Al límite – Capítulo 107: Gobernar su cuerpo a su manera

Traducido por Ichigo

Editado por Ayanami


Han Dong fue a ver a Wang Zhong Ding al día siguiente.

Como resultado, cuando llegó a la puerta, lo rechazaron con el argumento de que “el señor Wang está en junta con alguien y no debe ser molestado”.

Han Dong esperó afuera durante más de una hora, pero no salió nadie.

Más tarde, el director del departamento de telenovelas entró para conseguir la firma de Wang Zhong Ding, pero fue detenido por Han Dong justo antes de salir.

—¿Se ha ido la persona de adentro? —Preguntó Han Dong.

El director parecía desconcertado:

—¿Qué persona?

—¡La persona que estaba en junta con Wang Zhong Ding!

—¿Qué junta? Sólo está el presidente Wang ahí dentro.

Han Dong se quedó helado y tardó en reaccionar, y cuando intentó llamar al timbre, Wang Zhong Ding ya había abierto la puerta.

Sin siquiera mirarlo, se enfrentó fríamente al ascensor.

Han Dong quiso seguirlo, pero fue interceptado en el exterior por los dos guardaespaldas que estaban junto a Wang Zhong Ding, quienes se acercaron directamente y vieron cómo las puertas del ascensor se cerraban delante de él.

¿Qué demonios? Han Dong tuvo que correr hacia otro ascensor para tomarlo, y cuando llegó al vestíbulo del primer piso, vio que Wang Zhong Ding ya había caminado hacia la salida este y estaba ocupado persiguiéndolo.

—No quiero charlar contigo, te quiero hablar del lugar de rodaje del drama.

Wang Zhong Ding respondió con un tono bastante indiferente:

—Estos asuntos los gestiona el productor, ¿de qué te preocupas?

—No me preocupo, estoy intranquilo en mi corazón, ¿quiénes son ellos para…?

—Busca a alguien que te tranquilice el corazón y listo.

Wang Zhong Ding interrumpió directamente a Han Dong, subió al coche y le indicó al conductor:

—Ve a la base de construcción del proyecto Central y Occidental.

Han Dong se apresuró a hablar.

—Encontré la cuerda, y yo…

Como resultado, Han Dong no pudo terminar de hablar y Wang Zhong Ding cerró la ventanilla.

Han Dong dio dos palmaditas en el cristal del coche sin resultado, el coche se fue directamente, lanzando a Han Dong una nube de polvo.

—Joder, es sólo cuestión de dudar de ti, así que ¿por qué tener tanto cuidado? ¿A quién le estás mostrando una mala cara? Si no fuera por el drama, no me molestaría en buscarte.

Después de escupir eso, Han Dong se alejó sin miramientos.

Cuando llegaron con la producción, la situación aún no se había resuelto.

El director Lu suspiró:

—Hemos alquilado este estudio desde el principio hasta ahora, y las escenas están todas arregladas. Si lo cambiamos ahora, todas las tomas realizadas antes quedaran anuladas.

—Si realmente tenemos que grabar todo dos veces seguidas, por no hablar del despilfarro de fondos, la cohesión y la confianza del equipo se verán muy reducidas, la vitalidad de toda la producción se verá muy perjudicada. ¿No podemos encontrar una manera de negociar con el administrador de nuevo? Aunque sea un poco más de dinero. —Preguntó Han Dong.

El director Lu negó con la cabeza.

—Está claro que recibió dinero para hacer esto, y ya es demasiado tarde para intentar arreglarlo ahora.

Han Dong se molestó.

—De hecho, esto es fácil de resolver, siempre y cuando Wang Zhong Ding pueda presentarse.

El director Lu no se lo esperaba en absoluto.

—Los estudios de producción de la empresa son todos independientes, cada uno de los cuales realiza proyectos cinematográficos por su cuenta. Si no hay ningún incidente importante que perjudique los intereses de la empresa, la alta dirección no intervendrá para hacerse cargo de él. Para ser honesto, me conformo con que el Sr. Wang se preocupe del guión y venga a visitar el set.

Han Dong se indignó.

—Aunque no deba interferir como presidente, ¿debe ayudar por amor?

¿Amor? El director Lu sintió que las palabras de Han Dong eran infantiles.

—¿Quién de nosotros tiene el amor del señor Wang? ¿Eres tú? La imagen de usted haciendo que el presidente Wang rellene a la fuerza los pinchos de carne sigue siendo una llamada de atención para todo el equipo.

Han Dong no dijo nada, pensó que Wang Zhong Ding sólo estaba siendo duro con su boca, pero no esperaba que esta vez estuviera decidido a sentarse y no hacer nada.

—Parece que sólo puedo dejar esta vieja cara para ir a la producción de allí y pedir un favor para mudarnos, lo que realmente no podemos permitirnos.

El director Lu suspiró.

Han Dong detuvo al director Lu:

—Es mejor que vaya yo.

Este asunto lo empecé yo en un 80%, pensó Han Dong.

—¿Vas a ir? ¿La gente se conmoverá con tus sentimientos?

El Director Lu no miró a Han Dong en absoluto.

De hecho, Han Dong no esperaba que Li Shang lo admirara tanto y se tomara la molestia de llevarse bien con él.

—Director Lu, confíe en mí por una vez.

Los ojos de Han Dong eran de acero.

Aunque el Director Lu no tenía muchas esperanzas, aun así levantó la mano y dejó que él fuera.

Este chico tenía muchas maneras de hacer las cosas, así que realmente podría ser capaz de realizar un hechizo para alejar a estos villanos.

Han Dong salió con el labio superior rígido, ¡pensando que Li Shang era una maldición para él! Pero no se podía evitar, el asunto lo empezó él, un gran hombre puede doblarse y estirarse, no hay nada de qué avergonzarse si baja la cabeza por el bien de la producción.

Poco después, sonó el teléfono del director Lu.

Fue el administrador de la base cinematográfica quien llamó, diciendo que el estudio podía seguir siendo utilizado, y también dijo un montón de disculpas y otras palabras, su actitud era simplemente diferente a la de antes.

El director Lu estaba asombrado, ¿este chico Han Dong era demasiado malvado? Sólo han pasado unos minutos desde que salió de la casa, ¿verdad? 

♦ ♦ ♦

Li Shang estaba tomando el té y charlando con Liang Jing en el club de negocios, y el tema de conversación giraba en torno a la disputa del local.

—¿Crees que Han Dong vendrá a nosotros para pedir clemencia por el bien de la tripulación? —Preguntó Liang Jing a Li Shang.

Li Shang asintió.

—Sí, lo hará.

—¿Por qué creo que ese temperamento suyo no se inclina fácilmente ante la gente? Para ser honesto, tengo miedo por mí mismo después de escuchar todas las cosas bastardas que hizo cuando llegó a la compañía. Afortunadamente, no lo firmé en primer lugar, de lo contrario no podría conservar mi sombrero ahora.

El tono de Li Shang era confiado.

—No lo conoces, es un hombre bastante duro. Es un cabeza dura, pero también sabe cuándo retirarse.

Esto también es el culpable de la sensación de crisis de Li Shang.

Liang Jing dijo en tono algo juguetón:

—¿Es así? Entonces, estoy deseando ver cómo agacha la cabeza ante ti y muestra su debilidad.

Li Shang no dijo nada y comenzó a indagar de nuevo en la actitud de Wang Zhong Ding:

—¿Cuál es la actitud de Wang ante este asunto?

—Hasta ahora, no ha mencionado este asunto.

—Parece que Wang Zhong Ding trata igual que a todos a Han Dong…

Li Shang pensó, tal vez, fue sólo una coincidencia que los dos almorzaran juntos ese día, y yo fui el que sobrestimó el encanto de Han Dong.

Liang Jing miró su reloj:

—Es temprano, vamos. En caso de que Han Dong ya haya ido a la entrada de la ciudad del cine y este esperándonos, no dejes que la gente espere con demasiada ansiedad.

—Mira lo que dices.

Li Shang no pudo evitar soltar una carcajada.

Pero llegaron a la entrada de la Ciudad del Cine y la Televisión y no recibieron a Han Dong, sino a dos docenas de guardias especiales vestidos de negro, todos ellos altos y robustos, con músculos envolviendo sus cuerpos y rostros severos.

En la parte superior de los pasos alineados, sin moverse, la gente común no se atrevería a romper su posición.

Li Shang vio un montón de gente reunida alrededor, todos de su propia producción, así que se acercó a preguntar por la situación:

—¿Qué está pasando?

—Dicen que alguien ha alquilado toda la ciudad del cine y no deja entrar a nadie.

Liang Jing se sorprendió:

—¿Toda el área? ¿Cómo es posible?

En el interior, había seis grandes estudios solos, con escenas antiguas, modernas, bélicas y otras varias, ¿qué equipo ocuparía todos a la vez? Entonces, Liang Jing fue directamente a ver los documentos.

—Hemos firmado un contrato, el Estudio 07 está dedicado al rodaje desde abril hasta finales de mayo, está claramente escrito en blanco y negro, véanlo ustedes mismos.

El capitán de la guardia especial lo cogió y le echó un vistazo, luego rompió el contrato sin mediar palabra delante de la cara de Liang Jing.

La multitud estaba alborotada, y algunos de ellos estaban a punto de lanzarse a luchar, pero los veteranos los hicieron retroceder.

La otra parte no era una simple fuente a primera vista.

—Este es el acuerdo de compensación, si estás de acuerdo, puedes poner tu huella en él, si no estás de acuerdo, puedes presentar una demanda —dijo el capitán de la guardia especial.

Liang Jing se quedó rígido e inmóvil.

Alguien a su alrededor gritó:

—¿Por qué tenemos que hacerle caso? Nosotros llegamos primero, ¡también deberíamos exigir!

—Alto, no hables de tonterías con ellos, sólo llama a la policía.

Li Shang los detuvo y se adelantó para negociar:

—¿Pueden dejarnos sacar el equipo primero?

Justo después de decir eso, una docena de hombres fuertes salieron del edificio, sosteniendo exactamente su equipo y accesorios.

La pesada cámara, que normalmente podía ser levantada por unas pocas personas, era llevada en sus manos como si fuera un juego.

Al ver esto, todos los que estaban gritando para avanzar dejaron de chillar.

Con un estruendo, todo el equipo quedó en el suelo.

—Recógelo tú mismo.

La cara de Liang Jing ya era bastante fea, pero no podía hacer nada duro antes de tener claro la identidad de la otra parte, así que sólo podía morderse la lengua por el momento y contactar a un vehículo para retirar el equipo.

El ayudante de Li Shang husmeaba:

—¿Tenemos que volver al estudio anterior para rodar después? ¿No? Las instalaciones allí son muy malas.

—Puedes no volver si quieres.

—¿Qué quieres decir?

—Incluso si toda la ciudad del cine está reservada, ¿sigue habiendo tanta escasez de estudios?

El asistente no dijo nada.

Justo cuando el equipo de aquí seguía sosteniendo un montón de equipos y esperando amargamente un vehículo de asistencia, de repente, una docena de coches de lujo se acercó en fila desde no muy lejos.

El coche a la cabeza llevaba abiertamente una pancarta para el equipo de “Stealing Pictures”, y el director Lu charlaba con el conductor con una sonrisa en la cara.

Al ver la “escena sombría” que se veía, el director Lu abrió la ventanilla y saludó alegremente a Liang Jing:

—Director Liang, tú también estás aquí, ¿eh? Ja, ja, ja…

Liang Jing no devolvió las palabras, junto a una serie de maldiciones.

—¿Sólo ellos son dignos?

—¿No es sólo en base a que la gente mantenga una pequeña cara blanca?

—¿De qué estás tan orgulloso? Tienes la capacidad de hacer una buena película…

En este punto, los dos bandos habían llegado a un punto muerto.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.