Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 4: Fiesta de graduación (2)

Traducido por Sharon

Editado por Narumi


La dulce y gentil voz que alcanzó los oídos de Tiararose no estaba en el desarrollo del juego. Sin embargo… calmó el corazón de la insegura Tiararose.

Mientras se giraba hacia el propietario de la voz, la persona le mostró una sonrisa tranquilizadora.

―¿Te encuentras bien? La forma en que te mantienes de pie por ti misma de forma orgullosa es más hermosa que la de cualquier otra persona aquí.

―Aquasteed-sama…

… ¿Por qué está aquí?

Con su cabello de azul profundo balanceándose, Aquasteed pasó a un lado de Tiararose y se puso de pie frente a Hartnight. Sus ojos le miraban directamente, como si le condenaran.

―… Príncipe Aquasteed. Este es nuestro problema.

―No.

Hartnight le dijo a Aquasteed que retrocediera indirectamente sin sentirse intimidado, sin embargo fue inmediatamente reprendido.

“¿Qué debería hacer?”

Entonces mientras Tiararose pensaba, intranquila, Aquasteed se dio la vuelta.

―Tu compromiso ha sido anulado, ¿cierto?… Entonces, ¿no te volverías mi princesa?

―… ¿Eh?

―He estado anhelándote por mucho tiempo.

Ante las palabras de Aquasteed, el salón quedó completamente en silencio… como si todo el sonido hubiera desaparecido del universo. Las acciones de Aquasteed eran demasiado sorprendentes.

Tiararose no pudo entender su significado en el momento, y sus ojos se abrieron.

Nunca pensé que habría una persona que se propusiera en este momento. Normalmente es imposible. Si quieres confesarte, hay un orden.

Sin embargo, el corazón de Tiararose se balanceó con fuerza.

Aquasteed Marineforest.

Es el Primer Príncipe del Reino vecino, Marineforest, a un lado del Reino Lapis Lazuli.

En el mismo año que Tiararose, llegó para estudiar en el extranjero en la Academia Real Lapis Lazuli por solo un año.

A pesar de que no es un objetivo de captura del juego, se anunció que es el personaje principal de la segunda parte, la secuela.

Sin embargo, Tiararose terminó su parte antes de que se vendiera, no sabía con certeza cuál era su posición.

―Proponiéndome tan repentinamente, debo haberte sorprendido… Pero, ¿podrías considerarlo?

―Aa…

A diferencia de los ojos duros de Hartnight, Aquasteed se arrodilló frente a Tiararose con una sonrisa llena de suavidad, tomando su mano y presionando gentilmente su boca en ella.

Por cada acción de Aquasteed, el corazón de Tiararose latía cada vez más fuerte, como una campana aumentando de volumen.

Tiararose nunca había experimentado esto con Hartnight antes.

Debido a que estuvimos comprometidos desde el nacimiento, nunca me aproximé a otros pretendientes.

En otras palabras… no tiene inmunidad.

No sabía qué más hacer que mirar hacia a su Padre, quien estaba en el Salón, pidiéndole ayuda con su rostro rojo. Sin embargo, la persona en cuestión sólo asintió a Tiararose.

… ¡¿Qué quieres que diga, Padre!?

A diferencia del momento en que Hartnight me confrontó… ahora hay una audiencia bastante tranquila.

Notando que no tendría ayuda y que tendría que responderle firmemente por su cuenta, Tiararose bajó sus ojos hacia Aquasteed.

―Muchas gracias. Escuchar los sentimientos de Aquasteed me hace muy feliz.

―¡E-Espera…!

―¡!

Tiararose le sonrió a Aquasteed mientras contenía sus latidos descontrolados. Y cuando Aquasteed le sonrió de vuelta… la voz de la heroína, Akari, resonó por el salón.

Sacudiendo su cuerpo, murmuró en voz baja:

―Es imposible.

Pero seguramente nadie le estaba escuchando.

No pensé que fuera a interrumpir las palabras de Aquasteed, quien es el futuro Rey del país vecino, que es aún más grande que el Reino Lapis Lazuli.

Hartnight abrió sus ojos de pie a un lado de Akari, quien continuó hablando.

… ¿Siquiera su cabeza sabe que sus acciones son irrespetuosas?

―¡Tiara-sama era la prometida de Hartnight-sama hasta ahora! ¡Tal persona, que ni siquiera era querida por su propio prometido…! ¡¡Creo que hay una persona mejor para Aquasteed-sama!!

―…

“¿Qué es lo que está diciendo…?” Todos dentro del salón pensaron lo mismo.

Pero Aquasteed no respondió y continuó mirando a Tiararose como si no hubiera escuchado nada.

―¡Aquasteed-sama!

―… ¡¿?!

Pero al siguiente momento, todos en el salón contuvieron su aliento. Akari se había adelantado hacia Aquasteed y tomado su brazo.

―Tiara-sama, sólo sabe cómo hablar mal. Por ello, por favor venga por aquí.

―Akari-sama, esta persona es Su Alteza, Aquasteed del país vecino. No es alguien a quien puedas simplemente tocar. Por favor, deja ir su brazo.

Como se esperaba, Akari es de este país, esto no es bueno. En el peor de los casos, el Reino Marineforest podría considerar esto como alta traición hacia su Familia Real y las relaciones entre ambos países se romperán.

… ¿Por qué Akari no entiende algo tan sencillo?

Tiararose tenía estos pensamientos mientras se preocupaba y pensaba en qué hacer con esta situación.

Aún así, Akari no dejó ir su brazo. Aquasteed levantó su mano y le hizo una seña a uno de sus ayudantes. Akari fue alejada pronto, y todos en el salón se sintieron aliviados.

―Estoy muy apenada por el problema, Aquasteed-sama… No era algo que debíamos permitir.

―No es algo que Miss Tiararose deba decir. En su lugar, ¿no le gustaría disculparse en su lugar… Príncipe Hartnight?

―… ¡¡!! E-Estoy profundamente arrepentido, Príncipe Aquasteed.

―Bueno, entonces lo olvidaré.

A diferencia de hace unos momentos, las posiciones fueron revertidas.

Ahora era Aquasteed quien tenía el mayor predominio en el lugar. Las acciones egoístas de Akari llevaron a la actual situación, dándole más poder a las palabras y acciones de Aquasteed.

Una vez que él miró a Hartnight con severos ojos, palabras de disculpa fueron escupidas inmediatamente. A pesar de que el futuro Rey de un país no debería escupir disculpas tan fácilmente, era obvio para todos que el Reino Lapis Lazuli tenía la culpa esta vez.

Sin embargo, si seguían de este modo… Hartnight estaría en graves problemas.

Debe ser frustrante tener que inclinarte, y todos los que observaban debían estar sintiendo pena por él, sin embargo esto sucedía en el medio del evento de confrontación en el cual rompía su compromiso. Mucha gente pensó que era un castigo adecuado.

―Debido a que intervine en la conversación, parece ser que termine causando algo de confusión. No haga un rostro tan preocupado, Miss Tiararose.

―No… Después de todo Aquasteed-sama fue quien me ayudó en esta situación.

Aunque Aquasteed no hubiera intervenido, probablemente nada le hubiera sucedido a Tiararose; es lo que juzgó ella luego de ver la actual situación.

En el juego fluyó bastante rápido, pero como se esperaba hay muchas diferencias con la realidad.

―¡Espera un momento! ¡¡Por favor, suéltenme!!

Akari era sujetada por los ayudantes de Aquasteed, pero ella intentó liberarse.

Él había estado observando hasta ahora, pero entonces… La voz del Rey.

―Eso es suficiente.

Una voz digna hizo eco a través del salón.

Alexander Lapis Lazuli Lactomut, el Rey del Reino Lapis Lazuli. Sólo tenía 37, aún era un poco joven, pero también es un gran Rey con gran apoyo de su gente.

―¡¿Padre?!

―¡Su Majestad, si no hubiera detenido a Tiara-sama antes, le hubiera hecho algo grosero a Aquasteed-sama!

Una voz ahogó la sorpresa de Hartnight; fue Akari, demandando que Tiararose se separara de Aquasteed. Pero sin dirigirle una mirada, el Rey bajó su cabeza a Aquasteed.

―Las personas de mi país hicieron algo grosero.

―No, yo también intervine repentinamente.

―Para que sea tan tolerante, le agradezco.

No solo el Príncipe, sino también el Rey se disculpó. Este hecho es severo y pesado para la nobleza del Reino Lapis Lazuli. Todos miraron a Akari como si le dijeran “Apresúrate y vete”.

―Pero no esperaba que el Príncipe Aquasteed se le propusiera a Miss Tiararose.

―Pensé que esta era mi única oportunidad. Su Majestad, y Marqués Clementide, ¿podrían considerar mi casamiento con Miss Tiararose?

―Fumu…

La línea de visión de Aquasteed giró de Alexander hacia el padre de Tiararose, el Marqués Clementide.

Sus ojos estaban llenos de gravedad, todos podían decir que estaba siendo serio.

Tiararose se encontraba de pie detrás de Aquasteed y escuchó su respuesta.

―Para mí, por supuesto que es una gran bienvenida. Será una buena conexión entre mi país y Marineforest.

―Se lo estoy muy agradecido… Pero, ¿el Marqués Clementide todavía se siente ansioso por una persona como yo?

―… No. Seguido escucho de los logros de Su Alteza Aquasteed. Tengo confianza de que mi hija seguramente será apreciada. Sólo estaba pensando en cómo no me di cuenta de que herí a mi hija al comprometerla con Su Alteza Hartnight. Por ello, quiero respetar los deseos de mi hija.

El padre de Tiararose no aceptó inmediatamente las palabras de Aquasteed, el Rey de un gran país. Es imposible decidir rechazar una oferta de matrimonio de la Realeza.

Sin embargo, por la felicidad de Tiararose, su padre, el Marqués Clementide, declaró su deseo de decidir aunque fuera arrestado.

Contrario a las expectativas, no obstante, Aquasteed sacudió su cabeza.

―Es un buen padre, Marqués Clementide. Por ello, cuando obtenga una buena respuesta de Miss Tiararose… Le preguntaré otra vez.

―Aquasteed-sama…

Tiararose se agitó ante esas palabras.

Sin embargo, Aquasteed no estaría feliz aunque diga que sí. Dirá que debo pensarlo cuidadosamente y entonces responder.

―Fui muy apresurado también. ¿Pero podría tener algo de su tiempo para salir juntos?

―… Sí. Felizmente aceptó.

Tiararose había contenido su aliento ante las palabras irrespetuosas de su padre, pero estaba aliviada por la amabilidad de Aquasteed.

Pero, ¿por qué tan gentil Príncipe desea a alguien como yo? Tales dudas vienen a mi mente, pero creo que se lo preguntaré cuando salgamos.

Mientras los observaban a los dos, el Rey y el Marqués Clementide profundizaron su sonrisa.

―Todos, estoy muy apenado por lo sucedido hoy. Hartnight, retírate tan pronto como sea posible…. Todos, disfruten del resto de la fiesta.

La voz del Rey hizo eco a través del salón otra vez. Hartnight y los partícipes dejaron el lugar.

En cuanto a Tiararose, su padre, el Marqués Clementide, la excusó por la noche y le dijo que regresara a casa tan pronto como le fuera posible. Era su forma de ser considerado.

Por supuesto, fue Aquasteed quien se ofreció a escoltarla. Con una sonrisa que decía “es algo bueno”, Tiararose se rindió un poco y dijo:

―Sí.

Esa noche, las conversaciones se derivaron a Hartnight, el Rey, el Marqués Clementide y el encuentro con Aquasteed mañana.

Akari, quien pareció mirar a Tiararose cuando se iba con Aquasteed, fue confinada en una habitación del Palacio Real hasta que las discusiones se terminaran.

| Índice |

16 thoughts on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 4: Fiesta de graduación (2)

  1. Rozz says:

    Tengo rato pensando en que realmente son heroína, una terrible droga que nubla las funciones mentales y por eso es que el príncipe en este caso, no puede utilizarlo como debe ser.

    • Akira1702 says:

      No me acuerdo el nombre, pero hay un manga de este tipo en el que se descubre que la heroína inconcientemente usa el poder de la Luz para manipular la mente de los objetivos.

  2. Von_733 says:

    Que maldita prra, estas son las razones por las que mi corazón no tolera a las heroínas, aparte que tiene de heroico (bueno) quitarle el prometido a otra chica, acusarla falsamente y tratar de humillarla difamandola.
    No estoy familiarizada con los juegos otome, he leído mucho estas historias desde la perspectiva de la villana y personalmente opino que si los otome son tal y como se muestran en este tipo de historias; los valores morales están por los suelos. Ilusionar a adolescentes sobre tener el ”amor” de varios chicos sin ninguna razón realista mas que la apariencia, lucir como estupida y tener complejo de ”justiciera” sin ninguna moral, haciendo ver que hay personas malas e imperfectas por que albergan sentimientos tan humanos como los celos, la envidia y resentimiento (justificado ya que te quieres ponchar al prometido) y que los protagonistas son perfectos y buenos casi irreales ya que en la vida real todos le hemos hecho daño a mas de alguna persona, son errores que se cometen y de ellos se aprende ya que todos tenemos nuestra manera de ver el mundo y nuestro propio juicio.

    • KFVY says:

      No he fugado otomes con esta temática de príncipes y duques y las que he jugado no hay una rival, y si hay mujeres, pero quieren a la heroina.

    • CottonSheep says:

      Soy aficionada a este tipo de juegos y la verdad es que hay muy pocos juegos otomes con las tematicas de estas novelas (de principes y reinos magicos) y casi en ninguno hay rivales. Siento que en estas novelas también exageran mucho la personalidad de las heroinas así como dices; o es una justiciera sin sentido de moral y muy poco cerebro o una muy inteligente y perversa que se hace la tonta para conseguir lo que quiere, pero en realidad en los otomes las heroinas (la mayoria de las veces) no tienen una personalidad bien definida ya que nos corresponde a nosotros jugadores formar su caracter mediante nuestras decisiones y su personalidad por defecto (o inicial) casí siempre es algo, ingenua o mansa. Con respecto a lo que los juegos otomes buscan enseñar, en mi opinión: es que cualquier persona puede ser sanada con amor. Aunque esto claro puede depender del juego.

  3. martinhomuhomu says:

    entiendo porque son las villanas de la novela pero en serio porque son como que tan tontas estas heroínas?, digo el juego es difícil(en el sentido de escoger bien la respuesta para la afinidad o afecto del objetivo), entonces como ella pensó que funcionaria si ni siquiera creo que a tenido una sola interacción con el príncipe aquasteed?solo por ser la heroína del juego?

  4. Luz Atuesta says:

    Ahora me sentirè rara cada vez que juegue un otome y haya una rival :,v es increìble como esto me hizo pensar en tantas posibilidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *