Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 30: La Reina Bendecida de la Próxima Generación

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


¿A quién está dedicado este buen tiempo?

Dentro del carruaje que los llevaba a la ceremonia de bodas, Aishira recordó lo que sucedió el día anterior.

Lo que Akari le dijo (“¡Por favor mantente alejada del esposo de mi amiga!”). Esas palabras se quedaron en su mente.

Me pregunto si realmente pienso así de Su Alteza.

Sentía algo extraño en su corazón.

—Nunca sentí ningún tipo de afecto romántico hacia Su Alteza —dijo Aishira en voz alta, dirigiéndose a ella misma.

Si no, actuaría de forma impulsiva. Un sentimiento intenso estaba dando vueltas en su interior. Era como si tuviera un torbellino en el pecho.

“No hay forma en que sienta algo por él”, es lo que se repetía una y otra vez.

—Su Alteza es muy excepcional y fuerte. Su comportamiento siempre es compuesto y digno. Su amabilidad y madurez… Su presencia es tan brillante, diferente a mí, que siempre estoy en el mar.

Aishira se inclinó contra la pared del carruaje, su accesorio para el cabello hecho de coral tintineando ante su movimiento.

Lo que apareció en su mente fueron las palabras estrictas de Akari, Tiararose, quien la trató muy bien y… Aquasteed.

—Ni siquiera soy compatible con Su Alteza. Tener sentimientos románticos por él, es demasiado descarado. Además, el matrimonio debe realizarse por el bien de la Casa. Por eso le dejé el asunto a mi padre.

…No pienso casarme por amor.

¿Pero por qué se sentía tan confundida? Esto nunca le había pasado antes. Apretó el puño con fuerza, soportando el sentimiento en su pecho.

—Estoy segura que es porque la Señorita Akari dijo esas cosas…

…Seguramente sólo siento lástima por Lady Tiararose. Por eso mi pecho se siente tan apretado.

Los sentimientos de Aishira hacia Aquasteed no eran de amor, no lo eran.

No obstante, el moño que llevaba hoy también era azul oscuro…

♦ ♦ ♦

En la Catedral de Marineforest.

Ahora mismo, la boda entre Tiararose y Aquasteed estaba llevándose a cabo.

—… ¿Qué debería hacer? ¿Segura de que no luzco rara?

—Es la mujer más hermosa en el mundo, así que por favor tenga confianza.

En la entrada de la Catedral, Tiararose le preguntó a Philliane una vez más mientras los nervios la invadían.

Envuelta en un vestido blanco, puso sus manos frente a su pecho que latía con fuerza.

Philliane respondió elogiándola con firmeza. Hasta el punto donde pensó que era un desperdicio que se casara con Aquasteed.

El vestido de casamiento de Tiararose era liso con lindos detalles. Los lazos colgaban del dobladillo dando la impresión de que era un Hada de la Luna, o eso es lo que Philliane pensaba.

Las flores que le dieron las Hadas del Bosque como regalo, fueron colocadas en el vestido y, el largo encaje que ondeaba con el viento fue bendecido por las Hadas del Cielo.

El ramo de flores blancas en su mano estaba atado con una cinta azul.

Y en su oreja estaba el piercing a juego que recibió de Akari. Del otro lado llevaba un arete con un diseño parecido a su piercing, mientras su cabello rosado estaba atado en un estilo elevado.

—Gracias Philliane. Estoy muy, muy feliz.

—Sí. Bueno, es tiempo de que entres.

—…Sí.

Las puertas de la Catedral se abrieron lentamente.

En verdad… Estaba muy aterrada pensando si realmente podría casarme con él.

El pensamiento de Aquasteed eligiendo a Aishira nunca dejó su mente hasta el final.

Sin embargo, ya no necesitaba preocuparse de eso.

Porque ahora mismo su boda estaba por comenzar.

La Catedral de Marineforest, un Reino poderoso, tenía un vitral en el techo con una mezcla de cristal y perlas. Tanto el Sol como la luz de la Luna entraban por allí y la transformaban en una bendición.

En ambos lados de la entrada había estatuas de Hadas. Era digno de un Reino donde vivían las Hadas. La leyenda decía que los novios eran bendecidos por las Hadas cuando se casaban

—…Príncipe Aqua.

Frente a Tiararose estaba Aquasteed con un traje.

El color de sus ropas era blanco con un azul oscuro cercano al negro para resaltar. Cuando él la vio, sonrió como si fuera el hombre más feliz del mundo.

Los invitados le dieron la bienvenida a Tiararose.

Todos estaban sentados, esperando pacientemente la llegada de la novia. Philliane, quien se apresuró a cerrar la puerta, ya la miraba con lágrimas en los ojos.

Tiararose se rio ante la rapidez de su sirvienta, pero al mismo tiempo estaba feliz de poder celebrar su boda con Philliane, quien era como una hermana mayor para ella.

Había dos entradas en la Catedral.

La primera era la puerta de la felicidad por donde Tiararose entró.

La otra era la puerta de la determinación por donde Aquasteed ingresó al mismo tiempo.

El camino azul que los dos tomaron se encontraba en el centro y se volvía uno.

Al final de la intersección, la alfombra se volvía gradualmente blanca. Esto llevaba el deseo de que puedan teñir su futuro junto con sus propios colores.

Los dos continuaron caminando lentamente hacia el centro.

Y mientras todos les daban sus bendiciones, había una señorita que tenía una expresión triste.

Sí, Aishira.

—Me pregunto por qué… Mi pecho duele tanto —susurró Aishira con una voz pequeña que nadie pudo escuchar. Sus ojos naranjas se desenfocaron cuando miró a los dos y las lágrimas comenzaron a caer.

A pesar de que no sentía nada románticamente por Aquasteed. Aun así, su pecho dolía tanto que comenzó a dudar.

… ¿Realmente me gusta Su Alteza?

¿Lo que sentía no era respeto?

Siempre pensó que era así, pero las palabras de Akari no dejaban su mente.

—Su Alteza-

Inconscientemente se levantó de su asiento, planeando pararse en frente… Pero alguien tomó su mano.

— ¡…!

—No te dejaré.

Con una voz tranquila, la mano de Akari detuvo a Aishira, quien estaba a punto de ponerse de pie.

Los ojos de Aishira se abrieron tan pronto como se dio cuenta de lo que estaba por hacer, y se sentó de nuevo rápidamente. Por suerte, no había logrado pararse del todo.

— ¡¿Qué estoy haciendo…?!

El cuerpo de Aishira tembló al darse cuenta.

Si Akari no la hubiera detenido, habría andado por el camino sin dudarlo.

—Aishira tú… ¿Entonces realmente amas al Príncipe Aquasteed?

— ¡No es verdad! Y-Yo nunca… Pero, mi pecho duele… ¿Estás diciendo que esto es amor?

El pulso de Aishira se elevó por la rapidez con la que latía su corazón.

¿Realmente sentía amor cuando no lo sabía? A diferencia de Aishira, que estaba confundida, Akari permaneció tranquila.

Entonces este evento ocurrió, ¿huh? Como lo esperaba.

Aunque la posibilidad era baja, no era de cero. Además, que Aishira usara un moño azul el día anterior le llamó la atención.

En la secuela, un evento ocurría donde el objetivo de captura se casaba con otro personaje.

Sin embargo, la Heroína detenía la boda. La condición para que lo lograra era que usara un moño similar al personaje.

Akari no estaba segura que el evento ocurriría porque Tiararose era una existencia irregular. Pero considerando todas las posibilidades, participó en la boda.

—Para ser honesta, realmente me encantaría detener la ceremonia porque ¿no sería emocionante? El novio que tiene su pareja te elegirá por encima de ella… No obstante, yo-

— ¿…?

Akari abrió la boca al mismo tiempo que la música resonó en la Catedral.

Todos los ojos estaban en los novios, así que nadie notó el intercambio entre ambas.

—Sobre todo, no puedo perdonar a alguien que intente arruinar la fiesta de mi amiga, quien está sonriendo con felicidad.

—Qué coincidencia, yo opino lo mismo.

—… ¡¿El Rey Hada Keith?!

Keith soltó una risita cuando apareció frente a Akari.

Ella miró a su alrededor para ver si alguien más lo había notado, pero ese no parecía ser el caso, así que se sintió aliviada.

Esto es porque Keith usó Magia de Teletransportación cuando las personas parpadean, pero Akari no lo sabía.

— ¿Te llamabas Aishira? No te perdonaré si pretendes hacerle algo a esos dos.

— ¡…! N-No, para nada. Es como usted desee, Rey Hada.

Aishira sabía que Tiararose era amada por el Rey de las Hadas del Bosque.

Aquasteed la amaba y Keith le tenía aprecio. Aishira no tenía lugar entre ellos.

…No podré estar al lado de Su Alteza, ¿huh?

Quizás fuera porque lo pensaba honestamente, pero las lágrimas comenzaron a caer de sus ojos. Sin hacer ningún ruido, caían como si fuera lluvia.

—Señorita Tiararose, estoy realmente apenada por no poder felicitarte con todo mi corazón…

—Está bien. Una señorita puede llorar cuando tiene el corazón roto.

—Señorita Akari…

Akari le extendió gentilmente un pañuelo a Aishira, quien miraba a los dos que estaban en medio de su Ceremonia.

El hecho de que llorara no era de importancia para Akari. Pensando que se detendría pronto, decidió disfrutar de la fiesta.

—Vine aquí para ver a Lady Tiararose alcanzar la felicidad.

—Qué coincidencia, yo también vine aquí para darle mi bendición a Tiara.

Akari dijo sus motivos con una sonrisa y Keith estuvo de acuerdo con ella.

♦ ♦ ♦

Mientras el arpa tocaba la hermosa tonada, Tiararose y Aquasteed alcanzaron el lugar donde sus caminos se cruzaban con el otro.

Cuando él le extendió su brazo izquierdo, Tiararose lo aceptó con timidez.

Desde tiempos antiguos, la mano derecha de un hombre era para sostener la espada para proteger a su amada. Por ello, la esposa caminaba del lado izquierdo del novio.

Probablemente fuera similar a Japón porque esto era un juego.

Después de avanzar por el camino azul que gradualmente se volvió blanco, el sacerdote les dio su bendición.

A partir de aquí, la ceremonia difería de las de Japón.

Como decía el nombre del juego, era un Otome llamado “El Anillo Lapis Lazuli”. Aunque el Reino es diferente, la forma de celebrar la boda era la misma.

El hombre prepararía un anillo y conjuraría una promesa con magia en el. Esta era la forma de casarse en este mundo.

No había necesidad de decir sus juramentos.

En su lugar, conjuraban un vínculo mucho más profundo en el anillo.

—Tiara… Este es el anillo que infundí con toda mi magia. ¿Lo aceptarás?

—Por supuesto, Príncipe Aqua…

La sonrisa de Aquasteed y sus palabras eran dulces como la miel.

Ella extendió su mano izquierda gentilmente, en la cual él puso el anillo.

Era un Anillo de Eternidad con un deseo hermoso. En el medio había un diamante rosado y, como si lo envolviera, joyas de varios tonos de azul lo rodeaban.

—Con esto, ahora eres mía… Nunca te dejaré ir.

— ¡…!

Después de ponerle el anillo, tocó su dedo y lo llevó a sus labios. Un sentimiento cálido la envolvió haciendo que sus mejillas se tiñeran de rosa.

Ahora venía el juramento de la novia, quien debía acercarse a la frente del novio y bañarlo con su poder mágico.

La mano del novio tenía un anillo con su poder mágico, mientras la novia grabaría su presencia en el novio. Ella debía verter sus poderes mágicos para que sirvieran como juramento por el resto de su vida.

—Yo tampoco te dejaré ir… ¿Bien?

—…Sí. ¿Podrías hacer eso por mí?

—Sí.

Aquasteed se inclinó frente a Tiararose y sus labios tocaron su frente.

Aunque el toque era ligero, el beso que tenía sus poderes mágicos emitió una luz pálida. Ya que ella no tenía mucho poder, sonrió aliviada cuando resultó en un éxito.

Un juramento con un anillo y magia.

Después de terminar esto, seguía un beso…

—Tiara…

—…Hmm.

Aquasteed elevó el velo lentamente para besarla con suavidad.

Un pequeño sonido dejó los labios de Tiararose cuando fue besada con cariño. Como si no quisiera separarse, la lengua de Aquasteed marcó sus labios.

Una vez que tembló, Aquasteed se rio y liberó su boca.

—Te amo. Te atesoraré por siempre y te haré feliz.

—Sí, yo también te amo…

En el momento en que intercambiaron palabras de amor, antes de que los invitados pudieran aplaudir… Una gran luz envolvió a la Catedral.

— ¡¿…?!

Todos se sorprendieron, sin saber lo que sucedía. Aquasteed tomó a Tiararose y la escondió detrás suyo.

Sin embargo, pronto notaron que la luz no pretendía dañarlos.

…Es como si las estrellas brillaran.

—Para los próximos Reyes. ¡Bendigo su felicidad y la paz de este Reino!

— ¡Keith!

— ¡Rey Hada!

El brillo fue causado por la bendición de Keith.

Como Aquasteed le llamó “Rey Hada” los invitados lo reconocieron como tal.

Así, Tiararose se volvió la princesa bendecida por el Rey Hada del Bosque. Y después de eso, ella será la próxima Reina justo como Keith dijo.

— ¡Felicidades, Su Alteza!

— ¡Señorita Tiararose, ruego por su felicidad!

—Qué maravilloso, recibieron la bendición del Rey Hada del Bosque en persona.

— ¡Wow, impresionante!

Palabras de felicitación y aplausos llegaron por todos lados de parte de los invitados.

Todos tiraron los pétalos que tenían para felicitarlos.

—Pétalos, ¿huh? Es lindo.

Una vez que Keith chasqueó los dedos, todos los pétalos comenzaron a brillar. Danzaban en la Catedral, iluminando la luz de la bendición.

—…

— ¿Estás llorando Tiara?

—…Oh, Cielos. Estoy tan feliz que las lágrimas no se detienen.

Pudo casarse con Aquasteed con la bendición de varias personas.

Le ganó a la Heroína del juego y consiguió exitosamente su felicidad.

Se giró a mirarlo, quien actualmente estaba abrazándola, mientras su expresión llena de lágrimas se convertía en una sonrisa.

Con esto, el juego llegó a su final.

La realidad comienza oficialmente.

Ser manipulada por el juego termina ahora.


Sharon
Debo admitirlo, por un segundo pensé que Aishira iba a interrumpir la boda y yo iba a tener que odiarla por eso a pesar de que me gusta como personaje. Aunque no podemos omitir que si no fuera por Akari ella nunca se hubiera dado cuenta de sus sentimientos, no pude evitar sentirme emocionada cuando apareció para detenerla. A pesar de lo ocurrido en el primer volumen, yo creo que Akari y Tiara podrían llegar a ser grandes amigas. Con esto, terminamos el segundo volumen de esta novela. ¡Yay! Ahora que el juego terminó, me pregunto con qué nos vendrá el autor ahora. Yo solo espero que no hayan más secuelas, ¿no les parece que es hora de que venga un pretendiente para Tiara, para que Aquasteed se sienta un poco en peligro? Tengo el sentimiento de que hasta ahora sólo aparecieron enemigos para Tiara, me gustaría ver la otra situación (obvio, sin contar a Keith, con él Aqua se preocupó por cuatro capítulos, Tiara viene preocupada dos volúmenes XD). Nos vemos en el próximo capítulo y en el nuevo comienzo~

| Índice |

16 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 30: La Reina Bendecida de la Próxima Generación

  1. liliana says:

    Akari al final me agrado la verdad esta solo era una fanatica de juegos otome jajaja y
    Al final concuerdo ahora q vengan pretendientes para tiara jajaja exelente ep 😍😍😍😍😍😍

  2. GobliaGF says:

    Ajajajaja soy la unica pervertida q esperaba zukulencia por los deseos lujurioso de aquas?? 😂😂😂
    Creo q he estado viendo muchos comics chinis x’D
    Gracias por los caps!!

  3. Lirio Alicia says:

    Rey hada eres mi nuevo amor (el anterior se acaba de casar 😉) supongo q incluso si Akari no hubiera detenido a Aishira hubiera aparecido Keith y hubiera ayudado a Tiara 😘
    Gracias x la droga 😆😆😆

  4. Von_733 says:

    Rayos ahora me siento avergonzada por a verle llamado prra descerebrada, con esto Akari se redimió para mi. Ahora lo siguiente es dejar descendientes y la descripción gráfica con lujo de detalle de su primera noche, si me dan eso seré feliz.

  5. Shion93 says:

    Awww todo fue tan ultra mega super hermoso al final!! Ahora quiero ver pasión!! Jajaja
    Yo quiero felicidad eterna para estos chicos pero al parecer la historia no acaba aquí!…

  6. martinhomuhomu says:

    No era lo que esperaba pero sabia que aishira haría algo no confiaba en ella desde el principio me olía a que lo amaba pero no se daba cuenta, bueno con ella detenida ahora vendra creo que el arco de ellos como recien casados con sus complicaciones(desde posibles pretendientes para la bella reina, las responsabilidades, enemigos quienes la quieran usar a ella o a aqua y más, yo quiero que en alguna parte pongan más protagonismo a a los otros objetivos de captura, como eliot con aishira o con philose)

Responder a Ruki V01 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.