Villana sanadora – Capítulo 6

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


*Mordida*

—Ack…

Es muy tarde. Sus colmillos ya mordieron mi cuello. Siento el dolor por todo mi cuerpo pero intento no dejar salir ningún sonido.

Considero llamar por ayuda, pero no debería hacerlo. Si los demás me vieran haciendo esto con él… Debería dejar que me muerda.

—Umm…

— ¡Si quieres beber mi sangre, entonces apúrate! No dejes que caiga sangre en mi vestido.

Él retira sus colmillos de mi cuello después de un momento. Su cara se torna roja y parece estar en un estado adormecido.

—Es deliciosa… Sabe amargo, como el chocolate.

— ¡Qué!

¿Él está diciéndome que mi sangre sabe igual que el chocolate? ¡No sé cuál es mi sabor!

— ¡Si estás satisfecho, entonces, por favor discúlpeme! —Le hablo cortantemente olvidando por el momento que era un príncipe.

Realmente no me importa, mi cuello me está doliendo mucho. ¡Debería estar agradecido que no lo golpeé! Debido a que es un príncipe, tengo que soportarlo.

— ¿Tienes que ir? No tienes que irte a ninguna parte.

—No deberías decir algo como eso, Su Alteza. Por favor, no me haga sentir incómoda.

— ¿Por qué te sentirías incómoda?

¡¡¡Me siento incómoda por tu culpa!!! ¿¡Por qué es tan difícil de entender!?

—Los chicos y las chicas no deberían estar solos en un arbusto de esta manera. Si los demás nos vieran así…

— ¡Shiwa! Estás aquí. Estuve buscándote por mucho tiempo.

¡¡¡SANTA MADRE!!!

Me congelo de pie en el lugar, no deseando voltearme a ver la cara de mi padre.

— ¡Oh! ¿Qué está haciendo aquí Su Alteza? ¡Shiwa! ¡¡Tu cuello!!

Mi padre camina hacia mí y me tira frente a él. Supongo que notó enseguida el olor de mi sangre.

—Solo fue un accidente…

—Yo fui quien la mordió…

¡¡¡IDIOTA!!! ¿¡Por qué hablas así!?

Cuando vi la mirada de mi padre, instantáneamente supe que esto realmente llevaría a un gran problema. Hay una alta probabilidad de que mi padre obligue al príncipe a hacer algo para compensarlo, incluso si solo lo hizo por instinto.

Hacer algo para compensar = compromiso.

¡¡¡De ninguna manera!!!

¡No va a ocurrir ningún compromiso!

— ¡Padre, esto fue solo un accidente! Es mi culpa por no ser cuidadosa.

—Shiwa, déjame manejar esto. No tienes por qué preocuparte.

¡N-No! No tienes que manejarlo. ¡Créeme y déjalo pasar!

— ¡Realmente no es nada, y yo dejé que me mordiera!

—Shiwa…

—Quiero ir a casa, por favor padre… —Le pongo ojos de cachorro.

—Si eso es lo que quieres…

¡¡¡Finalmente!!! Lo persuadí exitosamente. Lo que queda es regresar a casa tranquilamente.

— ¡Oh! ¿Por qué estás aquí, Tiare? ¿Has visto a Luler?

El hombre que tiene un aura intimidante está caminando detrás de mi padre y se apoya sobre mi él. Parada detrás del hombre está una hermosa mujer. Ellos son…

¡El Rey y la Reina!

La pregunta es… ¡¡¡Por qué ahora de todos los momentos!!!

— ¡Luler! ¿¡Por qué te escondías de mí de nuevo!? Te he estado buscando. E-Este olor es…

—La mordí, madre.

— ¡¡¡Qué!!!

Ambos, el Rey y la Reina, hablaron al mismo tiempo.

¿¡¡Quieres anunciarle a todo el mundo que me mordiste!!? ¡¡No le tienes que decir a todos!!

¡Quiero gritar ahora mismo!

No solo mi padre, sino que el Rey y la Reina ahora saben de esto. A este ritmo, ya no me importa. ¡Puedes gritar en la cima del palacio y dejarle saber a todo el mundo!

— ¿Qué quieres decir, Luler?

El rey habla con una cara pálida. La reina se pegó a él y se desmayó en el lugar, sin embargo el Rey rápidamente la agarró.

— ¡¡¡La mordí!!!

¡Idiota! ¿¡Estás leyendo mi mente!? ¿¡Por qué tuviste que gritarle eso a él!?

— ¡Estate tranquilo! ¿Por qué tienes que gritarle?

Rápidamente cubro su boca con mi mano. No debería pensar en ningún sarcasmo. ¡Siempre me meto en problemas cuando pienso de esa manera!

—Temía que mi padre no me escuchara, así que le grité.

¡T-Tú tienes el coraje de decir eso!

—Él te escucha perfectamente. Ya no tienes que decir nada, ¡déjamelo a mí! —Le susurré.

¡Cielos! ¿¡Seré condenada por usar mi mano para callar furiosamente su boca!?

—Umm… —Pero el Príncipe lo aceptó rápidamente.

¿Él… es realmente ese frío príncipe Luler? Tal vez debido a que solo es un niño, aun no actúa como en el juego.

—Tengo que disculparme, Su Majestad. Esto solo es un accidente. El príncipe Luler no hizo nada malo y yo tampoco lo sentí incorrecto.

—Sé que es un riesgo, pero tengo que disculparme contigo, después de que mi hijo hiciera algo tan irrespetuoso. Lo compensaré permitiendo que te comprometas con Luler. ¿Está eso bien, cierto?

¡¡No está para nada bien!! ¡¡Mi caída está justo aquí, apuntando a mi cuello!!

—No lo c-creo, Su Majestad. Es demasiado pronto para que tenga un compromiso.

—Está bien. No tienes que ser tan considerada.

¡¡No estoy siendo considerada!! ¡¡Solo que realmente no me quiero comprometer!!

— ¿Qué piensas de esto, Tiare? —El Rey se voltea a preguntarle a mi padre, quien parece estar reflexionando.

Te lo suplico, padre. Por favor lee mi mente para que sepas lo que quiero y entonces rechaces su oferta. Si aceptas esto, todo terminará…

—Umm… Normalmente tendríamos que hacer lo que has dicho.

Mi padre se veía en aprietos, pero tampoco lo rechazó. Solo lo dijo de forma indirecta. Después de todo, la persona frente a él es… ¡un rey!

Incluso si mi padre es un Duque, aún no es competencia para el Rey. Si es la oferta del Rey, seguramente mi padre solo puede…

— ¡Oh! Entonces estás de acuerdo conmigo, ¿cierto?

—Si es su orden, entonces no me puedo oponer.

… aceptarlo.

Todo sucedió tan rápido y terminó rápidamente.

| Índice |

One thought on “Villana sanadora – Capítulo 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *