Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 237

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Porque, aunque las palabras que usaron como argumento eran duras, no había la menor fuerza o intención detrás de ellas. ¿Más bien, parecía más como… una pelea?

¿Una pelea?

Cuando ese pensamiento apareció en la mente de Xia Zhiqing, incluso ella misma no se atrevió a creerlo.

Mientras alguien estudiara en la Escuela de Agua Celeste, todos sabrían que el más fuerte entre los estudiantes de inscripción especial, Gong Shaoqing, siempre se comportó con frialdad. Nunca hubo ningún “qué pasaría si”.

Palabras como ‘pelear’ no deberían tener nada que ver con Gong Shaoqing, ¿verdad?

Los ojos de Liu Qinyue, tan claros como el agua, no pudieron evitar sorprenderse al ver un lado diferente de Gong Shaoqing.

Nunca antes había visto un Gong Shaoqing como este.

Por lo general, si alguien se atreviera a hablar así con Gong, habría atacado directamente. Y él tampoco sería nada cortés con eso.

Sabía que, en lo que se refería a Gong, no había diferencia entre hombres y mujeres. Todos aparte de ella.

Entonces, ¿por qué Gong fue diferente con Baili Hongzhuang?

La comida terminó con la incómoda atmósfera aún en el aire. Después de dejar el restaurante de la elegante nube, el grupo de Baili Hongzhuang y Dongfang Yu se fueron por separado.

—Hongzhuang, ¿qué pasó entre tú y Gong Shaoqing? —Preguntó Xia Zhiqing con curiosidad.

Aunque no se conocían desde hacía mucho tiempo, sabía muy bien del temperamento de Baili Hongzhuang.

El argumento de hoy no coincide con su comportamiento habitual.

Baili Hongzhuang negó con la cabeza ligeramente.

—Estoy harta de ese tipo, todo lo que dije fue porque lo comenzó.

Xia Zhiqing se rió levemente en respuesta.

—Gong Shaoqing es famoso por su actitud fría y su lengua venenosa. Todos saben eso.

Por eso, aunque Gong Shaoqing era el alumno más fuerte de la Escuela de Agua Celeste, no era muy popular.

Baili Hongzhuang arqueó las cejas. Parecía que todos en la escuela ya sabían algo de eso, y ella era la única que apenas lo sabía.

—No menciones a ese estúpido chico. ¡Si lo mencionan, estaré de mal humor! —Respondió Baili Hongzhuang.

—Hongzhuang, ¿cuál es tu impresión de Liu Qinyue?

Los ojos de Baili Hongzhuang vagaron mientras ella hablaba lentamente—: Bastante bien, una belleza gentil.

Xia Zhiqing negó con la cabeza.

—Ella es demasiado suave y gentil y eso me hace sentir un poco incómoda. Todavía me siento mucho más cómoda contigo.

Las esquinas de la boca de Baili Hongzhuang se torcieron en una brillante y clara sonrisa. Esas palabras realmente suenan como palabras que diría Xia Zhiqing.

♦ ♦ ♦

El sol de la mañana brillaba a través de la ventana, iluminando la habitación, rociando el cultivo de Baili Hongzhuang.

Toc Toc.

Un golpe hizo eco en la puerta, seguido por la voz clara de Bai Junyu.

—Baili Hongzhuang, estamos entrenando detrás de las montañas hoy. ¿Puedes salir?

Baili Hongzhuang dejó de cultivar. Ella ya tenía todo preparado. Abrió la puerta y sonrió, 

—Bai Junyu, vamos al área de entrenamiento juntos.

Bai Junyu sonrió alegremente. Hoy era su primer día de estudio en la Escuela de Agua Celeste, por lo que su estado de ánimo era bastante alegre.

Ayer, Dongfang Yu ya había introducido a los dos en el área de entrenamiento. Los estudiantes ordinarios usualmente practicaban dentro de la escuela, mientras que los estudiantes de inscripción especial practicaban detrás de las montañas.

El área detrás de las montañas era prácticamente el territorio de los estudiantes especiales.

Mientras pasaban por el área de entrenamiento regular, los dos notaron a Xia Zhiqing saludándolos con una sonrisa.

Baili Hongzhuang devolvió el saludo y encontró a Bai Junyu saludando de forma casi extrema.

—Maestra, ¿por qué ese tipo está agitando así? —dijo Little White mientras se giraba rodando los ojos.

—Tal vez esté interesado en Xia Zhiqing. —Little Black se frotó la barbilla cuando comenzó a reflexionar.

Los ojos de Little White se iluminaron.

—De hecho, es posible que tengas razón.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *