Villana sanadora – Capítulo 30

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


 *Tap, tap, tap*

—Umm…

*Tap, tap, tap*

—Ummmmm…

— ¿Shiwa, por qué estás caminando alrededor del cuarto de esa manera?

Sin saberlo, Luler entra en mi taller. Su voz me despierta de mis pensamientos y retrocedo dos pasos hacia atrás debido a la sorpresa.

Vuelvo a tranquilizarme antes de voltear a verlo.

—Umm… Estoy pensando en una manera de crear cosméticos.

— ¿Cosméticos?

Es cierto, en estos momentos mi champú y acondicionador están teniendo gran demanda en el Reino de los Zorros. Akane me trajo todo el dinero. Pero el problema es que no tengo productos suficientes para suministrarles.

¿Debería contarle este asunto a mi padre? Espero que no piense que soy una niña rara, después de todo, este es el primer paso para convertirse en adulto.

Por otra parte, aunque el clima aquí no es tan soleado, tenemos que preocuparnos por los llamados rayos ultravioletas. Son letales en cualquier cantidad que se reciba. No me siento a salvo cuando no hay cosméticos o protector solar protegiéndome.

Los niños no necesitan ponerse protector solar debido a la sensibilidad de sus pieles a los químicos, los mayores tienen que hacerlo debido a su exposición al sol. Además, soy un vampiro, lo que significa que soy más sensible a la luz del sol que la mayoría de las personas. Por lo que estoy preocupada en estos momentos es que no hay ingredientes para crearlos.

Los cosméticos que los humanos de este mundo crearon contienen mercurio. Allá son muy populares en los de mediana edad, pero, muy peligrosos para estos cuerpo. Las mujeres de esta era han muerto debido a eso. Es bueno que no son populares en este mundo demoníaco. Siento nauseas de solo pensarlo.

Por esta razón, crearé un cosmético igual al de mi mundo anterior.

Los cosméticos más seguros y mejores.

—Shiwa, no necesitas usar cosméticos…

Luler se sienta en el sofá que ya había preparado cerca a la pared.

Bueno, este es su cuarto, y yo meramente lo tomo prestado de vez en cuando.

—No es solo un cosmético. Lo que voy a hacer puede protegernos de la luz del sol.

— ¿Protegernos del sol?

—Es cierto, puedo garantizar que resultará bien. Se hará popular en el Reino de los Vampiros.

—Parece interesante…

—Suena interesante, ¿no es cierto? También debería nutrir nuestra piel pero me faltan algunos de los ingredientes principales.

— ¿Cuáles son?

—Umm…

Le dije todos los ingredientes que quería. La mayoría de ellos son ingredientes de la naturaleza para paquetes de belleza. ¿Luler lo entenderá?

Hmm… Me detendré por hoy. De todos modos mañana tendré que ir a buscar todos esos ingredientes.

—No importa, solo puedo listarlos hoy e ir a buscarlos mañana. Ahora regresaré a mi cuarto, Luler. —Guardo la lista dentro de una caja.

— ¿Tienes que regresar? Puedes quedarte aquí esta noche.

—No, ya estamos creciendo. No podemos dormir juntos por siempre.

—No importa, ¿no?

—Sí importa.

—Shiwa

— ¿Qué?

—Dijiste una vez que lo harías por mí. ¿No es cierto?

—…

¿Cuándo dije eso?

Trato de buscar entre mis recuerdos de hace dos o tres semanas atrás.

¡Oh! ¿Se refería a lo que dije hace tres años?

— ¿Lo has recordado todo este tiempo?

—Puedo recordar todo lo que Shiwa me ha dicho.

Hmm… Es difícil estar cerca de alguien con buena memoria.

—Quieres que te lo compense quedándome esta noche, ¿no es así?

—Puedes quedarte aquí todas las noches.

—Eso es demasiado.

—Entonces solo por hoy.

*Suspiro*

—Entiendo. Tomaré un baño y volveré de nuevo.

—Sé rápida…

—Ya lo sé.

—Iré yo mismo a tu cuarto si te demoras.

— ¿Me estás amenazando?

—… No

¿Sabes que cuando quieres evadir mi pregunta, siempre haces una pausa por un momento? Él ya me ha arrinconado si puede recordar todo lo que dije.

Regresé rápidamente a mi cuarto para tomar un baño y me cambié a mi larga pijama negra. Doy un vistazo a mis alrededores y corro hacia su cuarto en un abrir y cerrar de ojos.

¿¡Por qué tengo que actuar de esta manera!? ¡Parezco una chica desvergonzada!

No, no es así. ¡Fui amenazada por él! ¡Soy la víctima aquí!

—Shiwa, ven aquí.

Luler, quien luce ridículamente feliz, se acuesta en su cama y usa su mano para señalar un espacio al lado suyo.

Haa… Parece que quiere ordenarme.

—Sí, príncipe Luler.

¡Te estás volviendo muy engreído!

Distraídamente me dirigí formalmente hacia él. Esta es la primera vez que he venido a su cuarto. Normalmente, él es quien usa mi llave de repuesto para entrar al mío todo el tiempo. No tengo el derecho de regañarlo ya que, en primer lugar, fui yo quien se la dio.

Espero que Luler continúe siendo ignorante sobre los asuntos concernientes a las actividades nocturnas entre hombres y mujeres.

—Shiwa, tengo hambre.

Luler me abraza luego de sentarme sobre su cama.

— ¿Qué? ¿Querías que me quedara aquí porque tenías hambre? Podías habérmelo dicho.

—No quiero dormir solo. Aquí hace frío y también es muy silencioso.

—Siempre es silencioso de noche.

—No, no lo es. Está el sonido de tu aliento y del latido de tu corazón. Cuando duermo solo, siento que mi corazón podría detenerse en cualquier momento.

—Luler.

— ¿Podemos seguir durmiendo juntos de esta manera cuando seamos mayores?

—Umm… Si hacer esto puede mejorar tu condición, no me importaría.

— ¿Puedo morderte?

— ¿¡Qué!? ¡Eso no está, en absoluto, relacionado con lo que hablábamos!

*Morder*

Es demasiado tarde ya que sus colmillos ya se han sumergido en mi cuello. Algunas veces, ya no estoy segura de si él me ve como su prometida o como su comida.

Después de estar satisfecho, se duerme enseguida. Es igual a una bestia que se duerme enseguida que su estómago está lleno. Puedo regresar fácilmente a mi habitación cuando él está en este estado.

Umm… Solo es dormir juntos, y tampoco es que me disguste. Dormiré contigo hasta que encuentres a alguien que esté dispuesta a quedarse junto a ti.

Tengo que despertarme más temprano de lo normal y regresar a mi cuarto antes de que alguien presencie esta escena, o Luler se levante.

¡No me miren así! ¡No soy ese tipo de mujeres de una sola noche!

♦ ♦ ♦

Debido a que anoche le di mi sangre a Luler, me siento más hambrienta de lo normal. Espero que no haga una rabieta porque tomé el desayuno antes que él.

*Rugido*

¡¡¡Ack!!! Estoy hambrienta. ¡Ya no me importa! Iré a comer algo antes de que me desmaye.

Me cambio a mi uniforme escolar y camino afuera. Cuando llego al final del segundo piso, veo…

— ¿Qué estás haciendo?

Veo a la chica de ayer, abrazando sus rodillas en su pecho, frente a una puerta.

¿En este lado no están las habitaciones de los chicos? Más importante, ¿ella también se queda en este dormitorio?

—Oh… Tú eres… de ayer.

—Es cierto, ¿por qué te sientas aquí? ¿Alguien te está molestando?

—No…

— ¿Por qué estás en este lugar tan temprano en la mañana? O…

—…

— ¿Pasaste aquí toda la noche?

—…

Supuse bien, ¿no?

*Rugido*

— ¡¡¡!!!

Ella se sobresalta un poco por el rugido de su estómago. Su cara está roja de la vergüenza.

— ¿Tienes hambre? ¿Por qué no vamos juntas a la cafetería?

—Ah…

— ¿Hmm?

—No sé cómo ordenar la comida…

— ¿Qué?

—Me disculpo…

—Está bien, lo hare por ti. Sígueme.

—A-Ah…

Tomo su mano y tiro de ella.

Tal vez creció como una señorita en el Reino de los Ángeles. No sé la manera en que crían a sus hijos, pero, tienen que aprender a ordenar comida cuando están en esta escuela.

¡Como la hija de la directora de aquí, tengo que ayudarla un poco!


Autor:

Shiwa, puedes dormir con Luler hasta que sean mayores ~

Esta historia se está convirtiendo lentamente en el tipo de historia de ‘Shiwa y todos sus amigos’ lol.

¿Qué? ¿Quién les dijo que Luler no era el protagonista? Todavía no he dicho nada.

Mei
Autor(a)-san más le vale… Más le vale…

| Índice |

One thought on “Villana sanadora – Capítulo 30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *