El fuerte caballero negro – Capítulo 20: Clasificatorias, Día 1, Cuerpo de Caballeros (Parte 2)

Traducido por Naiarah

Editado por Haru


Zona de audiencia general (Claude)

Cuando Chie se fue hacia la salida, pensé que no estaba siendo seria del todo.

—Esta es la fuerza del caballero que derrotó al dragón…

—Increíble….

—No hay duda, este es el caballero que fue elegido por el unicornio negro.

Karen, Ashe y Lorna murmuraron sorprendidas detrás de mí. Desde que Alice estaba insatisfecha por sus comentarios anteriores, no dijo nada. Era natural, ya que hablaron como si entendieran su fuerza, cuando no entienden del todo.

—Caballero negro-sama no ha sido serio del todo. ¿Verdad Claude-san? —me preguntó Alice, encarándome y buscando mi acuerdo. Parecía que Alice estaba enfadada con las tres porque sus palabras reflejaban sólo ese nivel de entendimiento. Como tenía la misma opinión, respondí a su pregunta.

—En realidad. Estaba claramente conteniéndose.

Alice se vio feliz con mis palabras, sonriendo contenta y asintiendo. Ella es tan linda…

—Oh, ¿no estaba siendo serio?

Cuando Alice y yo nos giramos para mirar a las tres después de escuchar la declaración de Lorna, ellas nos estaban mirando impactadas. Era natural para ellas estar sorprendidas, ya que han descubierto que esa persona no estaba siendo seria, como habían pensado. Sin embargo, por su bien, explicarles la verdad inmediatamente sería definitivamente mejor a largo plazo. Aunque he entrenado cada noche con esta persona, había tantas cosas sorprendentes que mi cabeza estaba constantemente en pánico.

En el reciente encuentro, la habilidad con la espada del oponente fue decente, y la velocidad de la misma fue también considerablemente alta, lo suficiente para mí para creer que normalmente sería difícil de esquivar (aunque podría esquivarlo con espacio de sobra), pero Chie rápida y fácilmente lo evitó con movimientos mínimos. A los ojos de un aficionado, podría ser comprensible pensar que esa fue su verdadera fuerza. Sin embargo, eso era antes.

—¿No es natural? En primer lugar, la diferencia de fuerza entre Fafnir y el capitán de escuadrón de la armada es ya grande, así que por supuesto él sería abrumado por el poder de este chico.

Eso es cierto. Si uno lo piensa con cuidado, esta persona no necesitaría poner ningún esfuerzo contra un enemigo común. Ella lo estaba haciendo completamente fácil hoy, ¿no?

Cuando ellas escuchan mis palabras, le quedan en silencio. Alice las miró con una sonrisa presumida, después regresó a mirar los otros combates.

♦ ♦ ♦

Asientos reservados para los oficiales militares (Conrad)

—Lo entiendo, pero todavía…

—Ni siquiera ha mostrado su fuerza en serio, este Caballero negro…

Brandon y Adolf murmuraron detrás de mí.

—¡Por supuesto! Contra un capitán de escuadrón, el Caballero negro no necesitaría poner ¡ni un gramo de esfuerzo! —declaró Celestia orgullosamente.

Amy y yo estuvimos de acuerdo con esas palabras. Sería impensable para el Comandante, que acabó con el dragón maldito Fafnir de un solo golpe, ponerse serio contra un capitán de escuadrón.

—Con esto, no habrá más encuentros destacables, ¿no? —habló Adolf en tono decepcionado. Ante esas palabras, un ruido de kachin sonó.

—Oye, Adolf. Tu, ¿estás menospreciando mi combate con el comandante del cuerpo de caballería?

Miré a Adolf y hablé con un tono amenazante. Ya que era importante, enfaticé Comandante.

—¡Aterrador! ¡No es eso! Sólo quería decir que el la verdadera fuerza de Caballero negro rara vez se ve, así que estaba esperando verlo, y ya que no he podido, ¡estaba desilusionado! No es como si estuviese diciendo que ¡la orden de caballería era débil o algo! ¡¿Cuánto te preocupa el Caballero negro?!

Adolf elevó su voz mientras lo negaba.

¿Cuánto me preocupa Caballero negro?

—Siempre, sin falta —declaré con una expresión seria.

Por alguna razón, las caras de Adolf y Brandon se estiraron y siguieron estando poco atentos a los combates de sus subordinados. Um, debido a la guía del Comandante, todos sus ataques estaban bien ejecutados.

—Sin embargo, es ciertamente decepcionante no ser capaz de ver la verdadera fuerza de Caballero negro-dono.

—Yo… yo quería… verlo.

Celestia y Amy hablaron decepcionadas. Para ellas formalmente admiran así al Comandante, pensé que era un poco lindo. Sin embargo, era demasiado pronto para decepcionarse.

—¿Qué estáis diciendo? Si el Comandante sigue avanzando así, se encarará a Kyle en la final. Si es él, ¿no veremos un combate diferente a los de los otros capitanes de escuadrón?

Con esas palabras, los cuatro me miraron.

—¡Ah! Ciertamente, si es él, podremos ver un combate distinto.

Asintió Adolf.

—¡En efecto! Si es la verdadera fuerza de esa persona…

Celestia, con ambos brazos cruzados, también intervino.

Incluso Brandon y Amy asintieron de acuerdo. Ya que conocemos la verdadera fuerza de Kyle, lo entendí. Miramos los partidos de la orden de caballería esperando las finales. El combate entre el Comandante y el hijo de su Excelencia Imperial el Primer Ministro, el antiguo vice-comandante de la orden de caballería Kyle Strauss. Después de un rato, las finales llegan a la arena.

—¡Waaaaaaaaaaaa!

♦ ♦ ♦

Arena (Chie)

Después de avanzar suavemente desde la primera ronda, ahora son las finales del torneo del cuerpo de caballería. Mi oponente era el antiguo vice-comandante de la orden de caballería, ahora capitán de escuadrón Kyle Strauss. Le conocí en mi primer día en este mundo, y era uno de las pocas personas que conocían mi aspecto y género. Era el caballero-san del cabello verde.

—Comandante, por favor trátame bien.

A diferencia de los otros capitanes de escuadrón, se inclinó tranquilamente. Como persona japonesa, después de ver una reverencia de 45º, pensé que fue muy educado.

—Aquí igual, por favor trátame bien.

Mientras decía esto, regresé la reverencia. Esto era etiqueta básica, después de enderezarme, miré al caballero-san del cabello verde… Kyle. Tenía una expresión calmada, unas bien formadas nariz y boca, y una cara sonriente. Era como un ikemen-san. Sentí como que esta imagen era común en el mundo de estilo occidental.

Vestía una armadura plateada pintada del mismo tono de verde que su cabello, su cabello fue cortado y parecía medir alrededor de los 180 cm de alto. Debido a su auténtica habilidad como antiguo vice-comandante, destacaba en comparación con los otros capitanes de escuadrón.

Además, en los asientos para la familia imperial, la familia al completo estaba mirando sentados de lado, pero a su izquierda ¡Su Excelencia el Primer Ministro Reiz Strauss me estaba mirando! ¡Aterrador! Pronto haría medio año desde que me uní, pero todavía era odiada por el primer ministro. Nuestra primera impresión fue ciertamente pobre, pero aparte de eso, no recuerdo haber hecho nada para hacer que me odiara.

—Haaa… —suspiré.

—Ah…

Confundido por mi suspiro, Kyle miró en la dirección que había estado mirando justo ahora. Pareció entender la razón tras mi suspiro.

—Lo siento mucho por mi padre.

Se disculpó Kyle, padre e hijo tienen diferentes puntos de vista.

—Yo, ¿qué le hice a Su Excelencia?

—Bueno, padre sólo está siendo obstinado.

Mientras me decía que no me preocupara, Kyle se disculpó de nuevo. Este padre e hijo no son similares por dentro después de todo. Si mirabas su aspecto, el padre, el primer ministro mostraba una disposición obstinada y dura, mientras que el hijo emitía calma. Kyle era seguramente más parecido a su madre.

—Bien entonces, ambos participantes, ¡prepárense!

Mientras estaba pensando profundamente, el árbitro nos dijo que nos preparemos. Vamos, debo centrarme en el combate. Cuando Kyle y yo estábamos a unos cinco metros de distancia, tomé una posición media, mientras que Kyle sostenía la espada de madera con una mano con una posición natural. Respiré hondo, después calmé mi corazón y espiré.

—Ahora entonces… ¡Empezad!

En cuanto la señal fue dada, salté hacia delante. Aunque había planeado hacer un ligero salto, instantáneamente acabé justo al lado de Kyle.

—¡Guh!

Kyle reaccionó tarde, pero todavía casi bloqueó el movimiento descendente de mi katana con su espada de madera. Uh, su reacción fue realmente más rápida que la de los otros capitanes de escuadrón. De cualquier manera, pensé que no podría hacerlo ya que se movió tarde. Así que ejercí una fuerza sustancialmente mayor que la que usé contra los otros capitanes de escuadrón, Kyle se vengó.

Para ser honesta, en los enfrentamientos hasta ahora, más que combates deberían llamarse entrenamientos. Con los otros había estado dando consejos como siempre. Pero al menos cuando encaré a Kyle en las finales, decidí tener un combate, no un entrenamiento.

Podía haber sido porque estaba concentrada en el combate, pero los sonidos de la katana y la espada de madera chocando no llegaron a mis oídos. A veces, Kyle impávido contraatacaba y rechazaba mi katana. Mientras recordaba las imágenes de un drama de época, esgrimí la katana y lo imité. Esto continuó cinco minutos.

—¡Gu! ¡Ha!

Forcé a Kyle, quien avanzaba balanceando su espada con una mano, hacia atrás. Planeé sigilosamente esquivar a la derecha. No fue bueno. Aunque tenía la fuerza, si esquivaba la estocada una abertura podía aparecer. Elevé la katana desde abajo.

—¡Maldición!

La espada de madera de Kyle salió volando por el cielo con un fuerte ruido, y mientras estaba sorprendido, pateé el suelo, moviéndome hacia él con la katana en mi mano derecha. El punto de la katana, que estaba en mi mano derecha, encarada a la izquierda, instantáneamente cruzando al sorprendido Kyle, quien no podía esquivarlo. Este movimiento lateral golpeó ligeramente su abdomen, con sólo un poco de fuerza, Kyle voló lejos. Aterrizó diez metros más allá y se arrastró otros cinco.

Mientras mantenía mi posición baja, con la katana en mi mano derecha todavía bien sostenida, escuché caer al suelo la espada de Kyle. Mi alrededor estaba en silencio por alguna razón.

—¡Ha! ¡¡Vencedor, Caballero negro!! ¡El vencedor del torneo del cuerpo de caballería es el Caballero negro!

—¡Haaaaaaaaa!

Ya que estaba en silencio, ¿quería eso decir que nadie estaba animando? ¿Por qué estaba todo el mundo en silencio? Era muy escandaloso antes de que empezara la final. Dejé la katana y me apresuré hacia Kyle.

—Kyle, ¿estás bien?

—S-Sí… Guh…

Kyle gimió mientras se levantaba sosteniendo su estómago. Entedí porque, su armadura estaba abollada. Oops~, aunque sólo puse un poco de fuerza en la katana. Ya que todos los participantes llevaban armadura, ¿no fue malo que los magos usaran magia para reforzar las armas para prevenir que se rompieran? Incluso entonces, magos, ¿qué tipo de refuerzo mágico se usó para que incluso la armadura se abollara?

—Lo siento, fui demasiado lejos —me disculpé mientras me agachaba.

—Nah, gracias por la instrucción —dijo Kyle mientras cogía mi mano para ayudarle a levantarse. A pesar del dolor que debía estar sintiendo en su estómago, mostró un rostro refrescante. Parecía que su condición no era un problema.

—¡Comandante! ¡Por favor sea el representante!

—¡Vale!

Después de responder al apoyo de Kyle, ambos dejamos los terrenos de la arena. Eran entonces las 15:00. El torneo del cuerpo de espadachines empezaría después de una hora de descanso.

Fuu~, ¡estoy hambrienta! Ya que he peleado combates consecutivos, no he tenido mi almuerzo todavía, sería problemático si era demasiado tarde, después de todo. Me apresuré por los pasillos, hacia los puestos de la plaza fuera de los terrenos del torneo. Todavía, ¿quién fue el mago que lanzó el refuerzo mágico?

♦ ♦ ♦

Asientos para los oficiales militares (Conrad)

—Fue abollada.

—Fue abollada, huh.

—Está abollada.

—Es cierto que está abollada…

—Eso… fue… demasiado…

Adolf, Brandon, Celestia y yo hablamos de uno en uno mientras miramos a Amy, quien había reforzado las armas de los combates. Amy estaba avergonzada. En el anterior combate, la armadura de Kyle había sido abollada por la katana, era sólo una ordinaria pieza de madera que el Comandante había moldeado. No habría sido divertido incluso si hubiese causado una pequeña abolladura, pero el refuerzo mágico abolló la armadura como si la katana fuera una maza. Incluso si hubiera sido una mujer como Celestia quien atacase seriamente, la armadura se habría abollado un poco como con el Comandante. Esto mostraba lo fuerte que el refuerzo mágico. Nuestras caras se tensaron.

Aunque el Comandante era ciertamente fuerte, cuando comparamos con el refuerzo mágico de hace cuatro años, este año era anormal.

—¡Incluso demasiado tiene sus límites! Sólo ser golpeado por una espada de madera normal duele, así que ¿¡esto no es un arma letal!?

Adolf regañó a Amy mientras se empapaba en sudores fríos. Entendí el sentimiento. Este refuerzo había convertido a las armas de madera en algo como mazas y flechas más que espadas de madera.

—Esto no es refuerzo, sino desgracia…

Celestia habló con una estrecha sonrisa mientras sudaba frío. La palabra se sintió mal, pero el significado tras ella no lo era. Si esto hubiese ocurrido en otros combates antes de que lo notásemos, heridas e incluso muertes podrían haberse dado. Era realmente bueno que lo descubrimos ahora.

—Dile al Comandante las circunstancias luego. Entonces vuelve a lanzar el refuerzo de las armas de nuevo.

—Sí…

Amy estaba abatida por mis palabras. Para ella, que veneraba tanto al Comandante, esto fue un desgraciado error. Me sentí mal, pero esta vez, era inevitable.

—Bueno entonces, no habrá problemas con los combates de mañana en adelante. Sin embargo, los combates de los espadachines de hoy… no hay tiempo.

La cara de Brandon estaba rígida mientras dijo eso. Ciertamente, estos chicos del cuerpo de espadachines tienen que competir ahora. Pobres… Bueno, mi grupo no tendrá problemas ¡hasta las finales! ¡Saldrá bien! No moriremos.

♦ ♦ ♦

Asientos de la zona general (Alice)

Expresiones de asombro estaban en las caras de las tres personas junto a mí. Claude-san fue a comprar comida y no estaba aquí justo ahora. Me había pedido que guardase dos asientos. Fufu, así que era eso. Entendí para quién era el otro asiento, ellos realmente eran amigos cercanos.

Todavía, esas tres personas… ¿cuánto tiempo piensan mantener esas caras atontadas? Volverse unas completas criadas todavía estaba muy lejos.

—Oye, aunque somos todas compañeras de clase, ¡las criadas no deberían mostrar ese tipo de cara!

Las tres finalmente volvieron en sí. Bueno, bueno, podría decir que esto sería duro para ellas.

—Demonios, aunque Claude-san os avisó de antemano —dije divertida.

—¡No hay forma! ¡Sabía que sería anormalmente rápido, pero eso fue tan increíble que no puedo pensar bien! —protestó Karen.

Entendí que estaban confundidas porque no habían aprendido artes marciales de la líder Mucama-sama y el líder Mayordomo-sama. Un sirviente debe siempre estar calmado. En cualquier momento, tendrá que ser capaz de llevar a cabo tareas para su maestro, como un apoyo. ¡Incluso en la batalla! ¡Esta era la misión de los sirvientes del castillo! Esto es lo que se me enseñó cuando decidí que trabajaría en el castillo. Aunque era técnicamente innecesario asistir a la escuela de sirvientes de acuerdo a la líder Mucama-sama, era recomendado asistir y graduarse. Gracias a mis amigos, fui capaz de hacer muchas cosas.

Sin embargo, siempre he pensado esto. Si los mayordomos tienen un curso de artes marciales, entonces las criadas ¡también deberían tener uno! Yo, que había servido en el castillo desde que tenía 12 años, también había aprendido artes marciales. Comparado con eso, otros graduados de la aristocracia de la escuela de sirvientes inmediatamente sirven en puestos son estudiar artes marciales. En esa condición, ¿pueden ellos apoyar a sus maestros? Nosotros los sirvientes somos trabajadores manuales, a menudo veo el lado sucio de los nobles. Algunos parecen mentalmente inestables, por todas esas razones, ¡las artes marciales eran indispensables! Incluso Caballero negro-sama había dicho que entrenando el cuerpo se fortalecía la mente. Estoy completamente de acuerdo, esa era la diferencia entre esas tres y yo.

—¡Una criada aspira a estar siempre calmada! Es por eso que os recomendé estudiar artes marciales, pero desde que todas dijisteis que no queríais, ¡ahora estáis así de confundidas! ¡Esta es la prueba de que vuestras mentes son flojas!

Fue una buena oportunidad para advertirles. De ninguna manera fue porque no me gustan. Como buena amiga, tengo que advertirles cuando están mal.

—No es demasiado tarde. Aprended artes marciales y templad vuestra mente. Será un paso hacia volverse una completa criada.

—¿Podría ser que todos los criados del castillo saben artes marciales? —preguntó Ashe tímidamente.

—Por supuesto. Los que trabajamos en el castillo debemos ser capaces de tratar con todo en cualquier momento, así que por supuesto sabemos artes marciales.

Ya que nunca se sabe qué pasará en estos tiempos.

—¿I-Incluso los deberes de los soldados normales? —preguntó Rona con cara rígida.

¿Era aprender artes marciales tan desagradable? Sin embargo, ¡no era así!

—¡Los que son más cercanos que los soldados somos nosotros, los sirvientes! Cuando un asesino o un demonio ataca, ¡es obviamente el deber de las personas más cercanas lidiar con ello!

De hecho, la familia imperial podía ser el objetivo, entonces, nosotros los sirvientes lucharemos para proteger a la realeza. Uno puede tener que pelear contra un grupo de asesinos.

—No es que os odie a vosotras tres. Más bien, es porque sois mis queridas amigas que digo esto. No tiene que ser ahora, pero tomaros vuestro tiempo y pensad en ello.

Las tres se quedaron en silencio. Fue ligeramente duro, pero no había otra forma de ponerlo. Anteriormente, cuando usé palabras calmadas, no lo entendieron.

—Bueno entonces, esto es toda la charla. Ya que Claude-san debería estar casi aquí con cosas deliciosas para nosotras, vamos a disfrutar de los combates del cuerpo de espadachines —dije con mi habitual sonrisa. Como sirvienta, la sonrisa era también una parte indispensable del trabajo.

—Ahora que lo pienso, ha pasado un rato.

Karen miró alrededor mientras dijo eso. Aunque ha pasado un rato, no lo había notado.

—La otra persona, el amigo de Claude-san quien se suponía que vendría… parece que no ha llegado todavía.

Han pasado 40 minutos desde que el los combates del cuerpo de caballería acabaron, pero esa persona no se ha mostrado aún. Ya que ella dijo que tendría un descanso después de eso, ciertamente iba a venir.

—¿Eh? ¿Otra persona vendrá?

—¿Es uno de los conocidos de Alice?

Preguntaron Lorna y Ashe.

—Bueno, conozco a esa increíble persona bien —respondí con una sonrisa. De alguna forma, esa voz pareció rebotar.

—Heeh, para tí ir tan lejos… —dijo Karen con una expresión de interés. Fue una forma incómoda de hablar, pero no me importó.

—¿No estás siendo demasiado laxa?

—¿Hmm? No lo creo así…

Dos voces familiares se escucharon.

—Ah, parece que ha regresado.

—Parece que la primera persona es el bárbaro.

—¿Y la otra?

Karen, Lorna y Ashe hablaron. Parecía que ellas sólo reconocían la primera voz, sin embargo, la segunda voz… ¡No puede ser!

—¡Disculpadme!

—¿Eh? ¡Alice es rápida!

Escucho la voz de Karen tras de mí, pero ¡no me importa! ¡No puede ser! ¡No puede ser! Cuando miré hacia la entrada, inmediatamente les vislumbré.

—Ah, Alice, ¿por qué estás tan agitada?

Actuando normal, como si no fuera nada, la que estaba delante de mí… Caballero negro-sama me preguntó. Ese rostro aterrador me encaró con ambas manos llenas de comida y bebidas.

—Ah… aah…

—¿Alice? ¿Qué está mal? ¿Estás bien?

—Es probablemente por tu aspecto.

Ya que no podía articular palabra, Claude-san habló por mí. ¡Muchas gracias Claude-san! Aah, ¡qué es esto! Para mi maestra tener que ir a comprar comida, ¡estoy descalificada como sirvienta!

♦ ♦ ♦

Punto de vista de Claude

Justo ahora, delante de nosotros, Alice ha perdido de forma inusual su compostura. Estaba seguro de que era debido a Caballero negro a mi lado, Chie. Como criada, Alice parecía estar lamentando que su maestra Chie haya comprado y cargado comida por ella misma. De acuerdo con Chie:

—Por favor perdóname por tales tonterías, ¡de una forma o de otra! ¡Esos son los principios de la familia Saitou!

Eso dijo. A veces, la familia de Chie por sus historias parecían poderosos, salvajes o honestamente absurdos. Chie a veces también miraba a lo lejos, posiblemente por la educación de su família, Chie no confió en nadie. Después de entender eso, no pensé que las acciones del día a día de Chie fueran sorprendentes, pero Alice la criada y Conrad-san eran diferentes.

Parecía que era inevitable que ellos quisieran que ella dependiera de ellos. Por eso Alice apareció tan agitada ahora, ya que su maestra había tomado su trabajo en vez de confiar en ella. Sin embargo, no se podía hacer nada. Cuando la encontré, Chie ya había estado planeando comprar comida. Ya que nos encontramos por casualidad, compré comida para Alice y las demás y caminé de regreso con Chie. Al final, ambos regresamos con la comida para cinco personas, un pastel y bebidas lo que llevó a la situación actual. No era culpa de Alice. Ya que eran vacaciones, uno no debería necesitar trabajar, pero los hermanos Aiden no pensaban así. Entendí eso en medio año.

—Alice, ya que tienes un día de descanso, está bien.

Chie también pareció entender por qué Alice estaba así e intentó persuadirla.

—P-Pero… Caballero negro-sama… para ayudar…

Estaba tan agitada que su voz se tembló. Como se esperaba, sólo Chie podía calmar a los hermanos Aiden en ese estado.

—Está bien. Alice sólo tiene 14 años no es todavía adulta, así que por hoy, por favor deja que los adultos como Claude y yo te mimemos.

Chie con perspicacia introdujo mi nombre mientras la animaba a actuar mimada. Me sentí feliz cuando lo entendí. Estoy seguro que bajo su casco ¡está sonriendo!

—Vale.

Cuando se calmó, Alice accedió a regañadientes. Como se esperaba de Chie la domadora.

—Bueno entonces, ya que tengo hambre, tomaré asiento. Es casi la hora de que empiecen los combates del cuerpo de espadachines. Tenemos a las otras tres esperando.

—Ah, ¡es verdad! Bueno, Caballero negro-sama, cuidaré tus pertenencias.

Alice regresó a su habitual sonrisa e intentó tomar la comida de Chie. Ella se negó.

—¿No lo he dicho ya? Hoy, Alice puedes actuar consentida y yo aguantaré esto. Depende de nosotros, ¡especialmente de Claude!

—Tú…

Realmente me divierto con esta chica. Estaba de alguna forma contrariado con Chie mientras regresabamos a nuestros asientos. Las tres chicas que notaron que había regresado se giraron hacia mí mostrando caras de disgusto, pero cuando vieron a Chie, sus caras instantáneamente se congelaron con una expresión de estúpidas, como si estuviera maldito.

—Heeey, ¿chicas?

Incluso cuando Chie agitó su mano, no hubo respuesta. Ya que ellas no estaban malditas y no eran un problema, las dejamos solas y empezamos a comer. Me senté entre ellas y junté mis manos.

—¡Gracias por la comida!

Dijimos el saludo del hogar de Chie y empezamos a comer. Era difícil para mí de pronunciarlo al principio, pero recientemente he sido capaz de decir itadakimasu. Realmente me gustan esas palabras. Me comí la patata al vapor con mi tenedor desechable. Ah, todo fue bien.

Los combates del cuerpo de espadachines empezarán en 10 minutos.

Tanuki
Y con esto terminamos el pack de 10 capítulos del ganador de la encuesta de Twitter, tenían que escoger la novela con los capítulos mas largos T-T

| Índice |

5 thoughts on “El fuerte caballero negro – Capítulo 20: Clasificatorias, Día 1, Cuerpo de Caballeros (Parte 2)

  1. Otakueagle says:

    Muchas gracias por el Pack de capítulos, está genial, si k fueron largos, pero también son geniales, agradezco todo el trabajo y dedicación k ponen a cada uno de sus proyectos.
    Les deseo mucho éxito en sus proyectos personales y profesionales, al tiempo de agradecer a todo el equipo de Translationofnovels por las novelas k comparten con nosotros. Saludos y buen día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *