Cenicienta – Historia paralela 3: Una travesura del destino

Traducido por Den

Editado por Sakuya


Daryl, tienes que estar bromeando… 

Hoy he suspirado varias veces mientras supervisaba la seguridad. El ambiente era extremadamente desagradable. ¿Por qué estaba vigilando un baile de niños aristócratas solteros? La mayoría de los asistentes tenían probablemente dieciséis o diecisiete años. En cambio, los de rango alto ya estarían prometidos.

En este momento debería estar descansando en mi estudio, con una copa en la mano mientras repasaba detenidamente los programas de entrenamiento para el próximo mes, asegurándome de que todo estuviera en orden.

Volví a suspirar…

♦ ♦ ♦

—Volker, ¿estás libre esta noche? —me preguntó Daryl Breslin, el general de Occidente y mi amigo—. ¿Puedes encargarte de la seguridad del baile de esta noche? —se rio al sugerir que podría conocer a una o dos damas de mi gusto.

Por lo general, no mostraba mis verdaderos sentimientos a los demás, pero, de alguna manera, nunca podía ocultárselos a Daryl.

Fruncí el ceño y lo miré con amargura.

—No, no estoy libre. Ese es tu trabajo, así que no me lo encasquetes.

—¡Aaaah! ¡Está bien, está bien! —Se llevó las manos a la cabeza y dio un giro dramático—. Sin embargo, aún no he redactado el borrador del programa de entrenamiento, y necesito planear el presupuesto para presentarlo a los lores. ¿Qué debería hacer?

¡¿Cómo es posible que todavía no haya redactado el programa ni el presupuesto que debe presentar mañana?! De repente me compadecí de sus ayudantes.

—Lo haré esta vez. A cambio, asegúrate de presentar el borrador a tiempo —declaré, suspirando.

—¡Oh, gracias, Volker! ¡Te quiero! —gritó como chica, regocijándose.

—Detente, eso es espeluznante.

♦ ♦ ♦

Si no me hubiera rendido entonces, ahora sería un hombre feliz. Sacudí la cabeza tratando de librarme de esos pensamientos sensibles.

Y cuando doblé en el pasillo… me topé con un hada.

| Índice |

Un comentario en “Cenicienta – Historia paralela 3: Una travesura del destino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.