El Perseguido – Capítulo 95: Regalo

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Chi Yan se molestó cuando vio el aviso del corte de agua fuera del área de duchas.

—Recuerdo que hay una casa de baños saliendo por la puerta oeste de la escuela, como a unos cinco minutos caminando. ¿Por qué no tomamos nuestras cosas y nos bañamos ahí? —le sugirió a Song Jin.

Su amigo estuvo de acuerdo. La escuela tenía guardias de seguridad en la entrada por la noche, pero casi todos los niños saltaban el muro del lado occidental del campo para entrar y salir, así que esto no era nada para ellos.

El lugar se encontraba abierto hasta las once de la noche y estaba cerca de cerrar cuando llegaron. Había gente que se marchaba de dos en dos y de tres en tres. 

—Dense prisa, cerramos pronto —les recordó el personal cuando les dio las llaves de sus casilleros.

Song Jin asintió sin pensar en eso ya que planeaban simplemente tomar una ducha. Si había gente que no había terminado de lavarse, normalmente cerraba de cinco a diez minutos tarde, por lo que deberían poder ducharse.

Las duchas estaban muy deterioradas, al igual que los muchos baños públicos del norte hace 20 o 30 años. Había duchas alrededor de las cuatro paredes y una piscina en el medio que pocas personas usaban. Más tarde, cuando las condiciones de las viviendas mejoraron, casi todas las casas tenían sus propios baños, por lo que estas casas de baños desaparecieron gradualmente.

La escuela se mudó al nuevo distrito de Ciudad R durante su tercer año de escuela secundaria. El nuevo distrito fue identificado como el área clave para el desarrollo futuro, pero entonces estaba relativamente poco desarrollado. La población de la ciudad todavía estaba concentrada principalmente en la antigua ciudad vieja, lo que hace que esta área luzca muy remota y sin desarrollar. Muchos trabajadores migrantes vivían cerca para ahorrar el alquiler. Venían a estas casas de baños para aliviar su fatiga después del trabajo. Además, este lugar estaba cerca de la estación de tren y de autobuses. Algunos viajeros también se detendrían para tomar descansos cortos y ducharse aquí en verano. Como resultado, había algunas casas de baños cerca de la escuela. El más cercano a la escuela era el más antiguo, el más ruinoso y el más barato.

Chi Yan y Song Jin solo querían lavarse rápidamente, regresar y dormir. No eran demasiado quisquillosos con respecto al estado del lugar. Se quitaron la ropa, tomaron sus artículos de baño y entraron rápidamente, justo mientras otros dos apagaron sus duchas y salieron. La zona de baño no era pequeña, excepto por los dos que acababan de irse, había como dos o tres personas todavía duchándose, pero parecía que casi habían terminado.

La piscina del medio estaba vacía y la hilera de luces cerca del interior parpadeaba. Los dos tomaron dos duchas que funcionasen y empezaron a lavarse.

—Chi Zi, te doy un problema de matemáticas. Encontré esto en Internet: una persona se estaba bañando en una casa de baños similar a la nuestra. Cuando entró, vio a tres personas en la piscina del baño y cinco personas debajo de los cabezales de la ducha. Cuando se estaba bañando, entraron otras cuatro personas y dos personas salieron de la piscina del baño, una persona dejó el cabezal de la ducha. Él y otras dos personas entraron a la piscina del baño. En ese momento, se sentó en la piscina del baño y miró a su alrededor y vio a siete personas debajo de los cabezales de la ducha. ¿Crees que esto es correcto? —Song Jin quiso charlar para no aburrirse.

—Piénsalo de esta manera, se basa en la situación de esta persona. Había nueve personas en el baño, así que tres se fueron, cuatro personas vinieron, así que debería haber diez personas. Había tres personas en la piscina del baño, dos personas se fueron, tres personas vinieron, así que debería haber cuatro personas, luego debería haber seis personas debajo de los cabezales de la ducha. El cálculo es incorrecto —Chi Yan pensó en voz alta.

—Esta era originalmente una historia de fantasmas —Song Jin dijo secamente.

—¡No cuentes historias de fantasmas como esta en medio de la noche! —Chi Yan lo miró con una expresión complicada.

—Es muy obvio que es una historia inventada, ¿quién sería tan libre como para contar la cantidad de personas tan claramente al bañarse? —Song Jin se burló.

Mientras hablaban, tres personas más terminaron de lavarse, empacaron sus cosas y se fueron. Podían escuchar claramente el sonido de abrir y cerrar los casilleros en el vestidor exterior. Pronto el lugar quedó en silencio.

—Apúrate, deja de hablar, somos los únicos que quedan. El personal seguro va a venir y apurarnos para que nos vayamos pronto —Chi Yan instó.

—Está bien, todavía hay otro que entró antes que nosotros —Song Jin respondió.

Shisai
¿Qué otro?

Usó sus labios para indicarle a Chi Yan que mirara detrás de él. Se dio la vuelta y vio que, de hecho, había otra persona a dos cabezales de ducha de distancia tomando un baño a espaldas de ellos.

Instintivamente sintió que algo andaba mal. Cuando entró, no tenía la impresión de que hubiera alguien ahí. 

—Da Song, ¿viste a esa persona cuando entraste? —Le susurró a Song Jin.

Song Jin negó con la cabeza. 

—No presté atención. Cuando entré estaba ansioso por encontrar un cabezal de ducha para lavarme rápidamente. Mantuve los ojos cerrados mientras me lavaba el cabello y hablaba contigo, no presté atención.

Chi Yan también había estado frente a Song Jin y de espaldas a esa persona. No se dio cuenta de cuándo apareció, o si la otra parte había estado ahí todo el tiempo, y no prestó atención cuando entró.

Volvió la cabeza y miró hacia atrás. La espalda de la otra persona todavía estaba frente a él con la cabeza gacha, sus manos frotaban su cabeza, como si se estuviera lavando el cabello, y el agua del cabezal de la ducha fluía hacia abajo, oscureciendo la visión de Chi Yan, haciendo que no lo viera claramente.

—Son las once y cinco minutos, número 18 y número 19, salgan pronto, solo quedan ustedes dos —gritó desde afuera un miembro del personal.

Chi Yan y Song Jin miraron hacia abajo al mismo tiempo. Chi Yan era el número 18 y Song Jin el 19.

El gruñido del personal y el sonido de pasos que se alejaban se escucharon vagamente. 

—Es hora de cerrar y si no se van pronto, no podrán irse.

—¿El personal recordó mal? —Song Jin dijo en voz baja, después soltó una breve risa nerviosa.

Chi Yan se volvió para mirar a la persona, “él” todavía se estaba lavando el cabello con la espalda hacia ellos, la cabeza gacha y las manos en la cabeza.

No sabía cómo decírselo a su amigo.

Si no se equivocaba, esa persona no era un ser humano.

—¿Escuchaste lo que el personal dijo hace un momento? ‘Número 18 y número 19, salgan pronto, solo quedan ustedes dos’. Solo dos personas pueden salir de aquí. Es un espíritu ligado a la tierra, no puede salir —Chi Yan tiró de Song Jin y le susurró al oído—. A menos que salga como uno de nosotros —tragó saliva con miedo.

Song Jin se asustó de repente, su amigo sonaba tan sincero, que sintió que sus cabellos se erizaban uno por uno. Volvió la mirada, pero no se atrevió a mirar en esa dirección.

—… Por qué ¿cómo salir como uno de nosotros? —Tartamudeó y preguntó.

Lo miró en silencio, como si estuviera pensando en algo.

La mitad de su rostro estaba envuelto en la sombra del baño y su mirada estaba tranquila. Song Jin estaba asustado, pero no pudo evitar estirar la mano para saludar frente a los ojos de Chi Yan. 

—Chi Zi, ¿estás bien? —Tragó su saliva y preguntó gentilmente—: … eres Chi Yan, ¿verdad?

El otro asintió e hizo un gesto para guardar silencio. Luego vertió el gel de ducha de aloe vera verde claro en su palma izquierda, agarró el brazo de Song Jin con su mano derecha y rápidamente dibujó un talismán en el dorso de su mano con el gel de ducha. Al mismo tiempo, rápidamente dijo en voz baja—: Ten cuidado de no borrarlo. Sal enseguida, la cosa puede sentir que tienes algo en la mano, y como hay otra persona aquí para agarrar, no se arriesgará a perseguirte. Escúchame, vete rápido y no te preocupes por mí, tengo una forma de salir, si no sales primero, quizás ninguno de nosotros podrá escapar.

Los músculos de Song Jin se tensaron de miedo y apenas pudo obligarse a calmarse. Aunque todavía no sabía de la situación en este momento, eligió creer en Chi Yan. Así que asintió y se calmó para salir con normalidad.

Lo vio desaparecer de la puerta y se sintió aliviado, luego su corazón se apretó de nuevo. Había un escalofrío detrás de él, con el que no podía estar más familiarizado, la sensación de ser observado por ese tipo de cosas.

Sabía que esa cosa lo estaba mirando. Si quería irse, tenía que matarlo para poder salir.

Chi Yan levantó su mano y frotó suavemente la pequeña botella de porcelana en su pecho, tratando de superar la tensión y el miedo en su corazón.

Fue herido por fantasmas más de una vez cuando era niño. Los fantasmas y espíritus ordinarios temían el aura maligna en su cuerpo y no se atrevían a acercarse, pero los fantasmas feroces y espíritus malignos todavía le infligían daño deliberadamente porque era el nieto mayor de la familia Chi. Estaban escondidos en la oscuridad, tratando de matarlo una y otra vez. Así que instintivamente todavía les tenía miedo.

Durante sus momentos más débiles e indefensos, a través de innumerables noches de miedo, fue esa persona quien lo sostuvo en sus brazos, lo persuadió y consoló para que pudiera calmarse y quedarse dormido.

Chi Yan levantó la botella de porcelana y la besó levemente, se la quitó y la sostuvo en su mano derecha. Se limpió el gel de ducha y rápidamente dibujó un encantamiento que expulsa fantasmas en la palma de su mano izquierda.

Esa persona le dio el frasco de porcelana. Dos años después de dejar a la familia Chi, no obtuvo más información sobre la otra persona. Las familias taoístas se jactaban de estar apartadas de la ciudad. Fue extremadamente difícil para la gente común encontrarlos e incluso le fue imposible enviar una carta. Justo cuando pensó que la otra parte probablemente lo había olvidado, recibió un regalo de él durante el Año Nuevo de ese año. Casualmente, el regalo le fue entregado en su cumpleaños número 18, el día quince del primer mes lunar.

El empaque del regalo era simple, solo con esta botella de porcelana y una nota adhesiva adentro. La nota adhesiva tenía solo una frase escrita de forma simple, “Para mi bebé, ten esto contigo todo el tiempo” con una letra familiar. Después de que lo recibió, lo trató como su tesoro. Lo puso en su mano, lo miró con atención y no pudo soportar dejarlo por un momento. Cuando vio que había una cuerda negra atada a la botella de porcelana, rápidamente se la puso en el cuello.

Al principio no sabía para qué servía el regalo, pero tardó unos días en darse cuenta del efecto.

En el pasado, nunca se atrevió a exponer su cuerpo en público, especialmente tomando un baño en un sitio público como este. En verano, hizo todo lo posible por usar ropa oscura, porque pintó amuletos en su pecho y hombros con una pluma bermellón para suprimir el aura maligna en su cuerpo. Si alguien viera lo que dibujó en su cuerpo, definitivamente sentiría que era extraño.

Nadie en la familia Chi se preocupaba por él. El único que se preocupaba por él era su madre, pero ella era una persona corriente que no tenía poder ni derecho a hablar en la familia Chi. Este encanto siempre fue pintado para él por esa persona. Generalmente, bastaba con volver a dibujarlo una vez al mes. Pero cuando todavía estaba en la familia Chi, la persona le dibujaba este amuleto una vez a la semana. Después de irse, Chi Yan comenzó a aprender a dibujarlos por sí mismo. No podía dibujar el de su espalda por sí mismo, así que simplemente dejó de dibujarlo ahí, los tres restantes aún podían calmar algo del aura maligna en su cuerpo.

Chi Yan originalmente solo usaba la botella de porcelana como un adorno ordinario, ya que apreciaba a la persona que le dio el regalo. Poco a poco, descubrió que era extraordinario. No sólo suprimió el aura maligna en su cuerpo, sino que los demonios y fantasmas comunes no se atrevieron a acercarse a él.


Shisai
Me recuerda al primer arco

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *