Escapó otra vez – Capítulo 101: ¡Jugado hasta la ruina!

Traducido por Army

Editado por Ayanami


Xia Yuqing miró a Feng Tingye con una expresión de resentimiento y dijo hoscamente:

—El cielo y la tierra lo saben, los dos somos realmente inocentes. Desde que entré a la fortaleza, el segundo maestro no ha tenido la mejor impresión de mí, ¿por qué estaría preocupado por mí? También dijo hace un momento que vino a vernos porque nuestras voces eran fuertes.

Este razonamiento, naturalmente, no pudo persuadir a Feng Tingye. Pero en comparación con la autenticidad de estas palabras, Feng Tingye estaba más interesado en otra cosa revelada en las palabras de Xia Yuqing.

—No diste una buena impresión. ¿Qué hiciste para que te mirara mal?

Hablando de esto, la pequeña boca de Xia Yuqing se desinfló. Ella susurró:

—¿No es porque él es como tú? Me entendió mal a mí y al Gran jefe…

Al mirar la cara ligeramente sospechosa de Feng Tingye, Xia Yuqing se sintió impaciente y pisoteó. Miró a su alrededor y luego se acercó a los oídos de Feng Tingye y dijo:

—En realidad, los dos maestros son un par. El segundo maestro entendió mal que tenía que hacer algo con el gran jefe… tos, como tú y me enojé. Por eso, tiene mucha insatisfacción conmigo. Él piensa que soy el tercero entre ellos, por lo que no tiene una buena impresión hacia mí.

Al decir esto Xia Yuqing se puso de pie bajo la mirada severa de Feng Tingye y dijo solemnemente:

—Pero Su Majestad, Chen Qie puede jurar por el cielo, Chen Qie realmente no tiene nada que ver con el Gran jefe. Chen Qie es inocente. Sí, todo es un malentendido. ¡Chen Qie está realmente más agraviada que Dou E! ¡Debes creer en Chen Qie, de lo contrario, Chen Qie no morirá en paz!

—… —La boca de Feng Tingye se torció, mientras veía a Xia Yuqing montar un espectáculo.

Si no supiera que a Xia Yuqing, generalmente, le gustaba emparejar a dos hombres en una pareja afectuosa, mirando la expresión seria de Xia Yuqing en este momento, él podría haber sido engañado por ella. Realmente pensaría que había algo más allá del afecto fraternal entre Su Qingyan y Wu Jun.

Feng Tingye tosió dos veces. Al ver los ojos de Xia Yuqing moverse de manera extraña, el fuego ansioso en ellos hizo que Feng Tingye sintiera un escalofrío repentino.

No tiene ninguna duda de que, si continúa haciendo preguntas, Xia Yuqing definitivamente continuará cotilleando sobre la relación tabú de Wu Jun y Su Qingyan. Esa situación… solo pensar en ella le puso la piel de gallina. Entonces, por el bien de su pequeño corazón, Feng Tingye decidió ser magnánimo y perdonar a Xia Yuqing.

—Está bien, Zhen te cree. Sin embargo, a pesar de que Ai Fei no traicionó a Zhen, Zhen estaba tan angustiado por las palabras de Ai Fei ese día. ¿No debería Ai Fei hacer algo?

Efectivamente, la atención de Xia Yuqing se desvió y la sonrisa en su rostro colapsó de repente.

╭ (╯ ^ ╰) ╮, Ultra Seme, ¡mezquino! Ya dije que fue un malentendido. Claramente es tu culpa, ¿cómo puedes culparme? ¡¡¿Puedes ser más irracional?!!

Aunque estaba indignada en su corazón, Xia Yuqing también sabía que no podía provocar a este hombre de vientre negro frente a ella y se rindió:

—¿Qué quiere Su Majestad que haga Chen Qie? ¿Quieres anotar esto?

Feng Tingye se rió entre dientes y sonrió, —Esta vez, Zhen cometió un error. Zhen entendió mal a Ai Fei y casi lastimó a Ai Fei. ¿Qué tal si lo descartamos?

¿Está siendo amable? ¿Cuándo habló el Señor Ultra Seme tan bien? ¿Es el caso de que Ultra Seme finalmente encontró su conciencia y sabe que no debería ser tan opresivo? 

Pase lo que pase, siempre es bueno no tener deudas con nadie. Xia Yuqing estaba a punto de evocar una sonrisa relajada, cuando su cuerpo se levantó de repente.

Xia Yuqing se sorprendió y rápidamente agarró el soporte frente a ella, solo para darse cuenta de que estaba sosteniendo el cuello de Feng Tingye. Ella estaba siendo sostenida en sus brazos en ese momento.

—Su Majestad, ¿no dijo que lo descartaría? —Xia Yuqing preguntó con ansiedad. Este tipo no estaría dispuesto a decir una cosa y hacer otra, ¿verdad? ¿Sus palabras no significan nada?

—Sí, está cancelado, pero no hemos terminado la deuda anterior. —Feng Tingye sonrió y miró las lágrimas en sus ojos, llenos de espectro.

—¡¿Todavía hay deudas?! ¿No se han hecho todos los cálculos? ¿Por qué todavía hay deudas? ¿Está equivocado, Su Majestad?

—No —dijo Feng Tingye con una expresión firme —Ai Fei lo ha olvidado. Justo ahora Ai Fei preguntó por qué estabas desaparecida durante tanto tiempo antes de que Zhen te encontrara. Esto le ha causado a Ai Fei miedo y preocupación durante mucho tiempo y Zhen debería ser responsable. Zhen sabe que está equivocado y también le prometió a Ai Fei que Zhen asumirá la responsabilidad. Así que ahora, Zhen cumplirá su promesa y será responsable de Ai Fei.

Al ver a Feng Tingye reír con una sonrisa invencible, mostrando sus grandes dientes blancos, Xia Yuqing solo sintió sangre en su garganta.

Ella se preguntaba por qué esta bestia era tan amable hoy y no le tenía ninguna deuda, ¡así que él estaba esperando esto!

—Oh, Su Majestad, Chen Qie estaba bromeando antes y Su Majestad ya dijo que se cancelará. Así que esta cuenta debería contarse. Solo olvídalo, ja, ja, ja, ja… —Xia Yuqing se rió.

Pero Feng Tingye estaba decidido a jugar con Xia Yuqing. Enarcó las cejas y se rió: —No, Zhen debe honrar a las generaciones mayores, las palabras tienen un peso enorme. Las promesas hechas deben cumplirse. Dado que Zhen dijo que asumirá la responsabilidad, Zhen asumirá la responsabilidad. Ai Fei, este tipo de honor no está disponible para todos, debes disfrutarlo.

—… —Prefiero dar esos honores a los demás.

¿Honrar a las generaciones mayores? ¿Las palabras tienen un peso enorme? ¿Por qué no solemos ver esos dientes de oro tuyos? Ahora puedo verlo claramente, las palabras del Ultra Seme son oportunistas. ¡Se inclinan hacia lo que esté a su favor! 

Luchando contra un zorro pícaro y astuto, ¡no tenía ninguna posibilidad!

Después de ser colocada suavemente en la cama, Xia Yuqing se dio cuenta de algo. Extendió la mano y la presionó contra el hombro de Feng Tingye. Tratando de ponerse de pie, luchó:

—Su Majestad, no lo haga. Yun Xi todavía está allí.

—Está bien, presioné su punto de dormir, no se despertará hasta mañana. Ai Fei no necesita preocuparse. El cuerpo de Ai Fei solo puede ser visto por una persona, los demás… ni siquiera lo pienses.

Había un rastro de agudeza en sus ojos y, a pesar del rechazo de Xia Yuqing, comenzó a quitarse su ropa.

—…

¿Tímida? ¡Tímida tu hermana, eres tímida, toda tu familia es tímida! Simplemente no quiero que me traten como una escena de película para adultos.

Hay una persona en la habitación. Aunque se ha quedado dormida, ¡sigue siendo un individuo! Ultra Seme, ¿cómo puedes quitarme la ropa con tanta confianza? ¿Cómo pudiste ser tan bestia? ¿Y tu moral?

Xia Yuqing continuó luchando mientras la desnudaban hasta que solo quedó una pieza de ropa obscena:

—Detente. Lo escuchará la persona de al lado.

Los ojos de Feng Tingye se hundieron y bajó la cabeza para besar la boca parlanchina de Xia Yuqing y susurró:

—Mientras seas buena, no serás escuchada.

Xia Yuqing lloró sin lágrimas. Solo podía aceptar su destino y morderse los labios para detener cualquier gemido.

Justo cuando la ola de calor estaba surgiendo en la habitación, como para confirmar la especulación de Xia Yuqing, hubo una repentina oleada de pasos afuera.

Xia Yuqing y Feng Tingye se congelaron al mismo tiempo. Feng Tingye, rápidamente, agarró la colcha de un lado y envolvió a Xia Yuqing en ella mostrando solo una pequeña cara del tamaño de la palma de una mano. Luego, se volvió para mirar hacia la puerta, conteniendo la respiración, esperando que llegara el maestro de las pisadas.

Inesperadamente, después de esperar mucho tiempo, nadie entró. Pero llamaron a la puerta de al lado.

—Segundo maestro, segundo maestro, el jefe tiene algo importante que discutir con el segundo maestro. Segundo maestro, por favor, vaya al vestíbulo.

Xiao Dong gritó ansiosamente, lo que le permitió a Xia Yuqing relajar su corazón ansioso. Afortunadamente, no fueron descubiertos.

La expresión de Xia Yuqing después de la conmoción complació a Feng Tingye. Él se rió entre dientes y besó la mejilla de Xia Yuqing, lo que hizo que Xia Yuqing pusiera los ojos en blanco.

Al ser perturbado nuevamente de su sueño, el tono de Su Qingyan se volvió más agudo:

—¿Qué es tan urgente? ¿Qué discusiones se deben hacer en medio de la noche? Si perturba mis sueños por asuntos triviales, lo despellejaré vivo… ¡Humph!

Los dos escucharon claramente el fuerte sonido de un portazo. La fuerza fue suficiente para sacudir la puerta de la habitación de Xia Yuqing que estaba conectada, mostrando la ira de Su Qingyan.

Xiao Dong, obviamente, se sorprendió por Su Qingyan. Se quedó donde estaba por un tiempo antes de perseguirlo.

Al escuchar el sonido de los dos al irse, Xia Yuqing se sintió un poco aliviada. Pero antes de que pudiera regocijarse, sintió un picor en los oídos y la voz de un demonio la siguió:

—Ai Fei, la persona se ha ido. Durante el próximo tiempo, no habrá nadie que nos moleste.

—…

¿Cómo se olvidó de que una bestia seguía presionando su cuerpo? 

—Sé buena, no te muevas.

—…

¿No te muevas? Entonces, ¿debería quedarme tranquilamente aquí y ser devorada por ti? Por desgracia, ¿por qué esta escena se siente demasiado familiar?

—¡!

¡Sueño, es el sueño!

Xia Yuqing estaba atónita y miró a Feng Tingye que estaba presionando su cuerpo. El Cao Nima que la había presionado coincidió con este hombre que la presionaba en este momento. ¿Ella pensó que los ojos y el tono le eran familiares? ¿Entonces, fue el Ultra Seme?

Feng Tingye miró la expresión de su rostro, su rostro se oscureció. En este momento, se atrevió a soñar despierta, esta chica realmente necesitaba que le dieran una lección.

Ai Fei, ¿en qué estás pensando? Díselo a Zhen, deja que Zhen se divierta.

Feng Tingye estaba un poco molesto y su voz ronca hizo temblar a Xia Yuqing. Ella sonrió y dijo:

—Nada, nada.

¿Decirte? Te digo que acabo de soñar que te convertiste en Cao Nima y yo en Cao Nitu, que Cao Nitu y Cao Nimu jugaban felices juntos. Pero, al final, el Cao Nitu fue tragado en el estómago del Cao Nima. Entonces, ¿los dos son inseparables y permanecerán juntos?

¡Quédense… permanezcan juntos! 

…Si ella dijera estas palabras, ¡¿¡¿todavía viviría?!?!

—¿De verdad? —Los ojos de Feng Tingye se entrecerraron levemente y sus palabras parecían estar mezcladas con una sensación de peligro.

—Ahaha… —Xia Yuqing se rió secamente y cambió el tema. —Está bien, solo estaba pensando, ¿puedes quitarte la máscara de piel humana? Su Majestad, haciendo este tipo de cosas con la máscara de piel humana, me siento como si estuviera con otro hombre…

Antes de que las palabras salieran de su boca, Xia Yuqing sintió claramente la caída de la temperatura circundante. Las comisuras de su boca se crisparon y se dio cuenta de que dijo algo que no debería haber mencionado. ¡Oye, Ultra Seme, no estés celoso de ti mismo!

A continuación, Feng Tingye respondió a Xia Yuqing con su acción.

Con un zumbido, una pequeña cosa salió volando de la cama y cayó junto a Yun Xi que estaba inconsciente. Mirándolo bajo la luz de la luna, era una fina máscara de piel humana.

Después de un rato, voces ambiguas salieron flotando de la cama. Las manos de Xia Yuqing lucharon por estirarse varias veces, pero finalmente fueron retiradas implacablemente. Además, cada vez que se extendía y se tiraba hacia adentro, los trazos en sus brazos aumentaban.

La ola de calor continuó. Lo último que le pasó por la cabeza a medida que su conciencia se fue volviendo borrosa fue que todo el mundo siempre decía que los sueños eran opuestos a la realidad. Pero, ¿cómo se convirtió en una versión real en vivo para ella? ¡Esto no tiene sentido!

♦ ♦ ♦

Después de una noche ridícula, antes de que los primeros rayos de sol entraran en la habitación, Feng Tingye abrió los ojos. Miró a la mujer que estaba acurrucada en sus brazos obedientemente. Extendió la mano y le cepilló el cabello para revelar su delicado rostro. Las yemas de los dedos se deslizaron por sus mejillas y sus ojos se posaron gradualmente en el pequeño vientre que había sobresalido mucho. Sus ojos estaban sonriendo, los mimos dentro de sus ojos casi se desbordaban.

Se inclinó y plantó un beso en la frente de Xia Yuqing. Luego escupió en silencio dos palabras:

—Sólo espérame.

Xia Yuqing parecía haber escuchado sus instrucciones e inconscientemente movió su cuerpo para frotarse contra su mano derecha.

Feng Tingye sonrió, se levantó y recogió la ropa esparcida por la cama. Se la puso, recogió la máscara que cayó al suelo y se fue antes de que el cielo estuviera completamente iluminado.

Cuando Xia Yuqing se despertó, el espacio a su lado ya estaba frío. Si no fuera por las huellas en su cuerpo, Xia Yuqing habría pensado que todo lo que sucedió anoche fue solo un sueño.

Ultra Seme está cerca. Aunque, por alguna razón, no puede llevársela de inmediato, el solo hecho de saber que está cerca la tranquilizó.

Anoche, ella y el Ultra Seme, ¿contó cómo el establecimiento oficial de su relación? ¿Tendrá una relación feliz con Ultra Seme en el futuro? 

Ayanami
Yey~♥ por fin acepta sus sentimientos XD sólo se tardó poco más de 100 capítulos, nada mas jajaja

Este pensamiento hizo que la carita de Xia Yuqing se volviera incontrolablemente roja. Levantó las sábanas y rodó unas cuantas veces antes de que el calor se disipara, pero sus ojos estaban asombrosamente brillantes.

Tal vez, ¿no es tan malo tener un Ultra Seme como novio?

—¿Hola, qué te sucede? ¿Cómo terminé durmiendo en el suelo? No siento nada. Mi espalda está adolorida y rígida, es muy incómodo. Creo que mi cintura está magullada.

Xia Yuqing se levantó y se puso la ropa. Después de lavarse con el agua del entusiasta Xu Shen[1], Xia Yuqing vio a Yun Xi frotándose el cuello y saliendo desde adentro, quejándose.

Pensando en los eventos de ayer, Xia Yuqing no pudo evitar sentirse culpable y un poco tímida. Tosió suavemente

—Xi Er, tu postura para dormir es realmente mala. Te quedaste dormida anoche y rodaste hasta allí. Quería hacerte retroceder, pero me preocupaba lastimar al niño. Dando vueltas toda la noche, no pude dormir bien en absoluto. A partir de hoy, probablemente, deberías dormir al aire libre. Le diré a Xu Shen que tome más edredones.

Xia Yuqing recordó la advertencia de alguien y ahora era una buena oportunidad.

—¿Realmente dormí tan mal? ¿Me caí de la cama? No es de extrañar que tenga tantos moretones y me duela.

Yun Xi miró los círculos oscuros de Xia Yuqing debajo de sus ojos y se disculpó.

—Ok, esta noche dormiré sola. Lo siento, Qing Jiejie, no sabía que dormía tan mal. Nunca antes me había caído de la cama. Afortunadamente, no les hice daño a usted ni a su hijo anoche.

—Está bien. —La disculpa de Yun Xi hizo que Xia Yuqing se sintiera aún más culpable.

—Sin embargo, Qing Jiejie, tus ojeras y tu cutis, ¿por qué siento que no se parece al insomnio, sino más bien a… un exceso de indulgencia? Jajajaja…

¡¡¿Indulgencia?!! ¡Eres demasiado indulgente y toda tu familia es demasiado indulgente! La cara de Xia Yuqing estaba verde y sus sentimientos de culpa hacia Yun Xi desaparecieron como una burbuja debido a sus palabras. ¡¿Por qué Ultra Seme no se esforzó un poco más y provocó que se le cayera la lengua?!

—¿Cómo puedes decir eso? ¿Cómo pudiste decir esas palabras casualmente? Realmente eres solo un mocoso. ¡Disparando tu boca y sin miedo a las consecuencias!

El repentino grito bajo dejó atónitos a Yun Xi y Xia Yuqing. Ambas se volvieron hacia el sonido y vieron entrar a la anciana con una mirada enojada.

La anciana pensó en venir temprano en la mañana para ver a Xia Yuqing. Aunque no era su nuera, todavía era buena a sus ojos. A pesar de que no podría convertirse en su suegra, aún no afectaría su amor por Xia Yuqing.

Inesperadamente, la anciana escuchó las palabras de Yun Xi tan pronto como llegó a la puerta de la habitación de Xia Yuqing. Su rostro cambió levemente. Estaba convencida de que Yun Xi estaba intimidando e insultando a Xia Yuqing.

Cuando Yun Xi vio que era la anciana de ayer quien le gritó, su rostro estaba un poco sombrío. Efectivamente, hubo algún conflicto con esta anciana. ¿Por qué siempre quería enfrentarse a ella?

—Señora mayor, esto es un malentendido. Solo estamos bromeando, Xiao Xi no es malicioso.

Al verlos a ambos a punto de comenzar a pelear nuevamente, Xia Yuqing se secó el sudor frío de la frente y se apresuró a suavizar las cosas.

Estos dos solo se han visto un puñado de veces, ¿cómo podrían estar tan enfrentados como el fuego y el agua? Tan pronto como se conocieron, fue como si hubieran encendido pólvora y la puerta de la ciudad se incendió, ¡trayendo el desastre a todos estos pequeños peces!

Lo que Xia Yuqing no sabía era que a las personas mayores les gustaba escuchar palabras agradables y suaves. Además, sin importar si estaba de regreso en su casa de soltera o cuando entró en la casa del general, la anciana era una famosa arpía. Mientras que Yun Xi, que era hija única, fue atesorada desde que era niña. Aunque no era dominante, la mimaron bastante. Dos mujeres del mismo temperamento, incluso si tuvieran una edad muy diferente, no pueden escapar de esa oración: ¡las mismas polaridades se repelen!

Cuando los dos se encontraron, sintiendo el aura similar alrededor del otro, naturalmente comenzaron a repelerse. Si bien la existencia de Xia Yuqing equivalía a verter aceite en el fuego, la relación entre los dos era aún más tensa.

En pocas palabras, la anciana lo ve como un Yun Xi robando a su nuera, por lo que se sentía desagradable cada vez que lo miraba. Yun Xi también era una persona que no podía soportar ser maltratada, susceptible de persuadir, pero sin coerción. Como resultado, las dos personas… ¡estaban en conflicto directo!

Al recibir un guiño de Xia Yuqing, Yun Xi supo que no era el momento de tener una pelea con la anciana, así que resopló con frialdad y giró la cabeza como si no viera nada.

La anciana se enojó aún más cuando vio esto. Quería dar un paso adelante para enseñarle una lección a Yun Xi, pero Xia Yuqing la detuvo primero. Sonriendo y actuando lindo

—Señora mayor, vino tan temprano, ¿está aquí para verme?

Efectivamente, las palabras de Xia Yuqing pudieron redirigir a la anciana de inmediato hacia su propósito original de venir aquí.

—Sí, vine a verte. Ayer vi que no comiste mucho. Recordando que estabas embarazada y debes estar teniendo dificultades, quería venir y ver cómo lo estabas haciendo por mí misma.

La anciana miró a Xia Yuqing, que estaba un poco pálida con algo de azul y verde debajo de los ojos y frunció el ceño,

—No te ves tan bien. Oye, sé que los jóvenes son enérgicos, puedo entenderlo. ¿Pero no debería haber algún sentido de prioridad aquí? Ahora es una persona embarazada, ¿cómo podrían seguir haciendo esas cosas con tanta frecuencia? Pero no se te puede culpar a ti. Solo puedes culpar a alguien por ser demasiado ignorante para tratar adecuadamente al sexo justo. Tal vez, sea porque todavía son jóvenes, sin sentido de prioridad. Mi pobre niña…

La anciana habló mientras le daba a Yun Xi una mirada a un lado. El rostro de Yun Xi se hundió con una expresión hosca. ¡Claramente le estaba disparando! Ella no hizo nada y la que tenía dolor de espalda era obviamente ella y no Qing Jiejie. Una olla negra tan grande que tiene que afrontar, pero afortunadamente, todavía recordaba su situación actual y trabajó duro para sofocar la ira en su estómago.

╭ (╯ ^ ╰) ╮ No importa cómo lo desee, ¡Qing Jiejie no es su nuera! 

Yun Xi pensó con orgullo.

En comparación con la ira de Yun Xi, el otro héroe del tema estaba más aturdido.

¿Es mi cara realmente tan obvia? Ayer, alguien había dicho algo mal. Además de que estuvieron separados durante mucho tiempo desde que ella cruzó y, finalmente, ambos sintieron lo mismo y se comunicaron correctamente, Xia Yuqing acomodó intencionalmente a Feng Tingye. Las consecuencias directas la llevaron a… básicamente a caer en coma. Alguien ni siquiera sabía cómo controlarse. Una bestia realmente es una bestia. Hmmm, la anciana tiene razón. No puedes culparte a ti mismo por esto, ¡solo puedes culpar a la bestia!

♦ ♦ ♦

Sentado a la mesa en este momento, mirando a los generales que estaban arrodillados, su rostro estaba frío y severo cuando estornudó de repente.

La fuerte voz dejó estupefactos a todos en la habitación por un momento. Tenían curiosidad, pero no se atrevían a mirar a las personas que estaban sentadas arriba.

Shao Zitong no tenía esta preocupación. Al ver la mirada orgullosa de Feng Tingye, en comparación con él mismo dando vueltas alrededor de la montaña durante toda la noche hasta que finalmente los guardias que estaban explorando la montaña lo trajeron de regreso, se burló:

—Anoche escalaste las paredes de la casa de otra persona y te resfriaste

Feng Tingye se frotó la nariz que le picaba y sonrió como un gato sigiloso:

—No, debería ser alguien hablando de Zhen de nuevo.

—… —Shao Zitong observó el rostro satisfecho de Feng Tingye y su boca se tensó un poco. Sabía que Feng Tingye debió haber logrado lo que quería anoche.

Con una expresión tan engreída, probablemente, esa Ya Tou no lo tuvo fácil anoche. Pensando así, Shao Zitong, de repente, sintió un poco de simpatía por Xia Yuqing, que todavía estaba en la fortaleza.

Aunque los generales arrodillados en el suelo tenían curiosidad, permanecían quietos como avestruces con la cabeza en el suelo. Sus expresiones eran tranquilas, pero sus corazones estaban sorprendidos.

Sabían que los varios Da Rens habían crecido con el emperador desde una edad temprana, y sus sentimientos no estaban separados por el estatus, sin embargo, no esperaban que el ministro se atreviera a hablar con el emperador de esta manera. Además, el emperador ni siquiera se enojó, sino que accedió al ofensor.

Pensando en ello de esta manera, todos recordaban, invariablemente, los rumores que habían escuchado antes. Su emperador y varios Da Rens de alto perfil eran en realidad homosexuales, y ellos…

No tenían idea de que el poder del pequeño libro amarillo de Xia Yuqing se había extendido a todos los rincones del país. Más aún, la forma casual de hablar de las dos personas había permitido que estos generales comenzaran a perderse en sus salvajes pensamientos fantasiosos. El corazón de Feng Tingye seguía de buen humor debido a los eventos de ayer, pero todavía le quedaba un poco de razón y sabía que había cosas más importantes que hacer ahora.

—¿Trajeron todas las cosas que les dije? —Feng Tingye apartó la sonrisa de su rostro y miró a la persona frente a él.

—Reportando a Su Majestad, el Primer Ministro ha entregado todo lo que el Emperador quería. También ha enviado a este subordinado con mil soldados de élite para apoyar al Emperador en caso de una emergencia.

—El primer ministro es muy minucioso, por ahora, mantengan las tropas aquí. ¿Qué pasa con las cosas? —Feng Tingye asintió. Sabía que Leng Ruofeng estaba preocupado de que la familia Wu y sus descendientes guardaran rencor contra la familia real debido a la ejecución de su familia. Además, le preocupaba el que no estuviera dispuesto a regresar, en lugar de luchar contra ellos él mismo.

Al escuchar esto, el general que estaba arrodillado sacó un artículo envuelto en un brocado.

Feng Tingye le dio a una mirada Shao Zitong, éste dio un paso adelante para tomarlo.

—Ustedes regresen primero. No vengan a menos que los llamemos.

—Sí.

Los generales hicieron una pausa, pero también sabían qué se debía escuchar y qué no. Entonces, cada uno se inclinó y salió uno por uno.

—¿Esto es lo que dijiste que puede traer a la madre y al hijo de la familia Wu de regreso al palacio?

—En, echa un vistazo.

La boca de Feng Tingye se volvió hacia arriba como un pequeño arco, mirando la bolsa de tela mientras hablaba.

Shao Zitong extendió la mano y abrió el artículo cubierto de brocado. En el segundo siguiente, aparecieron dos cosas.

—Este es…

Feng Tingye enarcó las cejas:

—Ese año, el general Wu quería que el padre real rescatara a su esposa e hijos, pero un asistente cercano había escondido sus cartas y fichas en secreto.

♦ ♦ ♦

Al mismo tiempo, el tema que Xia Yuqing y ellos estaban discutiendo era demasiado vergonzoso. Xia Yuqing se dio cuenta de que su rostro todavía no era lo suficientemente grueso, por lo que cambió de tema e hizo que la anciana la acompañara para el desayuno antes de hablar más.

Al mirar la apariencia suave y linda de Xia Yuqing, la anciana naturalmente estuvo de acuerdo. Pero después de la alegría inicial, su corazón se deprimió cada vez más. Oh, ¿por qué una chica tan buena no es su propia nuera?

En cuanto a Yun Xi, sabiendo que tenía que comer en la misma mesa con la anciana, y mucho menos responder, tenía el rostro estirado como un anciano. Sosteniendo sus palillos, pinchaba continuamente la comida en su tazón, exudando un aura para que la gente no viniera.

—Mm, por cierto, el segundo maestro está al lado. ¿Por qué no le pides que venga para comer juntos?

Xia Yuqing mordió sus palillos, de repente, recordó el episodio de anoche e hizo una sugerencia.

—Lo llamaré, Qing Jiejie come primero —Yun Xi se levantó de inmediato y salió corriendo como un torbellino.

Cuando la anciana vio esto, su rostro volvió a hundirse: —Dando vueltas, ¿en qué se parece a un hombre que va a ser padre?

Ella realmente no se parece a uno … Xia Yuqing se rió entre dientes: —Tos, Xi’er es joven y vigoroso, por lo que es inevitable que esté un poco impaciente. Estará mejor cuando sea mayor.

—Bueno, lo mimas demasiado. No puedes hacer esto. No puedes aceptarlo simplemente porque es joven. Ya estás en desventaja porque eres mayor que él. Si continúas mimándolo así, quién sabe qué tipo de lío será más adelante. También sabes que un niño de esta edad es impaciente. Si es tentado, quién sabe qué tipo de cosas imperdonables podría hacer… En ese momento, no tendrás ningún lugar para llorar. Te lo digo, los hombres no se pueden malcriar. De lo contrario, ganarán una pulgada y querrán un pie. Solo mediante el uso de estrategias atronadoras para presionarlos, puede hacerles saber quién es indispensable.

—Hmmp… —Xia Yuqing casi se atragantó con su papilla y tosió suavemente.

¿Estrategias atronadoras? ¿Esta anciana me está enseñando técnicas para manejar a un marido? Es una lástima que esa persona no sea alguien que pueda ser reprimido casualmente, sino que, a menudo, es ella quien es reprimida accidentalmente. Y anciana esto, ¿quiere decir que Yun Xi se descarrilará algún día? Keke, puedes tranquilizar a ciento veinte corazones, ¡porque ella no tendrá esta oportunidad!

La anciana miró el costado de Xia Yuqing enrojecido con una sonrisa y pensó erróneamente que tenía una tos fuerte. Ella la ayudó a darle palmaditas en la espalda, preocupada:

—¿Estás bien?

—Tos, estoy bien. Recordaré lo que dijo la señora mayor.

La anciana asintió con satisfacción. Las dos estaban hablando cuando vieron a Yun Xi regresar solo.

—¿Qué sucede, el Segundo Maestro no quiere venir?

Yun Xi negó con la cabeza:

—Llamé durante mucho tiempo y no hubo respuesta. Supongo que se levantó temprano y salió.

Xia Yuqing se congeló por un tiempo. Se sabe que el segundo maestro se enoja por ser despertado temprano, ¿cómo pudo levantarse tan temprano?

En el fondo de su mente recordó que Xiao Dong se acercó y llamó al segundo maestro. Decía que era el gran jefe quien tenía algo que hablar con él. Esta mañana, el segundo maestro no estaba en la habitación. ¿Es posible que pasara la noche en casa del gran jefe?

¡Durante la noche! No será lo que pienso, ¿verdad? Uh… ¿El dueño de la casa finalmente se iluminó? Después de llamarlo, ¿se confiaron e intercambiaron sentimientos? Entonces, mientras el segundo maestro estaba avergonzado, ¿Finalmente lo tuvo dando vueltas toda la noche para que ni siquiera pudiera regresar hasta ahora?

Ya terminé, solo pensar en eso hace que la sangre se me suba a la cara, ¡¡¿está hinchada?!! Realmente me estoy volviendo cada vez más impura, ¡debe ser por el Ultra Seme! ¡Pero… por favor, busque la escena, busque la escena!

—Qing Jiejie, ¿qué sucede?

Yun Xi no pudo evitar preocuparse cuando los ojos de Xia Yuqing parecían vacíos y la baba estaba a punto de salir de su boca.

—Ah, tos, no es nada. Como no está allí, está bien.

—Pero, Qingyan de verdad, ¿adónde fue tan temprano en la mañana? ¿Cómo puede simplemente desaparecer así? —La anciana frunció el ceño.

—… —Tal vez no pueda levantarse de la cama de su hijo. 

Xia Yuqing estaba muy animada, cuando, de repente, escuchó un grito desde afuera: —¡Algo pasó, algo pasó, algo pasó en la parte de atrás de la montaña!


Army
Luego de la gran actualización que hice por San Valentín, descansé un buen tiempo y recién volví otra vez a traducir… tal vez, no notaron mi ausencia por las actualizaciones semanales. Debo confesar que me dio pereza actualizar desde febrero hasta ahora, pero surgieron malas noticias con mi laptop a la que lamentablemente se le empezó a recalentar el touchpal hasta el punto de derretirlo ;-; No diré la marca, pero en si era una buena laptop, fue un caos tremendo, y para colmo no podía llevarla a un técnico normal porque esta edición es relativamente nueva y la garantía te obliga a que solo un técnico de la marca revise dicha laptop y en eso fueron 2 meses en días hábiles no calendario (ㆆ_ㆆ)(también la razón por la que me puse a flojear(͠◉_◉᷅ )). Pero la buena nueva es que no costo mucho la reparación y heme aquí de vuelta y con un super pack de actualización para no dejar semanas vacías (っ^▿^)۶🍸🌟🍺٩(˘◡˘ )

[1]Xu Shen = Es como decir Ahjumma; son mujeres en la mitad de sus 40, donde Xu es el apellido.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *