Actor de Reparto Masculino – Capítulo 57 – Arco 6: Mundo de hombres bestia

Traducido por Shiro

Editado por Ayanami


Tras conseguir con facilidad el compromiso por parte de Seno, el comportamiento de Sui Yuan es como el de alguien que se deshace de una papa caliente, depositando enseguida el cinabrio en las manos del otro y diciéndole que se lo entregue con presteza a Allen. Seno, naturalmente, le presta mucha atención a los asuntos de su hermano pequeño y, por lo tanto, es obvio que había escuchado hasta cierto punto acerca de lo sucedido en el campo. Ahora, al ver la expresión inusual de Sui Yuan, como es lógico, no puede pasarlo por alto. Entonces, frunciendo el ceño, lo interroga meticulosamente hasta el final, buscando la razón que lo hizo cambiar de opinión.

Su expresión es difícil de leer en ese momento, y sus respuestas son ambiguas, permitiéndole a Seno adivinar con vaguedad que Leonard se encuentra involucrado. De hecho, sólo él es capaz de hacer que su malcriado hermano menor incline la cabeza e ir en contra de sus propios deseos. Sin embargo, una vez prueba presionarlo por más detalles, Sui Yuan se calla y no vuelve a abrir la boca, sin importar lo que intente. Esta clase de comportamiento hace que la imaginación se vuelva aún más desenfrenada.

Al no obtener respuestas, dirige su mirada inquisidora hacia Moya, quien había venido con él. No obstante, pronto descubre que este solo mira a Eli con ojos llenos de pena mientras sacude la cabeza. A Seno, quien no puede obtener la respuesta que busca solo le queda rendirse temporalmente, expresando que, sin duda alguna, cumplirá con la tarea que Sui Yuan le ha confiado y que ya no es necesario que esto le cause angustia.

Después de conseguir lo que quiere, Sui Yuan relaja su tono de voz junto con la expresión rígida de su pequeño rostro. Asiente y poco después se da la vuelta para irse. Moya también se despide de Seno, siguiendo ciegamente cada paso del otro mientras hace su mayor esfuerzo por protegerlo desde atrás.

Seno los mira irse, suspirando, y con su cabeza inclinada observa el cinabrio en sus manos, sus sospechas y descontento hacia Leonard se intensifican. Siempre ha sentido que, si su hermano, quien siempre ha perseguido al otro, se rindiera, sería una bendición disfrazada. Ya que, si bien todos respetan a Leonard, él piensa que el modesto Moya es un hombre más digno y a quien podría confiarle a su hermano menor.

♦ ♦ ♦

Seno trabajó con mucha rapidez, y muy pronto, Sui Yuan recibe las noticias de que Allen usó el cinabrio de pangluo para sanar a su propio admirador. Él, quien había estado en ascuas, por fin puede poner su corazón en su lugar original. Entonces, vuelve a mostrarle a Leonard una buena cara. Después de todo, los ajustes de su personaje son su mayor debilidad y esto se lo toma con mucha seriedad, por lo que no guarda rencores. Al final, este asunto pasa con rapidez para satisfacción de todos.

Al mismo tiempo, otro rumor comienza a circular entre los hombres bestia. Debido a este rumor, Eli se convirtió en un lamentable hombre bestia híbrido defraudado, y Leonard pasó a ser la clase de persona que defrauda a otros.

Bajo la meticulosa indulgencia de Sui Yuan y su exhibición involuntaria de mal humor, el rumor termina estallando por los cielos. Las masas adoran discutir los rumores acerca de la gente famosa cercana. Es como si el mundo entero compartiera dos principios: la sabiduría es acumulada por las masas y la unidad es fuerza, incluso si está basada en palabras falsas. El número de personas que discutían el rumor se incrementó, y tanto su causa como su efecto eran más reales que el oro.

La evidencia número uno era la confrontación entre Leonard y Monroe, la cual confundió a los espectadores. Como las dos personas habían mencionado a Allen, parecía como si estuvieran compitiendo por sus afectos. En pocas palabras, no tenía nada que ver con Eli. Además, la expresión de éste mientras miraba el campo de batalla era terrible, no había el más mínimo rastro de felicidad. Solo el rumor podría explicar esta situación.

Evidencia número dos, aunque Allen no fue capaz de obtener el cinabrio de pangluo cuando se lo pidió a Eli, al día siguiente, había usado ese cinabrio para dibujar un Encantamiento y así sanar a su hombre bestia herido. Fue en ese momento que Eli y Leonard parecieron tener una disputa.

Evidencia número tres, Moya, un hombre bestia agradable que siempre ha seguido a Eli ciegamente, recientemente se ha comportado como si todo lo que Leonard haga, sin importar lo que esto fuera, le resultara desagradable a la vista; criticando todo con detalle, hasta llegar al punto en que resultaba imposible que la comunicación diaria fuera armoniosa.

En gran abundancia, la imaginación, las conjeturas y algunos hechos, fueron unidos con increíble insistencia por la gente bestia sin ninguna razón en particular, sin embargo, con esto lograron crear un rumor vívido, razonable, y lo más importante de todo, respaldado con evidencia. Cuando Sui Yuan escucha esto, se queda atónito por un largo rato, hasta que es capaz de aceptar que fue capaz de conseguir resultados tan inesperadamente poderosos porque aprendió a guiar la opinión pública y a distorsionar la verdad como Leonard.

De manera repentina, Sui Yuan siente que aprendió algo muy importante, cosa que hace que 5237 alabe su rápido aprendizaje, a pesar de que su logro se debió, en gran medida, a un simple golpe de suerte.

Así que, respecto a este rumor desenfrenado, Allen, quien había sanado a su admirador y, por lo tanto, por fin se encuentra relajado, desde luego también escuchó acerca de él. ¡Es imposible afirmar que él y sus amigos no quedaron atónitos! ¡A diferencia de Leonard, quien merece su castigo, Allen estaba recibiendo un disparo mientras era inocente, ah! En primer lugar, no conoce a Leonard en lo más mínimo, ¡¿vale?! Esto de ser la persona causante de la discordia le preocupa mucho.

Con la intención de agradecer a su benefactor, y también para limpiar su nombre, Allen, sintiendo como si tuviera el peso de una montaña sobre su cabeza, va a buscar a Eli, sin la más mínima intención de volver sobre sus pasos a causa del compromiso moral que siente. Tras lo que expresa su agradecimiento con serenidad y calma bajo la mirada penetrante y altiva de Eli.

—En lugar de agradecerme, bien podrías ir a darle las gracias a Leonard —le dice con frialdad—. De no ser por su solicitud, habría sido imposible para mí cederte el cinabrio.

Al escuchar sus palabras, Allen se obliga a sonreír.

—Con toda honestidad, no sé de dónde salió este rumor. Por favor, créame. ¡Juro por el Dios de las Bestias que nunca le he dicho una sola palabra a Su Excelencia Leonard! Incluso durante el evento, solo habló con usted…

—Quizás temen ser descubiertos, ¡y por eso fingen no conocerse! Incluso si lo juras por el Dios de las Bestias, ¡no puedo creerte! —explota Sui Yuan iracundo—. Incluso si ninguno lo admite y haciendo a un lado el rumor acerca de que quería representarte, ¡¿por qué tuve que darte el cinabrio?!

Habiendo convertido a Leonard en su chivo expiatorio, Sui Yuan no teme en lo más mínimo ser descubierto. ¿No fue él la causa de todo este problema? ¡Lo tiene bien merecido!

—Quizás… ¿fue solo la amabilidad de Su Excelencia Leonard? Como compañeros bestias, y con respecto a mi admirador herido, pienso que, también, sintió empatía a causa de las ocasiones previas en las que resultó herido. Usted también se ha sentido como yo, ansioso e inestable. Por lo tanto, ¿en lugar de medir a otros según sus propios estándares decidió echar una mano? —Él mismo no logra entender lo que quiso decir al final, sin embargo, esto no obstaculizó en nada sus suaves palabras de auto amonestación, esforzándose por no verse más involucrado en este asunto.

Habiendo escuchado esto, Sui Yuan se queda atónito por un momento, pensando en lo que dijo Allen, de hecho, no está equivocado. De haber sido el Eli original, ¡sin duda habría sido engañado! Sui Yuan se encuentra en una encrucijada, resultándole difícil, en demasía, escoger el salvar su bajo coeficiente intelectual y mostrar su enemistad hacia el protagonista de acuerdo a la trama. Sin embargo, al final, se decanta por este último.

—¡No creas que puedes engañarme con estas palabras! —Dice con una mirada firme y gélida, aunque su expresión se encuentra un poco más relajada—. Tengo orejas que pueden escuchar y ojos que pueden ver. Sin importar que entre Leonard y tú haya o no algo, ¡esta es una cuenta que definitivamente saldaré contigo!

Solo que es una pena que Allen, de manera completamente opuesta a sus expectativas, no se enfureciera en absoluto, en su lugar parece sonreírle con simpatía.

—Por supuesto, la última vez le dije que mientras me diera el cinabrio, estaría dispuesto a hacer cualquier cosa a cambio para pagarlo.

Sui Yuan guarda silencio sin saber qué decir.

¿Dónde quedó el conflicto de dar ojo por ojo? ¡¿Qué es esto de que «mientras tú estés bien, yo estoy bien y así todo el mundo está bien»?!

Mientras Allen mira el rostro del pequeño gatito cuya expresión transmite que no sabe qué decir, luciendo como si quisiera perder los estribos, pero confundido respecto a la expresión que debería endosar, sus ojos sonrientes se hacen más notorios. Eli es mandón, pero no es alguien que crea problemas de forma deliberada.

La última vez, Allen no pudo refutar las palabras que dijo en el campo. Después de todo, entre ellos no existía relación alguna, por lo que no podía demandar que la otra parte, sin razón alguna, sacrificara sus propios intereses por su bien, lo cual resultaría en Eli cediendo una cura potencial para su amado para que el otro pudiese sanar a su admirador.

En ese momento, Allen había decidido rendirse y buscar una alternativa. Sin embargo, sin tener la oportunidad de pensar en algo más, Seno, el hermano de Eli, lo buscó para entregarle el cinabrio. Ese, sin duda, era un caso de ayudar a alguien en un momento de necesidad y, sintiéndose inmensamente agradecido, Allen no pensó en otra cosa salvo en retornar esa gentil acción. Resultaba incluso más innecesario repetir las palabras que Seno le dijo cuando le entregó el cinabrio, cosa que hizo que Allen tuviera una buena impresión de él, y no solo eso, también consiguió que sintiera pena por él.

Después de haber tenido dos encuentros con él, Allen sintió que Eli se parecía a su hermano menor —o más bien, ¿debería decir hermanita? —De su mundo original. Arrogante y caprichoso, sin embargo, era incapaz de conseguir que otros sintieran disgusto por él, dando solo la impresión de ser muy infantil.

—¡No creas que lo dejaré pasar! —Sui Yuan rechina sus dientes, tratando de declarar una guerra con el protagonista por segunda vez.

Allen sonríe y asiente con la cabeza.

—Lo sé, cuando llegue el momento, por favor, haz lo que consideres necesario.

Esta afirmación hace que Sui Yuan pierda el balance y el hilo de la conversación, quedándose sin palabras.

Ciertamente, tal y como dijo Seno. Aparte de decir cosas despiadadas e infantiles, no puede hacer nada más, piensa Allen para sus adentros. 

Como hombre con un severo complejo de hermano, la capacidad de Seno para lavar el cerebro de otros era muy poderosa. En sus ojos, Eli es inmensurablemente bueno, sin defecto alguno: un pequeño ángel. Incluso logró hacer que Allen se sintiera agradecido con su hermano después de entregarle el cinabrio. Ahora, arraigada en las profundidades de la mente de Allen está la idea de que Eli es un chico muy bueno.

La primera vez que discutió con Allen, aunque su apariencia era la de un ganador, había perdido. En cuanto a la segunda vez, Sui Yuan, sin duda alguna, perdió por completo.

Mientras mira la espalda de Allen en retirada, Sui Yuan quiere llorar. Entonces, en secreto, jura en su interior que se esforzará para actuar de manera más feroz y malvada. ¡Este desarrollo de «buenos amigos» está mal!

Allen es la clase de protagonista que es tolerante y de buen corazón. Incluso si llegaras a tocarle su escama invertida, no albergaría resentimientos en tu contra. Le diste el cinabrio y esperaste hasta que su admirador estuviese completamente recuperado antes de venir a ocasionar problemas. Así, el resultado original que Eli había buscado según la trama al crear problemas deliberadamente, al arrebatarle el cinabrio a Allen para retrasar el tratamiento para dañarlo, derivó en que este fuera menos efectivo; y perdió sentido —analiza con calma 5237, sin reconfortarlo en lo más mínimo—. Sin embargo, esta solo fue la primera escena. Luego, desempéñate bien, los problemas no deberían ser demasiado grandes a largo plazo.

Sí… —Con la cola gacha, Sui Yuan se siente desanimado y muy molesto.

Aunque la opinión pública terminó yendo en la dirección que él quería, esta no tuvo efecto alguno en el protagonista. En lugar de eso, parecía haber contribuido en arruinar la buena opinión que Allen tenía de Leonard.

¡¿De qué sirve esto?!

Muy pronto, Sui Yuan por fin descubre para qué sirvió todo.

Mientras va de regreso al edificio de la escuela, se devana los sesos, preguntándose cómo puede ser más cruel y despiadado en su próximo conflicto. De pronto, alguien lo agarra desde atrás y cubre su boca, evitando que gritara como tenía planeado. Después, lo arrastran directamente a un lado, detrás de una arboleda.

Sui Yuan está asustado de pies a cabeza; su cuerpo tenso y queriendo pedirle ayuda a 5237. Entonces, escucha a la persona detrás de él suspirar con suavidad. De inmediato, se relaja y mira de soslayo a la persona mientras frunce el entrecejo.

—¿Qué quieres hacer? ¡Me diste un susto de muerte!

Leonard suaviza su abrazo, apenas sosteniéndolo, y sonríe arqueando sus cejas.

—¿Yo? Obviamente, vine por mi compensación.

—¿Cuál compensación? —pregunta Sui Yuan, atónito.

Leonard no contesta, y en su lugar, hace una pregunta:

—Respecto al rumor reciente, ¿no tienes nada que decir? —No parece haber nada malo con su tono de voz, pero a oídos de Sui Yuan, se escuchó sumamente peligroso. Su cuerpo se pone rígido, y aparta la mirada debido a su conciencia culpable. Sin embargo, su boca se mantiene firme:

—No eres apto para actuar conmigo, por lo que solo me quedó hacer un espectáculo de un solo hombre. ¡No puedes culparme!

—El resultado de tu espectáculo no está nada mal. En un abrir y cerrar de ojos, todos me han tildado como un sinvergüenza que juega a dos bandas. —La sonrisa de Leonard es particularmente amigable.

—En cualquier caso, el Leonard original es más o menos así. ¡Solo estoy encarrilando la trama en tu lugar! —Se defiende Sui Yuan, seguro de estar en lo correcto.

—Entonces, ¿debería agradecerte? —Leonard ríe a pesar de sí mismo—. Deberías saber que ese hermano tuyo, ese Moya e incluso hombres bestia que ni siquiera reconozco han venido a luchar conmigo en nombre de defenderte de una injusticia. Pienso que mi reputación ha recibido un golpe crítico. El camino para cortejarte está lleno de espinas. Debes compensarme para calmar mi corazón.

—¿Cómo quieres que te compense?

Aunque Sui Yuan no considera que debe compensar a Leonard en absoluto, este parece muy determinado. Ya había perdido contra su fuerza y carecía de la capacidad para rebelarse, por lo que solo puede ceder por el momento.

—Ven conmigo y lo sabrás —dice sonriendo, satisfecho. Entonces, apoya su mano en la espalda de Sui Yuan para cargarlo sobre su hombro, tras lo que salta a un enorme árbol.

Sui Yuan, confundido, es llevado por Leonard; y 5237 gira en círculos a su alrededor lleno de ansiedad. Sin embargo, no pudo hacer nada para evitar la situación actual, solo pudiendo mirar cómo su compañero era llevado con rudeza.

Leonard se dirige hacia el dormitorio de los hombres bestia. Al igual que Sui Yuan, él también tiene su propia habitación, y aunque no es muy grande, es bastante cómoda.

Sui Yuan siente un mal presentimiento, por lo que hace grandes intentos por resistirse, pero como un pez sobre una tabla de cortar, se sacude sobre el hombro de Leonard. Sin embargo, este lo controla sin ayuda.

Sin ánimos siquiera de sacar la llave, decide saltar al alféizar de la ventana. Entonces, azota a Sui Yuan mientras salta con gracia a la habitación, por un lado castigándolo y por el otro burlándose de él.

Cuando es empujado sobre una cama blanda, en su mente solo había un pensamiento: Te lo mereces por hacer algo tan estúpido.

De haber sabido antes que esparcir tales rumores resultaría en esto, lo habría pensado tres veces antes de hacerlo. ¡Al menos se habría mantenido alejado de Leonard después de buscar su propia muerte!

Con una mano, Leonard sostiene ambas manos de Sui Yuan y con la otra, se abre su propia camisa, revelando un pecho ancho, fornido y sólido.

—¿Hay algo que quieras decir? —pregunta con un tono amable mientras mira a Sui Yuan debajo de él.

—Mi… cuerpo sigue siendo el de un menor… —dice con una voz ligeramente entrecortada, tratando de reprimir la reacción natural de su propio cuerpo.

—En el mundo anterior aguanté por más de diez años. ¿De verdad pensaste que aguantaría un año más y que esperaría a que llegaras a la mayoría de edad? —Sonríe, comprendiendo bien a Sui Yuan. Entonces, espera hasta que éste asiente antes de soltar tranquilamente tres palabras—: En tus sueños.

Sui Yuan se queda sin palabras.

—Antes, tuve la consideración de no molestarte. Quería darte un período de gracia para no asustarte cuando llegara el momento. Sin embargo, tu comportamiento reciente… —Los delgados y elegantes dedos de Leonard acarician el rostro de Sui Yuan, luego descienden para acariciar su clavícula y abrir su camisa—. Me hace ver que estás impaciente por buscar tu muerte, ¿eh?

En ese momento, ríos de lágrimas descienden por las mejillas de Sui Yuan.

♦ ♦ ♦

La autora tiene algo que decir:

Sé lo que quieren decir… Me odian con amargura por cortar la indecencia *murmullo*. ¡No me importa! *cara triste* Recientemente, la censura me ha hecho sentir muy presionada…

| Índice |

One thought on “Actor de Reparto Masculino – Capítulo 57 – Arco 6: Mundo de hombres bestia

  1. PearGreen says:

    Jajaja bueno se lo merece (no Sui Yuan, sino que a Leonard le pegara feo en su reputacion) ya quiero ver a el hermano de Eli gruñendole o buscando matarlo xd

    ¡¡GRACIAS POR EL CAPITULO!!

Responder a PearGreen Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *