Villana sanadora – Capítulo 45

Traducido por Den

Editado por Nemoné


— ¡Mira esa tienda! ¡Es muy linda! —Akane tiró de mi brazo porque quería que siguiera su dirección.

—Es verdad. ¿Es esa una tienda de dulces? —Bella estiró su cuello para ver la tienda.

— ¿Por qué no entramos? —acabamos de bajar de un carruaje así que estaría bien tomar un descanso.

Hay muchas personas paseando por el pueblo. Es muy animado pero Shelyn nos seguía en silencio. Tal vez no estaba acostumbrada a un lugar con una multitud de personas, sólo podía consolarme con esa razón.

Entramos a la tienda de dulces estilo vintage. Utilizaron madera para construir la tienda y decoraron el interior con muchos tipos de flores. Es lindo, de una manera que a todas las chicas les gustaría.

—Esta es la primera vez que vengo a esta clase de tienda —dijo Bella, con sus ojos brillando, mientras miraba un menú.

—Sólo he pasado por este tipo de tienda pero nunca he entrado —Eres la Princesa, Akane. Nunca te dejarían entrar a este tipo de lugar.

—Nunca he entrado tampoco… —Shelyn finalmente habló, pero todavía parecía nerviosa.

—Deberíamos ordenar algo para comer. Los pasteles de aquí se ven muy deliciosos —Giré el menú y descubrí que hay nombres de postres por toda la página. Tuvieron que escribirlo a mano porque aún no había una máquina en esta era. Esto es realmente nuevo para mí.

Pedimos té y un trozo de pastel para cada una de nosotras. El sabor no era tan diferente de un pastel normal. Pensé que era más o menos para mí, pero el té sabía bastante bien. ¿Cómo lo hierven para hacerlo así de dulce?

—Um. ¿Cuál es el asunto sobre el que nos hablaste? —preguntó Akane con la boca llena de pastel.

—Oh, solo quiero comprar algo para Luler.

— ¿Para Luler? ¿Por qué no le ordena a un sirviente que se lo compre? ¿No es el Príncipe? ¿Por qué te ordenó que vinieras a comprarlo?

—Porque debería ser yo quien elija personalmente esto. Es para el día de San Valentín. ¿Sabes sobre este día?

— ¿Día de San Valentín?

—Es ese día, ¿verdad? ¡Lo sé! También tenemos ese día en el Reino de los Ángeles. ¡Una mujer le dará algo que represente su corazón a su amado en ese día! —dijo Bella con sus brillantes ojos. Al parecer este día no se había originado en el Reino Humano…

— ¿Algo que represente su corazón…? —Shelyn repitió estas palabras otra vez.

—Quiere decir lo que representa sus sentimientos por él —dijo Bella.

—Es por eso que tengo que comprarlo personalmente.

Exhalé un largo suspiro. No eran tan molesto, pero ni siquiera sabía qué comprarle. Normalmente, elegiría un chocolate para él, pero a Luler no le gustaban los dulces. Si le doy chocolate negro, no creo que le guste.

Estoy pensando que le compraré algo que no sea dulce…

— ¿Qué hay de ti? ¿No tienes que comprar algo también?

— ¿Comprar? ¿De lo que hablamos? Nunca los he comprado antes, y tampoco sé porqué tengo que comprarlo —Akane ladeó la cabeza y tomó su té.

— ¿Qué hay de Teo? ¿No quieres comprarlo para él? — ¿Realmente no te importa, Akane? Realmente quiero molestarte cuando actúas indiferente.

— ¡¿Por qué tiene que ser Teo?! —dijo mientras tosía.

—Bueno, es San Valentín después de todo. Si no recibe nada entonces será muy lamentable. ¿No crees?

—E-Es verdad.

— ¿Qué hay de ti, Bella? ¿No quieres comprar algo para Lookz?

—No creo que Lookz-sama quiera algo en especial. Además, él ya tiene lo que más quiere —Bella sonrió.

—No creo que se trate de lo que él tiene o no tiene. Incluso si es una cosa barata, pero si es de tu corazón, todos estarían encantados de recibirla.

—Bueno…

— ¿Qué hay de ti, Shelyn? ¿Quieres comprar algo para Ren?

— ¿Sí…? —Shelyn hizo una cara como si todavía no lo entendiera.

—Sí, es tu hermano, pero incluso si no te gusta de esa manera, le puedes dar algo que represente tus buenos sentimientos hacia él.

—No estoy segura…

— ¿Por qué?

— ¿Mi hermano realmente quiere algo de mí?

—Créeme, él quiere recibir algo de tu parte.

—Lo intentaré…

Shelyn asintió. Parecía que empezaba a abrirse poco a poco con nosotras.

Salimos de la tienda de dulces y caminamos hacia el mercado. Porque teníamos un toque de queda, tuvimos que apresurarnos y regresar a la escuela antes de las 6 de la tarde. Eso es lo que le había dicho a mi madre.

Mientras pensaba, algo de una joyería llamó mi atención.

Es una gargantilla hecha de una lana negra. Se miraba realmente bien en su apariencia simple y también era suave al tacto. Más importante, pensé que a Luler se le vería bien.

— ¿Quieres comprar un collar, Shiwa? —Akane, realmente eres grosera. ¡¿Qué collar tendría un precio tan alto?!

—Es una gargantilla…

—Ah, ¿quieres comprar un collar? —Bella también lo miró como un collar.

—Ya se los dije, es una gargantilla.

—Es un collar —dijo Shelyn. Aquí hay otra que lo vio como un collar. Ninguna tenía sentido de la moda en absoluto.

—Es una gargantilla. ¿Cómo pueden pensar que esto es un collar?

Al final, todavía insistí que era una gargantilla, no un collar. Se veía realmente bien. Luler también tiene un cuello largo, que es más adecuado para usar una gargantilla como esta.

Decidí comprar una gargantilla porque podía conservarse por mucho tiempo, a diferencia de un chocolate. Pensé que era adecuado para ser un regalo.

Mis amigas se separaron para comprar algo que les gustaba. Ya casi era de noche cuando llegamos a la escuela. Vimos a los chicos jugando al ajedrez en el salón del dormitorio.

—Eres demasiado lenta. ¿Qué hiciste ahí? —Teo fue el primero que se quejó. Se dirigió directamente a Akane sin dudarlo.

¿Oh, me he perdido algo de lo que pasó entre ellos?

—Es asunto mío. ¡¿Por qué sigues aquí?! ¿No tienes que regresar a tu habitación?

— ¡Te estoy esperando! ¡Vuelve a tu habitación ahora!

— ¡¿Por qué estás tan enfadado conmigo?!

Akane fue arrastrada de inmediato por Teo. ¿No parecen demasiados cercanos para ser amigos? ¿Hm?

— ¿Bell, por qué has regresado tan tarde? —Lookz estaba jugando al ajedrez con Ren. Se giró a mirar a Bella, que estaba automáticamente detrás de él como su sirvienta.

—Me disculpo, Lookz-sama. Fui descuidada con el tiempo.

—No tienes que disculparte. Es bueno que te estés divirtiendo. Ren, tengo que dejar de jugar a este juego. Quiero regresar a mi habitación.

— ¡L-Lookz-sama, puede seguir jugando hasta el final de la partida!

—Olvídalo, solo estaba jugando para matar el tiempo, no es tan serio. Deberíamos regresar a nuestra habitación.

 —Sí, Lookz-sama…

Ambos se fueron a su habitación.

—Shelyn…

—Hermano…

Ren se puso de pie y abrió los brazos para abrazar a la chica. Su altura solo llegaba hasta su pecho.

— ¿Te divertiste?

—Me divertí…

—Debes estar cansada. Regresa a tu habitación para tomar un baño y dormir.

—Sí.

La alzó en sus brazos como una princesa. Desaparecieron en el pasillo. Giré mi cabeza a izquierda y derecha, pero no vi a Luler por ninguna parte. Pensé que vendría aquí para jugar con sus amigos…

—Shiwa…

— ¡¡Ah…!! ¡Luler! ¡¿Cuándo viniste?!

—He estado aquí todo este tiempo.

—Tú… ¡Si estás aquí entonces deberías hacer algún sonido para avisarme!

¿Por qué no lo vi si ha estado aquí todo este tiempo? Incluso nuestras espaldas casi se chocan.

—Entonces… has estado aquí todo este tiempo. ¿Por qué no te vi?

—Te esperé en la entrada pero Shiwa no me vió. Pasaste a mi lado así que te seguí dentro.

— ¡¿Qué?! ¡¿Cómo podría verte cuando está tan oscuro afuera?!

—Así es… Regresa a tu habitación… Tengo sueño.

Luler me tomó del brazo y me hizo seguirle.

Maldita sea, debería avisarle que no me espere en la entrada de nuevo.

Al principio pensé que no estaba cansada, pero después de acostarme en mi cama, me quedé dormida de inmediato.

Tenía algo que hablar con Luler, pero hablaría con él mañana.

♦ ♦ ♦

Una luna creciente yacía en el vasto cielo, su luz brillaba en esta noche. Una chica, que tenía el cabello azul claro, se despertó de su sueño. Su ojos solo estaban, como una persona sin vida.

Salió de su habitación, descalza otra vez.

—Madre… Padre… Hermano…

Inconscientemente expresó su pensamiento mientras caminaba sin rumbo alguno.

Al mismo tiempo, Ren escuchó un ruido extraño fuera de la habitación. Supo al instante de que era Shelyn. Debe estar sonámbula otra vez. ¡Si no se apresuraba a detenerla…!

Pero se apresuró tanto en su acción, que se olvidó ponerse la venda para cubrir sus ojos.

— ¡Shelyn! ¡Shelyn!

Envolvió a una chica, que había estado moviéndose peligrosamente alrededor, en sus brazos. Esa chica levantó su cabeza…

— ¿Q-Quién eres?

—Soy yo, tu hermano. Shelyn, regresa a tu habitación.

—N-No… Tú no eres él… Tus ojos no son los mismos que los de mi hermano…

—M-Mi venda…

Shelyn miró fijamente sus ojos azules, una calidez en ellos, pero no tenía nada de su consciencia ahora mismo. Trató de alejarlo sin importarle quién era la persona frente a ella.

—No… No es…

—Shelyn, por favor, cálmate. Deberíamos volver a tu habitación para que controles tus emociones.

— ¡¡No!! ¡No me hagas nada! ¡¡No!!

— ¡¡Shelyn, espera!!

Lo empujó y salió corriendo hacia alguna parte. Incluso si no era dominada por su corazón, su instinto le decía que huyera incluso si no había ningún destino en su mente.

— ¿Dónde… Dónde está mi casa? Padre… Madre… Hermano…

Una lágrima se deslizó de sus ojos sin vida y entonces cayó inconsciente en ese lugar…

— ¡¡Shelyn!!


Autor: Hay algunas personas que me han dicho que esta historia tiene demasiados personajes. Por ello, el papel de los personajes principales no destaca.

Um, también pensé así, pero solo hemos llegado a la mitad de la historia. (No estoy muy segura de esto tampoco, lol) Esperen y verán.

¡Sobre Hades, no me referiré a la verdadera historia de este dios porque esto es ficción! Si me refiriera a su historia entonces esto sería muy difícil de escribir.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *