Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 73: La celebración de un nuevo festival

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Pheles y Liliarge recuperaron su estabilidad, así que Tiararose y los demás dejaron el cuarto Sellado del Rey y regresaron al castillo. Afuera, el sol comenzaba a ponerse y la luz disminuía.

—Príncipe Aqua, las estrellas han regresado —dijo Tiararose, corriendo hacia una ventana para observar el cielo —Se ve mucho más hermoso que antes —dijo, y los demás sonrieron. Aquasteed y Olivia la alcanzaron y observaron con ella.

—Estoy feliz. Pero, Tiararose, hay otra cosa que necesito que hagas —dijo Aquasteed en una voz que demostraba su preocupación. Ella asintió para mostrarle que está bien.

—Sí, lo prepararé de inmediato.

—Lo lamento.

—Le ayudaré, princesa Tiararose.

—Gracias, Señorita Olivia.

Cuando Tiararose estaba por irse a cambiar, Olivia le ofreció su ayuda. Tiara le agradeció, y ambas se apresuraron a su cuarto. Su mayordomo Levi intentó seguirlas, pero Olivia lo detuvo.

—Me iré a preparar. Príncipe Aquasteed, también debería apresurarse y vestirse.

—Sí, lo sé. Haz lo que tengas que hacer.

Debían realizar la oración de fertilidad, que se centraría en Tiararose. Al igual que el discurso que realizaron más temprano, será muy repentino, pero no tenían motivos para retrasarlo. Por eso, aunque lo notificaron al pueblo, es probable que no muchos asistan.

Ahora, a cambiarse, pensó Aquasteed, mientras comenzaba a moverse. Pero entonces, su mirada se topó con Pheles, quien parecía estar buscando algo.

Como su poder era estable ahora, él y Liliarge podían salir del Cuarto Sellado. Ya que han pasado casi 1.500 años desde su reinado, todo debe parecerle interesante.

Nadie más podía verlo, porque es un fantasma. Aun así, Aquasteed no podía dejarlo solo. Estaba por pedirle que lo acompañara, cuando se dio cuenta de algo extraño.

— ¿Hmm?

Levi estaba observando a Pheles, cuando no debería ser posible.

¿Qué significa esto? Se preguntó, inclinando su cabeza.

—Levi, ¿qué estás observando?

—Al rey Pheles. El primer monarca luce mucho más despreocupado de lo que esperaba.

— ¿Puedes verlo?

—Sí, con claridad.

Aquasteed asumió que sólo él y los que fueron tocados por un Rey Hada podían verlo. Aun así, como no había ningún retrato de él, nadie podría reconocerlo.

Aunque luce muy parecido a Aquasteed.

—Ah, así que pueden verme. Bueno, mi poder es estable ahora, y Lilia está aquí. Nunca me había sentido mejor —Pheles se rió animadamente, con Lilia entre sus brazos. Su personalidad era muy encantadora— ¡El castillo ha cambiado mucho!

—Bueno, ha pasado mucho tiempo desde que vivimos aquí. ¡La comida y los dulces son deliciosos ahora! Debes comerlos también, Pheles.

— ¿Comida? ¡Sí, estoy emocionado!

Aquasteed les observó hablar, preguntándose si los fantasmas podían comer.

♦ ♦ ♦

Philliane ayudó a Tiararose y Olivia a bañarse y luego a vestirse, no con sus ropas normales y lindas, sino con la vestimenta formal.

Está hecho de una tela blanca exquisita, con grabados dorados. Es simple, pero resalta la presencia de Tiararose.

Irían al mismo lugar en que Aquasteed dio su discurso. En ese momento, pensaron que su pueblo debería esperar más tiempo, pero, por suerte, la situación pudo resolverse rápidamente. Tiararose estaba aliviada.

—Tiara.

— ¡Príncipe Aqua!

Aquasteed también lleva su atuendo formal. Se apresuró a tomar la mano de su esposa, y la escoltó.

El rey también está presente, mientras que Pheles y Liliarge se quedaron en el cuarto de Aquasteed.

—Ambos lo hicieron muy bien. No tenía idea de que mi hijo se había vuelto tan espléndido. Me entristece no haberlo podido hacer por mi cuenta, pero, más que eso, estoy tan feliz, que siento que podría volar.

—Padre…

—Ahora, la gente los espera. Deben salir a verlos —dijo Sotiris, mientras empujaba sus espaldas —Gracias —agregó con una sonrisa satisfecha, observando a los dos preciosos niños caminar para saludar a la gente celebrar.

Cuando caminaron fuera, la multitud estalló en vítores y gritos. A pesar de ser casi medianoche, había más personas que durante la tarde.

Habían confiado, por completo, en los príncipes. Por eso, estaban preparados para correr a darles la bienvenida de inmediato. Podrían haber tenido que esperar días e incluso meses hasta que la situación se resolviera, pero, ahora, sus preocupaciones habían terminado. Porque ambos regresaron mucho más rápido de lo que nadie habría esperado.

Tiararose y Aquasteed saludaron, y las voces aumentaron hasta el punto en que el aire tembló.

—Les agradezco por reunirse a esta hora —dijo Aquasteed, usando el anillo del Rey Hada del Cielo. La multitud quedó en silencio.

Nadie quería perderse ni una palabra. Además, todos estaban emocionados por saber lo que diría.

Por supuesto, de inmediato, notaron que las estrellas regresaron, así que asumieron que se trataba de ello. Sin embargo, la respuesta fue incluso más sorprendente.

—Será mejor que lo vean por su cuenta en lugar de que se los explique…Tiararose.

—Sí, príncipe Aquasteed.

Tiararose lucía como una diosa en su vestido blanco. La multitud jadeó y se preguntó qué iba a suceder. Si fuera un reporte del regreso de las estrellas, el príncipe podría haberlo hecho. Sin embargo, ahora Tiararose estaba frente a todos.

Ella es la única mujer en todo el reino bendecida por el Rey Hada del Bosque, así que saben que algo importante estaba por suceder. Sin embargo, Tiararose estaba por superar todas las expectativas.

Sin decir una palabra, juntó sus manos como si estuviera orando y cerró los ojos. Entonces, una luz pálida comenzó a rodearla, proviniendo del Anillo del Rey Hada del Bosque.

—Esto… ¿Qué está pasando?

— ¡¿La princesa Tiararose es una diosa?!

Las voces comenzaron a elevarse entre la multitud.

La luz aumentó, y se elevó en un gran pilar. Era una imagen mística. Se elevó tan alto que no se podía ver el final. Entonces, el milagro sucedió.

La luz llovió desde el cielo como si estuviera dándole nacimiento a una nueva vida.

¿Quién fue el primero en gritar?

—Algo está creciendo en el lugar que tocó la luz.

— ¡Qué hermoso…!

—Es un milagro. Así que esto es lo que pueden hacer los bendecidos por el Rey Hada del Bosque…

Al mismo tiempo, las plantas muertas recuperaron su fuerza, y nuevas flores nacieron. El mundo estaba sanando y los ojos de todos estaban pegados a Tiararose.

Incluso Aquasteed no podía apartar la mirada.

—Así que este es el poder del Anillo del Rey Hada del Bosque.

Estaba seguro de que era superior al poder de los otros Reyes Hada. Los árboles y el pasto crecieron por todas partes, al igual que su amor por Tiararose.

—Gracias, Tiara.

—Príncipe Aqua…no, sólo hice lo que debía. Y más que nada, quería pagarle a este país por darme un hogar.

— ¿Pagarle? Yo fui quien te ama y te pidió matrimonio. No le debes nada a nadie.

Los dedos de Aquasteed tocaron la mano de Tiararose. Entonces, se la llevó a los labios para besarla.

—Oh, príncipe Aqua…todos están mirando.

Tiararose estaba avergonzada, pero él no le escuchaba.

—Yo también quiero tu bendición —dijo, mientras la besaba.

Qué tontería.

Ella no tenía ese poder. Sin embargo, sus labios eran gentiles y cálidos. Antes de que lo supiera, estaba regresándole el beso.

—Woah, son realmente apasionados.

—Pheles, no debes burlarte de ellos.

—Sí. Después de todo, yo te tengo a ti, Lilia.

—Tú…

Había un árbol grande que ofrecía una buena vista del balcón sobre el que se encontraban Tiararose y Aquasteed. Y allí es donde Pheles, Liliarge, Keith y Grail estaban sentados.

Pheles se rió feliz, al ver a su descendiente cumplir su deber.

—Bueno, eso arregla la situación, por ahora.

—Sí. Lilia ya se siente mejor también. La situación debería mantenerse por un tiempo, ¿verdad?

—Sí, ya que Tiara aceptó una gran cantidad de su poder. No debería haber problemas por un tiempo.

Grail y Keith concordaron, y Liliarge asintió. No tenían los números exactos, pero deberían estar bien por los próximos cien años. Aun así, Grail miró a la pareja.

— ¿Por qué vinieron aquí? Espero que no piensen que cuidaré de ustedes.

—Sí, es cierto. Me sorprendió que pudieras salir. Especialmente Lilia. Se supone que estaba sellada.

No había lugar para Pheles en el castillo, y Grail no quería involucrarse. El rey fundador rió.

— ¡Qué malvado de tu parte! No pienso estar endeudado con ustedes. Lilia y yo pensábamos en trabajar por Marineforest. Quiero ver cómo está el reino que construí.

—Ya veo. No te detendré entonces. Pero, deben informarme si ven algo extraño.

—Por supuesto.

Pheles había muerto antes de poder observar su país, así que tenía curiosidad. No necesitaban preocuparse por el dinero, ya que él conoce el lugar de algunos tesoros escondidos. Tampoco les preocupa trabajar si llegan a eso.

Keith y Grail suspiraron cuando vieron lo emocionado que estaba, pero sonrieron.

— ¿Oh? El efecto del Anillo terminó. Algo está por comenzar.

—Ah, te refieres a eso.

— ¿Por qué sabes de esto, Grail?

—La información es mi arma, esto no es nada.

Keith no sabía lo que estaba por suceder, así que miró a Tiararose con una expresión molesta. Pheles y Liliarge tampoco lo sabían, así que observaron ansiosos.

Entonces, la voz de Aquasteed hizo eco a lo largo del lugar.

—Decidimos que este día será celebrado como el renacimiento de Marineforest. Cada año, todo el país lo celebrará —anunció, y la multitud gritó feliz —Tiararose realizará un torneo de dulces, comenzando este año. No hay requisitos para unirse. Pueden participar por su cuenta o en equipos de tres.

Él, continuó explicando los detalles, recalcando que tenían un mes a partir de ahora.

—Los dulces son deliciosos. Me enamoré de ellos después de que Tiararose me diera algunos. No puedo esperar —aplaudió emocionada Liliarge. Pheles sonrió. Se acercó a Keith y Grail y pasó sus brazos por sus cuellos.

—Muy bien. ¡Debemos participar también!

— ¡¿Quééé?!

— ¿Por qué yo…?

—Es un equipo de tres, ¿verdad? —Rió Pheles.

| Índice |

3 comentarios en “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 73: La celebración de un nuevo festival

  1. Haomuri says:

    Jajaja ay que bonito un torneo de dulces n.n me dijo encantaría ver a Grail y a Keith con sus mandiles cocinando n.n jajaja siento que Akari se apoderó de mí ahora xD.

    Gracias por el capítulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.