Escapó otra vez – Capítulo 40: La tortura más poderosa de la historia (Parte 2)

Traducido por Army

Editado por Ayanami


La vez anterior, los asesinos que irrumpieron en el palacio Ganquan, después de ser capturados, todos se suicidaron al ingerir veneno.

Todo fue limpio y ordenado, ninguno de ellos quedó vivo como evidencia. Habían pasado por tantos problemas para obtener alguna información, pero se desperdició la oportunidad.

Esta vez, una nueva oportunidad fue entregada a sus puertas, compensarán sus errores y la lección aprendida no será en vano.

— ¡Tingye, ten cuidado, quiere morderse la lengua para suicidarse!

Al notar los movimientos del asesino, Yan Ran lo alertó, interrumpiendo el discurso de Feng Tingye.

Hablar consume tiempo, las acciones son más rápidas. Todos sintieron una brisa rápida de viento y un destello de sombra pasó por sus ojos.

El asesino, a punto de presionar su lengua contra sus dientes, pero, hubo un gran sonido de huesos en fricción. Shao Zitang le dislocó la mandíbula y detuvo su movimiento.

Todos vieron esta acción, y soltaron un suspiro de alivio. Los ojos de Feng Tingye se estrecharon peligrosamente, la sonrisa en su rostro se amplió magníficamente. Las personas que conocen su temperamento saben que está muy enojado. Todos, sin excepción, retrocedieron unos pasos. En sus corazones, rindieron un homenaje al asesino, por la crueldad que está a punto de sufrir, todos sintieron empatía por él.

— ¿Se atreve a suicidarse incluso delante de Zhen? Realmente, no sabes cómo derramar una lágrima hasta ver el ataúd[1].

Mientras hablaba, sostenía la mandíbula dislocada del asesino, el rostro de éste, se distorsionó por el dolor, no pudo evitar gritar, pero, debido a que no podía cerrar la mandíbula, producía gemidos distorsionados, Feng Tingye seguía jugando y observando su reacción.

—Ustedes, son guerreros de la muerte, sus vidas no valen nada, por lo que están listos para morir en cualquier momento. Como ese es el caso, Zhen no te dejara morir fácilmente, en la prisión, hay numerosos procedimientos de tortura, sentirás que morir es mejor que vivir.

Sin embargo, con tu cuerpo, probablemente, necesitaremos, al menos, tres días para obtener la información que queremos, pero Zhen no está de buen humor para esperar. Entonces, te propongo una idea, Zhen elegirá el método más cruel y esperare a que sientas miedo.

Feng Tingye miró al guardia de la celda de la prisión, mirando al asesino y sonriendo levemente. Se acercó a su oído y susurro.

— ¿Recuerdas a la dama que cantó anoche?

Sintieron al aire enfriarse, todos estaban rígidos debido a sus palabras, pero prosiguió con la amenaza.

—Esa es la Consorte de Zhen, sucede que ella vino hoy y como me siento feliz por tu captura. ¿Por qué no la invitamos para que presente una canción? Ella puede alegrar el ambiente sombrío de la celda de prisión ¿Qué te parece?

Al escuchar, todos comenzaron a temblar, nadie, en este lugar, tiene buenos recuerdos de sus actuaciones. Su trauma, incito a que miraran por la ventana, pero no podían evitar pronunciar.

Chen cree que la sugerencia de Zhen es muy buena.

—Alguien habrá la puerta para que entre la Consorte Qing.

Todos los guardias imperiales parados afuera, no pudieron evitar tener que tragarse su risa, eso incluía a los que están dentro.

Todos pensaron al mismo tiempo.

Su Majestad ¿está consciente que lo que realmente dijo fue “cierren la puerta para liberar a los perros”?

Si la consorte Qing se entera de esto, los días de Su Majestad están contados.

El asesino no estaba de humor para apreciar la broma del emperador, después de escuchar las palabras Consorte Qing, sus ojos revelaron un miedo indescriptible. Ahora que sabía que Feng Tingye dio permiso para que venga a interpretar una canción.

Después de su reacción inicial frente a la noticia, concentró toda la energía de su cuerpo para intentar escapar, acompañado con gemidos de dolor.

Feng Tingye, agradeció alegremente la lucha final del asesino, luego, habló descaradamente, de una manera misericordiosa.

— ¿No quieres que venga?

Con gran prisa, el asesino asintió con la cabeza.

—Entonces, Zhen te dará una oportunidad ¡Dime quién es el autor intelectual! Luego, te daré una forma de vivir.

—De lo contrario, a Zhen no le importa acompañarte para escuchar una canción hasta que estés satisfecho y listo para hablar.

—Asienta con la cabeza si va a hablar, o sacuda la cabeza si no quiere hacerlo.

Después de escuchar lo que se dijo, el asesino ni siquiera tuvo la más mínima duda. Estaba asintiendo con la cabeza, tan rápido, que parecía un pollito picoteando arroz. Era completamente diferente de antes, cuando parecía decidido a morir.

¡Todos los que escucharon, estaban completamente estupefactos!

Satisfecho, Feng Tingye retrocedió unos pasos.

—Zitang, arréglalo.

Shao Zitang frunció las cejas. Sus ojos revelaban un hilo de desaprobación, pero cumplió y siguió sus órdenes, corrigiendo su mandíbula.

Al ver al asesino, toser un poco para aclararse la garganta, mirando todo el lugar, como si no estuviera seguro de dónde está, es difícil saber en qué está tramando.

Sin inmutarse, Feng Tingye caminó hacia un lado de la mesa y se sentó. Levantó una taza de té para tomar un sorbo, satisfecho, miró con indiferencia al asesino.

—Ni siquiera pienses en balbucear tonterías y aún más, no pienses en quitarte la vida. De lo contrario, Zhen permitirá que la Consorte Qing cante para su funeral durante tres días consecutivos.

—Esta vez, Zhen permitirá que cante la verdadera Canción del Inframundo.

Todos en la sala, pensaron como un solo organismo:

Su Majestad, está utilizando su canto del inframundo para amenazar a este artista marcial empapado de sangre dentro del Jianghu. ¿No es esto, un poco negligente de tu parte?

— ¡YO! … ¡Hablaré! … ¡Te diré todo, por favor, hablaré!

¿Estaban locos? ¿O el asesino es el que está loco? La forma en que se presenta la situación no es la esperada regularmente.

Hermano mayor asesino, ¿cómo puedes rendirte tan fácilmente? ¿Cómo podrías renunciar a tu integridad personal de esta manera?

Feng Tingye miró la expresión extremadamente asombrada de todos, luego, se burló fríamente. La música del diablo, que penetra en el cerebro de uno, es extremadamente aterradora, pero, solo alguien que realmente la ha experimentado, tiene derecho a decir algo, solo son un montón de idiotas. Si el canto de ella, es capaz de matar personas, cantarle a una persona muerta y ésta regrese a la vida no debería verse como algo extraño.


[1] Aclaración de la traducción chino a inglés, es un refrán chino que hace referencia a rechazar la realidad ambigua, hasta que se enfrente a una nueva realidad sombría.

Army
Sinceramente vi un caso de dislocación de la mandíbula en el hospital, es interesante la situación, cuando lo asocio con el asesino siento pena por el asesino. Olvide presentarme, hola, soy Army y me encargaré de la traducción de esta novela. Con respecto a la novela, estamos retrasados con respecto a la traducción al inglés, así que pondré todo mi esfuerzo para igualarnos.

| Índice |

2 thoughts on “Escapó otra vez – Capítulo 40: La tortura más poderosa de la historia (Parte 2)

  1. Hanajima says:

    Jajajajaja. Nuestra protagonista es el arma asesina perfecta! Dulce y linda por fuera pero con el super poder de matar con su musica/canto y envenenar con su comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *