Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 40

Traducido por Herijo

Editado por Raon Miru


Los gritos de las personas cavando hicieron eco a través de la arboleda de bambú

Estaba tan concentrada extrayendo que apenas podía oírlos. Mis cinco sentidos estaban tan perfeccionados que casi podía su presencia… Bueno, no exactamente, pero antes de siquiera darme cuenta la carretilla detrás de mí tenía una montaña de brotes encima.

¡No existe brote que no pueda sacar!

Sin embargo, no podía sentir a nadie a mi alrededor. Parece que me alejé un poco en mi búsqueda de la victoria.

El sonido de la trompeta se oía a lo lejos.

Era la señal para que todos nos reuniéramos.

Muchos de los otros alumnos ya se encontraban reunidos y había demasiados brotes.

Hablando de eso ¿Qué pasó con la competencia?

Mire hacia donde se encontraban Angie y Marietta, a lo cual mis ojos se abrieron en sorpresa.

Ambas tenían una enorme cantidad de brotes de bambú, pero la pila de la concursante de rojo era fácilmente el doble de grande.

Incluso para mi no hubiera sido posible recolectar tantos.

Parecía que solo estaba jugando. Quién hubiera pensado que recolectaría tantos… Estaba impresionada.

Debió ser una granjera en su vida pasada.

Y en cuanto a mi rival el profesor Alfred… No tenía ninguno.

Él me miró a los ojos y río. Acto seguido apuntó a la montaña de Angie con su barbilla.

No será…

Con que eso es lo que pasó…

Le había dado todos sus brotes a ella.

Pero entonces, ¿por qué trató de competir conmigo?

Aun si le dio todo lo que consiguió, la montaña no debería ser así de grande.

¿De donde salieron tantos?

Mirñe a mi alrededor hasta encontrarme a George, quien tampoco tenía ninguno.

¿Por qué?

—Lo siento. Estaba pensando en darte todo lo que había conseguido, pero no pude encontrarte por ningún lado. Angie me los pidió así que termine dándoselos —dijo con una expresión compungida..

—Con que fue así, realmente no me importa, pero me sorprendió que estuvieras apoyando a Angie.

Era demasiado sorprendente.

No tenía idea de que le gustaba esa chica.

Por el contrario, creí que era cercano a Marietta ya que siempre saltan la cuerda juntos

Le pregunté sobre esto, pero me respondió confundido

—¿Apoyar? ¿A qué te refieres?

—Sí. Hoy la pelea era entre Angie y Marietta. Y con tus acciones beneficiaste al lado de Angie.

—¡¿Qué?!

—¿Qué?

George parecía sorprendido.

No me digas…

Mi cabeza estaba comenzando a doler

—George… ¿No oíste las instrucciones que Sandy dio en la mañana?

Los ojos de él miraban hacia todos lados de manera intranquila.

—La competencia de hoy era para ver quién podía recolectar más brotes de bambú.

Comenzó a sudar demasiado.

—Esta bien si se los diste a Angie para apoyarla. Pero dárselos sin pensar…

—L-Lo siento —dijo con la cara pálida.

—No tiene ningún sentido si te disculpas conmigo. No hay nada que se pueda hacer. Pero si hay otra competencia como esta espero que pienses apropiadamente a que lado apoyaras como uno de los jueces —dijo luego de dar un suspiro.

—Si… —respondió con los hombros caídos.

¡Realmente!

Sin embargo, ahora tengo una vaga idea de porque el maestro Alfred buscó una pelea conmigo.

Probablemente para que George no pudiera darme sus brotes de bambú.

No sé si esto estaba dentro de sus cálculos, pero debido a lo seria que estaba con competir no los hubiera aceptado de todos modos.

—¡Lamentamos la espera! ¡El conteo final ha terminado! ¡Y la ganadora es… Angie!

—¡Gracias! —dijo ella mientras saltaba felizmente.

La cara de Marietta se encontraba contrayéndose de la ira.

Hmmm.

Realmente no importaba quien ganara, pero el maestro estaba buscando que Angie ganara.

Que, de nuevo, no me interesa.

Aunque eso debe significar que fue capturado por ella, lo que me sorprende es siquiera cuando tuvo tiempo de hacerlo.

Ya que parece nunca dejar de estar a lado de su alteza.

También me sentía mal por la pobre Marietta

Sobre todo, porque fue en gran parte culpa de George.

De hecho, ahora lo más importante es crear un lugar para las señoritas que han perdido los duelos.

Con esta resolución, tomé mis brotes de bambú.

¿Que por qué? Se preguntan.

Obviamente para comerlos con arroz.

Aunque primero tenía que quitarles la suciedad. 

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.