Al límite – Capítulo 100: ¡Es un estúpido!

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Por la tarde, Han Dong estaba lleno de ira y sus ojos estaban cargados.

Yu Ming estaba recogiendo sus cosas en su habitación, y Han Dong entró retorciéndose con pasos exaltados.

Apoyado oblicuamente en el marco de la puerta, sus ojos ardientes miraron a Yu Ming y dijo socarronamente:

—¿Por qué siento una corriente caliente que me llega a la parte baja de la espalda?

Yu Ming habló sin levantar la cabeza.

—¡Rayos!

Efectivamente, Han Dong se apresuró a entrar en el baño con grandes pasos.

Esta excreción duró media hora, y cuando Han Dong se levantó del inodoro, se sintió aún más “inmortal”.

La nueva película se tituló oficialmente “Sombras furtivas”, por la noche se celebró una ceremonia de inauguración bastante sencilla.

Aparte de la aparición de los creadores, apenas hubo invitados para apoyar la película.

Wang Zhong Ding estaba en otra provincia. Yu Ming tenía otros preparativos y el protagonista era mayor y se hablaba menos con él… Finalmente, el foco de atención de los medios de comunicación fue Han Dong.

Han Dong es como un actor nato, tan pronto como se enfrentaba a la cámara, se despojaba de su ser habitual a la nada.

En el momento en que la cámara se fijaba en su rostro, siempre ofrecía el mejor ángulo, la expresión más fría y atractiva, y el aura más fuerte.

—A continuación, le pediremos a Han Dong que presente a su personaje.

Han Dong había preparado un montón de palabras elevadas para explicar su papel, lo que era demasiado simple para ser verdad, pero cuando el micrófono del anfitrión fue entregado, sintió otra ola de calor corriendo a la parte baja de su espalda.

Fue un ataque agudo, despejando toda la retórica pretenciosa en la cabeza de Han Dong en un instante.

Por lo tanto, Han Dong sólo devolvió una palabra, “Fantasma”.

Al terminar, pasó el micrófono directamente, sin dar al presentador la oportunidad de hacer más preguntas.

El presentador tuvo que sonreír y redondear.

—Parece que nuestro Sr. Han Dong no sólo es genial en la portada, sino también en la vida real, ahora vamos a entrevistar al director Lu…

Han Dong no mostró ninguna vergüenza delante de la cámara, pero Shen Chuhua vio a simple vista que Han Dong estaba incómodo.

Se acercó al escenario de una manera discreta y le dijo algo al oído, él fingió que tenía algo que hacer y abandonó la mesa por el momento.

No se sabe si los pasos de Han Dong fuera del escenario fueron demasiado ventosos, pero algunos medios de comunicación lo alcanzaron.

—Han Dong, ¿puedo preguntar si tiene algún arreglo a continuación?

Han Dong suspiró. ¿Arreglos? ¿Qué arreglos puedo tener? ¡Saquemos esta mierda del camino primero! 

—Han Dong, ¿cómo se convenció de actuar como un fantasma con una vibración de moda tan pesada sobre usted?

Su dolor de estómago parecía hablar por sí mismo. ¿Entonces cómo te convenciste de ver a alguien cagando? 

—Han Dong, es tan inconformista, ¿finge a propósito o es su propia personalidad?

El abdomen de Han Dong: ¡Sabrás si estoy fingiendo al comer tú mismo un kilo de lomo! 

Ante la persistente persecución de los reporteros, Han Dong siempre mantuvo un rostro frío sin decir una palabra.

Shen Chuhua entonces se mostró a un lado, hablando con el súper reportero.

—Lo siento, no es conveniente que Han Dong responda.

Viendo que la esquina frente a ellos era el baño, si dejaba que la cámara capte las imágenes de Han Dong entrando, justo ahora, todo el glamour fingido quedaría al descubierto.

Entonces, Shen Chuhua cruzó directamente frente a la cámara y sonrió dulcemente, mostrando unos dientes mellados.

—Todos pueden preguntarme si tienen alguna duda.

Y así, todos los reporteros volvieron a flashear.

Tan pronto como Han Dong se sentó en el inodoro, volvió a su aspecto original de pelele, con la cabeza enterrada en las rodillas gimiendo.

—Ouch voy a… me duele hasta la muerte… por qué tengo tan mala suerte…

Feng Jun recibió el vídeo enviado por los medios de comunicación y se lo mostró a Wang Zhong Ding.

—Le pedí a propósito al reportero que le diera unas cuantas tomas más, por no hablar de… este chico suele parecer distraído, pero delante de la cámara realmente tiene una gran apariencia de modelo.

Wang Zhong Ding hizo una mueca inexplicable.

—Está incómodo.

—¿Incómodo?

—Sí, urgencia interna.

Feng Jun preguntó.

—¿Cómo has visto eso?

Wang Zhong Ding no contestó directamente, sino que continuó con cierto tono firme.

—Debió de sentarse en el retrete sonriendo después de dejar la cámara, sólo hay que preguntar si no me crees.

Feng Jun miró la expresión de Wang Zhong Ding con una sonrisa en la cara, era realmente difícil imaginar que aquel hombre hablara con elocuencia sobre un asunto tan insignificante.

Y lo que le resultaba aún más difícil de entender era cuándo se habían hecho tan amigos Wang Zhong Ding y Han Dong.

—¿No viniste a mí sólo por este vídeo? —Preguntó Wang Zhong Ding.

Feng Jun dudó un momento.

—En realidad no, también quiero hablarte de Wan Li Qing. Ella se va del país mañana y probablemente se quede unos meses esta vez, así que…

—Lo entiendo.

Wang Zhong Ding interrumpió a Feng Jun y le preguntó directamente:

—¿Cuándo es el vuelo?

—Mañana temprano.

Wang Zhong Ding miró su reloj, ya eran más de las ocho, así que dijo:

—Tengo algunos asuntos urgentes entre manos, puedo terminarlos en unas dos horas, y después iré a verla.

—No trabajes demasiado, llámame en cualquier momento si surge algo.

Feng Jun estaba a punto de irse cuando Wang Zhong Ding lo llamó de nuevo.

—Han Dong se unirá al grupo mañana, envía a algunas personas más para que lo vigilen.

Feng Jun no entendía.

—¿Esto es necesario? Veo que le va bien últimamente.

—Eso es sólo la superficie.

Wang Zhong Ding se contorsionó.

—Es tan estúpido que podría tener un accidente en cualquier momento.

—¿Sigue siendo estúpido? ¡¿No es tan bueno como lo demuestra?!

No sólo Feng Jun, sino cualquiera con un ojo perspicaz podía ver que la estupidez de Han Dong era, en su mayoría, fingida.

De hecho, más que la mente de nadie, la idea del fantasma estableció un conjunto.

Pero Wang Zhong Ding se mostró obstinado.

—Es un estúpido.

—De acuerdo, encontraré a alguien que lo observe fijamente.

No mucho después de que Feng Jun se fuera, Han Dong se acercó y llamó a la puerta.

Wang Zhong Ding miró al Han Dong del vídeo y luego al propio Han Dong con una expresión completamente diferente.

Cuando vio a Han Dong en persona, su cara se hundió naturalmente.

—¿Qué estás haciendo aquí?

Han Dong se apoyó en la pared de forma inclinada, sin ninguna decencia.

—Quiero jugar con usted por un tiempo.

Wang Zhong Ding le contestó inmediatamente, enfadado.

—¿Quién tiene tiempo para jugar contigo? Estoy ocupado aquí.

—Todavía trabajando a estas horas, ¿eh?

Han Dong tenía una expresión de impotencia y pérdida.

—Entonces, estás ocupado con tu trabajo, descansa pronto cuando termines.

La repentina simpatía de Han Dong hizo que Wang Zhong Ding fuera un poco implacable, así que rompió las reglas y desperdició algunas palabras más.

—¿Vas a entrar en el drama mañana?

Han Dong asintió.

—Por eso estoy aquí, para hacerte compañía un rato más.

—¿Necesito tu compañía? Es mejor que te ocupes de tus propios asuntos que de cualquier otra cosa.

Han Dong no dijo nada.

—Cuando estés con el grupo, sé sincero y no hagas que la gente se moleste.

Han Dong siguió en silencio.

Wang Zhong Ding hizo una pausa antes de hablar.

—Muy bien, vete.

—¿Irme? ¡Eres tan ingenuo!

En el momento en que la puerta de Han Dong estaba a punto de cerrarse, de repente, dejó salir una oleada de energía brutal.

Con Wang Zhong Ding desprevenido, atravesó violentamente la puerta y se abrazó al antiguo reloj y no lo soltó.

—¡Venga ya! ¡Vamos! ¡Moriré con él si vienes! —Han Dong tenía una expresión amenazante en su rostro.

La cara de Wang Zhong Ding estaba tan oscura que estuvo a punto de tragarse a Han Dong mirándolo con desprecio.

—Ya que no tenías intención de irte en primer lugar, ¿por qué no entraste sin más?

Han Dong sonrió con malicia.

—Si hubiera irrumpido de inmediato, no habría podido escuchar ese montón de palabras de ahora. —La violencia esperada no se produjo.

El cuerpo de Wang Zhong Ding ya había producido el “Sistema Inmunológico de Han Dong”, cuando se enfadaba con él hasta cierto punto, el sistema funcionaba automáticamente, convirtiendo su enfado en ignorancia absoluta.

—De acuerdo, sólo sostenlo así.

Wang Zhong Ding se dedicó fríamente a sus asuntos.

Han Dong tampoco dijo nada y se limitó a observar el ajetreado trabajo de Wang Zhong Ding sin moverse.

Con el paso del tiempo, Wang Zhong Ding casi había terminado el trabajo que tenía entre manos y tenía la intención de hacer las maletas e ir a encontrarse con Wan Li Qing.

Aún sin mirar a Han Dong, y sin hablar con él, caminó directamente a su alrededor para ir al baño.

En ese momento, Han Dong se lanzó y vertió un poco de polvo transparente en el vaso de agua de Wang Zhong Ding.

Se trataba de una receta secreta que le había pedido a un viejo médico chino, la cual podía tener un efecto hipnótico y no tenía demasiados efectos secundarios en el organismo.

Después de verterlo, Han Dong volvió corriendo al mismo lugar en un santiamén y se abrazó al antiguo reloj, pareciendo que no pasaba nada.

Wang Zhong Ding vivía una rutina muy estricta, si quería beber agua y sus manos tocaban los artículos de la mesa durante mucho tiempo, sin duda iría al baño a lavarse las manos primero antes de volver a coger el vaso.

Como era de esperar, Wang Zhong Ding regresó y tomó unos sorbos de agua antes de dirigir su mirada a la pantalla del ordenador y hacer la limpieza antes de marcharse.

Al poco tiempo, Wang Zhong Ding sintió una fuerte sensación de sueño, y no pudo deshacerse de ella de ninguna manera.

En menos de diez minutos, dejó que el “tonto” de su boca lo adormeciera.

El brazo de Han Dong se retiró del reloj antiguo y se acercó lentamente al lado de Wang Zhong Ding.

Intentó acariciar su hombro unas cuantas veces y sintió que Wang Zhong Ding dormía profundamente, antes de arrastrarlo a la habitación interior.

Han Dong lo llevó a la cama, le quitó la ropa y los zapatos, dejando escapar un suspiro de alivio.

Sólo puedo ayudarte hasta cierto punto.

Trata bien tu riñón, ¡ya que también es bueno para mí! Han Dong estaba a punto de darse la vuelta y salir, cuando, de repente, pensó en otra cosa y, lentamente, una sonrisa malvada afloró en las comisuras de su boca.

Parece que… había otra duda que aún no se resolvió.

Han Dong se frotó las manos con entusiasmo y volvió a caminar de puntillas.

Mirando fijamente a Wang Zhong Ding por un momento, dijo en secreto:

—Hermano Wang, pido prestado a tu pequeño yo para echar un vistazo, sólo un vistazo.

Entonces, Han Dong metió la mano, sacó todo lo que pudo y finalmente, ¡¡¡lo sacó!!!

—No es pequeño…

En ese momento, Han Dong tuvo el valor de levantar la manta y lo observó y admiró cuidadosamente.

Se lamió los labios, sus ojos brillaron como si estuviera observando agua de manantial.

No está mal, no está mal.

A punto de cubrir a Wang Zhong Ding con la manta, sus ojos se pusieron blancos.

¿Qué tal si… hago una foto? Pero, ¿y si no me llevo el teléfono? Han Dong estaba preocupado, de repente, al ver el teléfono de Wang Zhong Ding, sus ojos se iluminaron al instante.

¡Correcto! ¡Puedo usar el suyo primero, y luego usarlo para mí! Con esto en mente, Han Dong cogió su teléfono y, emocionado, apuntó a la entrepierna de Wang Zhong Ding y pulsó… una foto de un gran pájaro en su bolsillo.

Han Dong estaba a punto de enviarlo cuando, de repente, pulsó accidentalmente el botón de salida y tuvo que buscarlo de nuevo en la carpeta.

Así, buscando, inesperadamente, encontró dos grandes fotos de pájaros.

—¿Cómo es que la escena me resultaba tan familiar cuando la tomé hace un momento? Resulta que tú, chico, me habías fotografiado en secreto hace mucho tiempo. Wang Zhong Ding, ah, Wang Zhong Ding, puedes fingir todo lo que quieras, humph…

Han Dong terminó de sentirse orgulloso de sí mismo y quiso enviarse las fotos.

Las dos fotos son una grande y otra pequeña, la diferencia es bastante evidente, ¿cuál es la de Wang Zhong Ding? De hecho, Han Dong tenía una imagen clara en su corazón, pero seguía haciéndose el tonto.

—¿El pequeño? Debe ser el pequeño.

Pero cuando hizo clic en el pequeño, Han Dong se resintió como si se negara a enviarlo.

—Olvídalo, te dejaré probar, este pequeño será mío.

Entonces, Han Dong envió el grande a su correo electrónico y luego borró todo de su registro.

Sólo después de haber terminado, cubrió a Wang Zhong Ding con la manta y salió de puntillas.

♦ ♦ ♦

Wan Li Qing llegó tarde por esperar a Wang Zhong Ding, su corazón estaba lleno de resentimiento, pero no quería irse sin despedirse.

Así que, tras pensarlo, decidió acudir a la empresa para encontrar a Wang Zhong Ding y preguntarle cara a cara lo que realmente pensaba.

Cuando Wan Li Qing salió del ascensor, Han Dong estaba a punto de entrar, y los dos se encontraron.

Wan Li Qing se molestó en su corazón: ¿cómo se encontró con él de nuevo? 

Han Dong primero se congeló, luego mostró una sonrisa e intercambió cumplidos con Wan Li Qing como de costumbre.

—Hey, ¡estás aquí!

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *