Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 74: Un torneo de dulces único

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Participación para el Torneo de Dulces:

-No hay restricciones de clase o edad. Sin embargo, se realizarán preliminares si compiten más de 30 equipos.

-Pueden participar solos o en un grupo de 3.

-Los participantes deben reportar los ingredientes que utilizarán con anticipación, y les serán proveídos.

-Los jueces serán las personas. El ganador se decidirá por votos. También habrá jueces especiales para un premio especial.

Las reglas eran bastante sencillas, y se anunciaron por todo Marineforest. Al mismo tiempo, todo el país fue envuelto en una atmósfera festiva.

Como fue anunciado de imprevisto, Tiararose asumió que sólo participarían una docena de equipos, como mucho, pero, inesperadamente, hubo una gran cantidad de peticiones, así que se tuvieron que realizar preliminares.

Éstas se realizaron en todos los pueblos y villas, hasta que al final quedaron 32 equipos. La mayoría eran plebeyos que tenían restaurantes y tiendas de comida. Tiararose estaba emocionada por ver cómo terminaría.

Por supuesto, ella misma, también competía con un equipo junto a Akari y Olivia.

♦ ♦ ♦

Dentro del tranquilo vestidor, Akari charlaba animadamente, mientras Tiararose asentía. Sirius escuchaba con una sonrisa.

Aquasteed y Hartknight estaban sentados a un lado, bebiendo té con expresiones cansadas. El primero estaba agotado por planear el evento, y el segundo por el viaje.

Los únicos que parecían tener energía eran Akari y Sirius.

—No pensé que fueran a hacer todo el viaje hasta aquí para su luna de miel —dijo Aquasteed, mientras miraba a Hartknight con exasperación.

—Yo tampoco —respondió él, encogiéndose de hombros —Akari dijo que quería venir sin importar qué. Además, pensé que Sirius podría aprender sobre diplomacia, así que le hice acompañarnos.

—Ya veo.

—Y ya que la familia real de Marineforest está realizando el festival, parecía una buena oportunidad.

Aquasteed asintió. Sirius será el rey de Lapis Lazuli algún día. Además, tener invitados sólo aumenta la emoción de la celebración. Una vez terminada, Sirius regresaría por su cuenta, mientras Akari y Hartknight realizan un tour por el reino.

—El verdadero torneo comienza mañana. Princesa Tiara, ¿has decidido lo que harás?

—Sí, ya preparé la receta.

— ¡Entonces, hagamos una reunión más tarde! —Dijo Akari, añadiendo que tenía grandes expectativas para la receta especial que Tiararose hizo.

Era difícil creer que sólo hubiera llegado hace unos momentos, demandando ser parte del equipo. Sirius las miró decepcionado.

—Me hubiera gustado que estuviéramos en el mismo equipo.

Sin embargo, no podían hacer nada debido al límite de tres personas

—Por cierto, ¿compitieron en las preliminares? —Preguntó Akari.

—Por supuesto, lo hicimos. Y ganamos —respondió Tiararose.

—En ese momento, Levi estaba en nuestro equipo —añadió Olivia.

Levi era el tipo de mayordomo que aceptaba cualquier demanda ridícula de Olivia, y sus habilidades en la cocina son perfectas. Había sido especialmente brillante batiendo los huevos para el merengue.

Aquasteed y Hartknight observaron a las señoritas y admiraron su energía.

♦ ♦ ♦

El torneo de dulces se realizó al día siguiente.

Tiararose hizo uniformes de patissiere para todos, y su equipo estaba lleno de emoción.

En el equipo 1 estaban Tiararose, Akari y Olivia. En el 2, Pheles, Keith y Grail, y en el 3 Hartknight y Sirius, que representaban a su país.

El resto de los equipos estaba compuesto, en su mayoría, por civiles, pero había lagunas jóvenes nobles que trajeron a sus chefs e incluso cocineros, usando máscaras para ocultar sus identidades.

— ¡Woah, hay mucha gente! ¡No puedo esperar! —Exclamó Akari emocionada, corriendo hacia el espacio de cocina preparado para ellas. Tiararose la siguió y, rápidamente, todos los participantes se acomodaron en sus puestos.

Una vez que esto fue confirmado, el hombre que organiza la competencia dio su anuncio.

— ¡Y ahora, que el primer Torneo de Dulces anual comience!

Con eso, un fuego mágico fue lanzado al cielo, y la competencia comenzó. El público estaba lleno de espectadores que esperaban emocionados para ver los dulces que se fueran a realizar.

—Muy bien, ¡vamos a hacerlo, Señorita Akari, Señorita Olivia!

— ¡Sí, hagamos un círculo! —Sugirió Olivia, y Akari accedió de inmediato.

— ¡Oh, sí! ¡Como un verdadero equipo!

Las tres se miraron y asintieron. Tiararose se preguntó si debería decir algo, pero Akari se preparó rápidamente.

— ¡No perderemos!

— ¡Sí!

—Ahhh, la heroína de “El Reino de Lapis Lazuli” y la villana en un mismo equipo…qué emocionante.

Tiararose se sorprendió con la fuerte voz de Akari, y sus hombros temblaron. Su tercer miembro, sin embargo, estaba emocionada. Era un poco extraño que ella estuviera allí también, pero no se preocupó por ello.

— ¡Ahora, comencemos! ¡Vamos a hacer un pastel con decoraciones de caramelo!

—Tiararose y yo, estaremos a cargo del pastel. Akari, encárgate de las decoraciones.

Como las personas del pueblo serán los jueces, tendrán que hacer bastantes, así que todas tenían su propio papel a realizar. Akari derritió el caramelo con magia e hizo un espectáculo cuando les dio forma. La multitud aplaudió y dio ánimos.

Tiararose la vio y rió ante la idea del pastel increíblemente lujoso que resultaría.

—Cada equipo parece estar haciéndolo bien. ¡Ahora, vamos a presentarles a nuestros jueces especiales! El rey Sotiris y la reina Lavina. Es un gran honor tener a los monarcas probando nuestra comida. ¡También tenemos al jefe de cocineros y al sous-chef del palacio real. ¡Además de la querida amiga de la princesa Tiararose, Liliarge!

Tiararose se sorprendió al escuchar el anuncio.

— ¡¿P-Por qué Liliarge es una de las jueces especiales?! ¡Y fue presentada como mi amiga…!

—Como se espera de una amiga de Tiararose, es muy linda. Nunca había visto un animal como este antes. ¡Quizás sea una especie cercana a las hadas! —Continuó el presentador, sin notar la reacción de Tiararose.

—Está bien —dijo Pheles con una risa. Tiararose observó al equipo del rey fundador a su lado —Lilia y yo decidimos observar el resto de Marineforest luego. Si ella es conocida como tu amiga, hará las cosas más sencillas, considerando su apariencia. ¿No está de acuerdo? Por eso quería presentarla en una ocasión pública —declaró. En efecto, es probable que fuera la decisión adecuada.

—Puede ser…pero, difícilmente, soy digna de ser llamada su amiga. Aunque, por supuesto, pienso en ella de esa manera.

—Sería muy feliz si fueras su amiga. Lilia estuvo sola por mucho tiempo —le pidió directamente

—Rey Pheles…es un honor escuchar su petición. Yo también quiero seguir siendo amiga de la reina Lilia.

— ¡Rey Pheles! ¡No se olvide de mí!

—Ah, la doncella con el poder de la Oración Sagrada. Escuché de Lilia que purificaste el brazalete. Gracias.

Pheles sonrió y se inclinó cuando Akari levantó la mano. Entonces, se giró hacia Olivia y le pidió que también fuera amiga de la reina.

—Hey, Pheles, deja de hablar con el equipo enemigo. Tenemos dulces que hacer.

—Keith…estoy intentando hablar de Lilia aquí. Pero, es cierto que no tenemos mucho tiempo. El tiempo límite de tres horas pasará rápido.

Y así, él y Tiararose regresaron a cocinar.

Las manos de la princesa comenzaron a moverse de inmediato. Se movía como si el propósito de su vida fuera hacer dulces. Pheles estaba impresionado.

—El equipo de las señoritas es impresionante…no podemos perder.

—Entonces, apresúrate y muévete. ¿No vas a hacer las magdalenas que Lilia quiere comer? Quiero decir, Pheles, ¿siquiera puedes hacerlas?

—Uh…estoy seguro de que nos las arreglaremos —sonrió, e insistió que todo funcionaría. Keith y Grail suspiraron.

—Hey, hermano…estás siendo demasiado duro con eso.

—Maldición. No es lo que intentaba hacer…

Harknight y Sirius estaban haciéndolo tan mal que la audiencia les observó horrorizados. No habría importado si fueran plebeyos, pero ambos son invitados reales de Lapis Lazuli. No podía sucederles nada.

Sin embargo, decidieron observar en silencio y esperar lo mejor.

—Ahh, se rompió de nuevo…

Como no sabía cuánta presión aplicar, lo que Hartknight sostenía se destruyó en sus manos. Tenía un color rosado que parecía querer moldear como un macarrón.

En cuanto a la parte del merengue que sería la base, no estaba muy quemada…y bastante bien. El ganache también se veía bien. Sirius lo probó y sabía delicioso.

Por eso, ambos hermanos creían que sus macarrones resultarían bien. Pero, al final, durante el proceso que debería haber sido más sencillo, colocar el ganache dentro del merengue, Hartknight mostró su usual torpeza.

Sus dedos aplicaron demasiada fuerza, y el dulce quedó destrozado.

—Nunca había hecho esto antes, no me culpes. Dicho eso, estoy sorprendido de lo bueno que eres con esto, Sirius.

—Creo que cualquiera luciría bien a tu lado, hermano.

Mientras Hartknight continuaba destruyendo cosas, Sirius siguió haciendo macarrones perfectos.

—Es mi primera vez en Marineforest así que no puedo avergonzarme…además, quiero que Tiararose coma mis dulces —dijo Sirius, mientras ubicaba tres en perfecto estado en una caja.

—Hey, hey, princesa Tiara, señorita Olivia.

— ¿Qué sucede, Akari?

Akari había terminado de hacer su parte, y ahora observaba algo. Como Tiararose estaba concentrada en la decoración del pastel, Olivia respondió por ella.

La princesa estaba señalando al área donde los participantes individuales trabajaban. Ellos eran rápidos en sus movimientos, expandiendo crema y añadiendo frutas, incluso flores Tiararose en la cima.

—Eso luce rico… —murmuró Olivia sin pensarlo. Rápidamente, se quedó sin palabras.

El hombre está usando una máscara, quizás no quería ser reconocido, pero está llamaba un montón la atención.

— ¿Quién podrá ser? A pesar de la máscara, el pastel que está creando luce delicioso.

—Estoy de acuerdo…pero, no creo que esa máscara haya estado en el juego. Seguramente, no es importante.

Olivia declaró que no podía ser ningún personaje principal o secundario. Y si se trata de uno sin nombre o participación, entonces, no le importaba.

Por supuesto, si hubiera resultado ser un objetivo de captura, entonces, habría estado emocionada.

—Bueno, tienes razón. No puede ser nadie importante, pero eso luce bien. Estaría feliz si pudiera comer algo como eso de desayuno.

—Sí, es cierto. Quizás sea de una tienda que podamos visitar. Deberíamos observar el mercado más tarde.

Akari y Olivia hablaron de lo emocionadas que estaban, cuando Tiara las llamó.

— ¡Si no tienen nada que hacer, ayúdenme! Tenemos que hacer tantos pasteles como podamos para alimentar a todas estas personas. Akari, pon la crema en los pasteles esponjosos, los decorare. Olivia, añade los caramelos encima. Cuando termines, pon los lazos de chocolate a su alrededor. ¡No es tiempo de preocuparse por otros participantes!

— ¡Bien!

—Entendido.

Usualmente, Tiararose era muy tranquila, pero ahora estaba animada y activa.

Cuando las tres terminaban su quinto pastel, la campana sonó, señalando el fin del tiempo.

| Índice |

One thought on “Villana mimada por el príncipe vecino – Capítulo 74: Un torneo de dulces único

  1. Haomuri says:

    Ah ya quiero saber que pasa con el tipo de la máscara … Será un nuevo personaje? Será un viejo personaje??

    Gracias por el cap!! n.n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *