Lady Rose – Capítulo 23

Traducido por Kavaalin

Editado por Ayanami


Hablemos un poco sobre la ruta de Nolan en el juego “Lady Rose, la salvadora de la nación”, que jugué en mi vida pasada.

Primero que nada, aunque Nolan es el príncipe del reino vecino, él era más amistoso que cualquiera de los nobles de esta tierra. Aun así, siempre dibujaba una línea entre él y la gente a su alrededor. Esa es la razón por la que, para que la protagonista…o, más bien, la jugadora, se volviera cercana a él, tenía que frecuentar lugares que él visitara a menudo.

Con esta estrategia, el personaje principal se volvía amiga de Nolan, a la mitad del juego. Al final de la primera mitad, Nolan finalmente revelaba la verdad que se escondía detrás de sus miradas penetrantes y devoción por su habilidad con la espada.

En su ruta, como si estuviera hablando del clima, le extendía una invitación a la protagonista, “pronto empezaré una guerra, únete a mí”.

Sin embargo, esa situación sólo había salido a escena ahora y, lo extraño era que, no me había convertido en su conocida, mucho menos en su confidente.

—No tengo idea de por qué sacó ese tema, pero haré como si no hubiera escuchado nada…

—Sería problemático para mí si lo hicieras, ¿sabes? Pero por tu reacción, no parece que quieras unírtenos.

—De hecho, había predicho que la señorita Felicia usaría a la señorita Liliana, pero al parecer su propósito era algo más.

¿De qué están hablando estos dos?

Nolan y Zero estaban esperando… ¿a qué se refieren? Ah, ¿tal vez ellos también creían que pensaba revelarme contra el reino?

Pero debido a que pensaban que estaba usando a Lily, me aliviaba que al menos no hubiesen sido enviados por ella para asesinarme…no, aún es muy pronto para relajarme. Si pensaban que había hecho, a propósito, que Lily los enviara para poder encontrarme con ellos, no podía desechar mi suposición de que Lily trataba de asesinarme.

—Entonces, pongámoslo de otra forma. Te concederé cualquier cosa que quieras si te unes a nosotros, ¿cómo suena eso?

Tentándome con esta estrafalaria proposición. En otras palabras, incluso si le era imposible darme la mitad del mundo, cualquier cosa menor a eso era posible.

Espera, ¿no le habían dicho esta misma frase a la protagonista en el juego…? ¿Cómo había respondido ella? Mmm, creo que miró a Nolan directo a los ojos y declaró: hay algo que deseo…pero ese deseo no puede ser alcanzado por ti, Nolan, no con cómo eres ahora.

Esa frase era demasiado vergonzosa…si fuera a través de una pantalla, en este momento estaría fangirleando, pero no había manera de que, en este momento, pudiera decir esas líneas. Literalmente, me moriría de la vergüenza antes de terminar de decirla.

Había una multitud de cosas que ni siquiera un príncipe podía conceder. El deseo o, más bien, el amor de la protagonista de Lady Rose, se hacía realidad en el juego, pero este no era concedido por Nolan.

Sin embargo…si lo rechazaba, presentía que sería asesinada. En este punto de la historia, el personaje principal de Lady Rose ya había establecido una relación de confianza con Nolan, pero en cuanto a mí, este era mi primer encuentro con él. No había ni un trazo de confianza entre nosotros. Si descubrieran lo que estaba pensando, me matarían al instante… ¿Qué debería hacer?

La única forma en que podía escapar de estos dos era explicándolo todo, ¿verdad? Pero Nolan no era alguien, cuya voluntad pudiera ser doblegada sólo con palabras y Zero no era capaz de ir en contra de la voluntad de Nolan. En cuanto a mí, sólo era una plebeya con los recuerdos de mi vida pasada.

Espera, ¿no me encuentro arrinconada? ¿Mi vida terminará aquí?

— ¿No va a decir nada? Eso es bastante desafortunado…sabe que si elige seguir al amo Nolan, podrá vengarse de Seth Cabot y del reino que la abandonó, además de obtener fama y fortuna, ¿verdad?

Vaya, gracias, pero no. Ya había abandonado todo lo que me estaba ofreciendo.

¿Debería asentir alegremente, esperar a que se fueran y huir…?

No, no podía. Incluso si con eso les ganara a Nolan y a Zero, el joven Nika comenzaría a sospechar de mí. Entonces, investigaría sólo para descubrir que había estado en contacto con el príncipe vecino y creería que estaba trabajando para rebelarme contra el reino. Una vez que conociera mi paradero, sería el fin del juego para mí.

Empecé a comer pan.

—Eh, ¿mm…? ¿Por qué empezó a comer…? ¿Eeeh?

—Yo también tengo hambre.

—Amo Nolan, su actitud cambió demasiado rápido… ¿No desayunó justo antes de venir?

—Es natural que me de hambre después de dar un paseo. Hey, Lady Rose, dame un poco.

—Bien. Por cierto, ya no soy Lady Rose, ni Felicia Swallows. Ahora me llamo Fii Kuro.

—Oh, entiendo.

No sé si era porque este no era un encuentro formal, pero Nolan simplemente mordió el pan sin tener en cuenta sus modales. Ahora era el tercer grupo de nobles y miembros de la realeza que habían probado este pan.

Zero se puso rígido ante el comportamiento indecoroso de Nolan.

—Está rico.

— ¡Lo sé! Yo soy la encargada de vender el pan en el lugar donde trabajo, ¿Sabe?

—Oh, ¿tú no eres quien lo hace?

—Actualmente, estoy aprendiendo. No puedo hacer nada realmente bonito o sabroso. Ya es bastante difícil crear un sabor y una textura del que no termines cansándote.

—Ya veo, estás trabajando duro.

Nolan sonrió como si la conversación de antes nunca hubiera sucedido.

Como esperaba, era fácil hablar con Nolan. Si tan sólo no tuviera un lado yandere, podríamos llevarnos bien. Bueno, me había encantado el CG en el que Nolan empuñaba una espada con unos ojos inyectados en sangre…en los juegos, me gustaban los personajes que tenían un aspecto errático en sus personalidades. Sí, sólo en los juegos.

—Mm, Aun así quisiera su respuesta…

Cierto individuo inclemente no se tomó amablemente nuestra charla y le puso fin abruptamente. Eché un vistazo al exasperado Zero y con calma tomé otro bocado de mi pan. Saboreé el bocado para luego seguir hablando.

—Lo dejaré en espera.

— ¿En espera?

—Tenía muchas cosas cuando pertenecía a la aristocracia, pero como pueden ver, disfruto de la vida que llevo en este momento. Como tal, no puedo pensar en una forma en que pudieran hacerme más feliz de lo que ya soy.

Es verdad, no creía que pudieran lograr algo como eso, además, no quería verme involucrada en una guerra.

—Hey, Zero.

— ¿Qué sucede? Por favor, no diga nada que pueda complicar las cosas aún más.

—No creo que podamos persuadirla.

Zero me miró con incertidumbre. Yo, a su vez, miré a Nolan. Si bien lo que dijo era cierto, me preguntaba qué había causado que llegara a esa conclusión tan repentinamente.

De repente, Nolan se levantó y se me acercó. ¿Me iba a matar ya que su persuasión había fallado? Desconcertada, dirigí la mirada hacia la espada en la cintura de Nolan…quería, al menos, esquivar el primer golpe.

La mano de Nolan se movió.

Me puse en guardia.

—Honestamente, Fii, luces como si te estuvieras divirtiendo mucho con tu situación actual.

Inesperadamente, Nolan colocó su mano en mi cabeza y me revolvió el cabello, indiferente del desastre que estaba causando.

Volviendo mi cabello desordenado a un lado, miré fijamente a Nolan, mientras se reía.

—Ah… —suspiré aliviada. Sin embargo, mi corazón aún latía intensamente debido al miedo reciente. Después de todo, la cabeza era la parte más vital del cuerpo humano.

—Pensaba que el único aspecto bueno de Lady Rose era su estatus, pero Fii es realmente interesante, me gusta. ¡Por ahora, dejemos de lado la guerra! Ya que parece divertido, ¿deberíamos pasar por la casa de Fii?

—Si eso es lo que desea el amo Nolan, lo acataré.

¿Eh, qué clase de giro de eventos es este? ¿Es bueno o malo para mí?

Si iban a pasar por mi casa, ¿eso quería decir que Nolan comenzaría a visitarme con frecuencia…? Desde la perspectiva del joven Nika, eso podría verse como que estaba planeando una rebelión. Obviamente, era sospechoso que el príncipe de un reino vecino comenzara a visitarme.

Además, sentía como si hubiera ganado puntos de afecto con Nolan…por favor, que esto sea sólo mi imaginación.

—Bueno, ¡somos amigos a partir de hoy! No utilices ningún título o lenguaje formal cuando me hables, ¿de acuerdo?

—Mm, eso es un poco… ¡No, es muy problemático…!

—Muy bien, veamos… ¡puedes llamarme Nola! ¡Es un privilegio especial!

No me estaba escuchando.

Intenté peinarme el cabello, mientras miraba preocupada a Zero. Este simplemente sonrió y se encogió de hombros. Sí, no había forma de que Zero se opusiera a Nolan.

Aunque el apodo Nola era bastante popular entre las fans de Lady Rose, dado que actualmente era una plebeya, no había forma de que pudiera…

— ¿Qué, no estás satisfecha? Entonces algo un poco más audaz…

— ¡Alto, ok! ¡Gracias Nola! ¡Espero que nos llevemos bien!

— ¡Igualmente!

Antes de que la situación empeorara, acepté llamarlo Nola. Mientras forzaba una sonrisa, mi rostro no pudo seguir manteniendo su fachada habitual y mi expresión se crispó, mientras nos dábamos la mano.

Nola era alguien que cumplía sus palabras sin importar nada. Si lo dejaba, no me sorprendería si incluso me pedía que lo llamara Nolachi. Ceder rápidamente era, sin duda, la mejor solución.

—Dado que el amo Nolan ya lo ha decidido, no hay nada que pueda hacer. Hagamos como si la conversación anterior nunca hubiera sucedido. Pero, sabe qué pasará si divulga información, ¿cierto?

—Sí, mantendré la boca cerrada por mi propio bien.

Sonreí y asentí ante la amenaza casual de  Zero.

Pero bueno, tuve la suerte de poder resolver este problema pacíficamente. Eso creo…como era de esperar, el pan era el más fuerte. La próxima vez que me encuentre en problemas, contaré con el pan para salvarme.


Kavaalin
¡¿Qué?! ¡¿Es este otro capítulo de Lady Rose?! Síp, el grupo inglés que traducía la novela la había abandonado ya que otra persona con más tiempo tenía la intención de continuarla, pero al parecer todo se quedó en eso, intenciones, ya que dicha persona nunca sacó nada. Por lo tanto, parece que Xant & Minions seguirá con la novela por un tiempo más. Pero antes de que se emocionen, déjenme decirles que sus actualizaciones son bastante esporádicas, así que, ¡nos vemos en un mes más! (quizás…)

| Índice |

5 thoughts on “Lady Rose – Capítulo 23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *