Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 27

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Cuando saltó al Trono, lo primero que Aquasteed vio fue un rosa claro.

Su cabello hermoso ondeaba con el viento y, oh, cómo quería teñirlo de su propio azul.

Lo siguiente que entró en su visión fue el Rey Hada que actualmente la sostenía, sin dar señal de dejarla ir.

—…Libérala, Rey Hada.

— ¿Y qué harás si digo que no?

—Entonces la recuperaré a la fuerza.

La única que temblaba al escuchar la conversación era Tiararose.

A pesar de que quería escapar de su regazo, actualmente la tenía agarrada de la cintura así que no podía escapar.

Aunque una pelea entre el Rey de los humanos y el Rey de las Hadas no debería ocurrir por su culpa.

—Por favor deténganse —murmuró con un tono tembloroso, pero ninguno le hizo caso.

Y por más que Tiararose les dijera que se detuvieran, Aquasteed ya no podía retirarse. Su amada fue secuestrada y ahora estaba sentándose en el regazo de otro.

Le recorría por el cuerpo la urgencia de gritar y decirle a Keith que dejara de burlarse.

—Aunque sea el Rey de las Hadas, no perdonaré a quienes pongan sus manos sobre Tiara.

—Hmph. Todavía hay mujeres para ti, ¿verdad? Y, aun así, demandas que te la devuelva, me haces reír.

— ¿Qué clase de tonterías…? Sólo necesito a Tiara y a nadie más.

Riendo, Keith miró a Aquasteed con compostura.

—Pero ella siempre se siente insegura —dijo mientras besaba su cabello.

— ¡Rey Hada…!

Se mordió el labio, queriendo atacarlo, pero… Como tenía a Tiara, no podía hacerlo.

Siempre anheló por el cabello de Tiararose, sus ojos, sus labios, todo. Y finalmente, finalmente pudo robarla de Heartnight.

¿Quién pensaría que un hombre más fuerte la buscaría? Sin embargo, Aquasteed no planeaba permitir que Keith se la llevara.

Y aunque el resultado llevara al Reino a una catástrofe, siempre elegiría a Tiararose sin pensarlo dos veces.

— ¡Keith! ¡Por favor suéltame!

—…Una mujer no debería involucrarse en una pelea entre hombres… ¿Estoy en lo cierto?

Tiararose gritó, pero Keith no le prestó atención, en su lugar, miró a Aquasteed buscando que estuviera de acuerdo.

… ¡Si quieres a Tiara entonces ven a buscarla!

Poniéndose de pie, Keith dejó que el viento baile mientras aterrizaba frente a Aquasteed. Tiararose, quien quedó en el Trono observando, no sabía qué hacer.

Si sólo tuviera información confiable…

Una pelea entre Aquasteed y el Rey Hada. Tiara no podía dejar de pensar que era un evento del juego ya que no había forma en que algo como esto, donde el Reino podía verse involucrado, sucediera de otra forma.

Eso es lo que Tiararose pensaba, pero Aquasteed no está consciente del juego, y se mueve a su voluntad.

— ¿Piensas que un simple humano puede ganarle al Rey Hada?

— ¡Aunque sea difícil, no puedo permitirme perder!

*Swoosh*

Su espada sonó como si estuviera cortando el viento cuando señaló a Keith con ella.

Su punta destelló rápidamente al atravesar el aire cerca de la garganta del Hada.

—Hoo.. —dijo Keith como si estuviera elogiándolo. Entonces se rio. —Para ser un humano tienes una gran espada.

— ¡Eso es porque un Rey débil no puede apoyar a su Reino!

—…Hmm, es verdad. La larga línea de Reyes en verdad era excelente en artes marciales.

Segundo golpe, tercero, cuarto…

Aquasteed movió su espada sin detenerse.

Keith lo evadió sin esfuerzo. Pero, al siguiente instante, un fuerte golpe de Aqua llegó cerca de él.

*Clang*

Lo que detuvo la espada de Aquasteed fue el abanico de Keith. Con eso detuvo el ataque del humano. Aquasteed retiró su arma y dio un paso atrás.

— ¡Yo también atacaré ahora!

Keith ondeó su abanico, formando un vendaval que atacó a Aquasteed.
No es llamado el Rey Hada por nada. El Rey humano pudo evitarlo, pero el viento se las arregló para herir su mejilla ligeramente y mostró tener el poder suficiente para destruir la pared a su espalda.

—… ¿Un acantilado? Ya veo, estamos en la cima de la montaña.

—Es verdad. Y es la más alta de todas. Puedo ver todo el Reino desde aquí.

Es como si observara el Reino, pensaron Tiararose y Aquasteed.

Por supuesto, no sabían si era verdad, porque ser bendecidos por las Hadas del Bosque es algo muy difícil.

—Seguramente morirás si caes.

—Hmm, eso significa que estaré bien siempre que no caiga… ¡Agua, ven a mí! —Aquasteed desestimó la risa de Keith y envolvió su espada con agua.

Poner magia a un arma es difícil a menos que seas bueno controlando tu poder mágico. Eso solo probaba que Aquasteed era muy bueno tanto en esgrima como en manejar su magia.

—Qué interesante —murmuró Keith pareciendo convencido.

Mirándolo fijamente, Aquasteed verificó dos veces la posición de Tiararose. Ella seguía sentada en el Trono, observándolos con una expresión inquieta.

A esta distancia, no se vería envuelta en su ataque.

Una vez que Aquasteed ondeó su espada, el agua que estaba atrapada en la punta se convirtió en una segunda hoja y se dirigió hacia Keith.

Él, sabiendo que no podía evadir, lo bloqueó con su abanico. Aquasteed no dejó pasar este momento.

Rodeó sus pies con viento y se acercó suavemente, ondeando su arma.

— ¡¡…!!

Tiararose se paró del Trono, incapaz de seguir soportando la fiera batalla frente a ella.

No quería que ninguno saliera herido. Quería que ambos estuvieran a salvo. Aunque eso fuera egoísta por su parte, es lo que deseaba.

La sangre de la mejilla de Aquasteed cayó al suelo. A pesar de que el corte era pequeño, todavía no quería ver a alguien importante para ella herido.

— ¡Príncipe Aqua! ¡Keith! ¡Por favor deténganse!

Distanciándose del otro, ambos se prepararon para realizar el próximo ataque cuando… Tiararose se arrojó entre ambos.

Aquasteed estaba ondeando su espada, y Keith a punto de liberar magia de su abanico. Voces que se parecían a gritos resonaron en el Salón del Trono.

— ¡…Ugh!

— ¡Bas… tardo…!

Ambos reaccionaron para no herir a Tiararose. Para detener su espada, Aquasteed tomó el filo con sus manos y así detenerla. Keith forzó la trayectoria de su magia y el viento que salió voló dentro del Salón.

—…. ¡Kyaaaa!

A pesar de que la magia de Keith no la golpeó directamente, el viento hizo que su cuerpo saliera volando. Ella había saltado entre ambos mientras peleaban. Por supuesto que estaba preparada para salir herida.

Pero su miedo superó su determinación. Llamando su nombre, Keith intentó tomar su mano, fallando.

— ¡¡Tiara!!

— ¡¡…!!

Y así, como todos esperaban, y rogaban para que no sucediera, el cuerpo de Tiararose salió volando por el agujero en la pared hacia el suelo.

— ¡Viento, ven a m-!

— ¡Tiara!

Incluso antes de que Keith pudiera usar su magia de viento, Aquasteed persiguió a Tiararose y saltó hacia el agujero desde donde se veía el acantilado.

Usó el viento para aumentar su velocidad. Alcanzándola, puso sus brazos gentilmente a su alrededor.

— ¡¿P-Príncipe Aqua…?!

—…Al final, pude abrazarte.

Aunque estaban cayendo.

Aquasteed estaba profundamente encantado por poder mantener a Tiararose entre sus brazos con fuerza, como si le estuviera diciendo que nunca la volvería a dejar ir.

—Príncipe Aqua…

—Parece ser que te hice sentir ansiosa. Perdóname por ser tan impotente.

—No, para nada. Siempre haces tiempo para mí, todos los días. Es mi culpa por estar celosa de la Señorita Aishira —dijo Tiara mientras sacudía su cabeza con fuerza.

—… ¿Estabas celosa? —le susurró en el oído.

¡Oh no! pensó, pero ya era demasiado tarde. Un muy feliz Aquasteed ahora ponía besos en sus oídos, en su cabello, en su frente, y finalmente, en sus labios.

Tiararose entró en pánico.

¡¿En esta clase de situación…?!

Si seguían de esa forma, terminarían cayendo al suelo y muriendo. Aun así, ¿por qué Aquasteed estaba tan tranquilo?

Por supuesto, el único motivo era porque finalmente pudo abrazar a Tiararose.

—Perdóname. Sé que estoy siendo desconsiderado, pero estoy realmente feliz de que te sientas así.

—Príncipe Aqua…

Esta vez, la besó en los labios.

Fue un beso corto y gentil, y Tiararose dejó escapar una voz dulce.

…Aunque quiero escuchar más de su linda voz, supongo que deberíamos continuar por la noche.

Si no hacía algo sobre esta situación, realmente terminarían muriendo.

—Tiara, sostenme con fuerza.

— ¡B-Bien!

Aquasteed entrecerró los ojos lentamente mientras la apretaba contra su pecho. Tiararose hizo lo que le dijo y lo sostuvo con fuerza.

A pesar de la situación en la que se encontraban, extrañamente sus miedos desaparecieron al instante.

Tiararose estaba segura que Aquasteed la protegería sin importar qué.

—Hada del Cielo, escucha mi llamado.

『En serio, eres realmente descuidado. Pensar que te enfrentarías a un Rey Hada…』

Quien respondió a la voz clara del Rey humano era un Hada del Cielo, con un par de alas saliendo de su espalda. Su voz exasperada demostraba lo preocupado que estaba por él.

Aquasteed fue bendecido por las Hadas del Cielo, así que estaba en su territorio.

Hasta el punto en que estaba orgulloso de decir que no perdería contra Keith en una batalla allí.

—Cielo, vuélvete alas y atrápanos —conjuró Aquasteed y usó su Magia del Cielo.

— ¡Kyaaa…!

El viento sopló suavemente, y ambos volaron como aves.

—Wow —dijo Tiararose inconscientemente, impresionada.

Se preguntaba si eran los únicos que habían visto el Reino desde el aire. Era un lugar muy hermoso.

… El Príncipe Aqua está dando lo mejor para proteger este hermoso Reino.

Le hizo pensar que sus celos por Aishira eran insignificantes.

Quiero apoyar este Reino junto con Aquasteed.

Cuando ese pensamiento vino a su mente con naturalidad, lágrimas se acumularon en sus ojos.

— ¿Tiara?

—…No es nada. Siento que estuve preocupándome por algo tan pequeño… Pero, a partir de ahora, me esforzaré a tu lado.

Sonriendo con timidez, esta vez fue Tiararose quien besó con suavidad a Aquasteed.

Aunque se sentía algo triste al alejarse, era suficiente por ahora…

♦ ♦ ♦

— ¡Por favor, nunca vuelvan a repetir lo que hicieron hoy!

¡Hmph!

Tiararose infló sus mejillas para mostrar lo enojada que estaba.

Los dos se disculparon con honestidad, así que al final los perdonó, pero los regañó por una hora.

—Perdóname Tiara. A partir de ahora pasaremos más tiempo juntos de lo normal.

—Como no puede evitarse, pasaré tiempo en su lugar con moderación.

…Siento que algo está mal.

Ella estaba feliz que Aquasteed fuera a buscar más tiempo para pasarlo con ella, pero Keith definitivamente estaba jugando.

—Tiara está demasiado ocupada pasando tiempo conmigo, así que temo decir que no tiene tiempo para estar contigo.

—Sabes cómo contestar ahora, ¿eh? Entonces iré por la noche.

—Entonces dormiremos juntos.

Los dos intercambiaron golpes verbales.

A pesar de que lucían como si estuvieran bromeando, Tiararose no lo sintió así.

—Por favor deténganse —dijo perdiendo la cuenta de las veces que lo había dicho.

—Oh, bueno.

Cuando Keith estaba por tocar el cabello de Tiararose, Aquasteed quitó su mano. Parecía que no planeaba seguir siendo modesto sólo porque era el Rey Hada.

Tiararose observaba cómo interactuaban sentada en el Trono.

… Al parecer se están llevando bien.

Si los dos Reyes unieran sus manos, el Reino seguramente se volverá más abundante.

Quienes vieron la escena y elevaron su voz mientras reían fueron las Hadas del Bosque.

『¡Tiara, te ves como un Rey~!』

Esas palabras causaron que todos la miraran.

Sentada en el Trono con Aquasteed a un lado y Keith del otro, era como si los dos Reyes estuvieran sirviéndola.

— ¡Haha! Como pensaba, Tiara es genial.

… Involucrarse con los humanos no es tan malo.

Riéndose, Keith pensó que estaba esperando por ver el futuro del Reino.


Sharon
¡Qué lindo capítulo! ¿Quiénes ya se habían dado cuenta que Aquasteed fue bendecido por las Hadas del Cielo? Yo comencé a sospechar cuando escuché que había tres tipos de Hadas. Me gustó la escena final, donde Tiara es servida por los dos Reyes, y realmente no puedo dejar de sentirme como Keith, esperando por la próxima aventura de la princesa.

| Índice |

11 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 27

  1. Shugi says:

    Yo pensé que ya todos lo sabíamos xD no se acuerdan del primer volumen cuando hizo lo de las estrellas para mostrarlo a Tiararose?
    Él dijo que lo podía hacer gracias al poder de las hadas, el acontecimiento estaba relacionado con el cielo. Entonces lo más lógico es que era bendecido por esas hadas
    Eso creo uwu

  2. Shion93 says:

    Awww todo termino tan bien! Debo admitir que tuve miedo durante la pelea pero todo terminó tan bien! Me encanta la rivalidad de estos 2 Reyes. Estoy enamorada de ambos #TeamHarem

Responder a liliana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.