Al límite – Capítulo 101: Han Ye estaba en las nubes

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Wan Li Qing tenía una piel gruesa esta vez, e incluso ignoró a Han Dong.

Como resultado, Han Dong se puso frente a Wan Li Qing de nuevo y preguntó con una sonrisa.

—¿Qué está haciendo aquí la cuñada?

Wan Li Qing contuvo la respiración y respondió con astucia.

—Estoy buscando a mi hermano Wang.

La cara de Han Dong cambió de repente… ¿Así que esta es la relación por defecto entre ambas personas?

—¡No te molestes! Cuñada, puedes escucharme, tu estado actual no tiene el más mínimo beneficio para facilitar la relación entre los dos, al contrario, puede agravar el malentendido entre ustedes.

—Lo siento, no hay ningún malentendido entre nosotros.

Las palabras de Wan Li Qing pretendían ser una forma de librarse de las palabras de Han Dong, pero inesperadamente, provocó el fuerte deseo de Han Dong de luchar.

—No hay malentendidos, ¿eh?

Han Dong se rió alegremente, como si estuviera aún más entusiasmado con esta declaración que ella.

—Te lo dije, el hermano Wang sólo está haciendo un escándalo, y diciendo algo así como que está harto, que no es tan grave… La cuñada es tan virtuosa y generosa, ¿cómo puede el hermano Wang no querer casarse?

Los ojos de Wan Li Qing cambiaron al instante.

—¿Ya has tenido suficiente?

—¿Qué es suficiente? Nada.

Han Dong tenía un tono que parecía encubrir a Wang Zhong Ding.

—¿Acabo de decir esas palabras? Hey… no, cuñada, escúchame, ¿cómo pudo mi hermano Wang decir tales palabras? ¡Lo mucho que se preocupa por el niño, y no importa lo cuidadosa que seas, no creo que yo sea más apasionado con usted, y él no pudo decir eso!

Originalmente, Wan Li Qing no habría tomado en serio las palabras de Han Dong, pero las mujeres no podían evitar ser sensibles, especialmente después de acostumbrarse a los elogios de Han Dong hacia Wang Zhong Ding, una o dos “calumnias” repentinas la harían dudar de su autenticidad.

—¿Qué más te dijo? —Preguntó Wan Li Qing.

Han Dong exprimió una sonrisa falsa, con un tono brillante y superficial.

—¡No… nada, ah! Acaba de decir que eres una persona particularmente buena, diciendo que, si se casa, definitivamente no eres una segunda opción. Si no está casado… ¿cómo no va a casarse? No, no, no hay tal cosa, no escuches las tonterías de la gente…

Aunque Wan Li Qing se animó, no se trataba en absoluto de unos pocos rumores.

—En ese caso, entonces, por favor, quítate de en medio.

Wan Li Qing pidió amablemente.

Han Dong no siguió deteniéndola, sino que le dio la bienvenida con una sonrisa.

—Está bien entonces, el hermano Wang te ha estado esperando durante unos días, le llamaré aquí, le diré que se levante y te abra la puerta.

—¿Levantarse?

Wan Li Qing estaba desconcertada.

Han Dong asintió y dijo sin pensarlo:

—Hoy se ha acostado un poco temprano, me temo que llamar al timbre directamente lo molestará, así que le llamaré primero.

Wang Zhong Ding suele poner su teléfono en vibración cuando duerme, pero justo ahora Han Dong lo puso en silencio cuando hizo la foto.

—Uy, creo que se ha dormido… —murmuró Han Dong.

Wan Li Qing no creía que Wang Zhong Ding se fuera a dormir un día así, y mucho menos a esa hora, así que llamó ella misma a Wang Zhong Ding, y el resultado fue el mismo que el de Han Dong.

Han Dong se acercó a la puerta y preguntó de forma falsa hacia ella.

—¿Quieres que te abra la puerta?

Pensó que Wan Li Qing se daría la vuelta y se marcharía, pero resultó que realmente asintió con la cabeza.

Bien, ¡sólo para ver si tienes la capacidad de hacerlo! ¿No lo llamas Hermano Wang todo el día? ¿No tienes siempre la cara de alguien que sabe? Hoy voy a ver cuán cerca estás de él y cuánta credibilidad tienen tus palabras. En su corazón, Han Dong gritó “Oh no”, ni siquiera conocía el código de la habitación.

Así que primero le sonrió a Wan Li Qing, y luego dio un toque ciego con los ojos cerrados.

Resultó que había pensado en una buena excusa y un refrán para no abrir la puerta, pero resultó que logró abrirla, y su propia mandíbula se cayó.

Como si se tratara de una ayuda divina en la oscuridad, una serie de personajes conocidos aparecieron en su cabeza de repente.

—Esto… ya está abierto, entra.

Han Dong sonrió con más entusiasmo.

La cara de Wan Li Qing ya era muy desagradable en ese momento, y cuando entró de nuevo y vio a Wang Zhong Ding realmente enfurruñado, su cara empeoró aún más, ni siquiera saludó, se dirigió directamente al ascensor y se marchó corriendo.

Han Dong miró su espalda y suspiró en silencio.

Oye, de hecho, eres una buena chica, pero no se puede evitar, Wang Zhong Ding está destinado a estar conmigo.

En lugar de dejar que sigas equivocándote, debería ser el villano y ayudarte a corregir tus errores a tiempo.

♦ ♦ ♦

A la mañana siguiente, Feng Jun recibió la noticia de que Wan Li Qing ya había subido al avión, y quiso preguntarle a Wang Zhong Ding sobre la situación de la noche anterior, pero resultó que nadie contestó cuando llamó al teléfono móvil de Wang Zhong Ding, y nadie respondió cuando le envió un mensaje.

Finalmente, descubrió que el coche de Wang Zhong Ding seguía aparcado en el estacionamiento y, desde anoche hasta ahora, no se había movido.

Al ver esto, Feng Jun sólo percibió vagamente que algo iba mal.

Se apresuró a llamar a Er Lei y le pidió que se apresurara a ir a la empresa.

Sólo después de la llegada de Er Lei se abrió la puerta del despacho de Wang Zhong Ding.

Feng Jun y Er Lei corrieron juntos a la habitación interior y vieron a Wang Zhong Ding tumbado en la cama, sin que se les pasara por la cabeza la idea de que Wang Zhong Ding pudiera estar durmiendo, se apresuraron directamente a “rescatarlo”.

Después de ser sacudido violentamente, Wang Zhong Ding finalmente se despertó.

—¿Qué pasa?

Wang Zhong Ding habló por primera vez con un tono somnoliento, no importaba lo tarde que se hubiera quedado despierto en el pasado, seguía manteniendo el 100% de su energía cuando abría los ojos.

Feng Jun habló en tono dubitativo.

—¿Cómo has dormido hasta ahora…?

¿Dormir hasta ahora? Wang Zhong Ding sólo entonces pareció darse cuenta de que estaba sentado en la cama.

Entrecerrando los ojos, observó la habitación.

Wan Li Qing se fue así de fácil.

♦️ ♦️ ♦️

Estos días, Li Shang ha tenido dificultades para rodar con el equipo.

Con el fin de apresurarse en el estreno para el verano y hacerse con el mejor lugar, todo el equipo se apresuraba a trabajar, casi día y noche sin parar.

Durante este tiempo, Li Shang tuvo que probarse la desafiante vestimenta femenina. Para adaptarse lo antes posible, pasó todo su tiempo de inactividad aprendiendo sobre las posturas femeninas, e incluso recurrió a usar tacones para meterse en el personaje.

Después de un largo período de no descansar lo suficiente y de ser maltratado por los tacones altos, las piernas de Li Shang volvieron a hincharse.

Por no hablar de correr, era difícil caminar con normalidad.

Además del estrés, el estado de ánimo de Li Shang era muy malo en los últimos días. En el pasado, nunca se había sonrojado con nadie. Durante este tiempo, regañó con frecuencia a su asistente.

Tras otra noche entera, Li Shang casi se derrumba en su silla.

Liang Jing se acercó a preguntarle cómo estaba.

—¿Cómo estás? ¿Bien?

—Estoy bien.

Li Shang agitó la mano.

Liang Jing estaba a punto de ordenar al equipo de rodaje que recogiera el atrezzo cuando oyó a Li Shang decir:

—Déjenme volver a ver la repetición de las imágenes de antes.

Entonces, Liang Jing le ordenó a Xiao Wen que volviera a encender el monitor.

Después de verlo, una mirada de decepción apareció en el rostro de Li Shang.

—No, no, se siente muy mal, ¿podemos volver a filmar una vez más?

En el pasado, siempre era Liang Jing la que no paraba de gritar y los actores también, pero ahora que era Li Shang el que era exigente, incluso Liang Jing, que era la encargada, estaba un poco abrumada.

—¿Seguro? Creo que está bien así —dijo Liang Jing.

Li Shang no pudo soportarlo en absoluto.

—Esta no es la sensación que quiero en absoluto, mira aquí, arrastrándome hacia atrás, sí, esta es la expresión, la transición es demasiado antinatural.

Así que la docena de personas que se habían retirado, volvieron con sus cuerpos cansados debido al trastorno obsesivo-compulsivo de Li Shang, y volvieron a recorrer este plano varias veces más hasta que Li Shang asintió antes de sentirse finalmente aliviado.

El propio cuerpo de Li Shang también estaba muy agotado, se tumbó en el coche y se quedó dormido.

Después de un tiempo desconocido, se despertó con una bofetada.

—¿Por qué duermes? Sólo sabes dormir, dejé que esa zorra de Yilu se llevara mi imagen de embajadora de la Fundación, y tú puedes seguir durmiendo…

De nuevo, el sonido familiar de los escupitajos, las quejas y los improperios deslumbraron los oídos de Li Shang, como si fueran bichos que se arrastraran por su cuerpo, dos al principio, reuniendo más y más y más, finalmente, después de un tiempo, una bofetada pareció ser catalizada por una explosión.

—¡Ya está bien de ti!

Li Shang rugió de repente.

Al oír esto, Fang Yun se enfureció aún más y levantó la mano para azotar de nuevo la cara de Li Shang, sólo para que éste le estrujara la muñeca con fiereza.

—¡Suéltame, te he dicho que me sueltes!

Los ojos rojos de Fang Yun amenazaron:

—¡Li Shang, lo diré de nuevo, si no me sueltas, sacaré esas cosas feas de ti ahora mismo!

No sé cuántas veces había escuchado esto Li Shang, pero finalmente, bajo una fuerte tortura… fracasó.

—¡Anda, ve y hazlo, mientras te mantengas alejado de mí! —Dijo Li Shang.

Fang Yun miró incrédula a Li Shang:

—¿Qué has dicho?

Li Shang dijo palabra por palabra:

—¡Que te vayas!

—Li Shang, recuerda tus palabras hoy, ¡haré que te arrepientas de tus agallas!

Tras decir estas palabras, Fang Yun puso cara de mala leche y se bajó del auto.

La cabeza de Li Shang se golpeó fuertemente contra el asiento del coche, sintiendo que un millar de kilos de rocas le presionaba la cabeza, sofocando su respiración.

El coche comenzó a avanzar lentamente, y Li Shang ni siquiera sabía hacia dónde se dirigía ni qué dirección tenía por delante. Aturdido, fue arrastrado por el conductor hasta un lugar de eventos, donde se celebraba el lanzamiento del estreno de una película de pequeño presupuesto, invertido por un estudio de la empresa.

En este momento, la fiesta de presentación tiene un ambiente animado, pero había un reportero en cuclillas en el suelo, lamentándose en el fondo.

Li Shang lo ignoró habitualmente, pero estaba a punto de irse cuando escuchó una voz familiar.

—¿Qué te sucede? —preguntó Yilu con voz suave.

El reportero ni siquiera levantó la vista para ver quién era, así que sollozó y dijo lo que había pasado.

Resulta que había concertado una cita con antelación para entrevistar a la protagonista femenina de este drama, pero resultó que la otra parte cambió de opinión a mitad de camino, sin siquiera una explicación, y además se hizo la agredida y maldijo, diciendo que ni siquiera le interesaba salir en un periódico tan poco famoso, lo que provocó que el reportero no pudiera volver a presentarse.

De hecho, la actriz principal es como mucho una actriz de tercera categoría, y es más que suficiente para estar en ese periódico.

—Sácame una foto —dijo de repente Yilu.

No sólo el reportero se congeló, sino que incluso Li Shang, que estaba escondido a la vuelta de la esquina, se congeló.

Yilu añadió:

—Resulta que ahora tengo tiempo.

El reportero levantó la cabeza y, al instante, mostró una expresión incrédula, la persona que tenía delante era una actriz de renombre que recientemente se encontraba en la cima, ¿cómo podía dejarse fotografiar sin motivo?

—Apúrate, vuelve pronto después de terminar.

El reportero estaba extasiado y siguió a Yilu.

Li Shang tenía un sentimiento indefinido en su corazón y se quedó un largo rato antes de estar listo para irse.

Cuando entró en el coche, por casualidad, Yilu también entró en un coche delante de él.

Aunque no pudo ver quién era la persona que recogió a Yilu, Li Shang reconoció el número de la matrícula.

Sorprendentemente, era el coche del presidente… El puño de Li Shang se cerró ligeramente.

Por la noche, salieron los resultados del laboratorio de Wang Zhong Ding.

—No es ningún éxtasis, es sólo una droga hipnótica ordinaria, una fórmula de medicina china pura, segura y fiable.

Er Lei mitigó el crimen para Han Dong tanto como fue posible.

Wang Zhong Ding le miró astutamente, ¿esta medicina es de la fábrica farmacéutica de su familia? El anuncio es tan fuerte…

—¿Ha vuelto Han Dong? —Preguntó con una voz severa.

Er Lei dijo:

—Hoy el equipo se limita a reunirse e intercambiar, hablar del guión y decir el papel, volverá por la tarde.

—¡Llámalo!

Pasaron diez minutos y Han Dong empujó la puerta.

Wang Zhong Ding arrojó la hoja de laboratorio directamente frente a él:

—Explícame.

Han Dong sonrió tímidamente.

—Esa pequeña mente… veo a través de ella.

—¿Todavía te ríes?

Wang Zhong Ding enseñó los dientes y lanzó una mirada fulminante:

—¡¡¡Sabes que por culpa de este vaso de agua no he visto por última vez a Wan Li Qing antes de subir al avión!!!

Era Wan Li Qing de nuevo… La cara de Han Dong también se hundió.

—¿Es más importante Wan Li Qing o su riñón?

—¿Mi riñón?

—Sí, es tu riñón, tienes una debilidad renal fuerte, ¿qué sentido tiene regalar una máquina? Si no fuera porque eres mi futura “nuera”, no me molestaría contigo.

Esto habría estado bien en tiempos normales, pero Wang Zhong Ding estaba en un ataque de ira, y Han Dong seguía diciendo “debilidad renal” y “nuera”, así que ¿cómo no iba a enfadarse?

—Te lo digo, Han Dong, si te atreves a ser irracional y causar problemas de nuevo… ¡no hables y vete ahora mismo!

—¿Estoy siendo poco razonable? ¿Intento que te vayas a la cama temprano por cualquier medio posible? Bien, entonces te diré esto, si sigo tratando de ser amable contigo, ¡mi nombre no es Han!

Después de decir eso, dio un gran paso y se agarró a la puerta, su cara era netamente dominante. ¿Cuándo he perseguido a alguien? Acabaremos juntos de todos modos, si no te persigo, tendrás que perseguirme, joder.


Ichigo
Las actitudes de Han Dong estos últimos capítulos me tienen preocupada por Wang Zhong Ding... quiero decir, ¿sacarle una foto sin su permiso? ¿Robarle la oportunidad de despedirse de alguien que es importante para él...? No lo sé, todavía lo veo muy egoísta y demasiado centrado en sus propios objetivos, y lo único que está haciendo es disfrazarlo diciendo que es por «preocupación» hacia Wang.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *