Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 51: El Anillo del mar

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Tiararose fue regañada por Aquasteed por escaparse, y se le prohibió comer sus dulces favoritos.

Sin embargo, no podía ignorar su curiosidad. Quería ir al pasadizo secreto que Levy le mostró para ver qué había ahí.

—Pero el Príncipe Aqua se enojará… Pero quiero ir… Pero no le gustará… Oh, ¿qué debería hacer?

Se tiró al sofá de su cuarto y suspiró. Philliane la regañaría por su falta de modales, por eso agradecía estar sola ahora. Rodó mientras pensaba qué debería ser.

Y repentinamente, todo le pareció claro.

— ¡Tengo que ir, no importa qué!

Se levantó del sofá de repente, preguntándose por qué no lo había pensado antes. Se dio cuenta que tenía que ir al escenario oculto del Rey Hada.

El lugar donde Aishira debería ir.

No obstante, Aishira, la heroína, no fue bendecida por los Reyes Hada. En otras palabras, no podía ir. Además, era posible que hubiera algo importante para el futuro del país. Después de todo, los escenarios ocultos eran eventos muy importantes.

—Si resulta que es necesario ir… El Príncipe Aqua también fue bendecido. Puedo pedirle que vaya.

Tiararose comenzó a pesar que lo mejor sería que el príncipe heredero mismo fuera. El problema era… ¿Cómo le explicaría cómo sabía de ese lugar?

Decidió que lo pensaría cuando llegara el momento.

—Pero, ¿cómo podré salir del castillo para ir al escenario oculto…?

Ya se había escapado una vez, sabía que los guardias han incrementado. Por supuesto, si salía honestamente la dejarían pasar, pero eso no funcionaría.

Como la villana, Tiararose no podía ir al escenario oculto a plena vista de todos. No quería arruinar accidentalmente el juego… Bueno, las cosas ya han salido de su rumbo bastante.

Además, hay alguien más que sabe del juego.

Ese mayordomo, Levy. No había duda que sabía sobre el juego, pero, hace tiempo que no pudo hablar con él, y los detalles seguían siendo un misterio.

—No puedo irme de noche porque el Príncipe Aqua está aquí. Pero Philliane y Tarmo están alrededor durante el día…

Pero más que eso, no estaba segura cuánto tiempo necesitaría para llegar al escenario oculto. No podía crear una aliada. Sentía que la situación era insolucionable.

Mientras consideraba esto, escuchó un golpe en la ventana.

— ¿Eh…?

Ella miró a la ventana para ver de qué se trataba. Debería haber guardias esperando afuera, nadie debería poder acercarse tanto.

¿Será el Príncipe Aqua?

Antes de casarse, Aquasteed se había acercado a su ventana en Lapis Lazuli. Después de eso habían hablado en el balcón.

Por supuesto, ahora mismo no tenía motivos para hacerlo. Abrió las cortinas para descubrir quién era, y se encontró con un muy enojado Levy.

— ¡Aaaahh!

¡¿P-P-Por qué está aquí el mayordomo de la villana de la secuela?!

No debería ser posible para nadie acercarse tanto al cuarto de Tiararose. Ella era la princesa y la esposa del Príncipe Heredero.

No pudo evitar gritar, pero Levy puso un dedo en su boca y le señaló que se mantuviera en silencio.

— ¿Qué está haciendo aquí?

—Sólo usé alguno de los pasajes secretos del castillo.

—Oh…

Asumió que esos eran secreto nacional, pero si él sabía del juego, entonces no debería ser tan sorprendente. Aun así, tuvo que contener las ganas de preguntarle.

Le miró con sospecha, hasta que Levy habló.

—Deberíamos encontrar el anillo rápidamente.

¿Quiere el anillo?

Quizás lo quiere la villana para la que trabaja… Olivia. Cuando Tiararose no le respondió, Levy entró al cuarto sin pedir permiso.

— ¡Hey, tú! ¡No entres a mi cuarto sin decir nada!

—Sólo son las dos de la tarde —dijo mientras miraba su reloj. Luego murmuró: —Tenemos tiempo.

Tiararose no quería preguntar a qué se refería con eso, pero sólo podía haber una cosa a la que se refería.

Sí.

Ellos podían escaparse del castillo e ir al evento secreto de la Reina Hada.

Las manos enguantadas de Levy comenzaron a tocar las paredes como si estuviera buscando por algo. Tiararose consideró llamar a Tarmo, pero no quería que echara a Levy. Él sabía cosas del juego que ella no.

¿Había una entrada secreta en este cuarto?

Aunque nunca había escuchado algo al respecto, no lo encontraba tan sorprendente porque era el cuarto de la princesa.

—Aquí está —dijo Levy. Como esperaba, una parte de la pared rodó a un costado.

—Oh, cielos… Pensar que había un truco como ese…

—Es una ruta de escape para la familia real. Podemos dejar el castillo por aquí y conseguir el anillo de la Reina Hada. Ya estoy sufriendo bastante por insuficiencia de Olivia. Vamos a apurarnos —dijo Levy extendiendo una mano.

—Pero…

—Puedes trabar la puerta. Sólo di que estuviste durmiendo cuando regreses y actúa como si nada hubiera sucedido.

—…Bien.

Había pensado mucho qué hacer, pero al final, el evento oculto ganó. Siempre y cuando se apresure de regreso, no la descubrirán… Así que usó el pasadizo para salir del castillo.

Sharon
Ahhh, a cierto príncipe no le va a gustar esto…

♦ ♦ ♦

La única que podría entrar al espacio escondido de la Reina Hada del Mar era Tiararose, así que Levy dijo que esperaría en la entrada.

—Estoy feliz de no haberme encontrado con Aishira esta vez…

Este lugar estaba frente a su mansión, así que era posible que se encontraran. Para este viaje, Levy preparó un carruaje en la salida del pasadizo, el cual usaron para llegar a la playa.

Era la primera vez que Tiararose había ido por los túneles subterráneos. Estos eran mucho más complicados de lo que hubiera imaginado. Su opinión honesta era… Que no estaba segura de recordar el camino de regreso.

Aprendió de ellos antes de que el Príncipe Aqua se lo dijera.

Se sentía mal pero feliz al mismo tiempo por saber de ellos. Y aunque todavía tenía sus dudas, no era nada malo saber de ellos en caso de que tuviera que usarlos más tarde.

—…Aun así, hace mucho frío aquí.

El vestido que llevaba puesto dejaba sus hombros al descubierto, por lo que el aire frío mordía su piel.

El escenario escondido de la Reina Hada, en el que caminó por primera vez, era como una caverna submarina. En efecto, era digno de un evento marino…

Era frío y húmedo, pero las paredes de coral emitían una luz débil que iluminaba el área. Aliviada de que no estuviera oscuro, lentamente caminó hacia adelante.

Como era la villana, quizás nada sucediera.

Bueno, si ese es el caso, me iré en silencio.

No era como si quisiera el anillo sin importar qué. Tiararose ni siquiera sabía qué clase de poder tenía.

—Quizás Aishira algún día sea bendecida, y entonces podrá venir aquí…

Aunque Tiararose sabía que las posibilidades de que eso sucediera eran muy pocas.

Pero si Akari estuviera en su posición… Ella no pensaría en Aishira. Seguramente conquistaría el escenario oculto de la Reina Hada.

—Pensándolo de ese modo, ¿quizás estoy siendo reservada?

El hecho de que hubiera ido sin decirle a nadie la volvería una princesa completamente descuidada a los ojos de Aquasteed. Desafortunadamente, no había nadie ahí que le dijera eso.

Pero pensando que ella era bastante moderada comparada con Akari, la hacía sentir más ligera. No quería que Aquasteed pensara en ella como menos femenina.

—Me pregunto cómo se verá el anillo del hada…

El título del juego hacía referencia a un anillo, así que debía de ser muy especial.

Mientras seguía caminando, las paredes que parecían ser parte de la cueva se convirtieron en coral. No tuvo tiempo para sorprenderse, porque rápidamente llegó a una puerta que lucía como si estuviera atrapada en el coral.

El aire aquí estaba completamente en silencio, y sintió como si su presencia ahí, siendo la villana, estuviera mal. Aun así, tenía el derecho a entrar en el escenario oculto, así que puso su mano en la puerta. Ésta estaba decorada con dorado, luciendo majestuosa. Tenía diseños de peces en ella, como si representara a Pearl, y la emoción en Tiararose aumentó.

—…El escenario de la Reina Pearl.

No había pensado que llegaría tan rápido.

Lentamente abrió la puerta… y caminó dentro.

♦ ♦ ♦

 —Oh no…

En la oficina donde Aquasteed actualmente estaba ausente, Elliot se sostenía la cabeza.

Como un brillante asistente, también tenía habilidad en recopilación de información. Y pretendía ser cuidadoso, pero hacía unos segundos se dio cuenta que Tiararose no estaba en su cuarto.

— ¿No está en el castillo? Quizás… ¿Se fue otra vez?

Elliot inclinó la cabeza y se preguntó qué razón podría tener para irse sin decirle a Aquasteed. Ella podría querer saber más del país o de las hadas.

Pero era amada por las Hadas del Bosque, no necesitaba escaparse de esa manera. Las hadas venían a jugar casi todos los días.

— ¿Quizás hay otro motivo?

No tenía idea de qué estaba pensando.

Tenían una biblioteca que sólo estaba disponible para la familia real, pero Tiararose nunca había entrado. En ese caso, estaba obteniendo la información de otra parte… ¿Qué significaba eso?

—En cualquier caso, debo reportárselo al príncipe Aquasteed.

Sabía que lo pondría de mal humor, pero resultaría peor si no le decía nada. Al mismo tiempo, preparó un caballo que pudiera dejar el castillo de inmediato.

Por supuesto, no se olvidó de cancelar todo lo que había en el calendario de Aquasteed.

Por favor, que esté a salvo…

Elliot sólo podía rezar por la desaparecida Tiararose.

| Índice |

10 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 51: El Anillo del mar

  1. Yinett says:

    No se…. A mí que le cuente todo al príncipe y ya, igual y con todo lo que la ama y le cree, o si no le manda un psicólogo y de paso le quita la inseguridad y depresión de “como soy la villana está mal que esté aquí” XD. Gracias por traducir.

    • Lady says:

      Yo también pienso eso pero ¿le va creer que es una reencarnada? Además yo siento de que ellas sean unas reencarnadas es algo especial y que ese tal Levy sepa del juego es sospechoso

  2. ZenitLeer says:

    Yo pensé que con este volumen, iba a mejorar la esencia que perdió en el 3, pero me doy cuenta que empeoró las cosas , la protagonista cambió totalmente su personalidad; perdió sensatez, ahora no actúa como ella misma. Y ya han pasado varios capítulos, como para que se vaya dando cuenta que esto ya no es un juego… Es su vida real. Me siento estafada, pero toca seguir leyendo para ver si mejora, o, es preferible que ya acabe la historia.

    • Lady says:

      Yo también siento eso, se va pareciéndo a las típicas protagonista de los otomes sin personalidad, no piensa claro, tiene que ser mas inteligente

  3. Ruki V01 says:

    Puede causar tantas confusiones esta tonta…
    Yo no confiaría en ese mayordomo. Ya veo q le hace abrir las puertas hacia el anillo para quitárselo.
    Sabemos q Akari es la primera q sabe del juego aparte de Tiara y no ha sido muy amigable la primera vez…

  4. Aurora says:

    No. Ya dejó de gustarme. Está haciendo demasiadas cosas a espaldas del príncipe, a sabiendas de que eso lo va lastimar y que, posiblemente, la ponga en riesgo. Eso ya no es curiosidad, es egoísmo. La autora la transformó de una Princesa sensata, arriesgada y tierna a una tonta sin remedio… Lo siento esto me puede, abandono la novela

Responder a ZenitLeer Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.