Katarina – Volumen 5 – Capítulo 1: Aparece un rival (2)

Traducido por Shisai

Editado por Sharon


—¡Ahh-choo! ¡Ahh-choo! Hmm… ¿Me resfrié? No es sorprendente en este clima… Anne, ¿podrías traerme una bebida caliente? —le pregunté a mi doncella.

—Por supuesto —dijo en su tono habitual antes de preparar mi té—. Sin embargo, si puedo decirlo, tales estornudos no son apropiados para una dama como usted.

—Sí, lo tendré en cuenta.

¿Estornudos impropios? ¿Cómo estornudan las damas? ¿Se supone que debo levantar mi meñique mientras me cubro la boca? Uhm… Tal vez eso funcione.

Anne me trajo té junto con unas deliciosas galletas. Realmente sabe cómo complacerme. Le agradecí y comencé a tomar, lo que me calentó por dentro. Ahora que el otoño comenzaba a convertirse en invierno, incluso mi habitación había comenzado a enfriarse.

Una vez que termine el invierno, tendré que ingresar a la academia para estudiar y vivir allí durante dos años. ¡Hay mucho que preparar antes de dejar la casa por tanto tiempo! En particular, tengo que preocuparme por los muchos caminos malos extremadamente catastróficos que me esperan en la escuela.

Por otra parte, el tiempo realmente vuela, ¿no? Renací en este mundo a los ocho años, lo que significa que he estado comprometido con Jared durante siete años. Traté de cancelar el compromiso para tener menos motivos negativos de los que preocuparme, pero todos mis esfuerzos fueron en vano.

Mi prometido, el príncipe Jared, una vez venerado como un niño guapo y capaz, ahora se ha convertido en un joven guapo y capaz. En todo caso, se había vuelto aún más atractivo, como lo demuestran las muchas chicas enamoradas de él. Dado que es inteligente y un poderoso usuario de magia, además de apuesto, las mujeres de todo el reino piensan cada vez más en él.

Por otro lado, la opinión que esas mujeres tienen de su prometida, es decir yo, se pone cada vez peor. Oh, bueno, al menos lo peor que he tenido que enfrentar son miradas frías y el comentario desagradable ocasional. Nadie aquí realmente lastimaría a la hija de un duque… ¿Pero qué pasa después de que ingrese a la Academia? ¿Seguiré a salvo?

En el juego, Jared era frío y calculador, sólo le daba a la protagonista sonrisas falsas mientras intentaba completar su ruta. Sin embargo, el “verdadero” Jared es amable con todos, incluida yo, y a menudo se lo puede ver sonriendo y riendo de verdad. Con todas las mujeres que se han enamorado de él, estoy segura de que la protagonista no será la excepción una vez que se encuentren. ¿Pero qué hay del propio Jared? A pesar de tener tantas fanáticas, nunca habla de ninguna de ellas en particular.

Me pregunto qué tipo de chica le gusta. En el juego se enamoró de la heroína debido a su imprevisibilidad y positividad. ¿Sucederá lo mismo aquí? Si es así, estar comprometido conmigo sería una molestia, pero me alegraría mucho y les daría mi bendición… De todos modos, no importa cuánto especule, la única forma de saber cómo funcionarán las cosas es esperar y ver.

He leído suficiente manga -y novelas, desde que renací- y he visto suficiente anime para saber cómo suele ser esto… La protagonista se enamora de Jared, comienza a verme como un obstáculo y Jared se vuelve contra mí.

Pero si él hace eso, ¡estaré preparada!

—¡Iré con el abuelo Tom y le pediré que me ayude con mis serpientes de juguete! —declaré mientras me levantaba de mi asiento, con la mitad de una galleta todavía en la boca.

—Señorita Katarina, le sugiero que deje de jugar y se concentre en prepararse para la Academia —dijo Anne.

—¡Pero Anne! ¡Mis serpientes son parte de mis preparativos! ¡Debo perfeccionarlas antes de que comience el año escolar!

—Seguramente no planeas llevar a la academia esas horribles baratijas que hiciste con el jardinero… ¿verdad?

—¡Claro que si! ¡Las necesito para defenderme!

—¿Defenderte? ¿Defenderte de qué, si puedo preguntar?

—¡Para evitar la destrucción!

—Otra vez con el sinsentido… —dijo con un suspiro, llevándose una palma a la cara. La dejé con su ansiedad injustificada y fui al abuelo Tom, quien me enseña a cultivar y me ayuda a preparar mi defensa serpentina contra Jared.

¡Hoy haré mi mejor proyectil de serpiente! Empecé a marchar con entusiasmo hacia las habitaciones del abuelo Tom… Desafortunadamente, en mi primer paso, me tropecé con el dobladillo de mi vestido.

—¡Eeek!

De alguna manera me las arreglé para poner mis manos delante de mí para evitar zambullirme de cara, pero qué manera tan terrible de comenzar un día. Esto no podría ser una buena señal.

¡Maldito este mundo y sus vestidos largos! ¡Devuélvanme mis chándales!

Por el momento, enrollé la falda para liberar mis piernas de la rodilla hacia abajo. ¡Excelente! Ahora puedo correr a mi habitación, ponerme mi ropa de trabajo y luego ir cómodamente al jardín.

Justo cuando daba mi primer paso, la puerta frente a mí se abrió y mi madre salió de ella. Su expresión de sorpresa inicial cambió rápidamente a una de desacuerdo severo después de mirar mi vestido. Me había dicho muchas, muchas veces que las damas adecuadas deberían caminar con tanto cuidado que el dobladillo de su vestido no se agite. Olvídate de revolotear, mi dobladillo está enrollado por encima de mis rodillas…

Por lo general, trato de evitar cualquier cosa inadecuada ante mi madre, no quiero que me regañen, pero me emocioné tanto con mis juguetes de serpiente que me olvidé por completo de ella. Para empezar, su rostro no era exactamente el más dulce, pero ahora se estaba convirtiendo lentamente en una máscara diabólica de ira. Mejor… me alejo un poco… y huyo… muy lejos…

Ella me conoce desde hace tiempo como para darse cuenta de lo que estaba pensando, y me agarró del cuello antes de que pudiera ir a cualquier parte.

—Katarina… Ven a mi habitación, ¿quieres?

No hace falta decir que “ven a mi habitación” significa “ahora te voy a dar una conferencia durante horas”. Ahí fueron mis planes de construir serpientes, o incluso llegar al jardín, por hoy. Además de eso, dijo que estaba preocupada de que la avergonzara en la Academia, por lo que tendría que tener lecciones de etiqueta aún más frecuentemente.

Se acerca el día de mi inscripción, y aquí no puedo prepararme para ello.

⧫ ⧫ ⧫

—¿Un baile?

—Si. Pronto irás a la academia, y sería bueno que te armaras de más conocidos. Un baile resulta la ocasión perfecta —me dijo mi padre mientras cenábamos todos juntos—. He elegido algunas invitaciones de las que hemos recibido, así que echa un vistazo y decide a cuál quieres asistir.

Mi primer baile fue a principios de este año para mi decimoquinto cumpleaños, y luego fui al que Jared y Alan hicieron por el suyo. Pero eso es todo…

La razón por la que no he asistido a ningún baile desde entonces es que, en la fiesta de los príncipes, mientras probaba todas las deliciosas comidas y bebidas que servían, terminé accidentalmente bebiendo alcohol, emborrachándome y desmayándome. O eso me dicen, porque para ser honesta, mis recuerdos de ese día son un poco confusos.

Afortunadamente, todo esto ocurrió en un rincón escondido de la sala de baile, y mis amigos me cuidaron lo suficientemente rápido como para que las noticias de mi… incidente no se difundieran. Por otro lado, se me prohibió asistir a bailes por un tiempo y tuve que tomar lecciones de etiqueta adicionales, cortesía de mi Madre.

Por un tiempo, “¡Tus modales! ¡Tus modales! ¡Tus modales!” parecían ser las únicas palabras que salían de la boca de mi madre… ¿Han mejorado lo suficiente como para que ella considerara que puedo asistir? ¿Estoy libre de lecciones ahora?

Resulta que no y no. Ella solo pensó que, como una dama noble, se esperaba que  asistiera a algunas fiestas antes de inscribirme en la academia. También dijo que durante mis dos años en la escuela no tendré tantas oportunidades para interactuar con la alta sociedad, ya que tendré que vivir en el campus.

Así que todavía no estaba satisfecha con mis modales, a pesar de todos estos años de comportarme como una dama adecuada… Debe ser una verdadera perfeccionista. Cualquiera sea la razón, todavía tenía que tomar esas lecciones con mamá, pero al menos podía asistir a un baile.

Las fiestas de té con mis amigos son agradables, pero solo me sirven bocadillos ligeros y dulces. No tengo nada en contra de esos, pero en los bailes puedes comer comidas reales, ¡y todas son deliciosas!

Con la ayuda de Keith, elegí una invitación de las que recibió mi padre. ¡Ya lo estaba esperando!

—¿Por qué has elegido esta?

Tan pronto como Jared vino a visitarme a casa, como lo hacía varias veces a la semana, compartí con él mi entusiasmo por la posibilidad de ir a un baile después de tanto tiempo. Sin embargo, me miró perplejo y me hizo esa pregunta.

—Realmente no me importa. ¡Este es tan bueno como cualquier otro! Pero Keith dijo que debería ir a ese, así que acepté.

No sabía casi nada sobre la alta sociedad, así que realmente no tenía ninguna preferencia. Estoy segura de que mi padre ya había filtrado mis opciones, dejando solo los bailes donde era menos probable que me metiera en problemas. Pero Keith insistió, y no tenía motivos para negarme.

—Keith… Elegiste esto a propósito, ¿no? —preguntó Jared con la mirada más fría.

—No tengo idea de lo que estás hablando —respondió Keith con una cálida sonrisa.

—¿Hay algún problema con este? —le pregunté a Jared.

—La fiesta en sí está bien, pero ese día debo reunirme con algunos invitados de un país vecino. No puedo perder una cita así; ni puedo hacer que retrasen todo su viaje.

—Ya veo, ya veo. ¿Y cuál es el problema con eso?

La familia real estará ocupada, incluso Jared, quien solo participa en algunas de sus reuniones diplomáticas ya que todavía es muy joven. Pero soy yo quien se supone que debe asistir, no Jared, entonces, ¿por qué eso importaría?

—Katarina… —suspiró Jared—. Esto es un baile, lo que significa que necesitas una escolta. Obviamente, lo normal es elegir a tu prometido para escoltarte.

—¡Ahh! ¡Tienes razón! —¡Casi había olvidado que para los bailes, a diferencia de las reuniones de té, necesitas una escolta! Eso es lo que sucede cuando no asistes a ningún baile durante tanto tiempo. Debería haber comprobado si mi prometido estaba libre antes de elegir…

—Lo siento… lo había olvidado por completo. Pero ya respondí a la invitación… ¿Qué debo hacer? —Oh, qué lío… ¡Ya dije que iría! ¿Puedo cancelar?

—No te preocupes, hermana. Puedes elegir a tu prometido como escolta, pero no siempre tienes que hacerlo. Yo lo haré.

¡Oh, Keith, aquí vienes otra vez, salvando a tu hermana cuando está en problemas!

—¡Gracias, Keith! —dije aliviada pero Jared parecía aún más preocupado que antes.

—Keith… ¿Cómo te atreves…?

—¿Hm? Nuevamente, no tengo idea de lo que estás hablando. ¡Oh, bueno, escoltaré a mi hermana al baile, pero haz tu mejor esfuerzo para saludar a esos visitantes extranjeros, príncipe Jared!

Y entonces se decidió que Keith, quien ahora lucía una sonrisa aún más amplia, me acompañaría a mi tercer baile.

Esta fiesta, organizada por familiares de la familia Claes, no era particularmente grande, pero aún así tuve que someterme a una gran cantidad de preparativos para parecer una dama de verdad. Arregla tu cabello así, limpia tu piel de esta forma… Después de todo eso, el día del baile, Katarina, la villana, había sido reemplazada por Katarina, no tan villana.

—Hermana mayor, vámonos —dijo mi acompañante mientras me ofrecía su mano.

—Gracias, Keith —respondí, tomándola. Viajando en un carruaje con mi mejor vestido, tomada de la mano con un chico guapo, realmente me sentí como una princesa.

Siendo la hija del duque, ¿tal vez sí lo soy? Pero las personas que me rodean no suelen tratarme como tal, en parte porque mamá ordenó a los criados que fueran muy estrictos conmigo.

Tan pronto como el carruaje comenzó a moverse, Keith me dio una severa advertencia.

—Hermana, ¡asegúrate de no beber alcohol!

—No te preocupes, Keith. Madre ya me ha regañado lo suficiente sobre eso.

O más bien, sobre eso y un millón de otras cosas. “¡No bebas alcohol! ¡No agites tu vestido! ¡No comas demasiado! ¡No te rías demasiado fuerte! ¡No te olvides de sonreír! ¡No hables con la boca llena! ¡No corras! ¡No te alejes de tu hermano! ¡No comas cosas del suelo!”

¿En serio? ¿Cosas del suelo? Madre… ¿Qué soy yo para ti?

—¡Cometí un error y aprendí de ello! ¡Nunca cometo el mismo error dos veces! —dije, solo para que Keith me mirara en blanco.

—Sí, nunca cometes el mismo error solo dos veces… No creo haberte visto aprender algo de tus errores…

Posiblemente grosero, probablemente correcto. Solo me quedé en silencio. Keith seguía amontonándome advertencias, y en lugar de una princesa, ahora me sentía más como una estudiante regañada por un maestro.

Finalmente llegamos a nuestro destino, donde nos encontramos con nuestro anfitrión.

—Gracias por venir a mi baile. ¡Disfruten!

Después de intercambiar saludos y algunas palabras de gratitud con él, entramos en la mansión para unirnos al baile. Ahora teníamos que saludar a todos nuestros conocidos. Personalmente no tenía tantos, ya que solo había estado en tres bailes hasta ahora, pero Keith tenía gente que lo llamaba de izquierda a derecha.

A diferencia de mí, nunca se le prohibió asistir a los bailes, y a menudo se unía a mi padre cuando se reunía con otros nobles. Aún así, ¿seguramente no conocía a tanta gente? No podía dar un paso sin que un conocido lo saludara. Y la mayoría de estos “conocidos” eran chicas jóvenes…

No hay sorpresa allí, sin embargo. Es el heredero del duque y todavía no tiene novia. Además, es guapo y amable, así que, por supuesto, tiene muchas chicas detrás de él. No tenía ningún problema con eso… Con lo que sí tuve un problema fue con la forma en que todas estas chicas me miraron.

Resultó que Keith nunca había escoltado a una chica a un baile antes, por lo que todas tenían sospechas… curiosidad por saber quién era yo. Explicarles que era su hermana fue suficiente para evitar que me miraran, pero ahora decían que si él solo estaba allí con su hermana, también podría escoltarlas.

Antes de darme cuenta, Keith había desaparecido en la bandada de chicas. Madre me dijo que no me fuera de su lado durante toda la noche, pero no podía esperar que pasara… eso. De todos modos, ahora soy un adulto, ¡y también he tomado todas esas lecciones de modales! ¿De qué hay que preocuparse? Tomaré un bocadillo rápido antes de volver con Keith. ¡Estoy hambrienta!

Me acerqué al buffet con su impresionante selección de platos. ¡Los bailes realmente están en otro nivel cuando se trata de comida! ¡Esta carne se ve tan tierna! ¡Y la ensalada! ¡Ah, los mariscos! Estaba casi babeando.

¿Por dónde debería empezar? ¿Ir primero con la carne o calentar con algo más ligero? Hmm… Hay tantos platos… Realmente me gustaría probarlos todos… ¡Está bien! ¡No tiene sentido guardar lo mejor para el final! ¡Me llevaré esa carne!

—¿Eres Katarina Claes?

—¿Mhfg? —Al escuchar mi nombre justo después de haber tomado mi primer bocado, me sorprendió y terminé dejando escapar un ruido extraño en respuesta. Estoy segura de que me veía terriblemente tonta, ya que la carne todavía estaba en mi boca.

La pregunta había sido hecha por una hermosa niña de alrededor de mi edad con cabello lino y ojos verdes. Parecía realmente sorprendida cuando me di la vuelta, lo cual es razonable ya que no esperaba que tuviera la boca llena. Por otra parte, no creía conocer a esta chica. Era lo suficientemente hermosa como para estar en la misma liga que Mary y Sophia.

Espera, ¿realmente la conozco? Me acordaría de una chica así de bonita, pensé mientras tragaba.

Ella esperó a que yo terminara de comer

—Es un placer verte nuevamente después de todo este tiempo. Soy Marsha Catley —saludó de forma elegante y apropiada, digna de una dama noble.

¿Acaba de decir “verte nuevamente”? Oh no, ¿se supone que debo conocerla? De todos modos, mejor devuelvo el saludo…

—Señorita Catley, el placer es mío —dije con la boca finalmente libre.

—Por cierto, Señorita Katarina, ¿sigue comprometida con el príncipe Jared? —preguntó Marsha, la hermosa chica que aparentemente ya había conocido antes.

—Oh… S-Sí, lo estoy —tartamudeé, sorprendida por su pregunta, y la hermosa cara de Marsha se puso roja de ira.

—¡Renuncia a ese compromiso de inmediato!

—¿Eh? —El discurso de la nobleza siempre es tan difícil de entender. ¿Renunciar? ¿A qué compromiso? ¿Debo renunciar a conseguir dulces esta noche?

—Solo tenemos los platos principales aquí, pero estoy segura que también obtendremos postres más tarde… No creo que sea necesario…

—¡¿De qué estás hablando?!

¿Por qué está enojada? ¿Qué está pasando?

—¡Mírate, fingiendo no entender! ¡Pretensión! ¡Mentiras! ¡Sobre esto se basa tu compromiso con Jared!

¡Ohhh, entonces se trata de Jared! Es muy popular, así que estaba acostumbrada a que las chicas me odiaran por ser su prometida. “No es digna”, “No es apta para un príncipe”… Lo había escuchado todo. Bueno, para ser sincera, también estaba de acuerdo con ese sentimiento.

—¡Deja en paz al pobre príncipe! ¡Lo has tenido encadenado por siete años ya! ¿No estás satisfecha?

Nunca escuché a alguien decir algo así directamente a mi cara. Básicamente estaba diciendo que había forzado a Jared a comprometerse…

Su voz era tan fuerte que las personas que nos rodeaban, una por una, comenzaron a notarlo.

Esto es malo. Si mi madre se entera de que destaque tanto durante el baile, probablemente me regañará… ¿Cómo puedo razonar con esta chica?

—¿Hermana? ¿Que pasó?

—¡Keith! —Mi hermano, como siempre, vino a salvarme de problemas, seguido de una legión de chicas. Traté de explicarle que esta hermosa chica se había enojado conmigo por algo relacionado con Jared, pero ella habló primero.

—¿Eres Keith Claes? —le preguntó.

—En efecto. ¿Y quién eres tú?

—Soy Marsha Catley. He escuchado mucho de ti. Hace siete años te convertiste en heredero de la familia Claes, ¿correcto?

—Sí, lo hice… ¿Y qué hay de eso?

—Pobre alma —dijo ella enterrando su rostro en sus manos.

¿Eh? ¿Qué? Nos quedamos allí, confundidos, luego Marsha comenzó a gritar de nuevo.

—¡Qué cosa cruel forzar esa responsabilidad sobre ti! ¡Y todo porque ella sabía que, al ser adoptado, no estabas en posición de rechazar! Además de eso, ¡incluso forzarte a escoltarla! —Luego miró a Keith a los ojos y le dijo con ternura: —¡También te salvaré, Keith! ¡No te preocupes! —Marsha volvió a mirarme y con mucho menos ternura declaró: —¡Prepárate! ¡Hasta entonces! —antes de girar los talones y salir, como una especie de villano de película.

Keith y yo miramos en silencio, horrorizados, hasta que me preguntó:

—¿Quién demonios era esa?

—No tengo idea… —Probablemente era una de las muchas chicas que esperaban casarse con Jared, pero esta es un poco más… entusiasta que todas las demás. Pensé que era alguien que se suponía que debía conocer pero que había olvidado, pero Keith tampoco la conocía. Y ella seguramente tenía algunas ideas alocadas sobre mí.

No era la Katarina original del juego, y nunca obligaría a Jared a convertirse en mi prometido. ¿Y obligar a Keith a escoltarme? ¿Cómo podría hacer eso?

Es cierto que, habiendo sido adoptado de un pariente lejano, algunos podrían considerarlo de menor rango que el resto de la familia. Pero papá siempre nos había tratado por igual, y mamá… Bueno, en todo caso, a ella le gusta más Keith…

En realidad nunca le pregunté al propio Keith cómo se sentía al respecto. Lo que sea que le pida, él siempre asiente y sonríe, ya sea ayudándome con los campos, yendo a la ciudad juntos, escoltándome al baile… Nunca lo había considerado, pero tal vez realmente estaba haciendo todo eso porque él pensó que, como miembro adoptivo de la familia, no podía negarse. ¿Había obligado a mi pobre hermano a sufrir, siendo demasiado ajena a darme cuenta de sus verdaderos sentimientos? ¿Realmente me odia? ¿Por qué no me había dado cuenta? ¡Ah, Katarina, tonta!

—¡Keith! ¡Lo siento mucho! Aunque me odies, ¡prometo que tendré cuidado de ahora en adelante!

Traté de disculparme con Keith, pero él solo se veía más confundido que antes.

—¿Huh? ¿Por qué te odiaría? ¿Por qué te disculpas?

Le expliqué que estaba preocupada porque le había estado pidiendo demasiado y que él solo aceptaba porque, al ser adoptado, no podía hacerme frente.

—Hermana, una vez que tienes una idea loca en esa cabeza tuya, no hay quien te pare, ¿verdad? —dijo con una risa irónica, antes de tocarme suavemente en la frente—. Puede que solo sea un miembro adoptivo de la familia Claes, pero nadie ha usado ese hecho en mi contra. Solo te sigo porque quiero hacerlo. Nunca podría odiarte —continuó con una sonrisa.

¡Uf! ¡No me odia!

Estaba tan aliviada que olvidé que estaba en medio de un baile y lo abracé.

—¡Gracias, Keith! ¡Mi amado hermano! —Por lo general, me regañaba por no comportarme como una dama apropiada cada vez que hacía algo así, pero por alguna razón, esta vez solo se quedó allí, inmóvil…

Nuestro abrazo fue lo suficientemente largo como para que se convirtiera en tema de chisme y finalmente llegó a mi madre, quien aprovechó la oportunidad para regañarme por mi comportamiento poco femenino.

Más tarde, mi padre me dijo que había conocido a Marsha el año anterior a mi compromiso con Jared.

—¡Fue solo una vez, y hace mucho tiempo en eso! No me sorprende que lo hayas olvidado —dijo el padre, riendo.

Tenía que admitir que tenía razón. La había olvidado y, conociéndome a mí misma, probablemente me olvidaría de ella nuevamente en unos pocos días…


Sharon
Mientras tanto, Jared: Genial, le gusto a la loca -_-

| Índice |

13 thoughts on “Katarina – Volumen 5 – Capítulo 1: Aparece un rival (2)

  1. Mike says:

    Wtf creo q hay un fallo de continuidad o de q me perdi xd?? En el vol 4 se supone q rescato a keith y ahora ella sabe q tanto keith y jeord estan enamorados de katarina pero aqui en este vol habla de geord como di eso no hubiera pasado o como q aun no ha sucedido. Ademas q no se supone q katarina en el. Vol 4 ya esta cerca de graduarse??? Aiudaa

  2. Lady Relámpago says:

    Me hubiera gustado que el autor hubiera narrado más detalladamente qué pasó en el baile donde se emborrachó la Bakarina

    • Shisai says:

      Volvimos al pasado, el volumen 5 se compone de historias sueltas de distintas epocas para rellenar huecos que hubieron entre los volumenes anteriores y para que los lectores conozcan en mas profundidad a cada personaje

  3. Yinett says:

    “No comas nada del suelo” xdxdxd mi mamá es igual 😂😂😂.
    Qué onda con la Marshamelo esa, se le murió una Neurona o algo gritando así en el medio de un salón.
    Por cierto no entendí algo, esto se ambienta antes de que entraran a la academia? Pensé que sería la continuación después del rescate y confesión de Keith.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *