Ya no te amo – Capítulo 3

Traducido por Akatsuki

Editado por Sakuya


Tal vez, hacer esto haría que la reconociera como su prometida, al menos. Ella creía que Valor la amaba, pero él la alejaba cada vez más. Estaba empezando a cansarse de su amor ciego, aunque ella lo estuvo esperando por tres largos años a que regresara del campo de batalla.

—Has trabajado duro, señorita. Estoy cansado, iré a mi habitación.

—Pero, Valor, han pasado tres años. ¿Quiero hablar contigo? Tomará solo un segundo.

—Si me amas como siempre lo has dicho. ¿Debo recordarte que lo mejor para ti es permanecer en tu habitación en silencio?

[Akatsuki: ¡Tu gente necesita un heredero! :9]

Ella se alegró de verlo después de mucho tiempo, su corazón latía con fuerza ya que lo vio crecer como un hombre. Su mente no había cambiado desde la ceremonia de compromiso de hace casi una década. Solo anhelaba estar con él, aunque fuera un poco más.

Cuando se trataba de Valor, ella se mantenía constante. Pero él tenía que cultivar un sentimiento por Niveia. No podía dejarla ahora, aunque le arrojó los papeles de divorcio ya firmados y antes de irse a la batalla le dijo que estaba harto de ella y dándole la espalda, desapareció dejándola sola con esas frías palabras.

¿A que he dedicado mi tiempo?

♦ ♦ ♦

Scritch, la pluma se deslizó suavemente sobre el papel.

En la parte inferior, firmada con una letra elegante y cursiva digna de un noble, se encontraba escrito; Niveia Solen. Y, a su lado; Valor Wistash.

Plop.

Lágrimas cayeron sobre la hoja, manchando ligeramente el nombre Wistash.

―Querido.

Ella intentaba permanecer fría y serena, pero fue superada por la vergüenza y presionó sus pulgares en el lugar donde cayó su lágrima. Era demasiado tarde; y como si fueran gotas de lluvia, más lágrimas comenzaron a caer sobre el dorso de su mano.

Igual que aquel día, el día que perdió su amor. Hubo una lluvia primaveral. También fue el día en que la joven señorita Eustace hizo una llamada a la finca luego de enterarse del regreso de Valor.

La señorita Eustace fue una de las personas que se enamoró de Valor al igual que Niveia. Los extremos ligeramente mojados de su cabello rosado que se asomaban a través de su paraguas, representaban sus sentimientos por Valor. A pesar de saber que su incapacidad de reprimir sus deseos de verlo alimentaria los rumores, recorrió todo el camino para verlo. Pero lamentablemente, no logró encontrarse con él.

[“El duque ya se retiró, señorita. Por favor, vuelva a visitarnos otra vez.”]

[“Debe estar de camino a casa, aún no está ahí… Te creeré por la señorita Solen, si no me mintió.”]

Ella estaba decepcionada y dirigió su frustración hacia Niveia por no poder ver a su amado. Ambas no estaban en buenos términos desde hace mucho tiempo. Una mujer que le guste un hombre, naturalmente, estaría en desacuerdo con la novia de dicho hombre.

[“Creo en la mayoría de las personas, pero es difícil para mí discernir la verdad en las palabras de alguien de bajo nacimiento. Espero que me disculpé.”]

La señorita Niveia está familiarizada con el ridículo así que podrá soportarlo.

—Simplemente no me hables. ¿No has hablado lo suficiente sobre tus orígenes? No importa cuántas veces el marqués reitere de que eres su hija, nadie sabe de dónde vienes en realidad…

Ella puede soportarlo…

—Ah, no te enojes conmigo. ¿Crees que soy la única que lo piensa? Quizás el duque está retrasando su matrimonio ya que eres tú.

¡Thwack! ― La cabeza de la señorita Eustace giró bruscamente hacia un lado.

—Señorita Solen, ¿Qué est-

— ¡Repita eso señorita Eustace!

— ¡No puedes evitar haber nacido con orígenes-!

¡Thwack!

—Estas loca-

¡Thwack! ¡Thwack! ― Más golpes se dirigieron hacia la señorita Eustace.

Aquellas palabras se repetían en su cabeza, aumentando la furia de Niveia. Aunque esto no era nada comparado con la vida que tuvo. No era importante para ella.

Excepto por Valor. Ella no dijo nada sobre él. El dolor que reprimió y las lágrimas que derramó durante tantos años en silencio, la señorita Eustace no debería saber de eso en absoluto.

¿Por qué me odia tanto?

Había muchas respuestas a esa pregunta, pero solo una destacaba del resto―sus orígenes. Al haber nacido de una criada, y ser el producto de un embarazo prematrimonial, esa etiqueta la persiguió durante muchos años.

Quizás realmente me desprecia porque mis orígenes son diferentes a la de los demás.

Que Valor odie a alguien que intente ser un noble ingresando en la familia Wistash. La señorita Eustace abrió una herida que nunca fue vista.

Ella se lo merece.

No importa cuánto se lo merezca la señorita Eustace, la violencia recae por completo bajo sus pies. Ella estaba decidida a desahogar todo el dolor que sentía. Lamentablemente fue la señorita Eustace que recibió todos esos años de dolor.

— ¡Señorita Solen! ¡¿Qué está haciendo?!

Era su amado, el único testigo que presenció tal acto cuando regresó a casa, y fue él quien se dirigió rápidamente hacia ella para sujetarla.

— ¡¿Qué le has hecho a la señorita Eustace?! ¡¿Acaso estás loca?!

—Waa… Duque…

—Señorita Eustace, vaya con un médico y que la trate. Hablaré con él después.

No fue hasta que vio su rostro que recuperó el sentido.

Oh dios. Es Valor. ¿Qué es lo que he hecho?

Niveia trató de esconder sus manos que estaban manchadas de sangre, pero ya era tarde. Su amado estaba furioso con ella, sin poder hacer nada ni poder explicarle, comenzó a llorar.

Si de verdad él me odia ¿Qué puedo hacer yo?

Niveia asustada por su mirada, intentó explicar lo sucedido.

—Valor, esto es…

—No te pregunté.

En realidad, ni siquiera se molestó en escucharla. Era obvio el porqué.

—No sé qué es lo que hizo mientras no estuve, señorita Solen…

Su amado la miro a los ojos, el frío desprecio inundaba su mirada, entonces se dio cuenta de que no podría justificar sus acciones. Ya que, ante sus ojos, lo único que vio fue a ella golpeando a la señorita Eustace por celos.

Anteriormente ella le pidió que no conversara con esta mujer.

Tal vez fue por eso. [Valor]

Ni siquiera se enojó con ella. Lo que Niveia sintió hace unos momentos, no solo era ira sino también irritación.

Él no estaba enojado ni decepcionado de ella, y no había razón para odiarla. Además, este sentimiento no existía en él desde el principio.

Ella no significaba nada para él. Incluso, ahora que pasaron una década juntos.

Niveia, que se dio cuenta de esto, sintió que algo dentro de su cuerpo se rompió hasta hacerse trizas.

—Señorita Solen. Está lloviendo y hace frío, me temo que pueda resfriarse, así que vaya a su habitación.

Su amado le pidió gentilmente que se fuera a su habitación porque ya no quería verla. Si él no hubiese fingido estar preocupado, ella tal vez se hubiera sentido menos miserable.

Niveia se levantó del suelo y se fue corriendo derramando lágrimas. Lo único que dejó atrás fue el documento que Valor le dio con su firma y ahora este también contenía la suya. Por lo cual el vínculo que los unía terminó siendo anulado con éxito.

Fue un poco desafortunado que ahora después de diez largos años, su ciego amor terminara.

Ella lloró hasta el día siguiente, y culpó al clima por lo sucedido, a pesar de que ese día fue un día muy hermoso.


[Sakuya: ¡¡Vete con dignidad Niveia!! Mandalo al car…..]

| Índice |

19 thoughts on “Ya no te amo – Capítulo 3

  1. Karina Carcelen Viteri says:

    Que dire , Valor nunca se tomo el tiempo de hablar con ella, siempre la miro con desprecio, me alegro que por fin ella despierte ,ese amor ciego la estaba matando en vida soportando humillaciones , lo importante es que ella dejo atras ese sentimiento para avanzar

  2. Edithcita says:

    Hola!!! me encantó la historia plis alguien sabe si la autora la continuó o si todavía se seguira traducuiendo o algún tipo de info de ésta novela, gracias!!!!

    P.D Valor ve y “#$% a tus progenitores ;____;

    • Mai says:

      Wow…. pero que intesa esta Niveia….
      Porfis no dejen esta novela, se lee prometedora 😢
      Gracias por traducir 💗💗💗💗💗

  3. Azuara88 says:

    Maldita sea, espero que en un futuro no muy lejano valor o como se llame se retuersa de agonía y sufrimiento al darse cuenta lo que perdió por pndejo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.