Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 49

Traducido por Herijo

Editado por Dea


Cumpliendo con lo prometido, el vestido de la señora Zamas estuvo listo un día antes del baile.

El resultado final fue algo innovador.

La tela utilizada era de color crema pálido y tenía un diseño que acentuaba las líneas superiores del cuerpo.

Mi espalda y hombros estaban descubiertos.

La parte inferior lucía como si hubiera sido confeccionada al coser un cuadrado de tela del que luego tiraron del hilo. Tramos cortos y largos componían un conjunto, creando, al final, volantes bastante complejos. Además, estos convergían de forma gradual en el dobladillo de la falda, donde pequeñas esferas de cristal habían sido cocidas, haciendo que brillara.

Al bailar, mis piernas salían a relucir a través de una apertura entre los volantes.

¿Eso está bien?

¿No se supone que no se deben mostrar mucho las piernas?

Di un rápido vistazo a donde Sisie se encontraba, quien respondió con una expresión dura, lo que hizo que me preguntara si estaba bien llevar este vestido.

—Es una espléndida pieza, incluso si soy yo quien lo dice. Tiene que usarla junto a estos tacones altos para el baile. Fue una colaboración con Ed, de Signora.

Hechos con la misma tela del vestido, los tacones de aguja que me entregó estaban adornados con gemas Swarovski.

Eran tan hermosos que casi parecían una obra de arte, pero me mataría si trataba de bailar con ellos.

—Este…

—Fue usted quien recomendó los tacones altos en primer lugar, así que no tiene problemas para usarlos, ¿no es cierto?

Un destello de luz salió de los lentes de la señora Zamas.

Veo esto como un desafío de una compañera diseñadora.

Para mostrar el debido respeto por haber hecho tan hermoso vestido, ¡acepto el duelo!

—Por supuesto, le demostraré que puedo usarlos a la perfección… ¡Sisie, asegúrate de tener vendas y compresas listas!

Le di las instrucciones mientras daba una vuelta sujetando el dobladillo del vestido.

—Entendido, no se preocupe, déjemelo todo a mí.

Mañana es el baile.

Como parte de mi ejercicio para perder peso, había hecho danza, por lo que estaba segura de mis habilidades.

Hablando de eso, me pregunto si Remias o su alteza irán conmigo.

No había hablado con ninguno de los dos últimamente, así que no sabía si planeaban presentarse. Tampoco era necesario asistir con una pareja.

No era malo que fuera sola, ya que estaba implícito que el baile sólo era una reunión amistosa. Remy me comentó que ella también iría sin acompañante.

Me gustaba la idea de aprovechar esta oportunidad para expandir mis relaciones personales más allá de mis amigos de la infancia.

Por alguna razón, desde que inicié la academia hasta ahora, muchas personas me habían evitado sin importar mis intentos para relacionarme con ellos, así que se me hizo imposible hacer más amigos.

Con mi pecho lleno de expectativas y tensión, fui a dormir temprano esa noche, preparándome para el día siguiente.

| Índice |

Un comentario en “Dejaré de ser la subordinada de una villana – Capítulo 49

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.