Crié a un dragón negro – Capítulo 55: El logro de una perezosa

Traducido por Den

Editado por Hime


—¿Battuanu?

En el tren con destino a Battuanu solo había una persona para contactar a las fuerzas de seguridad de Lunazel. Kyle, cuyo rostro antes parecía perplejo por la oportuna llegada de la policía, se dio cuenta y abrió levemente la boca.

Esa mujer apática ha hecho algo bastante encomiable. 

Un hombre familiar bajó del vehículo cercano. Era uno de los nueve representantes de la Agencia de Investigación y Seguridad en Laurent y el jefe de la sucursal de Lunazel.

—Capitán, ¿se encuentra bien? Recibí un informe diciendo que se había producido un atentado terrorista en el tren a Edman Central. ¿Qué sucedió?

—Es obra de Yulem. Después de permanecer tranquilos durante un tiempo, parece que han recibido una nueva solicitud. Los he inmovilizado a todos, así que envíalos a la sede de Tezeba para la cirugía de extracción del chip.

—Oh… Sí, entiendo —una desilusión apareció momentáneamente en el rostro del magistrado.

Por otro lado, Kyle no movió ni un pelo para revelar más noticias.

—Ahora, presenta una solicitud para investigar la afiliación entre Yulem y el Ministerio de Magia de Laurent.

—¿Disculpe? ¿El Departamento de Magia y Yulem?

Cuando Leonard continuó explicando la situación, el hombre palideció. También le entregó un dictáfono [1] que había encendido en el momento en que subió al tren.

—La investigación debe llevarse a cabo en secreto. Mientras la relación entre Yulem y el Ministerio de Magia siga siendo un misterio, este caso será confidencial. En otras palabras, nunca permita que se filtre información sobre este caso al Departamento de Magia. ¿Lo entiende?

—¡Sí, señor!

El investigador extendió el brazo y el juez le entregó inmediatamente las llaves del vehículo. Entonces, lo observó con una mueca plasmada en su rostro.

—Por cierto, señor… Sobre el informe del tren a Battuanu, su esposa… dejó un mensaje diciéndole que abandonara la investigación y la siguiera de inmediato.

—¿Qué? —Kyle lo miró con el ceño fruncido, confundido una vez más. Entonces, se dio cuenta de que era un mensaje de Noah.

—Dijo: «Creo que hice un buen trabajo», y colgó… —El magistrado transmitió las palabras de la bruja de forma vacilante y con una mirada de profundo pesar—. Bueno, quizás sea una loca… O lo confundió con otra persona.

Hime
Kyaaa ›/////‹ DIJO QUE ERA SU ESPOSA...

Al ver la tensión del juez, Kyle se rió entre dientes. Éste, sorprendido por la reacción inusual del investigador, hizo al instante un saludo militar con sus dedos temblorosos.

—¡Lo lamento, señor! ¡Este mensaje debería haber sido filtrado!

—No, está bien. Debes estar muy nervioso.

Luego, le dio el borrador del registro de incidentes. Los ojos curiosos del hombre siguieron la libreta, no obstante, éste no hizo ningún comentario y la recibió.

—Antes que nada, entregaré esto al Distrito de Lunazel temporalmente. Cuando regrese a Lunazel, envíe los registros a Tezeba para que pueda echarle un vistazo al progreso del caso.

—¡Sí! ¡No se preocupe!

Luego, tras la necesaria discusión, Kyle despidió al magistrado. Sin embargo, no pudo abordar al tren con destino a Battuanu debido a que la magia de las vías causó una gran conmoción, lo que provocó la suspensión de todos los servicios ferroviarios centrados en Lunazel y Edman Central.

♦ ♦ ♦

Junto a las habitaciones de la sección de primera clase descansaban dos pasajeros exhaustos. Si el investigador tenía razón o no, el tren con destino a Battuanu era realmente tranquilo.

—Ah, por fin…

Cuando la adrenalina se disipó de sus venas, la inmensa fatiga la reemplazó. Sólo entonces sintió un dolor agudo en el hombro que chocó contra la barandilla metálica durante la caída de antes. No sería sorprendente que se hubiera formado un moratón.

Noah nunca imaginó que alguna vez estaría en el techo de un tren en marcha. Reflexionó por un momento sobre los eventos que habían ocurrido últimamente y habían traído el caos a su vida.

¿Cómo terminé en este duro camino? Es mejor vivir como un saltamontes en Sorrent y corretear de un lado a otro aunque implique una serie de dificultades, que ser decapitada. No estoy haciendo nada, pero no quiero hacer algo más intenso. 

—¿De qué sirve pensar en ello? No pensemos en nada, solo encontremos la luz en medio de todo esto… —Quería dormir, pero no podía a pesar de haberse quedado sin energía. Estaba tan cansada que podría morir y, aun así, seguía despierta. Su maná parecía agotarse con rapidez y recuperarse con lentitud.

Qué cuerpo tan exigente. 

—Mu, ¿estás durmiendo? —dijo en voz baja, mirando al niño a su lado.

Entonces, un leve ronquido escapó de la boca entreabierta del pequeño, respondiendo a su pregunta. Estaba tan abrumado como ella.

El dragón estaba tumbado en el asiento, durmiendo plácidamente. Sin embargo, Noah se acercó un poco para observar a la criatura que roncaba, preocupada por su estado. No parecía estar agotado. Su respiración sonaba como si no hubiera pasado nada hace un momento.

Debes ser un dragón muy sano ya que incluso si tienes una maestra cuya salud es nula, puedes hacer mucho. Tenemos que llegar pronto a la capital e interrumpir la resonancia con Lenia. Claro, si podemos llegar a Tezeba a salvo… 

Sus pensamientos se desviaron gradualmente hacia las últimas palabras de Kyle Leonard.

«Nos vemos en la Estación de Battuanu al mediodía dentro de tres días.»

Sabía que sus preocupaciones eran inútiles, pero no podía escapar de la creciente ansiedad que la invadía. Aunque él era extremadamente hábil, seguía siendo humano. Por eso amenazó al maquinista de su tren para que hiciera una llamada de emergencia a las fuerzas de seguridad de Lunazel, para aliviar su angustia.

Sígueme de inmediato, Kyle Leonard. Aunque estoy con Mu, ¡estoy nerviosa porque solo soy una novata! ¡Necesito un veterano…!

Hime
A mi no me engañas, Noah~ Tu quieres a tu es~po~so~

—Bueno, nos alcanzarás pronto…

Ya que tomaba más de medio día llegar a Battuanu en tren, Noah vació su ajetreada mente, decidiendo descansar. Después de contar un rato el número de veces que el tren traqueteaba, finalmente se quedó dormida. Al poco tiempo, se despertó y el paisaje había cambiado.


[1] Un dictáfono es un aparato que registra dictados, conversaciones, etc., y permite reproducirlos después. Básicamente, es una grabadora de voz.

| Índice |

5 thoughts on “Crié a un dragón negro – Capítulo 55: El logro de una perezosa

  1. Ened says:

    vaya pobrecita se quedo dormida de tanto ajetreo por el que paso … ahora si cambio el paisaje no sera que su parada tambien cambio? si esto pasa de verdad el siguiente capitulo va a hacer muy gracioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *