomarte un tiempo para descansar por ahora —dijo mientras acariciaba su mejilla gentilmente.

『Su Alteza, ¿qué le sucede a Tiara?』

—Está algo cansada. Jueguen con ella cuando se despierte.

『¡Bien!』

Emocionadas, las Hadas se acostaron a un lado de Tiararose. Parece ser que planeaban tomar una siesta, así que Keith las dejó hacer lo que querían.

—…En serio, qué problemático.

Keith suspiró y dejó el cuarto.

Las Hadas cuidarían de ella, así que no tenía nada que hacer.

La Princesa que es amada por las Hadas del Bosque, ¿eh?

Hay tres tipos de Hadas viviendo en Marineforest.

Las Hadas del Bosque, las Hadas del Mar y las Hadas del Cielo. Cada una tiene su propio Rey que las lidera.

Una persona puede ganar la bendición de las Hadas si a ellas les gusta esa persona.

Entre todas, las más amistosas son las Hadas del Mar, las siguientes las del Cielo y las últimas las del Bosque.

Ellas, las más caprichosas entre todas, raramente se muestran frente a un humano. Que el Rey se muestre es algo inimaginable.

—Si estoy correcto, la favorita de las Hadas del Mar es una humana llamada Aishira. Aunque los humanos son problemáticos, lo mismo sucede con las Hadas del Mar.

Dicho esto, Keith no puede hacer nada con las Hadas Marinas.

Ellas están muy unidas con las cosas que les gustan. Hubo una vez cuando una chica amada por las Hadas del Mar sufrió horriblemente y el mar se volvió rojo, triste por lo que le sucedió.

Los peces desaparecieron, e incluso los corales perecieron. Desde entonces el trato del Reino de Marineforest hacia el humano amado por las Hadas del Mar se volvió muy cauteloso.

— ¿Cuándo fue eso? ¿Hace cien años…? No creo que haya pasado recientemente…

Keith intentó recordarlo, pero se detuvo porque era demasiado problemático.

Sin embargo, es un hecho que el humano amado por las Hadas es de gran importancia. Hasta ahora nada serio pasó, además de ese incidente.

Entre todas, las Hadas del Bosque nunca se acercaron a un humano hasta ese punto.

—Aquasteed como el nuevo Rey, ¿eh? ¿Podrá proteger al Reino, su mujer, el bosque, mar, aire… todo?

Me pregunto cuántos Reyes pudieron hacer eso hasta ahora.

El Verdadero Rey de Marineforest es quien es reconocido por el Rey de las Hadas.

—Ahora que lo pienso, hubo un hombre que pudo hacerlo en el pasado —dijo Keith al recordar.

Se teletransportó hacia donde estaba Aquasteed mientras reía.

| Índice |

14 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 24: El secuestro de Tiararose

  1. Ruki V01 says:

    Si la boludita amada por las hadas del mar sufre, el mar se jode.
    Será lo mismo con Tiara? Debería serlo. Si ella sufre, el bosque debería perecer y las bestias a descontrolar.

  2. Mery (@Sumiri01) says:

    Debemos golpear las palmas de nuevo a Keith una vez más robó la escena.
    La gente que es muy tierna y hermosa. Fue muy bonito que se hubiera secuestrado a Tiara para que pueda descansar en paz.Tiara no puede reclamar que está sola, Keith cuida muy bien de ella.

    Cuando se dijo eso: “Ellas están muy unidas con las cosas que les gustan. Hubo una vez cuando una chica amada por las Hadas del Mar sufrió horriblemente y el mar se siente rojo, triste por lo que le sucedió.”Sólo me imaginé lo que Keith haría por Tiara si algo sucede de grave. La tierra va a temblar, los alimentos van a quedar podridos, no tienen suelo más fertil.

    Cuando Keith dijo esto: “El Verdadero Rey de Marineforest es quien es reconocido por el Rey de las Hadas.” Me arrepiento. Creo que Keith va a probar el Aqua-sama para ver si sirve para ser el rey.

    • Resa Rin (@Resa_Rin) says:

      ¡Exacto! La tristeza de Tiara tiene el potencial de borrar el maldito reino de la faz de la tierra ¿y están preocupados porque la otra se moje? ¡Que hagan el reputo favor!
      Además… ¿Soy yo o en ningún momento nadie se ha referido a Keith como “el rey de las hadas del bosque”? Sino como “el Rey Hada”….

  3. VII says:

    Y se reitera que esa bomba de tiempo es algo inútil que solo existe una persona amada por las hadas del mar? Y a la mayoría de las personas las quieren no le dieran su bendición a la primera a la acompañante de Tiara? Realmente es única, bien se entiende que la mayor parte de negocios son marítimos o relacionado con el mar ,pero Dios no es lo único que debe haber,y como la explica el Rey hada Keith ellas son unas faciles,no sería mejor no favorecer y más bien hablar con los tres reyes hada?

  4. Resa Rin (@Resa_Rin) says:

    Dios, adoro a Keith, me lo quiero quedar, creo que ya me gusta más que Aqua… Es que entiendo; Aishira es amada por las hadas del mar, pero independientemente de lo que pasó cien años atrás, ellas más o menos aman a todo el mundo, por lo que la que consiguió el amor de las hadas más raras ¿no debería tener aunque sea un poquito de prioridad?
    Ya no digo que maltraten a Aishira, porque es buena onda, pero sí fue una mega exageración el “Oh, no, debo evitar que la tipa que pasa 22 de las 24 horas del día en el agua se moje porque sino se enojarán las hadas del mar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *