Villana sanadora – Capítulo 24: Historia de Teo

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


—Teo, ella es la Princesa del Reino de los Zorros. Su nombre es Akane.

Hoy mis padres trajeron a una chica y me la presentaron. Ella tiene un cabello rojo vibrante y ojos dorados, pero, lo que más llama mi atención son sus esponjosas orejas y cola.

¿¡Cómo puede vivir con esa cola y orejas tan voluminosas!?

—Encantada de conocerte, Príncipe Teo.

—Fufu ~ Puedes llamarlo por su nombre, después de todo seremos familia. Debemos familiarizarnos ~.

Mi madre está sonriendo de oreja a oreja al igual que en esas ocasiones en que le hablaba a los nobles.

—B-Buenos días, Teo.

— ¡Humpf…!

Ya conozco la razón por la que estamos comprometidos. Es para terminar esta guerra.

Hemos estado luchando por un largo tiempo y nosotros, el Reino de los Lobos, íbamos a ganar pronto.

Entonces, ¿por qué quieren terminar la guerra en este momento? Es porque son unos cobardes.

¿Cómo podemos estar en paz con este matrimonio? No quiero casarme con esta chica solo por razones políticas. ¡De ninguna manera!

Pero… No tengo la palabra final en este asunto. Pensé en un plan y es el de actuar indiferente hacia ella. De seguro romperá en llanto y correrá de vuelta para romper este compromiso. Sin embargo, hasta ahora… no ha derramado ni una sola lágrima sin importar lo que haga.

Ella intenta acercarse a mí todos los días. Akane siempre tiene ideas interesantes para captar mi atención.

Pero, no te acerques mucho a mí, en especial con esa cola y orejas crispadas. Me hace sentir incómodo… y siento la necesidad de apretarlas.

¿¡Q-Quién quiere apretar sus orejas!? ¡¡¡No quiero tocarla!!! ¡Ni en un millón de años!

Mei
Tsundere detectado.

Últimamente la vi con una chica de cabello rosa y un rostro parecido al de una muñeca. ¿Ya encontró una amiga? Es algo bueno ya que no me molestará más.

¿Qué? No me siento solo. Muchas personas hacen fila para ser mis amigos. No me siento para nada solo.

Estoy en la clase uno. Este número es realmente apropiado para una persona como yo. El número uno es para un líder, ¿cierto?

Elijo sentarme en el centro del aula cerca de un chico que ya había conocido en un banquete en el castillo de los vampiros. Él es el príncipe Luler. Luce como una persona compuesta y de gran nivel.

Debido a su fría personalidad hace difícil acercarse a él. Pero… no me importa eso.

—Hola, príncipe Luler. ¿Me recuerdas?

—Oh… Tú eres…

— ¡Es cierto, soy yo!

— ¿Quién eres?

Él inclina su cabeza y me observa con una mirada en blanco. Es como si ya hubiese borrado sus recuerdos de mí de su cerebro.

¿¡Está diciendo la verdad o esto es solo una broma!? ¿¡Es en serio!? ¡Soy el príncipe del Reino de los Lobos! Haré que recuerde mi nombre. ¡No debería olvidar a una persona como yo!

Él finalmente dijo que me recordaba. ¿Lo ves? No hay manera de que pudiera olvidar al gran yo [1].

Más tarde supe que la chica de cabello rosado es la prometida de Luler. Luler incluso la espera para comer el almuerzo juntos. Ellos lucen realmente cercanos.
También me tengo que sentar con Akane. Realmente no quiero ofender a Luler ya que en cierta medida está bastante apegado a su prometida.

Su nombre es Shiwa, es la hija mayor de la famosa Casa Garnet. Ellos deben haber sido forzados a comprometerse al igual que yo, pero ¿por qué ellos actúan tan normal? ¿No encuentran esto extraño?

—Luler, ¿por qué luces tan cómodo con tu prometida? —pregunté en el tiempo en que estábamos esperando a nuestro profesor.

— ¿Por qué preguntas sobre Shiwa?

De repente sus ojos se vuelven oscuros, como si quisiera maldecirme con esa mirada.

¡No me quiero robar a tu prometida! ¡No pongas una cara como esa!

—Por na-nada. Solo quería preguntarte si no sientes extraño que alguien te haya forzado a comprometerte de esta manera.

—No me gusta cuando alguien me fuerza a hacer algo como eso, pero…

— ¿Pero…?

—Sentirse mal con una persona de la cual no sabes nada, sería demasiado cruel.

—…

Juzgando por el tono de voz que está usando, no parece que haya ningún significado oculto detrás de lo que dijo, pero solo eso parece atravesar mi corazón.

Nuestro profesor llega luego de que Luler terminara esa oración. No puedo concentrarme en estudiar ya que tengo otras cosas en que pensar.

¿Soy una persona cruel?

Ahora Akane me está evitando sin ninguna razón. Luler también parece triste ya que no pudo almorzar con su prometida. Normalmente, él no es del tipo que muestra sus emociones fácilmente pero esta vez luce realmente triste.

Por otra parte, ¿por qué Akane me evita de esta manera? Ella solía correr hacia mí todo el tiempo.

¡Hoy, ella está comiendo junto a dos chicos atractivos que no conozco! ¡Además son íncubos! ¿¡Esta vez va tras esos dos chicos!? ¡Debería darse cuenta de que todavía estamos comprometidos! Fue desconsiderado de su parte actuar de esta manera hacia mí.

Inconscientemente la agarro debido a mi ira. Es mi intención hacerla llorar y que termine este compromiso, pero cuando eso ocurra… No quiero dejarla ir… Quiero hacerla llorar más que esto.

Sus orejas y cola son demasiado suaves para mi gusto. No puedo parar de apretarlas. ¿Por qué se sienten tan esponjosas? Incluso si ella llora, seguiré apretándolas. Ah… mi presa está huyendo de mí.

Me preparo para correr tras ella pero de repente algo aparece de un arbusto y da un fuerte golpe en mi estómago, casi sacándome el aire.

Es bueno que el área alrededor de mi estómago sea dura.

—Qué ray…

Shiwa ondea su cabello rosado y sigue a Akane dentro del edificio.

—Nunca he sido golpeado por ella de esa manera… —Luler suspira con una expresión afligida.

Espera… ¿Por qué quieres ser golpeado?

Apresuradamente la sigo pero no veo a Akane por ninguna parte. Veo a Shiwa sentada en la clase tres. Camino directamente en su dirección para preguntarle dónde estaba Akane.

Luler apareció detrás de ella unos momentos después.

— ¿Heh? ¿Quieres ver a esa chica, puedo agregar, a quién hiciste llorar? ¿Por qué?

—No tienes que decirlo así, sólo dime dónde está.

—Ah… No quiero decirte. ¿Tienes algo que puedas intercambiar conmigo?

— ¿Qué?

—Se llama intercambio. Si accedes a darme algo a cambio entonces te diré dónde está.

—…

No me gusta para nada la mirada en sus ojos. Ella no debería ponerme a hacer nada extraño ya que estamos frente a Luler.

—Entonces, ¿qué quieres?

—Realmente me siento incómoda sentada en esta silla.

—Te conseguiré una nueva.

—No, otra silla será lo mismo.

— ¿Qué quieres que haga?

—¿Puedes convertirte en mi silla? Te diré dónde está ella si lo haces.

— ¿¿??

¡Mis ojos casi se salieron de sus órbitas! ¿¡Ella quiere utilizar mi espalda como su silla!? ¡Eso es una locura! Yo soy el príncipe aquí y ¿tengo que hacer esto frente a muchas personas?

Pero… ella sabe dónde está Akane.

Mordí mi labio.

—Bien.

—Ufufu ~ A esto es lo que llaman un hombre de verdad, en este caso, un verdadero chico ~

Ver su sonrisa me hace enojar pero tengo que hacer esto incluso si es vergonzoso. Tengo la sensación de que me está poniendo a prueba ahora mismo.

Luler aparta su silla y lentamente me arrodillo en cuatro. El peso que ella puso encima no puede ser comparado con la vergüenza que estoy sintiendo ahora mismo.

—Cielos ~ Esta es una silla bastante cómoda. Mi cuerpo dolía mucho por culpa del otro asiento así que muchas gracias a ti, Príncipe Teo, por ayudar a aliviar mi dolor.

¡Bruja! ¡¡Solo espera a que sea mi turno!!

— ¿Estás satisfecha?

—Más o menos. ¿Por qué odias tanto a Akane? Realmente quiero saber tu razón.

—No la odio pero pronto sabremos el resultado de nuestra guerra. ¿Quién quiere casarse con un enemigo?

*Suspiro*

—Eres realmente infantil.

— ¿Qué?

—Esa es la razón por la que deberías casarte. ¿Estás tan sediento de sangre desde tan joven?

—Un hombre fuerte puede tenerlo todo…

—La guerra nunca traerá nada. Incluso si posees una montaña de oro, no puedes revivir los cuerpos sin vida que yacen en el campo de batalla. ¿A eso le llamas victoria? ¿No piensas que estás caminando por un camino manchado de sangre solo para lograr esa victoria? ¿Estás satisfecho con eso?

—…

—Ella puede no ser perfecta pero es la que mejor sabe que la guerra solo trae pérdidas.

—…

—No seas cruel. Ella no es muy diferente de ti.

—Yo…

—Deberías decirle eso a Akane. Ella está en el cuarto de primeros auxilios. ¡No olvides usar una bolsa de hielo para presionarla sobre sus ojos hinchados!

Shiwa se levanta de mi espalda. ¿Esta es su manera de decirme que está bien que me encuentre con Akane?

— ¡No tienes que decírmelo, ya lo sé!

Corro directo al cuarto de primeros auxilios. Tal vez tendré que volver a pensar sobre este compromiso.

Esta vez, usaré mis sentimientos para pensarlo.

♦ ♦ ♦

*Suspiro*

—Espero haber hecho lo correcto.

La mirada de Shiwa lo sigue hasta que está fuera de su vista. Ahora mismo ella se siente aliviada.

— ¿Shiwa, te sientes muy incómoda en esa silla?

Luler le pregunta en un tono preocupado.

—Umm… Un poco.

—Entonces yo…

—No hagas eso y dame una silla normal. —dijo a Luler, cuya cara estaba sonrojada.

Él estaba intentando arrodillarse en cuatro pero fue detenido por Shiwa justo a tiempo.

La clase está a punto de empezar. ¿¡Cómo puedo permitir que mi profesor me vea sentada en la espalda del Príncipe!?


[1] Aunque es una novela tailandesa creo que se refiere a la expresión Ore-sama, que literalmente significa el gran yo. Es una forma algo arrogante de nombrarse a uno mismo.

| Índice |

5 thoughts on “Villana sanadora – Capítulo 24: Historia de Teo

    • Shisai says:

      Hola! Puedes descargar todo el volumen 1 en PDF desde el indice y en las Kovel Times (la revista de la página) puedes encontrar hasta el cap 53, esta novela se publica primero en la revista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *