Estimada esposa del Príncipe – Capítulo 238

Traducido por Naremi

Editado por Sakuya


Baili Hongzhuang ignoró las dos imaginaciones de las bolas de pelusa, pero también pensó que Bai Junyu realmente estaba demasiado entusiasmado con Xia Zhiqing. Sin embargo, eso no era realmente algo malo.

Los otros estudiantes miraron con envidia como Baili Hongzhuang y Bai Junyu caminaban juntos detrás de las montañas.

Entrar en el área detrás de las montañas era algo con lo que soñaban. Los estudiantes de matriculación especial eran una existencia especial.

Cuando Baili Hongzhuang y Bai Junyu llegaron detrás de las montañas, Dongfang Yu ya estaba ahí.

Los campos de entrenamiento detrás de las montañas eran mucho más grandes que las áreas de entrenamiento de los estudiantes comunes, pero si uno miraba alrededor, encontrarían que casi no había gente.

Dongfang Yu, Gong Shaoqing y Liu Qinyue estaban todos ahí, y también había tres personas que Baili Hongzhuang no conocía.

En este momento, Fuhong Bo apareció delante de todos.

—Todos ya están aquí. Por favor, den la bienvenida a los nuevos estudiantes de inscripción especial de este año: Baili Hongzhuang y Bai Junyu.

Después de la introducción de Fuhong Bo, Dongfang Yu y los demás comenzaron a aplaudir. Los fuertes aplausos resonaron detrás de las montañas.

—Ayer, Dongfang Yu ya debería haberte dicho la situación de nuestra escuela. Nuestros estudiantes de inscripción especial no se limitan a la escuela, por lo que muchos de ellos están actualmente fuera.

Desde el discurso de Fuhong Bo, Baili Hongzhuang supo que la mayoría de los estudiantes de inscripción especial estaban ubicados fuera de la escuela.

No todos estaban aquí en este momento, y muchos todavía no regresaron de la capacitación externa.

Hoy fue el día de apertura de la escuela, así que todos se reunieron aquí. En los días normales, no había necesidad de venir aquí para informar.

La forma en que muchos de los cultivadores entrenaron fue tomando tareas del Sindicato de Mercenarios. Al completar la tarea, ganarían fuerza y experiencia. Una vez que lo hayan completado, podrán obtener puntos.

Los puntos eran algo que todos en la escuela de agua celeste querían.

Eso era porque si querías cultivarte en la pagoda, necesitabas pagar puntos. Si no tienes puntos, no puedes cultivarte ahí.

Cultivarse en la pagoda era donde todos los cultivadores anhelaban, incluso en sus sueños. El poder del espíritu ahí era lo suficientemente rico para que pudieran lograr el doble de los resultados con la mitad del trabajo, algo que nadie podía ignorar.

—Los dos nuevos estudiantes de inscripción especial no saben mucho sobre el sistema de puntos, así que, ¿qué tal si hacemos esto? —Fuhong Bo miró a Gong Shaoqing y los demás—. Gong Shaoqing, usted y Baili Hongzhuang serán un grupo. Bai Junyu, tú y Cui Haoyan también serán un grupo. Ustedes dos se harán cargo de los nuevos estudiantes de inscripción especial, ¿hay algún problema con eso?

Cuando Gong Shaoqing escuchó que estaba agrupado con Baili Hongzhuang, aparecieron olas en sus profundas y negras pupilas. No miró a Baili Hongzhuang y respondió—: No hay problema.

Cui Haoyan también asintió.

—¡No hay problema! Bai Junyu, no te preocupes, siguenos como tus maestros.

Una sonrisa burlona estaba en los ojos de Dongfang Yu. Esto iba a ser realmente interesante.

Baili Hongzhuang y Gong Shaoqing fueron la pareja más desagradable, pero ahora se veían obligados a formar un equipo. Parece que este será realmente un buen espectáculo para ver.

Cuando Liu Qingyun escuchó esto, su rostro se puso rígido. Pero en un instante, volvió a la normalidad. Nadie notó una sola cosa.

Dongfang Yu caminó al lado de Baili Hongzhuang, con una mano en su hombro mientras sonreía. 

—¿Ya te has registrado como mercenario en la unión de mercenarios?

Baili Hongzhuang se sobresaltó un poco y negó con la cabeza. 

—Todavía no lo he hecho.

Al oír eso, todos se sorprendieron un poco. El Sindicato de Mercenarios era una organización muy grande en el Continente Shengxuan.

Básicamente, todos los cultivadores de su edad ya se habían registrado como mercenarios. No habían pensado que Baili Hongzhuang en realidad todavía no lo había hecho.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.