Escapó otra vez – Capítulo 100: El malentendido y los latidos del corazón

Traducido por Army 

Editado por Ayanami


Xia Yuqing durmió muy bien. En sus sueños, soñaba con una vasta pradera donde la brisa soplaba agradablemente sobre la hierba donde pastaban las ovejas y el ganado.

—Ah, ¿dónde está esto? ¿Podría haber vuelto a cruzar? —Xia Yuqing giró la cabeza y miró a su alrededor con confusión, varios grandes signos de interrogación aparecieron en su cabeza.

Justo cuando se sentía nublada, de repente, escuchó un pequeño sonido que venía de atrás. ¡Al mirar hacia el sonido, vio un cuerpo blanco corriendo con la velocidad de un conejo!

Pasó una ráfaga de viento frío, Xia Yuqing miró a la poderosa y majestuosa criatura que había levantado el cuello de manera valiente en el viento frío. Permitiendo que el viento frío sople sobre su larga capa de pelo, sus poderosas pezuñas pisoteaban la hierba. Además, debido a su cuerpo alto, arrogante y fuerte; parecía inmortal.

El viento sopló sobre Xia Yuqing, haciendo que todo su cuerpo temblara. Recuperándose de este aturdimiento, rápidamente se cubrió la cara con una mano.

¡¡¡¡¡Para, para!!!!! Efectivamente, al estar atrapada en el período antiguo, ¿incluso su coeficiente intelectual se ha degradado? Decir que un animal es inmortal, no importa lo asombroso que sea, sigue siendo un animal. Además, ¿no sabes que la hierba es inocente? Para llamar la atención, ¿pisotearías a los dioses del césped? ¿No tienes miedo de que la tía de la comunidad te pille y te guise?

Xia Yuqing todavía lo estaba asando cuando escuchó a la criatura exhalar un fuerte suspiro. Tan pronto como miró hacia arriba, vio a la criatura abrir esos ojos de obsidiana con desdén:

—¿Eres nueva?

!! !! !! ¡¡Puede hablar!! ¡¡Los animales están hablando!! La boca de Xia Yuqing, de repente, se convirtió en una forma de O y miró a la criatura frente a ella en estado de shock. Sus ojos estaban llenos de incredulidad.

—Es raro que venga alguien de la misma especie, pero resultó ser una tonta.

Después de ver que Xia Yuqing no respondió durante mucho tiempo, la criatura desconocida negó con la cabeza con lástima.

Xia Yuqing, ahora estaba segura de que realmente no estaba escuchando simples sonidos, el animal realmente hablaba. Pero, ¿qué dijo hace un momento, que eran del mismo tipo? ¿Sus ojos diferentes no funcionan? Ella era humana, ¿cómo podía ser de la misma raza que ella?

Xia Yuqing le dio a la criatura una mirada desdeñosa, pero pronto solo pudo mirarse fijamente a sí misma. ¿Qué es esa cosa, quién me puede decir qué está pasando con esta pequeña garra peluda? ¿Dónde estaba su propia y delicada mano que se utilizó para tocar la cítara? Y… ¿qué pasa con la pequeña y redonda barriga que tenía? Bueno, esto sigue siendo un vientre redondo, pero ¿qué es este pelo blanco en su vientre que fue suficiente para rasparlo y hacer una chaqueta de algodón? ¿Por qué hay tanto pelaje en mi piel, me he transformado en un primate en la antigüedad? ¡¡¡¡!!!!

Los ojos de la criatura desconocida se hundieron ligeramente, su corazón se volvió cada vez más decidido. Estiró su pata y movió suavemente el pequeño cuerpo redondo de Xia Yuqing, luego, mirándola como una pelota, la rodó felizmente.

¡Quita tus manos de esta dama! El pequeño cuerpo de Xia Yuqing no pudo luchar contra los estragos del oponente, solo podía seguir pasivamente los movimientos del oponente y rodar.

Después de que el culpable había jugado lo suficiente, Xia Yuqing ya había perdido el aliento. La otra parte no parecía estar lista para dejarla ir. Levantó la pata para empujar su cuerpo redondo, luego, al ver los ojos sombríos de Xia Yuqing, se emocionó cada vez más.

Al ver los pensamientos de la otra parte de continuar jugando, Xia Yuqing se apresuró a intentar salvarse. Ella miró hacia arriba para desviar la atención de la otra parte y dijo:

—Hermano mayor, ¿cómo debería llamarte? Esta niña más joven acaba de llegar y espera que este hermano mayor pueda perdonar cualquier ofensa que cometí antes. Por favor, deja vivir a esta hermana menor.

—¿Llamada? La gente que me conoce me llama Cao Nima[1[, ¿ese es un título?

—… —¡¿Cao Nima, Cao Nima? !!!!! ¿Es este el legendario Cao Nima?

¿No debería ser el Cao Nima un animal que parece una oveja, pero con poderosas patas como un antílope, y puede lanzarse a Escocia o al desierto de Gobi en cualquier momento? Pero lo que tengo frente a mí, no puede ser realmente un caballo, un dragón o un Kirin. Es un poco lindo, pero resultó ser… ¡¡un Cao Nima !!

¡Esto es irracional! 

Solo dijo que yo era de su clase, ¿puede ser que también sea un Cao Nima?

Xia Yuqing se sorprendió por sus propias ideas y tragó un bocado de saliva. Ella preguntó temblorosa:

—Entonces, ¿sabes cómo debo llamarme hermano?

Efectivamente, el Cao Nima le dio a Xia Yuqing un ceño fruncido después de escucharla y dijo impotente:

—¿Eres realmente estúpida? ¿Ni siquiera sabes lo que eres? Al ver tu propio pelaje, debes saber que eres …

Xia Yuqing lo miró con anticipación, sus ojos brillaron con esperanza.

Cao Nitu[2].

Xia Yuqing solo sintió un trueno golpear su cabeza, quemándola hasta convertirla en crujiente.

Tu hermana es Cao Nitu, tú eres Cao Nitu, toda tu familia es Cao Nitu. ¿Qué estabas diciendo sobre ser de la misma raza? ¿Conejos y caballos son la misma raza? Ah, ¿todos pertenecemos a la categoría de pasto y barro? ¡¡¡¡Ah, ah, este fraude, esta persona de aquí se va a volver loca!!!!

Xia Yuqing sostuvo su cabeza, sintió profundamente que había sido agraviada por la malicia de este mundo.

Cuando el Cao Nima vio a Xia Yuqing, se sorprendió y se quedó atónito. Las nubes oscuras cubrieron el cielo, como si estuviera a punto de retumbar. Sintió que no estaba mal, pero al ver que Cao Nitu era definitivamente una criatura con un coeficiente intelectual negativo y sus ojos grandes y lastimosos, estaba a punto de decir algo para consolarla cuando escuchó un gruñido.

—…

—…

Un caballo y un conejo se enfrentaron. Xia Yuqing tocó su vientre redondo y tosió suavemente

—¿Tienes algo de comer?

—…

Army
jajajajajajajajajajajajajahjdfavwerztrxtyfjhgf *tose tose* jajajajajajajajajajajajajaja *toma aire* jajajajajajajajajajjajajasdtukmjnhrtgyuy *cae al suelo* jajajajajajajaja

La criatura no respondió, pero su casco sacó una pierna de pollo de la parte mullida de su estómago

—Toma, come.

Sacando una pierna de pollo del vientre de un caballo, ¿puedes ser más ridículo? ¿Pasando por Dios? ¿Los caballos no comen hierba? ¿Por qué no arranca hierba sino muslos de pollo? ¡Ay, mi corazón está tan cansado que este mundo roto me arruinará!

Su corazón latía locamente, pero incapaz de vencer la tentación de la comida, Xia Yuqing tomó obedientemente la pierna de pollo y se la metió en la boca. Ha tenido demasiada hambre durante demasiado tiempo.

En un segundo, Xia Yuqing limpió la pierna de pollo. Entonces, pensativo, el caballo le entregó otra. Xia Yuqing la tomó y continuó comiendo… luego…

El estómago de Xia Yuqing era como un pozo sin fondo. Después de tener quién sabe cuántas piernas de pollo, quedó satisfecha con su vientre protuberante.

El hermano Cao Nima miró fijamente su pequeña y acogedora mirada y sus ojos oscuros se hundieron de nuevo. Algo comenzó a asentarse lentamente, formando un manantial de agua fría y profunda sin fondo.

Xia Yuqing tocó su vientre con una mano para ayudar con la digestión y, de repente, sintió un gran peso en su cuerpo. Abrió los ojos con sorpresa e hizo contacto con un par de hermosos ojos familiares.

—¿Llena?

Esta voz también era familiar, pero Xia Yuqing no podía recordarla en ese momento y solo asintió vagamente.

¿Por qué tiene la ilusión de que la comisura de los labios de ese hermano mayor parece estar levantada? El arco parece… cuando ese cierto alguien está feliz.

De hecho, el Cao Nima estaba realmente feliz:

—Ya que estás llena, empezaré a comer

—¿Empezar a comer?

Los ojos de Xia Yuqing se entrecerraron.

—Espera… espera, ¿quieres comerme?

—Te comiste todos mis muslos de pollo. Ahora estoy hambriento. Es hora de pagar tu deuda. Que yo te coma está justificado.

Yo… estoy sin palabras. 

En este momento, Xia Yuqing pensó en una historia con lágrimas corriendo por su rostro. Un lobo crió una oveja hasta la edad adulta y la engordó con el propósito de… comer. Era la misma razón para criar cerdos, ¿ahora ella era esa oveja gorda o cerdo gordo esperando ser sacrificado?

Al ver la cara de Cao Nima acercarse cada vez más, revelando sus brillantes dientes blancos, Xia Yuqing gritó:

—¡¡¡Mariposa elegante!!!

—¡No lo hagas!

Xia Yuqing abrió los ojos y luego miró el techo oscuro en estado de shock. Respiró hondo dos veces y exhaló suavemente. Resultó ser un sueño, solo un sueño.

Dejando escapar un suspiro de alivio, sintió que la opresión sofocante todavía estaba allí, como un fantasma. Xia Yuqing miró con horror y vio a Yun Xi presionándola.

Mirando la mano de alguien a través de su pecho, hasta el cuello blanco de alguien, y luego a la otra mano que estaba a solo un centímetro del cuello de la persona, miró hacia arriba a lo largo de esa mano.

—…

—…

Bajo la tenue luz de la luna, los dos se enfrentaron. Habría sido una gran oportunidad para hablar entre nosotros con sinceridad, pero debido al momento equivocado… fue un gran problema.

—Bueno, Qing Jiejie tú …

Yun Xi, despertado por los movimientos de Xia Yuqing, estaba medio despierta y medio dormida. Se frotó los ojos adormilada y se levantó. Antes de que levantara la cabeza, la mano del hombre que estaba al lado de la cama se movió rápidamente hacia su cuello y rápidamente volvió a quedarse callada.

—Ah…

Este cambio también puso a Xia Yuqing en alerta. Antes de que sonara su exclamación, alguien le impidió hacer un pío.

—Mmmmmm……

Xia Yuqing quería gritar, pero estaba cubierta por la mano de la otra parte en su boca.

—Shhhh, no hagas ruido.

La voz baja tenía un toque de ira. El magnetismo familiar de la voz hizo temblar a Xia Yuqing y abrió los ojos a la persona frente a ella.

La luz de la luna se movió desde la ventana, brillando en el rostro de Feng Tingye, lo que le permitió a Xia Yuqing ver el rostro de la persona frente a ella, no podía ser…

El corazón de Xia Yuqing dio a luz a una clara sensación de pérdida cuando el rostro de la persona no era el que esperaba.

A Feng Tingye no le importaba esto. La pequeña bestia en su corazón había atravesado completamente la puerta. Justo ahora… en el momento en que vio la situación en la cama, la ira se elevó para quemar toda su razón y su mano derecha se estiró naturalmente hacia el cuello de Yun Xi.

En este momento, inadvertidamente, había preguntado si el joven y Xia Yuqing realmente tenían una relación personal. Incluso si los dos realmente no fueran nada, el solo hecho de que él y Xia Yuqing estuvieran durmiendo en la misma cama le dio razón suficiente para enviarlo a ver al rey Yama.

¿Un emperador que permite que otros duerman en su cama? En su corazón, la posición junto a Xia Yuqing en la cama, además de él mismo, ¡nunca permitiría que un segundo hombre la ocupara!

¡Matar! ¡Matar! ¡Matar! Los ojos de Feng Tingye estaban rojos y la palabra seguía resonando en su cabeza. La intención de matar sin precedentes se extendió por toda la habitación, marcando el comienzo de una masacre.

Si Xia Yuqing no se hubiera despertado, o si solo estaba medio minuto después, el delgado cuello de Yun Xi no estaría seguro en su cuerpo.

Pero las cosas no terminaron ahí. El grito de ‘No’ de Xia Yuqing mientras dormía, hizo que Feng Tingye pensara erróneamente que Xia Yuqing le estaba pidiendo un favor a este niño bonito en la cama. Era equivalente a verter aceite en el fuego, por lo que su tono de voz hacia Xia Yuqing contenía un poco de traición. Sus manos sosteniendo a Xia Yuqing inconscientemente usaron un poco de fuerza.

—Mmm… —Xia Yuqing gimió de dolor y sus ojos se pusieron rojos de inmediato. Una pequeña lágrima apareció en sus ojos.

A pesar de que Feng Tingye estaba enojado en su corazón, todavía se sentía un poco angustiado al ver a Xia Yuqing así. Sus cejas se arquearon levemente y resopló con frialdad:

—Si te dejo ir, no digas nada.

Xia Yuqing asintió con lágrimas en los ojos, Feng Tingye soltó la boca de Xia Yuqing. Él miró las marcas rojas en sus mejillas, inmediatamente sintió dolor de corazón, pero lo cubrió rápidamente.

Xia Yuqing se frotó la boca adolorida, recordando la escena que acababa de ver y el tratamiento que acababa de sufrir. Tenía un miedo al extremo y su cuerpo no podía dejar de temblar.

Ella entendió que era una mujer débil y que no tenía ninguna posibilidad frente a este hombre que parecía malvado. De la mano que este hombre usó en Yun Xi hace un momento, podría pellizcarla como pellizca a una hormiga.

Su mano derecha cubrió cuidadosamente su abdomen. La temperatura proveniente de su abdomen hizo que Xia Yuqing se sorprendiera y se despertara instantáneamente. No, ella tiene que sobrevivir. No está sola ahora, todavía tiene a su hijo.

No importa si murió, tal vez, pase a otro mundo, pero este niño… este es el hijo del Señor Ultra Seme y ella…

Xia Yuqing se obligó a calmarse y dejar de temblar. Miró a Feng Tingye y dijo con voz profunda:

—Feng Gongzi, un hombre que entra corriendo a la habitación de una mujer a altas horas de la noche, ¿no estás abandonando todas tus ataduras en este momento? Si Gongzi quiere encontrarme a mí o a Yun Xi, no es demasiado tarde para hablar de nuevo mañana por la mañana. Ahora es demasiado tarde, Yun Xi y yo nos hemos ido a la cama. Gongzi, por favor regresa y descansa.

Ella no tenía relación con este Feng Gongzi, ¿por qué aparecería en su dormitorio? ¿Por qué sería tan cruel como para querer matar a Yun Xi y a ella misma? ¿Es posible que él sea… la gente de Jiang Zhaorou?

Pensando en esta posibilidad, la cara de Xia Yuqing se volvió cada vez más fea. Pensé que había saltado del pozo de fuego, ¡¡¡quién hubiera pensado que estaría embrujado hasta ese punto!!!

Después de que Feng Tingye escuchó las palabras de Xia Yuqing, recordó que todavía tenía una máscara de piel humana en su rostro. Pero en este momento no le importaba.

Mirando la tez pálida de Xia Yuqing, aún fingiendo ser fuerte mientras temblaba de miedo y luchaba por proteger su vientre, la angustia parpadeó en sus ojos.

Pero después de ver al adolescente en la cama, el rostro de Feng Tingye se oscureció nuevamente:

—¿Qué pasa si quiero hablar contigo ahora?

La cara de Xia Yuqing se puso blanca y sus ojos se volvieron más vigilantes:

—¿Qué asunto es tan urgente que no puedes esperar hasta la mañana? ¿Estás aprovechando las luces oscuras para seducir a la gente? Si esto se esparce, no solo es malo para mi reputación, sino también para Gongzi

¿Urgente? Por supuesto, era urgente. Su esposa estaba acostada en la cama con otro hombre y le colocaron un sombrero verde en la cabeza, abrochado con fuerza. ¿Cómo no podía ser urgente?

La cara de Feng Tingye estaba negra y azul. Justo cuando estaba a punto de comenzar, escuchó pasos desde afuera.

Los ojos de Xia Yuqing se iluminaron, abrió la boca y gritó:

—Salva…

Antes de que salieran las palabras, la mano de Feng Tingye rápidamente cubrió su boca. Los ojos de Feng Tingye se estrecharon y luego susurró:

Ai Fei, realmente no eres obediente.

Obedece a tu hermana, me vas a matar. ¿Debería esperar obedientemente mi muerte? Espera, no… Xia Yuqing se puso rígida. Ella miró al extraño hombre frente a ella con los ojos muy abiertos. ¿Acaba de llamarla… Ai Fei?

Feng Tingye miró fijamente la apariencia de sorpresa de Xia Yuqing, su rostro se relajó un poco

Zhen puede soltarte, pero debes aceptar no hacer ningún sonido.

Xia Yuqing todavía estaba sumergida en estado de shock y asintió sin comprender cuando escuchó las palabras de Feng Tingye.

—Tu… Su Majestad, usted…

Cuando Xia Yuqing estaba a punto de preguntar, los pasos afuera se acercaron. Después de un rato, un poderoso golpe en la puerta pasó a los oídos de ambos.

La cara de Xia Yuqing y Feng Tingye cambió al mismo tiempo. Xia Yuqing miró profundamente al hombre frente a ella, luchando por calmar su pequeño corazón asustado. Trató de calmar su voz.

—¿Quién… quién es?

La persona fuera de la puerta se detuvo un momento antes de responder:

—Soy yo, Su Qingyan.

Los ojos de Xia Yuqing se entrecerraron, aparentemente sorprendida de que Su Qingyan viniera a ella tan tarde:

—Sí… Segundo Maestro, ¿hay algo mal?

Su Qingyan se quedó en silencio por un momento y dijo con mal humor:

—Estaba a punto de dormir cuando escuché algo en tu habitación. Me inquieté por el ruido, así que vine a ver qué diablos estás haciendo.

Xia Yuqing se congeló al escuchar las renuentes palabras de Su Qingyan. Pero en su mente, podía imaginar al joven incómodo y la expresión que estaba haciendo ahora.

La tensión en su corazón no pudo evitar disiparse. Este segundo maestro no era la persona torpe promedio. Obviamente, escuchó que había movimiento en la habitación de al lado y estaba preocupado, por lo que se acercó a ver. Pero tuvo que decirlo como si lo hubieran molestado y lo hubieran obligado a venir. Si no conociera su naturaleza incómoda, pensaría que no tenía corazón.

Xia Yuqing se calmó y susurró:

—Acabo de tener una pesadilla y me desperté horrorizada. Lamento mucho molestar al segundo maestro. Dado que ahora es tarde y un hombre y una mujer juntos solos no es conveniente, cuando me levante mañana, me aseguraré de visitar al segundo maestro para disculparme en persona.

Al escuchar las palabras de Xia Yuqing, la persona que estaba afuera de la puerta exhaló un suspiro de alivio.

—Está bien y no hay necesidad de disculparse, siempre y cuando no me molestes más. Se hace tarde, descansa, volveré.

Al ver alejarse la sombra fuera de la puerta y escuchar claramente el sonido de una puerta cerrándose al lado, Feng Tingye miró hacia atrás. Quería decir algo, pero de repente sintió algo húmedo en su mano.

Las lágrimas de cristal cayeron gota a gota en el dorso de las manos de Feng Tingye, lo que hizo que la expresión de su rostro se congelara. Levantó ligeramente la cabeza para ver el rostro lloroso de Xia Yuqing.

¿Cuál es la situación ahora? ¿Ni siquiera se ha enojado todavía? ¿Por qué esta chica empezó a llorar? Incluso está llorando como si le hubieran hecho daño, esto es… angustioso. Después de ver la triste apariencia de Xia Yuqing, Feng Tingye, que había querido darle una lección, se sintió impotente.

No es que no haya visto llorar a una mujer antes. No mires la actitud astuta y audaz de Liu Yixiang. Cuando estaba creciendo, era una gran llorona. Ella lloraba a cada paso. Pero cuando veía las lágrimas desgarradoras de Liu Yixiang, se sentía un poco impaciente. Nunca se había sentido tan indefenso.

¿Podría ser por la forma diferente en que lloraban? Eso no está bien. Desde que tenía 15 años, muchos ministros se han apresurado a enviar mujeres a su casa. Por supuesto, estas mujeres fueron devueltas por él al final. Cuando regresaron, hubo muchas lágrimas y rogaron que no las devolvieran. Sin embargo, era insensible a ellas y se sentía molesto, nunca como hoy… tan desgarrador.

Pensando así, Feng Tingye se sintió un poco frustrado. Estaba claro que se vio obligado a usar el sombrero verde, pero mirando esta situación, ¿por qué parece que él era el matón que intimidaba a los débiles?

Xia Yuqing no conocía el nudo en el corazón de Feng Tingye en este momento. Ella solo sabía que fue agraviada. Al igual que una niña que cruzó el océano, lejos de casa, lejos de sus familiares, era difícil ver a un ser querido después de haber estado separados durante muchos años. Aparte de la alegría, estaba llena de agravios.

Ella estaba afligida por lo que sufrió afuera, afligida por todos los miedos que tenía, afligida por su soledad y perseverancia. Sabiendo que la otra parte era Feng Tingye, todas las vulnerabilidades ocultas detrás de su sonrisa quedaron expuestas a la vez. ¿Por qué fue así? Teme que ni siquiera ella misma lo tenía muy claro.

Incluso si no quería admitirlo, la persona en la que más pensaba cuando fue secuestrada era Feng Tingye. Pensó en lo bien que la trató esta persona, pensó en cómo esta persona la complació, y pensó en la expresión que haría cuando la encontrara. No esperaba que esto fuera lo que sucediera cuando los dos se volvieron a encontrar.

Pensando en la escena en la que se despertó, la expresión de Feng Tingye en ese momento, parecía que quería matar a alguien.

¿Matar? Los ojos de Xia Yuqing se entrecerraron. Luego, de repente, recordó que Yun Xi se desmayó debido a Feng Tingye, por lo que se apresuró a mirar hacia abajo para ver si Yun Xi estaba vivo o no.

—Xiao Xi, Xiao Xi. ¿Estás bien? Por favor, contéstame. Su Majestad, ¿qué le ha hecho? Oye… —Xia Yuqing miró fijamente mientras Yun Xi, quien originalmente estaba presionado contra su cuerpo, con un zumbido, se deslizaba fuera de la cama y se acostaba en el suelo frío.

—Su Majestad, ¿qué está haciendo? —Xia Yuqing gritó cuando se dio cuenta de lo que había sucedido. Dio un paso adelante para ver si Yun Xi estaba herido, pero Feng Tingye la agarró de la muñeca y tiró de ella hacia atrás.

Xia Yuqing levantó la cabeza, pero todavía estaba en su lugar. La cara de Feng Tingye estaba tan oscura como el fondo de una olla. No fue difícil ver lo mal que estaba en ese momento.

Xia Yuqing descubrió ahora que Feng Tingye estaba furioso. ¿Pero por qué? ¿Quién provocó al Ultra Seme? ¡¡¡Madre, el Ultra Seme parece tan aterrador cuando está enojado!!! ¡Si lo miro, tendré pesadillas!

Feng Tingye estaba, de hecho, en un estado de ira. Todavía estaba luchando por saber cómo tratar a Xia Yuqing. Al mirar la mirada agraviada de Xia Yuqing, no pudo evitar suavizarse. ¡Pero no esperaba que cuando Xia Yuqing dejara de llorar, ella se preocuparía por ese adúltero!

El movimiento de Xia Yuqing fue equivalente a echar aceite al fuego, friendo directamente la mente de Feng Tingye. Agarró a Xia Yuqing.

—¿Qué estoy haciendo? Zhen quiere preguntarte, ¿qué pasó desde que saliste del palacio? ¿Qué le pasa a este hombre? ¿Cómo se conocen? ¿Por qué está en tu habitación? ¿Por qué está en tu cama contigo compartiendo una almohada? ¿Están ustedes dos haciendo algo que no debería hacerse… a espaldas de Zhen?

Después de hacer la última pregunta, se puede decir que Feng Tingye estaba rechinando los dientes.

Un dolor extraño se extendió por su pecho, haciéndolo tomar aire para reprimir el dolor en su corazón.

Xia Yuqing quedó destrozada por las preguntas que le lanzó Feng Tingye. Después de un rato, preguntó confundida:

—¿Qué pueden hacer dos mujeres que no debería ser visto?

¿Mirar juntas un pequeño libro amarillo? Pero su colección privada está toda en el palacio. Incluso si quisiera compartirlo con Yun Xi, ¡era imposible!

—Por supuesto que dos mujeres pueden…

Feng Tingye pensó que Xia Yuqing quería objetar y ya estaba listo para responder cuando se detuvo a la mitad

—¿Dijiste… dos mujeres?

—Sí, además de ti, Yun Xi y yo somos mujeres. ¿Qué podemos hacer? —Xia Yuqing preguntó con el ceño fruncido.

La cara de Feng Tingye estaba ligeramente rígida y miró a Xia Yuqing aturdido. Luego, miró al niño desolado que todavía estaba tirado en el suelo, lo señaló y le preguntó:

—¿Es una… mujer?

Xia Yuqing recordó entonces que Yun Xi siempre se había vestido de hombre. Para evitar que la vieran, incluso cuando dormía, su moño de hombre no se desataría. De modo que, ahora mismo, parecía un niño.

—Bueno, Xi Er, ella… está vestida de hombre.

—¿Mujer vestida de hombre?

Feng Tingye aún no había regresado de este resultado contrastante, volvió la cabeza y miró al inexorable bebé de Yun Xi boca abajo hacia su pecho plano. Luego…

Al ver que los ojos de Feng Tingye se volvían cada vez más descarados y muy ansiosos por tratar de confirmar su sospecha, Xia Yuqing se liberó apresuradamente de los grilletes de Feng Tingye. Se puso de pie frente a Yun Xi, levantó la cabeza y dijo:

—Tú, tú, tú… Yun Xi es una niña. Esta es la verdad. No la toques, solo mira su cuello. Mira, no hay manzana de Adán, es una niña.

La exclamación de Xia Yuqing finalmente hizo retroceder la razón de Feng Tingye. Al ver la postura de Xia Yuqing que parecía una gallina que protegía a sus crías, Feng Tingye se sorprendió. Luego, un rastro de alegría cruzó por sus ojos. Una gran sonrisa colgaba de su rostro mientras miraba a Xia Yuqing:

Ai Fei, ¿por qué estás tan nerviosa? ¿Te preocupa que si Zhen toca el cuerpo de esta Ya Tou, Zhen se enamorara de ella y tú estás… celosa?

Los ojos de Xia Yuqing esquivaron su mirada, no se atrevió a mirar sus ojos calientes:

—No… no, solo estaba preocupada de que Su Majestad arruinara la reputación de la niña y evitara que se casara.

Sí, estaba tan nerviosa porque le preocupaba que la reputación de Yun Xi se dañara. Yun Xi era su propia hermana. Ella… ella no admitiría que durante el momento en que vio a Feng Tingye mirar a Yun Xi la había hecho sentir… muy incómoda.

Feng Tingye miró el perfil de Xia Yuqing, sus ojos se entrecerraron levemente. Había una pizca de firmeza, sonrió.

—Si este es el caso, no tienes que preocuparte por eso, Ai Fei. Soy una persona responsable. Si hago algo, asumiré la responsabilidad. Después de tocarla, naturalmente, la enviaría al palacio y serviría como concubina.

Xia Yuqing miró hacia arriba con incredulidad, mientras miraba a Feng Tingye, sus ojos estaban llenos de dolor, lo que era demasiado tarde para ser guardado:

—¿Cómo pudiste? ¿Cómo puedes…?

¿Responsable? Serías responsable de ella, entonces ¿qué hay de mí? ¿Quién será responsable de mí? 

Xia Yuqing se asustó por el destello de pensamiento en su mente, el dolor en su rostro se volvió más intenso.

Al mirar a Xia Yuqing reaccionar así, las manos de Feng Tingye escondidas debajo de sus mangas se apretaron con fuerza. Dio un paso adelante y agresivamente dijo:

—¿Por qué no? Poder casarse en el palacio, volar hasta convertirse en un fénix, es el deseo de toda mujer. Creo que esta chica estaría muy feliz. Además, Ai Fei, ya que puedes dormir con ella en la misma cama, debes ser cariñosa con esta chica como una hermana. Pensando así, no debería importarte que ella viniera.

—¿Volar para convertirte en un fénix? —Xia Yuqing, que finalmente logró contener las lágrimas, hizo que la presa se abriera una vez más —no todos están dispuestos a aceptar este favor de Su Majestad…

Al entrar en el palacio, convertirse en concubina, si finalmente se convertía en reina, era inevitable para ella competir con el harén de tres mil bellezas por un hombre. Si tuviera una opción, preferiría no tener este favor y solo esperaría a un hombre que realmente la atesorara.

Por lo tanto, siempre fue un poco reservada sobre cómo la trataba Feng Tingye. Era porque siempre había recordado una frase del futuro. Los más despiadados eran la familia del emperador. Pero, al final, ella todavía estaba… atrapada en esta suave red que Feng Tingye tejió. Ahora, cuando finalmente determinó sus propios sentimientos, ¿el hombre le dijo que le gustaba otra mujer y que su amor había cambiado? Este golpe a su corazón roto no fue pequeño.

—¿Cómo puede… cómo puede…?

¿Por qué no te importa? Xia Yuqing murmuró las palabras sin terminar y las lágrimas que estallaron en su rostro no se detendrían.

Feng Tingye miró la expresión desanimada de Xia Yuqing y la angustia en sus ojos estaba a punto de desbordarse. Finalmente, suspiró, extendió la mano para levantar a Xia Yuqing y la tomó en sus brazos.

—¿No puedes admitir la verdad conmigo? Dime que te preocupas por mí y que te importaría compartirme con los demás. Déjame entender que no solo estoy siendo exaltado o no lo entenderé. Bien, no llores. Yo te escucho. Lo juro, en esta vida, si no muero, si no te rindes, solo estarás tú. Sólo tú.

Él estaba exclamando esto como él mismo y no como Zhen. Este era un voto no establecido como el Feng Tingye del país Ye, sino como el hombre de Xia Yuqing, su esposo, Feng Tingye.

El llanto de Xia Yuqing no se detuvo, sino que se volvió cada vez más intenso. En este abrazo familiar, todos sus agravios se hicieron evidentes.

Desde la ansiedad de ser secuestrada hasta el tratamiento frío de Feng Tingye, todos esos altibajos que ha experimentado hasta ahora, parecía que lo estaba dejando salir todo a la vez.

Al escuchar a Xia Yuqing llorar cada vez más fuerte, aunque Feng Tingye quería dejarla desahogarse, todavía tenía que recordarle:

—Shh, guarda silencio. Todavía tienes una persona problemática al lado.

Efectivamente, el llanto de Xia Yuqing se volvió un poco más silencioso, pero, aun así, no se detuvo. Mirando al culpable que la hizo llorar, mordió indignada el hombro de Feng Tingye.

Feng Tingye frunció el ceño, pero, al final, no hizo nada. Simplemente extendió la mano y tocó el cabello de la persona en sus brazos, condonando su comportamiento.

Xia Yuqing mordió fuerte y su boca se sintió un poco dolorida. Luego, se soltó lentamente. Las lágrimas en sus ojos se detuvieron un poco. Enterró su rostro en los brazos de Feng Tingye y olió.

—Dijiste que ibas a ser responsable de otra mujer, ¿ya no me quieres?

Feng Ting hizo una pausa. ¡La habilidad de esta chica para revertir el bien y el mal sigue siendo tan inquietante!

—No, te quiero, estaba equivocado. No debería asustarte así. Lo juro, no lo volveré a hacer en el futuro.

Fue un susto raro, pero el efecto fue inesperadamente bueno.

Xia Yuqing resopló con frialdad y olfateó:

—Acabas de decir que Yun Xi y yo vivíamos en la misma habitación e hicimos cosas indescriptibles.

Sabiendo que Xia Yuqing estaba lista para hacer una pequeña rabieta, Feng Tingye tenía un rostro indefenso, pero, aun así, lo recibió todo. Susurró de manera seductora:

—Sí, sí, me equivoqué. No debería malinterpretarlas a usted y a esa chica, Yun Xi. Sin embargo, no se le puede permitir dormir contigo en el futuro. No, aparte de mí nadie puede.

Xia Yuqing protestó:

—Yun Xi es una niña.

Feng Tingye no pudo tolerarlo y respondió:

—Los hombres y las mujeres son iguales, no están permitidos.

—Tan opresivo. —Xia Yuqing murmuró y enterró su rostro más profundamente en los brazos del otro. Sintió un leve toque de dulzura en su corazón, pero…

—Además, he sido secuestrada durante tanto tiempo antes de que me encontraras. Tuve que tener miedo durante muchos días, debes asumir la responsabilidad.

Algo se asentó lentamente en los ojos de Feng Tingye y las comisuras de sus labios se engancharon ligeramente hacia arriba.

—Sí, es mi culpa. Asumiré la responsabilidad.

—Eso es correcto. —Xia Yuqing no sintió la llegada del “peligro”, bajó la cabeza y pellizcó la ropa de Feng Tingye.

Feng Tingye disfrutó de su actuación linda e indefensa, pero, aun así, tuvo que interrumpirla porque…

—Mi cuenta, ¿has terminado de calcular?

—Eh, por el momento. — Xia Yuqing dijo con misericordia.

Feng Tingye enarcó las cejas y sonrió con picardía:

—Bueno, ahora calculemos su cuenta.

—¿Mi cuenta? —La cabeza de Xia Yuqing asomó de los brazos de Feng Tingye. Ella miró a Feng Tingye con incredulidad —¿Qué cuenta tengo? ¿No acabo de terminar de calcular ahora?

—Bueno, aunque Yun Xi es una mujer, pero el maestro y el segundo maestro de esta noche no lo son.

—¿Qué? —Xia Yuqing exclamó, pensando con tristeza cuando estaban cenando hoy. Feng Tingye también estaba en la mesa, pero ella no lo reconoció. Es decir, escuchó todas las palabras en la mesa y escuchó a la anciana llamarla su nuera, jugar y emparejarla con el maestro. Incluso escuchó su explicación más tarde, por lo que había corrido a toda prisa. Al ver que ella estaba durmiendo en la misma cama con Yun Xi, el Ultra Seme debió haber pensado que ella le había dado un sombrero verde.

¡¡¡¡¡Ella estaba peor que Dou E!!!!! No es de extrañar… no es de extrañar que sintiera frío en la mesa y pensara que era una ilusión. Resulta… resulta ser cierto. Atrapar a la pareja infiel en el acto, ¡¿¡¿siempre tiene que ser tan melodramático?!?! Me ha jugado un dios que pasaba, por favor, no causes más problemas. !! !!

—Esto, puedo explicar esto. —Xia Yuqing tosió. Para no dejar que este asunto se oscureciera cada vez más, explicó lo que sucedió: ser secuestrada por Jiang Zhaorou, obtener la ayuda de Yun Xi, conocer a los bandidos de la montaña y hacerse pasar por una pareja para sobrevivir, y cómo la anciana ansiosa se había equivocado y la confundió con su nuera.

Después de eso, Xia Yuqing usó sus dos ojos inocentes para mirar a Feng Tingye como si estuviera diciendo

—Estoy diciendo la verdad, tienes que creerme.

Los ojos de Feng Ting se entrecerraron. De hecho, después de saber que Yun Xi era una mujer, ya había adivinado el principio y el final del asunto. Ahora, al escuchar hablar a Xia Yuqing, naturalmente le creyó. Sin embargo, después de la comida de la tarde, no estaba de buen humor. Además de la pena de ver los cuerpos enredados de las dos al entrar por la puerta, no podía ser tan sencillo de olvidar.

—Y el segundo maestro.

—¿Segundo maestro? —Xia Yuqing se congeló, ¿qué le pasa al segundo maestro?

—Visitarte tarde en la noche, tan adentro de la noche. Hombre y mujer, solos, él se preocupa tanto por ti, no soy feliz. —Feng Tingye se inclinó cerca de la oreja de Xia Yuqing y dijo sin rodeos.

Xia Yuqing se sonrojó. Se cubrió su carita caliente y dio unos pasos hacia atrás, mirando a Feng Tingye.

Ultra Seme, ¿puedes ser más infantil? ¿Puedes ser posesivo y arrogante en casa? Además, ¿cuándo viste al segundo maestro preocuparse por mí? Bueno, a él le importaba, solo un pequeño rodeo en su camino. Pero él se preocupaba por mí porque es médico y tiene un carácter amable. Entonces, es normal que venga a hacer un chequeo. Lo más importante es que fue el segundo maestro el que vino a buscarme, por qué se me está poniendo esto en mi cuenta. ¡¿Crees que soy una tonta?!


Army
Holis como verán me ocupe de esta novela desde que se quedó en pausa, jaja también fue una de las razones por las que me uní a Kovel y acepte mis hermosas y preciosas cadenas de color rosa y morado. Esta es mi primera traducción para Kovel así que está en mi corazoncito el episodio 100… Mando muchos, muchisisisimos besitos a Ayanami-san quien fue la primera editora que se me asignó. Ayanami-san y queridos lectores espero que me cuiden… me encanta poder traerles nuevas historias… besitos y apapachos a la distancia (si seguimos en la pandemia, 1m de distancia)

[1]Cao Nima = maldición en chino; también podría ser caballo de barro de hierba

[2]Cao Nitu = Conejo de barro de hierba

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *