¡¡Gotas~!! La historia de la Princesa de la Fragancia~ – Acto 5: Intentar el producto de prueba

Traducido por Ichigo

Editado por Dimah


Días después de conocer a Vernoux, Cordelia fue a hablar con el jefe de cocina sobre el asunto del romero.

Si pudiera conseguir la planta en estado fresco, lo cultivaría y mejoraría la calidad del romero seco que se vende en el mercado. Quería que el jefe de cocina hiciera los mejores platos con el; o eso es lo que pretendía.

Sin demora, el hombre aceptó esas palabras, las cuales resultaron ser demasiado tímidas para una niña pequeña. También le prometió que le conseguiría acciones en el extranjero.

De hecho, parecía que el jefe de cocina, quien solo había visto romero seco hasta ahora, anteriormente obtuvo una maceta de la especia. Quería preparar los ingredientes para hacer un mejor platillo. Se centró de todo corazón en ese objetivo. Sin embargo, tal vez por razones mágicas, el romero no echó raíces adecuadamente y pronto se marchitó. Por tal motivo, le dijo francamente a Cordelia que si había una posibilidad, entonces le gustaría cooperar con ella.

Escuchando esas palabras, decidió en su corazón que si podía conseguir material de romero, perfeccionará la forma de hacer hierba seca de cualidad superior.

En primer lugar, la calidad del romero que podía obtener seguía siendo “no mala”, aunque no se pudiera juzgar tan buena como la que Cordelia vio en su vida anterior, no llegaría a decir que sus atributos eran pobres. El secado en sí mismo se hacía típicamente para prevenir el moho y así se usaba comúnmente, incluso si el resultado no era el deseado.

Sin embargo, lo común no era una opción. La magia que existía en este mundo, evidentemente se reducía al secar las hierbas. Si la magia se retenía en la especia, entonces los resultados serían, probablemente, mejores.

El jefe de cocina dijo que el romero, con una fragancia lo suficientemente fuerte como para ocultar los olores, crecía en los reinos del oeste; los del este tenían un olor más débil y el olor de los plantados en el norte era aún más débil que los del este. Ese conocimiento probablemente fue obtenido debido al entusiasmo de los chefs. La damita pensaba que la experiencia adquirida por los comerciantes era estupenda, y al mismo tiempo, estaba encantada de que su plan progresara.

—Bueno… Entonces, me apena preguntarle esto, pero ¿podría molestarle para obtener algo de romero de estos tres imperios; los reinos del este y del oeste, así como el nuestro? El que cultivamos no puede ser de ninguna manera inferior al de los otros territorios. Por lo que sabemos, si la forma en que se seca difiere, podría ser un espléndido ejemplar.

—¿Estás segura?

—No lo sabré a menos que lo vea, pero creo que comparar ambos es lo mejor. ¿Qué opina?

—Bueno, creo que adquirir una gran cantidad será difícil, pero deberíamos ser capaces de conseguir una o dos muestras, relativamente rápido.

—Entonces, te molestaré con eso. Si consideramos que su cultivo aumentará con el tiempo, no debería ser un problema. Estoy deseando comer más comida deliciosa cocinada por ti. Después de todo, es una pena no poder utilizar esas habilidades suyas completamente.

Mientras hablaba con el jefe de cocina, Cordelia sintió que se había quitado un peso de encima cuando le prometió que conseguiría romero. Era lamentable que sólo pudiera obtener una pequeña cantidad, pero eso no será un problema si puede poner sus manos en ellas. Era posible que aumentara sus existencias, ya que se trataba de romero, y, si no las necesitaba inmediatamente, conseguiría más. Incluyendo el cultivo, la producción en masa es posible en el lapso de unos pocos años. Incluso si resultaba que los del reino occidental eran los mejores para cocinar, existe una posibilidad de que los platillos de su propio reino sean más favorables en términos de aroma. Si logra adquirir ambas variedades de romero, sería demasiado ambicioso para ella querer más que eso.

Pero, no hay manera de que sólo haya tres variedades de romero. Lo que significa que hay mayor diversidad de las  mencionadas en los libros, o si realmente sólo hay tres clases, entonces tendré que mejorarlas yo misma. Si ese es el caso, posiblemente será difícil, pero también emocionante.

Después de hablar con el jefe de cocina, Cordelia regresó a su habitación, pero en el camino, fue testigo de que el mago de análisis, Ronnie, iba al edificio principal, sosteniendo una pila de libros. Era una visión inusual ya que el mago analista que trabajaba en la casa Pameradia rara vez se presentaba allí. Al tener libros consigo, existe la posibilidad de que tomó prestados  ejemplares de magia de la biblioteca.

—Gracias por tu duro trabajo, Ronnie.

—Ah, señorita… O es mejor preguntar ¿Cómo está usted?

—Gracias por su consideración, pero no me importa, por favor siéntase tranquilo.

—Bueno, si insistes.

Ronnie era como el mago principal había dicho, no muy bueno con la etiqueta y, además de eso, no parecía importarle. Sin embargo, a Cordelia no le interesaba mucho. No era como si fuera un gamberro; manejaba los libros con cuidado, y su apariencia personal era en realidad bastante pulcra. Varias veces, mientras ella hablaba con Ronnie, él le revelaba asuntos de su pasado.

Así que solía hablarle de esa manera al Conde, incluso antes de que se decidiera que trabajaría aquí; es una locura, ¿no? Ahora se siente más como si la casa me “acogiera”.

Es decir, lo que el Conde Pameradia buscaba en un mago son sus habilidades y nada más.

Ronnie le habló a Cordelia en un tono suave.

—La petición de la señorita parece que culminará pronto.

—Aunque decías que sería difícil, trabajas bastante rápido.

—Ah, no estoy tomando atajos. No se preocupe. Si por casualidad algo le pasara a la señorita, el Conde me asesinaría.

No podía saber si Ronnie estaba bromeando o hablando en serio, pero al menos Cordelia no tenía que preocuparse por él en ese aspecto. En todo caso, Elvis lo contrató pese a sus modales. No había nada de qué preocuparse en cuanto a sus habilidades.

—Voy a la biblioteca ahora. ¿Me acompaña, señorita?

Ronnie invitó a Cordelia de la misma manera que antes; como si no fuera un empleado. Ella no tenía nada que hacer y aceptó la invitación. También tenía algo que preguntarle.

—Oye, Ronnie, yo también quiero ser capaz de analizar plantas por mí misma, ¿crees que podría hacerlo?

—Serás capaz de hacerlo. Probablemente.

—Lo dices con bastante facilidad… Pero, ¿realmente puedo hacerlo?

—Por supuesto, sería imposible ahora, pero si solo se trata de analizar si la planta es venenosa o no, entonces serías capaz de hacerlo si adquieres conocimientos sobre los venenos del mundo, con ello incrementarás tu conocimiento de los atributos mágicos, y luego repasarías la lectura sobre el circuito mágico de las plantas… Señorita, por favor, abre la puerta. Mis dos manos están ocupadas.

—Claro… ¿Qué quieres decir con “si solo”?

—Si quieres predecir “qué tipo de efectos tendría en el cuerpo humano después del proceso”, entonces no termina solo allí. Sería agotador sin conocimientos técnicos, e incluso teniendo esos conocimientos, solo entenderás si es venenoso o no. Incluso si entiendes los componentes activos, no estarías segura de los efectos en el momento de su uso. Es solo una predicción. En la práctica, tienes que mirar el producto fabricado e investigar. Después de eso, también hay diferencias individuales, por lo que sería necesario un sujeto de prueba.

Ronnie dijo eso y se dirigió a una estantería.

Cordelia entendió su punto. Tomemos por ejemplo la manzanilla; la manzanilla alemana, en sí misma, no tiene ningún efecto antialérgico, pero, durante su destilación, se sintetiza un compuesto llamado camazuleno. Cuando se convierte en un aceite esencial, el efecto antialérgico se manifiesta. En resumen, provoca una reacción química. En ese caso, se produce un buen resultado, pero en cambio, también existe la posibilidad de que cause un resultado adverso.

—Realmente no me importa enseñarte. Es decir, la magia del análisis.

—¿En serio?

—Sí. Bueno, mi habilidad como tutor puede ser aterradoramente baja, y no podré decir con seguridad que la señorita sea capaz de dominarla si el análisis no es su fuerte.

—Aunque antes lo decías tan fácilmente…, esta vez eres bastante duro desde el principio, ¿no?

—Pido disculpas. Además de ser honesto, tiendo a calcular las cosas más negativa que positivamente.

Ronnie habló de manera despreocupada como si no pensara que fuera terrible en absoluto.

Cordelia pensó una vez más que llevaba de forma fácil el aura del “hermano de vecindario”. Estaba agradecida por su manera burda de hablar. Como empleado, su discurso y conducta no eran de ninguna manera algo para ser halagados, pero era invaluable como una existencia que podía aconsejarla.

—Pero, no creo que haya necesidad de que aprendas algo como la magia del análisis. También existen profesiones aquí, así que no es necesario que un novato se esfuerce por aprenderlo. Después de todo, hay una cosa llamada distribución de roles, ¿no es así? No siempre es útil, incluso si puedes hacerlo todo por ti misma.

—¿Por ejemplo?

—Veamos. Por ejemplo, si la señorita fuera capaz de hacer todo y cualquier cosa por sí misma, entonces nuestros trabajos disminuirían.

—Eso es un malentendido. Ronnie, tus deberes principales son diferentes, ¿no es así? ¿No es este un trabajo extra para ti?

—Como se esperaba de la señorita. Pero, como esto es más interesante que mi trabajo original, si es posible me gustaría mantener la situación en la que estoy lejos de mi trabajo regular usando el pretexto de “estoy cumpliendo la petición de la señorita”, ya vez.

Ronnie dijo y se rió.

—¿Vas a volver a tu habitación? ¿O vas al invernadero? Te llevaré fuera.

—Aunque normalmente son palabras que hay que apreciar, ya que eres tú quién las dice, sólo puedes oírlas porque quieres saltarte el trabajo. ¿Es por la conversación de antes?

—Ja, ja, ja. Puede ser.

Ronnie declaró, sin ocultar nada. Cordelia también se encogió de hombros.

—Sobre lo que hablamos antes… Aunque no se aplique a este caso, también entiendo que tu opinión es correcta.

—¿Qué quieres decir?

—Acerca de que no es necesario hacer todo solo. Es una base aplicable a cada caso, pero para alguien que ha estado realizando investigaciones durante muchos años, existe la posibilidad de que una persona inexperta como yo, tome decisiones por sí misma sin ser consciente de ningún error, y seguir adelante así… Era lo que querías decir, ¿no?

—No, estaba pensando puramente en mis propios intereses.

—Oh Dios, ¿es así?

Parecía que Ronnie era una persona honesta hasta el punto de corregir a la gente.

Para Cordelia, vivir siendo fiel a sus emociones y palabras era mucho más difícil que ser cortés. Eso no solo era cierto en su mundo actual, sino también en su vida pasada.

—¿Señorita? ¿Hay algo en mi cara?

—No. Me he vuelto un poco envidiosa de ti.

—No conseguirás nada aunque me halagues, ¿sabes?

—Nada está bien. Más importante aún, dijiste que el análisis terminaría pronto, pero… ¿Ya sabes si es venenoso o no?

—Oh, si se trata de eso, entonces no es venenosa. Sin embargo, eso es solo para la porción que una persona sana suele usar. Si es más de esa cantidad, entonces podría ser medicina o veneno.

—Gracias. Me dirigiré al invernadero ahora. Cuento contigo para continuar con el análisis.

Dijo Cordelia, mientras colocaba un caramelo en la mano de Ronnie y dejaba la habitación delante de él.

Ronnie hizo una reverencia y se veía alegre una vez que ella mencionó “Es un caramelo de miel de Beryl”. Ese tipo de caramelos eran caros; de una confitería de clase alta.

Después de que Cordelia dejó a Ronnie y llegó al invernadero, empezó a planear seriamente los experimentos para extraer aceites esenciales.

Lo primero era el tipo de planta de la que se extraerán los aceites esenciales, pero, para empezar, la elección fue tan buena como si ya se hubiera hecho. La única planta de la que ella podía refinar los aceites esenciales en ese momento era la menta.

Había tres razones principales para ello:

Primero, se podía refinar más aceites esenciales de menta que de cualquier otra hierba que tuviera a mano.

Segundo, todavía había mucha menta silvestre creciendo en las montañas. Por lo tanto, era posible para ella empezar de nuevo, incluso si fallaba mucho.

La última razón fue el tema de los aparatos. Si usaba menta, entonces el método de extracción apropiado es el de destilación al vapor. Era posible que la corriente se ensamblara con aparatos sencillos, y el otro ingrediente necesario, además de las hierbas, sería sólo agua destilada; que puede ser preparada inmediatamente.

El método de destilación por vapor en el que Cordelia pensaba, era un método para obtener aceites esenciales mediante la evaporación de los aceites primarios contenidos en la hoja, enviando vapor a una tetera de destilación que contenía las hierbas. Los aceites esenciales, que se vuelven más ligeros debido al vaho, se elevaban en la tetera, junto al vapor. Este pasa entonces por un tubo de conexión y se enfría. Luego, el hálito enfriado se condensa en líquido una vez más. El líquido obtenido en ese momento sería agua floral, y la película que se forma encima de ella sería el aceite esencial. Por cierto, el agua floral también contendría ligeramente los componentes del aceite sustancial, por lo que podría utilizarse por separado como tónico o ambientador.

—Aunque lo llamé un aparato, sólo estoy conectando recipientes de vidrio con tubos.

Cordelia tomó prestados, del ala de los magos, algunos frascos y recipientes fáciles de usar y rápidamente comenzó a ensamblar el equipo. En primer lugar, tuvo que poner la fuente de calor, que se asemejaba a una mini lámpara o, en términos de su vida anterior; una lámpara de alcohol, y puso un frasco cónico encima para contener el agua destilada. Luego enchufó y conectó el tubo para enviar el vapor, posteriormente lo unió a un recipiente hermético que se convertiría en la tetera de destilación para poner las hierbas. Además, desde allí conectó otros dos tubos a la tetera para dejar escapar el vaho. Los tubos que eligió para eso eran canales en espiral. Los hizo pasar a través de una especie de vaso largo y delgado, que contenía agua fría, para enfriar la corriente que pasaba por los conductos. En el fondo del vaso había un agujero, lo suficientemente grande para que el tubo saliera, y el canal que lo atraviesa llegó finalmente a un embudo de separación. Si el vapor pasaba por el aparato usando esa ruta, entonces debería ser capaz de obtener agua floral y aceites esenciales sin problemas.

Cordelia terminó de montar el aparato y respiró hondo. Sin embargo, eso fue solo un simple montaje; si ella buscaba algo con el nivel existente en su vida anterior, entonces lo actual es un poco insuficiente. Aunque pudiera ajustar la temperatura de alguna manera, no había noción de medir la presión en este mundo. Sin embargo, su inverso, “la magia”, que no existía en su mundo anterior, existía en este. Cordelia creía que aunque no todo fuera igual, podía encontrar una manera, siempre y cuando no perdiera su deseo de crear cosas maravillosas.

Por cierto, el método utilizado para hacer aceite esencial de nueces, en este mundo, parecía cercano al método de presión. En su vida anterior, este método se usaba principalmente para extraerlo de las cáscaras de los cítricos, como los limones y las naranjas, en el que las cáscaras eran literalmente prensadas a través de máquinas, como rollos, y luego puestas en una centrifugadora. A diferencia del método de destilación al vapor, no se aplicaba calor, por lo que se podía disfrutar de la fragancia natural. El método es algo diferente, pero era adecuado para frutas como el limón, por lo que también tenía la intención de investigarlo en detalle lo más pronto posible.

Era agradable tener una centrifugadora. Aún así, no podía hacer una con herramientas simples, como las que tenía.

—Bueno, entonces, me tomaré un descanso por un rato…

—Hmm, ¿así que esto es obra de la señorita? Oh, lo siento señorita. ¿Te sorprendí?

—Ronnie… tú, ¿por qué estás aquí?

Cordelia casi gritó cuando Ronnie apareció de repente, pero pudo aguantar y hacerle esa pregunta.

Estaba tan absorta en su trabajo que no había notado que él entrara en absoluto.

—Bueno, parecía que harías algo, señorita. Pensé que sería interesante, así que por supuesto, vine a mirar. ¿Pensaste en comenzar tu experimento ya que descubriste que no eran venenosos, o algo parecido?

—No tenía intención de comenzar el experimento. En este momento, ¿debería tratar de hacer un prototipo? Ronnie, ¿podrías traerme agua destilada y hielo?

—Lo tengo.

Lo práctico de su casa era que había muchos magos que hacían experimentos aquí, así que siempre había mucha agua destilada y hielo en reserva. Cordelia vio a Ronnie irse y decidió disponer rápidamente los ingredientes para el experimento.

Primero era hacer las hierbas secas. La razón para usar hierbas secas en lugar de frescas era simple; si había humedad extra en las hojas, entonces la extracción no saldría bien.

La forma estándar de hacer hierbas secas es atarlas en pequeñas cantidades y colgarlas en lugares bien ventilados, sin luz solar directa. Sin embargo, eso no satisfacía el deseo de Cordelia de “usarlo ahora”, por lo que decidió utilizar un método no convencional para secar las hierbas.

La magia.

Podía acortar el tiempo necesario para producir flores secas usando la magia de Pameradia. Por supuesto, no era como si no hiciera ninguna preparación en absoluto. Cordelia practicó repetidamente hacer flores secas con magia, con las plantas del jardín, para el día en que pudiera llevar a cabo su experimento.

La magia de la casa Pameradia consistía en el poder de interferir con las plantas, podía amplificar los poderes de las mismas, o estimular su rápido crecimiento. Pero, por supuesto, había límites. En particular, hacer que las plantas crezcan drenaba bastante poder mágico. No era como si no se pudiera hacer, pero, por ejemplo, la magia del lanzador se agotaría si se utilizara para cosechar repetidamente un campo de trigo sin fin. Incluso podrían perder la vida.

Sin embargo, en contraste con el crecimiento, el poder mágico necesario para secar las plantas era comparativamente débil. Por lo tanto, Cordelia practicó seriamente cómo secar las plantas de forma limpia. Por supuesto, tenía cuidado de no perturbar la armonía del jardín. Además, esa magia no sólo secaba. Aprendió magia que, mientras secaba, también maximizaba las características de las plantas canalizando el poder mágico para amplificarlo. Utilizó muchos ramilletes en su experimento, pero gracias a eso, fue capaz de producir flores secas en buenas condiciones, sin mucha dificultad.

Sin embargo, esa fue la primera vez que Cordelia hacía menta seca. Estaba nerviosa, pero las hierbas secas resultaron espléndidamente. Con la combinación de la magia, fue capaz de hacer herbaje seco con más vitalidad que cuando se secan en condiciones normales. Si Cordelia quería hacer más flores secas que eso, pensó que sería necesario encontrar formas de mejorarlo, aparte del método de secado. Por ejemplo, buscando hojas durante un período en el que contengan más aceite y cosecharlas. Tuvo que renunciar a eso esta vez, pero quería investigar mucho más esa premisa en algún momento.

Siempre encuentro cosas para estudiar, no importa lo que haga. 

Cordelia puso la menta seca en la tetera mientras pensaba en ello. En ese momento, Ronnie terminó su tarea y regresó.

—Bienvenido de nuevo. Yo también he terminado los preparativos de mi lado.

—¿Has terminado los preparativos? ¿Eh? ¿Estás cocinando al vapor esta hierba seca? ¿Qué estás planeando hacer, señorita?

—Aceites esenciales. Estoy planeando hacer un excelente bálsamo.

—¿Estás haciendo un bálsamo? ¿De esta hierba seca? ¿No lo estás haciendo aplastando nueces? ¿Eh? ¿Así que analicé la hierba por esto?

Cordelia le sonrió irónicamente a Ronnie, quien mostró una reacción honesta.

—Está bien. Debería ser capaz de hacerlo, siempre y cuando esta sea la menta que conozco. Además, debo ser capaz de aumentar la productividad mucho más que ese tipo de nuez en particular; aún mejor para una nuez con mala eficiencia.

—Ciertamente pensé que estaba investigando si se podía comer o no… No pensé que estaba analizando si podía convertirse en medicina.

—Lo siento. Pero, no preguntaste, ¿verdad?

—Eso es cierto, pero…

Sin embargo, Ronnie todavía tenía una expresión en su rostro como si no pudiera entender.

—Bueno, está bien, probablemente no explotará.

Ronnie hizo un comentario franco. Cordelia le sonrió irónicamente mientras calentaba el aparato. Era más rápido conseguir que oliera la fragancia en lugar de intentar explicárselo.

Después de un rato, el olor a menta se agitó a su alrededor.

Para Cordelia, el aroma era nostálgico, pero es la primera vez que Ronnie lo olía. No fue como si no reaccionara. Por su reacción, ella sintió que no esperaba que una fragancia tan fuerte surgiera de la hierba seca.

Cordelia parecía que iba a estar un poco orgullosa, pero después, sucedió algo que los sorprendió a ambos. Lo primero que hizo fue separar el agua y los aceites esenciales mientras se destilaba profundamente, lo que llevó mucho tiempo en sí mismo. Pero la cantidad que había extraído era más de lo que esperaba. Aún cuando el número de hierbas que había preparado no era tan grande, los aceites esenciales que pudo confirmar, la cantidad real, se habían acumulado hasta casi el doble de lo esperado.

¿Es esto algún tipo de efecto mágico?

La temperatura debería ser moderada también. En ese caso, no tengo otra razón para pensar lo contrario. ¿Podría mi intuición estar debilitada, ya que hace tiempo que no lo intento? ¿O es una diferencia entre este mundo y el anterior?

Pero esas eran buenas noticias, además de ser problemáticas. Si fuera una falsificación, entonces se convertiría en otra cosa.

Estoy agradecida de haber conseguido esta cantidad… Pero los efectos del aceite esencial serían inestimables a menos que le pida a Ronnie que lo investigue. Si no pienso cuidadosamente en ajustar la concentración, es posible que el estímulo sea demasiado fuerte. 

Sin embargo, completar algo que era diferente de lo que había predicho no es de ninguna manera algo malo. Fue interesante para Cordelia hacer experimentos. ¿Podría hacer algo que atrajera más a la gente que el bálsamo de nueces?  No tenía más remedio que intentarlo.

—¿Es este sobrenadante lo que quería la señorita?

—Sí. El flutuante es importante, pero el agua también es valiosa.

—Eh, bueno, de todos modos el aceite esencial es… Señorita, vas a mezclar esto con un aceite portador para hacer la palma, ¿no?

—Sí, pero después de que la destilación haya terminado. Tenemos que encontrar la concentración adecuada primero.

—De hecho, este sobrenadante es demasiado espeso para usar. Los efectos antisépticos y antiinflamatorios pueden ser vistos, pero si es demasiado, entonces sería dañino para las personas. Bueno, determinar el nivel que se consideraría inofensivo está cerca de mi actividad principal, así que me es posible ayudarle.

Cordelia se sorprendió de que Ronnie fuera capaz de descubrir varias de las propiedades con sólo echarle un vistazo.

Excelente.

—Gracias por sus palabras tan confiables.

—No hay de qué. Estoy acostumbrado a las plantas y a los venenos, pero es bueno adquirir experiencia en la fabricación de cosméticos.

Las palabras que había dicho sin problemas, contenían expresiones perturbadoras que, al menos, no deberían ser mencionadas a una niña pequeña. Sin embargo, como escolta de Parmeradia, fue un comentario competente. Cordelia no podía hacer otra cosa que sonreír irónicamente.

Entonces se dio cuenta.

Cuando Elvis no está aquí, ¿no es posible que Ronnie sea mi acompañante cuando salgo?

Si eso se concede, me sería posible recoger más flores.

Mientras Cordelia pensaba esas cosas, Ronnie miraba los aceites esenciales.

—Esto es realmente asombroso, señorita. Pero, ¿por qué no canalizas el poder mágico mientras se destila?

—¿Eh?

Cordelia no entendió el significado de sus palabras e inclinó la cabeza con curiosidad.

Continuó de manera despreocupada.

—Aunque la señorita se tomó la molestia de aumentar la vitalidad y la magia de la menta seca, al mismo tiempo que tu magia, una gran parte de ella fue dañada por el calor. Se siente como si una porción de la magia se hubiera caído cuando la menta se vaporizó. Es lo suficientemente espesa, incluso con eso, pero si no ocurriera, entonces creo que la fragancia, la magia y el efecto podría permanecer después del procesamiento. Por lo tanto, si vas a hacer un producto excelente, entonces necesitas protegerlo con magia cuando lo calientas.

Ronnie habló con una mirada severa en su rostro y Cordelia se sorprendió de nuevo.

Había descubierto los efectos de un vistazo hace un rato, pero no solo estaba observando durante el experimento, había analizado los movimientos de la magia mientras parecía indiferente.

Cordelia recibió las instrucciones de Ronnie; una vez más preparó la menta e intentó canalizar la magia en ella como un nuevo desafío, pero no salió tan bien. Decidió canalizar la magia a través del cristal, en el recipiente hermético que contenía las hierbas, pero no llegaba. No estaba dirigida a las hierbas.

La niña frunció el ceño, y su instructor habló como si estuviera hablando consigo mismo:

—La magia de la señorita o mejor dicho, la compatibilidad de la magia relacionada con las plantas y el vaso podría ser la peor. Esto puede ser difícil.

La compatibilidad de la magia relacionada con el cristal y las plantas era la peor.

Cordelia nunca imaginó que tal pared la obstaculizara. Sin embargo, el cristal era favorable porque las impurezas no se mezclan durante el proceso. No era como si no tuviera otras opciones, pero el cristal era la más adecuada de todas las herramientas que vio en el laboratorio del ala de los magos. En primer lugar, aunque se dijera que la magia se desprendía, era solo la parte aumentada de ella; si un poco de ella permanecía, entonces podría ser capaz de hacer algo que estuviera al menos cerca del nivel de las que había tratado en su vida anterior. Si ese era el caso, no debería ser un mal producto.

Empero, aunque existía la posibilidad de hacerlo mejor, es lamentable tener que renunciar fácilmente porque “era imposible”. Va en contra de los principios de Cordelia el comprometerse, a pesar de que estaba en un ambiente agradable. Aún era el primer día. Es demasiado pronto para rendirse.

Cordelia una vez más, en silencio, sostuvo sus manos hacia la petaca. Luego respiró y dirigió su conciencia hacia la magia dentro de su propio cuerpo… Sintió como la magia que se liberó de sus manos rebotaba de nuevo en el cristal.

¿Tengo que encontrar otra manera? En el momento en que Cordelia sintió eso:

—Ah. Así es, señorita. Existe una tienda que se especializa en vender herramientas experimentales para magos, podrían tener un cristal que permita pasar su magia.

Ronnie le dijo eso a Cordelia como si acabara de recordarlo.

—Es un artesano que hace herramientas experimentales para la magia, pero también hace herramientas que se adaptan a la persona que las usa. Por lo tanto, podría ser capaz de hacer algo para aliviar la mala compatibilidad del cristal. También se ocupa de ollas, calderas y frascos; por lo que es posible que tenga recipientes herméticos.

—¿Será costoso?

—Bueno, por ejemplo, dudaría mucho en comprar un frasco con mi salario.

Cordelia recordó el número de monedas de oro que tenía a mano. Si fuera suficiente, entonces le gustaría comprarla, aunque su precio fuera algo poco razonable.

—Si lo miras, ¿podrías determinar si me es posible usarlo?

Sin embargo, no valía la pena considerar si, por casualidad, era algo que no podía usar. Ella quería atesorar el dinero, aunque fuera un poco. Dudaba en precipitarse en cualquier compra sobre la que tuviera dudas.

Aunque, si dijera que “quería una herramienta experimental”, entonces Elvis seguramente se la compraría, pero ya había invertido una cantidad considerable en ella.

Ronnie también se llevó una mano a la barbilla al ver la severa expresión de Cordelia y gimió.

—Es difícil, ¿no? También quiero ir a esa tienda y probarlo, pero mi magia y la de la señorita son diferentes, así que no puedo probarlo. No es que no pueda llegar a una conclusión, pero no será con certeza.

—Si la cosa que compre no sirve para nada, estaría preocupada. Hay una cosa que me gustaría confirmar, que es, ¿sería capaz de tocarlo si fuera a la tienda?

Aunque tenía una oportunidad, estaba fuera de su alcance.

Cordelia se enfadó e inmediatamente pensó en intentar resolverlo yendo ella misma. Si su magia era única, no había otra forma de explicarla.

—Eso es… Espera, ¿no me digas que planeas ir, señorita? Estás bromeando, ¿verdad?

—No lo sabremos a menos que veamos si mi magia puede pasar a través del producto o no, ¿no es así?

—Yo no creo que el maestro lo permita.

—No creo que sea peligroso si está en la calle principal, ¿y tú? ¿O la tienda no está en la calle principal?

—No, no creo que lo permita aunque esté en la calle principal. Pero está en la calle oeste de artesanos. No me atrevería a decir que el orden público es malo, pero no es un lugar en el que un noble entraría por su propia voluntad ya que está lleno de gente a su manera.

Fue indignante, y Ronnie sacudió la cabeza como si rechazara su propuesta, Cordelia suspiró a propósito en voz alta.

—Entiendo… Bueno, entonces, Ronnie…

—¿Sí?

Cordelia sonrió ampliamente y declaró a Ronnie, quien claramente se veía aliviado.

—Por favor, elige ropa para una chica de mi edad o una ropa de aprendiz de mago para que me la ponga mañana por la tarde.

—¡¿Qué?!

—Iré inmediatamente a recoger la herramienta. Puedo contar contigo, ¿no?

—No, no, no, ¡¡eso es imposible!!

Ronnie, quien se había puesto pálido, finalmente gritó.

Sin embargo, Cordelia no cambió de opinión, aunque le pareció un poco lamentable. Por eso continuó con su afirmación irrazonable con una expresión que era como si fuera natural, y como si estuviera diciendo que sonaba obvio.

—Si un noble fuera, destacaría, ¿no es así? Ya que ese es el caso, no creo que haya otra manera excepto esa.

—No, um, señorita, incluso si tienes la ropa, ¿qué hay del permiso del Maestro?

—Padre no volverá del feudo hasta pasado mañana. ¿Olvidaste el horario de tu Maestro?

—Pero…

—Sólo tenemos el día de mañana.

Cordelia subrayó esas palabras a Ronnie con una expresión severa en su rostro.

La Damita no podría hacer nada si él dijera: “Si no puedo confirmar las intenciones del amo, entonces no puedo estar de acuerdo contigo”, en ese momento. Así que tuvo que persuadirlo de alguna manera.

—Entiendo… Sin embargo, por favor, traiga un mínimo de escoltas con usted. Si pudiera usar la magia como me plazca, entonces podría protegerte también, pero puedo terminar matando a mi oponente si perdiera el control.

Ronnie levantó ambas manos en el aire, como si se hubiera rendido, e hizo un comentario ligeramente inquietante. Cordelia suavizó su expresión.

Sin embargo, las palabras que pronunció a continuación contradecían su simpatía y contenían el golpe final.

—Gracias, pero los escoltas son imposibles. Tendrás que protegerme mientras me contengo ya que la señorita puede descubrir… No, espero que no nos veamos envueltos en problemas en primer lugar.

Se sintió apenada con Ronnie, quien estaba inclinando su cabeza, pero no tenía ganas de retractarse de sus palabras en absoluto.

—Espero una recompensa especial por esto…

Aunque su mirada estaba ligeramente mezclada con el resentimiento, este mago también era alguien que trabajaba para la Casa Pameradia. Cuando la vida te da limones; haz limonada. Era una persona excepcional que tenía tal disposición, después de todo.

| Índice |

2 thoughts on “¡¡Gotas~!! La historia de la Princesa de la Fragancia~ – Acto 5: Intentar el producto de prueba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.