Escapó otra vez – Capítulo 99: Atrapando a la pareja infiel en el acto

Traducido por Army

Editado por Ayanami


—Por supuesto que es la esposa de tu hermano.

A la anciana no le importó la mirada de sorpresa de todos en la habitación. Sostuvo la mano de Xia Yuqing con una sonrisa y se quejó.

—Ustedes dos hermanos, en realidad, ¿siendo un evento tan importante, pero todavía se lo ocultan a su madre? ¿Querían sorprender a su madre? Ohohoho, mamá ya lo sabe. ¡Ups! Mi amada nuera, bebe sopa rápidamente. Esta es una sopa de paloma especial que mamá ha preparado especialmente para ti.

—¡Madre! ¿Cuánto tiempo ha pasado, cómo pude tener una esposa de repente? Anciana, este desarrollo va demasiado rápido, ¡mi cerebro no puede ponerse al día!

—Señora, no soy… —Xia Yuqing solo quería aclarar, cuando, de repente, escuchó un click.

Al mirar el sonido, fue la cuchara de sopa en la mano de Wu Jun la que cayó en la sopa. La sopa en el tazón salpicó y casi tocó las mangas de Su Qingyan, lo que provocó que Su Qingyan volviera a poner los ojos en blanco.

—Madre, has entendido mal. No es lo que piensas… esta joven…

—¿Qué malentendido? ¿Cómo podría ser un malentendido? La madre sabe que tienes la piel delgada, pero esa persona ya está embarazada de tu hijo. ¿Por qué no lo admites? Mamá te dirá ahora que será mejor que seas bueno con ella en el futuro. Abandonar a la gente, ese tipo de cosas, los hijos de nuestra familia Wu no pueden hacer eso.

La anciana argumentó con indiferencia.

—Madre, tú …

Wu Jun se quedó atónito por las palabras de la anciana y su boca se quedó muda. ¿Cómo puede manejar esto? Sentado inquieto, su rostro estaba sonrojado como Guan Gong, pero la anciana pensó erróneamente que era tímido.

Al ver su expresión, un destello de frialdad pasó por los ojos de Su Qingyan. Giró la cabeza y miró a Xia Yuqing, que tenía la cabeza agachada, tratando de ocultar su existencia. Se burló:

—Vieja señora, ha entendido mal. El hermano mayor y yo siempre somos inseparables. ¿Cómo no iba a saber si mi hermano mayor tenía una… esposa?

Aunque Xia Yuqing tenía la cabeza agachada, claramente, sintió dos pares de ojos fríos disparándose directamente hacia ella, como si fueran espinas en su espalda.

Las manos de Xia Yuqing temblaron y sus lágrimas han estado fluyendo por su corazón durante mucho tiempo. ¡Ay, soy realmente inocente, todo es un malentendido! Su humilde sirviente realmente no destruirá a nuestra familia y no se involucrará con un tercero. Esta persona aquí, es solo un espectador, no es de mi incumbencia. Dios sabe que puedes ser atrapado, incluso cuando no estás involucrado. Esta vez, incluso si salta al río Amarillo, no podrá lavarse la tierra. ¿Su injusticia está peor que la de Dou E[1]? Ya es suficiente, ¡¡¡¡¡por favor, déjame ir!!!!!

—¿Podría ser? ¿También se lo estás ocultando a Qingyan? Hohohoho, no esperaba que mi hijo, que siempre se ve tan honesto y sincero, realmente sepa cómo tener una casa para esconder a la amante.

La anciana escuchó las palabras por un momento, luego se tapó la boca y sonrió.

A Xia Yuqing se le puso la piel de gallina de inmediato:

—Señora, realmente no lo entendió. El niño en mi estómago no pertenece al gran jefe. Realmente nos molestas así. El padre del niño en mi estómago es…

Independientemente de los ojos de todos los presentes, Xia Yuqing atrajo a Yun Xi sobre quién había estado de mal humor. Abrazándola, la empujó hacia afuera como un escudo:

—Realmente es de Xiao Xi. Somos el padre y la madre de este niño. El gran jefe acaba de ver que estábamos solos e indefensos y no podía soportar que deambuláramos sin hogar. Por eso nos dejó quedarnos aquí temporalmente. No es lo que piensa la anciana.

Yun Xi, quien fue empujado hacia el frío, miró el asombro de la anciana. El estado de ánimo de ser acosado y oprimido desapareció de inmediato. Se acomodó la ropa desordenada, levantó la cabeza y dijo:

—Sí, señora mayor, Qing Jiejie es mi esposa y aún no nos hemos casado oficialmente. El bebé de Qing Jiejie también es mi hijo. Esta es la verdad. Señora mayor, por favor, tome nota de esto. Es mejor no hacer una broma así, de lo contrario, sería perjudicial para el gran jefe y la reputación de Qing Jiejie.

Tan pronto como Yun Xi terminó de hablar, sintió un escalofrío detrás de él. Este escalofrío por detrás, le dio una sensación indescriptible de… miedo. Maldita sea, ¿podría ser un fantasma?

La anciana escuchó las palabras de Yun Xi y sus ojos estaban llenos de incredulidad. Se volvió hacia Xia Yuqing y le preguntó con incertidumbre:

—¿Lo que dijo es… realmente cierto? ¿El niño en tu estómago no es realmente de mi hijo?

—Sí, sí. No es de él, es de Xiao Xi. —Xia Yuqing respondió con una risa seca, pero cuando salió su voz se sintió incómoda de nuevo.

¡No es bueno, hay un aura asesina! Xia Yuqing frunció las cejas y miró a Su Qingyan con cautela. Sin embargo, ella solo vio un poco de desdén y regodeo en su rostro, no hubo mucha hostilidad.

Entonces, ¿de dónde vino el destello del aura asesina que acaba de sentir?

Feng Tingye entrecerró los ojos y miró a Xia Yuqing y al joven junto a ella, sus ojos tenían un rastro pasajero de frialdad.

Después de que la anciana dijo que Xia Yuqing era su nuera, se sintió muy incómodo. Una pequeña bestia, repentinamente, salió de su corazón, mostrando sus garras.

¡Rasguño! ¡Rasguño! ¡Rasguño! ¡Rasguño! ¡Rasguño!

Realmente, solo quería tomar a cierta persona en sus brazos y decirle a todos que está Ya Tou es SU esposa. ¡Su vientre está preñado de su semilla!

Army
Como yo lo vi XD

Afortunadamente, alguien estaba en una posición alta y ya había cultivado su orgulloso autocontrol. Solo entonces, podría evitar tomar medidas. En cambio, volvió a meter a la bestia en su corazón. Además, la razón le dijo que la expresión de dolor de su Ya Tou significa que debe haber algún malentendido. Tal vez, fue otro percance que la niña cometió inconscientemente.

Resulta que ese fue realmente el caso. Es solo que Feng Tingye no esperaba que hubiera un espectáculo tan bueno después.

¿Que la Ya Tou se atreviera a confesar que el joven era su compañero y que el niño en su estómago le pertenecía a él? Por un momento, Feng Tingye sintió que le habían dado el sombrero verde[2].

Mirando a Xia Yuqing y la cara y los ojos sinceros del joven, si no conociera el temperamento de Xia Yuqing, podría haber pensado al 100% que el estómago de Xia Yuqing era la semilla del joven. ¡Feng Tingye temía haberse convertido en el tonto que fue traicionado por su esposa!

Incluso si sabía que lo que ambos dijeron eran puramente mentiras, aun así, Feng Tingye todavía tenía dificultades para reprimir a la pequeña bestia en su corazón que estaba moliendo sus garras, una, dos, tres veces…

Los ojos de Feng Tingye se volvieron cada vez más profundos. Solo unos días después de dejar el palacio, ¿se atrevió a salir a hacer el tonto, tener un amante ilícito y no seguir los principios de convertirse en la esposa de uno? ¡Esto no se puede perdonar! ¡¡¡Cuando vuelvan hay que educarla adecuadamente!!!

Cuando un escalofrío familiar volvió a surgir desde atrás, Xia Yuqing tembló. Maldita sea, ¿por qué se siente como si me hubieran pillado en el acto? ¿Podría ser que el Ultra Seme esté aquí? Ah, no puede aparecer aquí ahora, incluso si realmente estuviera aquí, no he hecho nada malo. ¿Por qué tendría miedo? 

Pensando en ello de esta manera, Xia Yuqing expulsó esas preocupaciones de su cabeza rápidamente, levantó la cabeza e hinchó el pecho.

—¿Cómo puede ser esto? ¿Cómo puede ser esto? Ups…

Cuando la anciana recibió su confirmación, tenía una expresión maltratada en su rostro. Ella miró con resentimiento a su hijo

—Hijo mío, ¿por qué tu vida es tan difícil? Madre pensó que finalmente encontraste el amor verdadero, ¡¡¿cómo se convirtió todo en un malentendido?!! ¡Oh, por qué sufro tanto! ¡¡Esposo, es mi culpa!! Nuestro hijo ni siquiera puede encontrar una buena nuera que pueda ayudarnos a crear la próxima generación. ¡¡¡Me avergüenza demasiado enfrentar a nuestros antepasados​​!!!

Xia Yuqing miró a la anciana con una expresión de asombro por un segundo, luego suspiró en su corazón. Gran Jefe, ¡cuánto odias el matrimonio! ¿¡Cómo empujaste a tu madre a este punto!?

—Madre… Madre… No digas eso, es culpa de tu hijo. Su hijo es un inútil y no tiene la capacidad de casarse con una nuera virtuosa. No estés triste.

Wu Jun vio a la anciana llorar e inmediatamente entró en pánico. Perdiendo la cabeza, estaba girando en círculos.

Al ver esto, la esquina de la boca de Xia Yuqing se crispó. No podía controlar que sus ojos flotaran hacia Su Qingyan. Nuera, ¿no hay ya una? Hermosa, por cierto, aunque el temperamento era un poco malo. Pero, en general, los gatos orgullosos son muy coquetos y fáciles de engatusar, solo necesitan ser favorecidos. Además, el maestro atesora a esta esposa, ¿cómo podría jugar con alguien más? Entonces, además de que cierta persona no podía tener un bebé, estas dos personas eran una pareja perfecta. ¡¡¡Vieja señora mire aquí, su nuera está aquí!!!

Naturalmente, Su Qingyan notó la mirada ardiente de Xia Yuqing sobre su cuerpo. Sus cejas se juntaron y le dio una mirada infeliz. ¿Qué está pasando con esta chica? ¿Por qué tiene una mirada tan extraña? Le hace sentir picazón. ¿Podría ser… a ella le gusta?

Si Xia Yuqing supiera lo que Su Qingyan estaba pensando en este momento, sentiría desdén hacia él y le daría una etiqueta narcisista, además de ser torpe y arrogante.

—No, mi hijo es el mejor. ¿Cómo puede ser inútil? —La anciana escuchó la confesión de Wu Jun y dejó de llorar.

Wu Jun se sorprendió, luego se quedó paralizado con una cara temblorosa:

—… Mi madre tiene razón.

Los ojos confusos de la anciana, de repente, se iluminaron como una antorcha. Le dio una palmada a Wu Jun en los hombros y se quejó:

—Si tenemos que culpar a algo, deberíamos culparte a ti por quedarte adentro todo el día. ¿Cuántas veces te dijo tu madre que bajaras de la montaña y caminaras? Si no bajas de la montaña, ¿dónde puedes encontrar a una chica hermosa para traerme una nuera? Eres alto y fuerte, ¿cómo puedes anidar en la montaña como un rey y luchar con las bestias? ¿Pueden esas bestias conseguirte una niña o convertirse en tu esposa?

—Puu…

Xia Yuqing no pudo evitar reír a carcajadas. Afortunadamente, la gente de su lado le estaba prestando atención a Wu Jun y no la notaron. Xia Yuqing se alejó apresuradamente, tapándose la boca con la mano, trató de evitar que la risa se revelara.

¿Cómo usa la anciana palabras tan fuertes? ¿Sospechas que el gran maestro tiene algo con las bestias en la montaña? Ah, ja, ja, ja, ja…

La ignorancia de la anciana de sus propias palabras ha causado los infinitos pensamientos fantasiosos de Xia Yuqing. Mientras que, en este momento, la anciana solo estaba enfocada en el matrimonio de su hijo. Mirando a su hijo con ojos ardientes, estaba ansiosa por que él trajera una nuera a casa.

Wu Jun se quedó estupefacto por las palabras de su madre. Inclinó la cabeza torpemente, solo para murmurar mal:

—Sé que estoy equivocado, no te enojes conmigo madre. Si lastimas tu cuerpo por la ira, habré pecado.

Sin embargo, la anciana se negó a dejar que Wu Jun fuera así. Sus cejas se arquearon y se burló,

—Si sabes que estás equivocado, eso es bueno. Tu madre ya ha hablado con la casamentera al pie de la montaña y pronto enviarán algunos retratos de niñas a las puertas de la montaña. Puedes elegir tu favorita del lote, bajar la montaña para conocerla y si crees que es buena, casarte con ella. Tu madre no la tratará mal.

La multitud volvió a quedarse atónita. Entonces, después de tanto tiempo, esta anciana ya había tomado esa decisión. Efectivamente, ¡cuanto más viejo es el jengibre, más picante es! ¡Mira, esa actuación definitivamente puede llevarse a casa un Oscar!

—Madre… no… —Wu Jun se sorprendió un poco, antes de entender el significado de las palabras de la anciana y, de repente, entró en pánico.

El rostro de la anciana se hundió:

—¡Qué ocurre! Madre dijo que está bien, así que está bien.

—Madre, tu hijo es el líder de una fortaleza de ladrones de montaña. ¿Qué chica está dispuesta a casarse con un ladrón de la montaña? Además, no quiero casarme tan pronto…

Wu Jun insistió en luchar, pero la anciana lo interrumpió.

—¿Temprano? Ya tienes treinta. ¿Crees que un hombre de esta edad no puede hacer nada? Ya deberías haber sido abuelo. No puedes conseguir un puesto alto y estás demasiado orgulloso para ocupar un puesto bajo, ni siquiera tienes una candidata a esposa a la vista. También dices que eres un ladrón, ¿y qué hay de eso? ¿Matas, prendes fuego y saqueas? Desde que te has convertido en el líder de los ladrones aquí, la montaña ha sido mucho más pacífica. Esos aldeanos te están agradecidos, por eso te siguen enviando cosas buenas. ¿Por qué se sentirían decepcionados y temerosos de ti? No le digas a tu madre todas estas tonterías, a mamá no le importa. Esta vez, si estás dispuesto a ir, sería lo mejor. Pero incluso si no lo estás, irás obedientemente allí por tu madre.

—Sí Madre. —Wu Jun abrió la boca. Al final, incapaz de replicar, solo suspiró.

No había otra opción. Su padre, que tenía muchos grandes logros y era muy poderoso, cuando estaba frente a su madre, era como un gato doméstico. Obedeció las palabras de su madre y no se atrevió a mencionar sus opiniones. Si su madre hablara un poco más alto, todo su cuerpo temblaría, y mucho menos su hijo, que no se puede comparar en absoluto con su padre.

Por lo tanto, su lado sumiso fue heredado. En la familia Wu, las mujeres eran respetadas y las palabras de la madre eran edictos imperiales que debían seguirse.

La multitud miraba con ojos grandes, cómo se desarrollaba este espectáculo. No supieron reaccionar. Solo el corazón de Yun Xi sentía algo de simpatía por Wu Jun. Otra carne de cañón empujada a un matrimonio arreglado, Yun Xi no pudo evitar sentirse amargado. Hermano, es difícil, ¡pero ten cuidado!

Cuando la anciana vio que Wu Jun estaba de acuerdo, su rostro estaba un poco demacrado. Luego, finalmente, se sentó en su lugar con satisfacción. Al recordar que había forasteros a un lado, no se sintió avergonzada y sonrió casualmente

—Lamento que te permitamos ver esto.

Todos despertaron de su aturdimiento, sus rostros estaban ligeramente torcidos. Se rieron y dijeron que no pasaba nada. Posteriormente, volvió la paz y, oficialmente, comenzó el almuerzo.

Ahora que el malentendido se ha resuelto, naturalmente, la anciana ya no puede llamar a Xia Yuqing, nuera; ni puede llamar al niño en el estómago de Xia Yuqing, su nieto.

La anciana miró el vientre de Xia Yuqing con pesar. Una nuera tan hermosa y una barriga tan grande, ¿por qué no podría ser su nieto?

Sin embargo, incluso si ella retorciera el pañuelo en su mano, todavía no lo haría realidad. Aunque la anciana estaba decepcionada, todavía era considerada con el embarazo de Xia Yuqing. Se aseguró de que la cuidaran en la mesa y, de vez en cuando, le decía a Xia Yuqing algunas cosas a las que las mujeres embarazadas deberían prestar atención. Sin embargo, al igual que antes, a ella no le agradaba Yun Xi. Ella ni siquiera le dio una mirada. Esto hizo que Yun Xi se enojara tanto que casi se rompió los dientes, ╭ (╯ ^ ╰) ╮, ¡esta vieja bruja es demasiado feroz y dominante!

De principio a fin, Feng Tingye ni siquiera hizo un sonido. Simplemente, sonreía ante los ojos inquisitivos que se lanzaban de vez en cuando. Demostró la gracia de un caballero, pero sus ojos estaban puestos en Xia Yuqing.

Asegurándose de que ella estaba bien aquí y estimando que no estaría en peligro inmediato, lentamente, desvió sus ojos hacia el dúo de madre e hijo. Sus ojos se entrecerraron levemente y una pizca de luz profunda pasó rápidamente. Pero estaba sutilmente cubierto por el vaso que extendió para beber, para que nadie lo descubriera.

Después de que terminó la comida, Feng Tingye y Shao Zitong no se quedaron más tiempo. Se levantaron y confirmaron con Su Qingyan la cita para el parto. Luego, Su Qingyan y Wu Jun los despidieron cuando abandonaron la fortaleza.

Tan pronto como salió de las puertas, Shao Zitong se quitó el disfraz que tenía y susurró:

—Parece que esa chica se está mezclando bastante bien en esta fortaleza.

Feng Tingye no respondió, solo se detuvo y lo miró con una sonrisa. Aunque sus ojos no eran amenazantes, sintió un poco de escalofrío.

A Shao Zitong no le importó y se rió burlonamente:

—Tingye, el que esa Ya Tou dijera que el niño en su estómago es de ese chico bonito, ¿no te importa en absoluto?

Feng Tingye se burló de él:

—¿Qué me viene a la mente? Si es de Zhen, entonces es de Zhen, nadie puede quitármelo. Si ni siquiera tengo tanta confianza, ¿cómo puedo administrar este país?

Después de hablar, no esperó a que Shao Zitong respondiera, simplemente caminó hacia adelante. Shao Zitong se tocó la nariz sin interés, sabiendo que debería dejar de burlarse de él. Lo siguió:

—Su Majestad, parece que está interesado en esos ladrones.

Incluso para señalar casualmente, él era el dueño de la tienda de medicinas Hong An. Si no fuera por este asunto, se les habría ocultado a los ojos. Esta persona ha estado viviendo en las profundidades del palacio durante mucho tiempo, ¿cómo podría abrirse la farmacia fuera del palacio? Además, mirando la forma en que trató a los ladrones en este momento, no parece ser un interés temporal, ¡claramente tenía un plan!

Pareciendo ver a través de los pensamientos de Shao Zitong, las comisuras de la boca de Feng Tingye se elevaron lentamente hacia arriba:

—¿Sabes quién es el líder ladrón y esa vieja señora?

Shao Zitong se congeló y se tocó la barbilla con cuidado. El líder ladrón no parecía nada especial, pero el comportamiento y la expresión de la anciana no eran como las de una mujer común que vivía en las montañas. En cambio, parecía más una dama noble de una familia numerosa.

—¿Qué pasa con el dúo de madre e hijo? —Shao Zitong miró a Feng Tingye y preguntó en voz baja.

Feng Ting sonrió levemente:

—¿Aún recuerdas hace más de diez años, la época en que mi padre el emperador estaba a punto de ascender a la capital? Había un general llamado Wu en la corte que permaneció neutral durante la batalla entre mi padre y el príncipe heredero. El hombre era un funcionario y no quería nadar en aguas fangosas, pero, aun así, lo salpicaron con esa agua sucia.

Shao Zitong hizo una pausa. Cuando Feng Tingye lo mencionó, recordó débilmente que algo así, realmente sucedió en el pasado:

—¿General Wu? ¿Podría ser el general al que Su Alteza Real Qi acusó de privar de las raciones de primera línea e intentar coludirse con el enemigo? ¿El general Wu que fue sentenciado a ejecutar a toda su familia hasta la tercera generación?

Feng Tingye asintió con la cabeza:

—Sí, esa familia Wu. Fueron enmarcados. En ese momento, el general era considerado un hombre de alto nivel moral con grandes logros, pero era un hombre recto y no entendía los peligros de la lucha por el trono. Mi padre real apreciaba su integridad y su talento para liderar soldados y quería atarlo a su lado. Pero nunca pensó que comenzaría a llamar atención no deseada y causarle problemas. En ese momento, la familia Wu fue condenada a ser ejecutada y mi padre real sintió una culpa insoportable. Aunque fueron ejecutados, un subordinado del general rescató a su esposa y a su único hijo.

—Quieres decir… la madre y el hijo eran… —La cara de Shao Zitong cambió ligeramente, esto tenía sentido.

—En.

Feng Tingye respiró hondo.

—El padre real había planeado volver a acogerlos, pero, desafortunadamente, sucedieron muchas cosas más tarde. Cuando finalmente sucedió al trono, los cimientos de la ciudad eran inestables. Si los llevara de regreso apresuradamente, no habría sido una bendición para ellos. Originalmente, después de limpiar el gobierno, Zhen iba a recibirlos, pero no esperaba que debido al temperamento de alguna persona lo rechazaran.

Shao Zitong asintió con la cabeza:

—¿Qué vas a hacer?

—Esté atento a los cambios. Esa fortaleza parece normal, pero es un lugar con tigres agachados y dragones escondidos. Si Zhen revela precipitadamente su identidad, me temo que será contraproducente.

—En, entonces, nosotros…

Antes de que Shao Zitong terminara de hablar, vio que Feng Tingye dio un paso al frente con las cejas levantadas

Zhen recuerda de repente que queda una cosa por hacer. Vuelve primero. Una vez que Zhen termine con sus asuntos, Zhen regresará naturalmente.

Después de hablar, Feng Tingye no esperó una respuesta. Con un paso de sus pies, corrió hacia el bosque por un lado.

—Su Majestad… Shao Zitong se acercó e intentó detenerlo, pero llegó un paso demasiado tarde. Él puso los ojos en blanco.

Dices que no te importa, pero correrías incluso más rápido que un conejo. Se atrevería a apostar con Yan Ran en este momento a que Feng Tingye, ese tonto, volvería a domesticar a su mascota. Al fin y al cabo, un hermano sigue siendo inferior a su esposa. ¿Cómo podía arrojarlo atrás?

Shao Zitong se quejó por un momento con resentimiento, luego se volvió para mirar el bosque detrás de él. Su cuerpo se congeló de repente.

¡¡¿¡¿Este… este… dónde está el camino para bajar de nuevo?!?!! 

♦ ♦ ♦

Al mismo tiempo, una fuerte bofetada sonó desde una posada en la frontera del estado de Ye.

—Ma… Maestro… Jiang Zhaorou se cubrió la mejilla y miró a la persona frente a ella con incredulidad.

—¿Qué te dije? Con la situación actual, usted y yo no debemos actuar a la ligera y provocar a otros. ¿Qué pasó al final? No escuchas mis palabras y tratas de actuar con inteligencia. Habría sido extraño si lo hubieras logrado. Ahora, no solo no trajiste a esa Niang Niang, sino que alertaste a la serpiente. Todo lo que hicimos antes fue en vano, ¡UN DESPERDICIO!

El hombre gritó y golpeó con el puño la mesa junto a él.

Jiang Zhaorou solo escuchó un fuerte ruido y miró sorprendida. La mesa frente a sus ojos estaba hecha polvo. No pudo evitar temblar y morderse los labios.

—Mi subordinado vio a la Ya Tou salir del palacio y pensó que era una oportunidad única. Por eso… por qué… mis subordinados sacaron a la mujer de la capital de Ye. Solo un poquito, solo un poquito más y habría tenido éxito. Simplemente no esperaba que hubiera un maldito encuentro con unos ladrones en la carretera.

Al final de su discurso, Jiang Zhaorou apretó los dientes. Todo era culpa de los ladrones, el que hubiese perdido a muchos de sus hombres leales.

El hombre le dio a Jiang Zhaorou una mirada fría

—Entiendo lo que estás pensando, pero estás demasiado ansiosa por un éxito rápido. Ahora que falta la Ya Tou, el país de Ye está sumido en el caos. Me temo que tú y yo ya hemos sido expuestos. La prioridad ahora es encontrar una forma de remediarlo. Hasta ahora, no ha habido noticias del rescate de la mujer. Ella todavía vive en la guarida de los ladrones. Reúna a todos y vaya inmediatamente a la fortaleza de los ladrones. Debes llegar allí antes que Feng Tingye y los demás… y traer de vuelta a esa Niang Niang.

—Sí.

El hombre caminó hacia el lado de Jiang Zhaorou y la miró:

—En cuanto a que arruines las cosas, cuando regreses, ve a recibir tu castigo en el cuarto oscuro.

Jiang Zhaorou se estremeció, bajó aún más la cabeza y respondió:

—Sí.

Fue solo cuando el hombre salió de la habitación que Jiang Zhaorou dejó escapar un suspiro de alivio. Se levantó y salió por la puerta. A solo unos pasos, se encontró con un tigre sonriente.

—¿Por qué vino Lord Xi?

El jiven frente a Jiang Zhaorou le dio una sonrisa:

Wang Ye escuchó que Da Ren se estaba quedando en el país Ye por algunos asuntos e incluso me pidió que viniera a ayudar.

—¿Wang Ye?

Jiang Zhaorou se congeló, luego sus labios se convirtieron en una mueca de desprecio mientras miraba al joven con una mirada hostil

Wang Ye todavía no puede creer en Da Ren después de todo.

El joven no prestó mucha atención a la sátira de Jiang Zhaorou y sonrió:

Da Ren tiene una identidad especial y Wang Ye, naturalmente, la valora. Mientras que para Si Gu Niang[3]…

El joven se detuvo por un momento, miró a Jiang Zhaorou y luego bromeó:

—Un buen pájaro elige un árbol para anidar. Si Gu Niang debería pensarlo. Cuando Da Ren toma su decisión, ¿cómo debería manejarse Gu Niang?

El joven dio un paso adelante y susurró cerca del oído de Jiang Zhaorou:

Gu Niang debe tener cuidado de no estar con el equipo equivocado. De lo contrario, podrías arrepentirte.

Después de decir lo que tenía que decir, sonrió alegremente y salió.

Jiang Zhaorou giró la cabeza para mirar la espalda del joven. Sus manos colgaban a los costados con los puños cerrados. Sus ojos marrones se llenaron rápidamente de una fría intención asesina.

♦ ♦ ♦

Ha caído la noche y la luna llena cubre el cielo. La suave luz de la luna se derramaba y envolvía todo el bosque de la montaña, como si fuera una manta. No faltaba emoción por la noche en el arroyo de la montaña. Las llamadas bajas de los pájaros resonaban en las montañas profundas e incluso la rana, que no estaba dispuesta a quedarse fuera, asomaba la cabeza para unirse.

De repente, una sombra oscura pasó rápidamente entre las sombras de los árboles. Saltó suavemente a través de la puerta abierta cerca del costado, provocando un pequeño viento frío.

El portero, que estaba dormido mientras sostenía su arma, abrió los ojos estúpidamente. Luego, apretó el arma en su mano con sorpresa y susurró:

—¿Quién… quién está ahí?

—Hermano Tiezi, ¿por qué gritas? ¿Quién está ahí? —El joven que también dormitaba al otro lado se despertó de repente cuando escuchó la llamada del hombre.

—Hmm… pensé que vi una sombra oscura… volar.

—Whoosh…

El joven se estremeció y miró fijamente al hombre llamado Tiezi. Sus dientes comenzaron a temblar, haciendo un sonido espeluznante.

—Hermano… Hermano Tiezi, no soy valiente en absoluto… no me asustes.

Antes de terminar, Tiezi le dio una palmada en el hombro al niño:

—¡No te muevas, ese movimiento anterior no fue tan aterrador como el castañeteo de tus dientes!

Cuando salieron las palabras, hubo un zumbido y una sombra oscura pasó corriendo junto a ellos.

Los dos tomaron una respiración profunda y fría y se pusieron rígidos. Ahora temblaban al unísono. Sus ojos se agrandaron, se miraron con horror. Volviendo la cabeza para mirar hacia atrás, lo que apareció en sus ojos fue…

—Miau…

Un gran gato negro y gordo los miró inocentemente. Bostezó, luego maulló inocentemente, como si estuviera tratando de saludarlos.

—…

—…

—Resulta que… era un gato. No me asustes. —El joven acarició su pequeño corazón asustado.

—…Sí. —El rostro de Tiezi también estaba un poco rígido. Miró al gato negro puro con ojos verdes y azules y todavía se sintió un poco asustado.

El gato negro no obtuvo respuesta de los dos y se sacudió el polvo de su cuerpo de una manera indiferente. Mirando hacia arriba, caminó con orgullo hacia el bosque.

Al ver que el gato negro se iba, los dos soltaron un suspiro de alivio. Tiezi le dio una palmada en el hombro al joven:

—Ahora está bien. ¿Viste que los ojos del gato eran de diferentes colores? Cuando estaba en el pueblo, a menudo, oía a los ancianos del pueblo decir que cuando un gato tiene dos pupilas, el yin y el yang viajan.

—¿Eh? ¿Qué significa eso? —El joven miró a Tiezi sin comprender.

—Es decir, los gatos con pupilas de dos colores son criaturas que pueden viajar entre el inframundo y el mundo natural, al igual que la cara de toro y caballo del infierno. Pueden reclutar almas. Tampoco lo entiendo completamente. Fue solo cuando era más joven, escuché a los ancianos decirlo a menudo. Suena malvado.

—Detente… Hermano Tiezi, no lo digas… Estoy aterrorizado. —El joven que finalmente se había calmado comenzó a temblar de nuevo.

Tiezi pareció desconcertado por sus propias palabras. Miró a su alrededor con la conciencia culpable. Dejó de hablar por un momento y luego susurró:

—No más, no más. Mantengámonos alerta mientras vigilamos. En estos días no ha habido paz al pie de la montaña. Asegurémonos de no dejar entrar a ningún gato o perro o, de lo contrario, podríamos ser castigados.

—Sí, estemos más alerta.

Los dos dejaron de hablar. La puerta volvió a su silencio original, pero después de la conmoción anterior, la noche habitual se volvió más aterradora y extraña.

De repente, el joven recibió una palmada en el hombro por detrás. El joven se estremeció y dio un paso atrás, el corazón casi se le salía de la garganta:

—¡Tiezi, no me mates de miedo!

—¡Me sorprendiste! —Tiezi, quien también se sorprendió por la reacción del joven, no se veía mejor.

El joven volvió a calmar su pequeño corazón asustado. Sus ojos se llenaron de lágrimas y miró a Tiezi con insatisfacción:

—Hermano Tiezi, ¿estás bien? Si estás bien, ¿por qué me das una palmadita?

Tiezi se sintió avergonzado y se rascó la cabeza

—Bueno, ¿puedes regresar y agarrar un sombrero? Uh… me siento un poco tembloroso…

Hermano Tiezi, ¿le está dando la espalda al calvo? Esto me está poniendo emocional, estoy envejeciendo prematuramente, ni siquiera una brizna de hierba creciendo, tampoco quería ser así. Un joven de veintitantos años que tiene una calva lisa, ¡¡¡¿cómo voy a conseguirme una esposa?!!! 

A Tie Zi realmente no le disgustaba en particular, solo sentía que la pequeña y deslumbrante cabeza frente a él brillaba más que las dos luces que lo iluminaban y casi lo cegaba.

Si Tiezi estuviera en el siglo XXI, entendería que la luz que lo hizo sentirse deslumbrado, el objeto que puede emitir esa luz, se conoce comúnmente como… ¡bombilla!

Los dos hombres que estaban frente a la fortaleza se miraron y el pequeño gato negro que los había molestado se precipitó hacia un espeso arbusto rápidamente.

♦ ♦ ♦

Las sombras de los árboles que se balanceaban se envolvieron en la luz de la luna y se alargaron hasta convertirse en la esbelta figura de una persona.

El vestido de color tinta cayó al suelo y se pudieron ver claramente las flores bordadas en el costado con la luz de la luna. El largo cabello color tinta del joven caía como una cascada hasta la cintura. Balanceándose ligeramente bajo la ligera brisa, hizo que la figura del joven pareciera delgada y frágil.

El gato negro olió el aroma familiar que impregnaba el aire, sus ojos de diferentes colores se iluminaron ligeramente. Sus pies comenzaron a acelerar el paso. Después de un rato, había corrido a los pies del joven. Se frotó íntimamente contra el patrón de hibisco en los zapatos de la joven luciendo increíblemente lindo.

El joven miró a la mascota actuando con coquetería, sus labios ligeramente curvados. Luego, se inclinó lentamente para abrazar al gato negro en sus brazos. El largo cabello frente a él cayó suavemente sobre la cara del gato negro mientras se inclinaba, lo que hizo que bostezara con la boca abierta. Luego, felizmente, se acercó para agarrar el cabello largo para jugar.

Al joven no le importó y acarició con la mano el pelaje del cuello del gato negro

—¿Lo viste?

El gato negro escuchó la pregunta del dueño y dejó de jugar con el mechón de cabello, luego, como si entendiera, respondió con un

—Miau …

—Parece que lo está haciendo bastante bien. Ahora que esa persona está aquí, puedo estar tranquilo.

El joven exhaló un suspiro de alivio y sus suaves palabras parecieron una brisa en la fría noche.

El gato negro volvió a maullar y estiró su lengua rosada para lamer las yemas de los dedos del joven, como si estuviera pidiendo algo.

El joven sonrió, rascó la barbilla del gato negro y preguntó gentilmente:

—¿Tanto deseas verla?

El gato negro miró hacia arriba

—Miau ~~~

—Es una lástima… todavía no es el momento adecuado.

Acarició al impaciente gato negro con comodidad. Luego se dio la vuelta y se lo llevó.

La luz de la luna en el agua hizo añicos su luz y aparecieron sombras por todas partes. Sopló la brisa de la tarde y el joven y el gato negro que estaban parados debajo del árbol desaparecieron. Era como si todo lo que acababa de pasar fuera solo un sueño, dejando solo un leve aroma de fragancia en el aire. Este aroma fue arrastrado por el viento de la tarde y luego no quedó nada.

♦ ♦ ♦

Aprovechando las condiciones climáticas para colarse en la fortaleza en secreto, el culpable de asustar a los dos porteros, en este momento, estaba evitando cuidadosamente a la gente que caminaba por ahí. Luego, abrió silenciosamente la ventana de la habitación de Xia Yuqing.

Oculto durante mucho tiempo, Feng Tingye se enteró de que el vecino de al lado de Xia Yuqing era Su Qingyan, el segundo maestro que acababa de conocer hoy. Los movimientos de Feng Tingye se volvieron cada vez más cuidadosos. Ahora no era el momento para que fueran abiertos y honestos con ellos.

Abriendo la ventana por una pequeña astilla, después de ver que no había nadie más en la habitación excepto la persona que se había quedado dormida, Feng Tingye saltó suavemente a la habitación. Cerró la ventana con cuidado y luego caminó hacia la cama en la habitación interior. Avanzando, extendió la mano ansiosamente y abrió las cortinas.

En el siguiente segundo, la sonrisa en el rostro de Feng Tingye se congeló por completo.

En la cama grande, cálida y espaciosa, dos figuras estaban estrechamente entrelazadas. El joven en el borde de la cama era hermoso y tierno. Claramente, era el mismo adolescente que había estado sentado junto a Xia Yuqing en el almuerzo de hoy, el padre de su hijo.

Al otro lado de la cama, la persona apoyada contra la pared estaba obedientemente acurrucada entre los brazos del joven, mostrando el cabello suave y largo con el que Feng Tingye no podría estar más familiarizado. Al verlos tan cerca, no fue difícil adivinar qué tipo de escena había debajo de la colcha.

Feng Tingye miró la escena frente a él y sintió que la cuerda etiquetada como razón en su cabeza se rompía… ¡¡¿Se rompió, simplemente… atrapó a la pareja infiel en el acto?!!


Army
Les dejo estos hermosos memes creados, recortados y producidos por mi… ¡Hasta la próxima!

[1]Dou E, es un personaje trágico de una obra de ópera china.

[2] Sombrero verde = Le pusieron los cuernos = Le fueron infiel

[3]Si Gu Niang = Cuarta (número) señora; muy probablemente casada con el cuarto hijo nacido o la cuarta en nacer o ser agregada al clan.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *