Hogar Zerg – Capítulo 34: El Plan a prueba de tontos

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Como dijo la usuaria, “molestarlo para que no tenga la energía para hacer nada más”, lo cual era fácil de decir, pero cuando se trata de Xi Ran, no tiene idea de cómo hacerlo.

El internauta inferior sabía que su tono había sido malo y se sintió avergonzado por la cortés respuesta de Xi Ran, por lo que le envió un mensaje privado amistoso con un enlace a una publicación titulada, “Cómo hacer que los hombres zerg no puedan resistir a amarte”. El título podría parecer una novela barata y poco ortodoxa, pero el autor había escrito muchas palabras serias y las siguientes respuestas indicaron que había resultado muy informativo.

La hora del almuerzo terminó, por lo que Xi Ran guardó esa publicación para luego estudiarla en detalle cuando tuviera tiempo.

Tan pronto como terminó de entrenar, se dio una ducha y se cambió de ropa, recibió un mensaje de Huan Xiu y sintió que instantáneamente se enfrentaba a un enemigo.

[¿Puedes ir a buscar a Xiao Ye hoy? Voy al centro a dar un paseo. Llegaré tarde a casa.]

[¿Volverás a cenar?]

[Puedes comer primero, no me esperes].

Hoy, Huan Xiu iba a una tienda de metal y joyería. Sin darse cuenta del gran malentendido entre ellos, Huan Xiu envió el mensaje y sacó el boceto de diseño que dibujó anteriormente nuevamente, sintiéndose bien.

Parecía que los diamantes no eran populares entre los zerg, por lo que Huan Xiu decidió optar por un diseño más simple después de mirar los distintos anillos de boda con diferentes piedras preciosas. La única diferencia era que planeaba cortar una pequeña ranura irregular a lo largo del anillo para derretir y verter el material del mecha en él. El material del mecha no era adecuado para un contacto prolongado con la piel, pero sí para adornar un anillo de oro blanco.

En casa, el papá de Huan Ye frunció el ceño con ansiedad en la cocina, mirando la olla arrocera. Levantó la vista de su tarea.

—Papá, ¿hay algo que te preocupe?

—No es nada… solo, hm, el cumpleaños de Lan Ji se acerca y estaba pensando en enviarle algún tipo de regalo de cumpleaños. —Xi Ran puso una excusa, su cumpleaños no era una mentira, pero no se preocupó por eso.

—Ya veo, también pensaré en algo para ayudar a papá. —respondió Huan Ye.

Xi Ran pensó para sí mismo que había hecho que Xiao Ye se preocupara y ajustó su expresión. El corazón de Xi Ran estaba en suspenso después de una cena poco común con solo Huan Ye. Cuando llegó a su dormitorio, abrió el correo que no tenía tiempo de revisar al mediodía.

[Lo primero es el mundo para dos. Lo primero que quieres hacer es crear un momento para estar solos. Encuentra una excusa para llevar al hombre zerg a tu habitación, o incluso salir. No estés celoso y no menciones a las otras mujeres. Por ejemplo, este tipo de conversación es tabú.]

Xi Ran lo miró y se sintió un poco opuesto a su situación. Ya eran solo ellos dos todas las noches…

[¡Cuando se enfrente a una oportunidad única, debe tomar la iniciativa! Demuestre que desea desesperadamente a la otra persona, nunca se quede callado y no continúe sacando el tema del trabajo y la familia.]

El corazón de Xi Ran “se rió entre dientes”. Su vida diaria consistía en leer sus propios libros, su contenido de chat era sobre el trabajo y Xiao Ye…

[Si la hembra Zerg está en celo, no hace falta decirlo. Si no está en celo, puede utilizar asistencia externa como aromaterapia, iluminación, pijamas y bragas sexys. Para evitar ser baneado por publicidad, no enviaré un enlace, pero mostraré algunas imágenes generales… Las condiciones congénitas son diferentes, no sigas completamente la lección de las mujeres inferiores. Puedes aprender y, en definitiva, no ir demasiado lejos.]

Xi Ran miró repetidamente los ejemplos de ‘pijamas sexys’ y racionalizó que a Huan Xiu no debería gustarle este tipo de cosas…

Esto es duro.

Xi Ran se sentó en la cama y miró alrededor del dormitorio sin Huan Xiu. Se acostó, cerca de la almohada rodeada por el cálido aroma de Huan Xiu, y siguió leyendo.

[En cuanto a la postura, las estadísticas muestran que la entrada trasera es la número uno. Pero cada macho Zerg tiene sus propias preferencias, por lo que es difícil de juzgar. Pero aclaremos una cosa, ¡los hombres zerg definitivamente no odian que los monten! Simplemente odian el estilo de montar inexpresivo y profesional de las mujeres Zerg, y aunque son físicamente abrumadoras, las mujeres Zerg debían “fingir” tener una desventaja.]

Es muy difícil.

A Xi Ran le dolía la cabeza al leer esto, y no tenía idea de que tantas mujeres Zerg estuvieran dispuestas a devanarse los sesos por estas cosas. En el pasado, no creía que fuera necesario complacer a un hombre Zerg, y que sería mejor que no lo hiciera por el resto de su vida. Pero cuando conoció a Huan Xiu, comenzó a preocuparse y esperaba que siempre se preocupara por él.

Xi Ran nunca había sido del tipo que retrocedía cuando las cosas se ponían difíciles. Por el contrario, una vez que tomó una decisión, no cambiaría de opinión incluso si se topaba con una pared. Entonces, aunque le resultó difícil, Xi Ran decidió probar los “trucos” que enseñaba el correo.

Eran alrededor de las 9 p.m. cuando Huan Xiu llegó a casa. Huan Ye estaba acurrucado en el sofá, viendo programas para niños. Por lo general, no veía mucho la televisión. Especialmente frente a Huan Xiu hará todo lo posible por no mirar cosas “infantiles”, por parecer más maduro y sensato. Cuando entró Huan Xiu, se sorprendió tanto que cambió la televisión al canal de noticias.

—El padre masculino ha vuelto. —gritó dócilmente Xiao Ye.

Huan Xiu se rió y dijo—: Lo vi todo, deja de fingir. No hay nada que esconder. Eres solo un niño viendo una caricatura.

La cara de Huan Ye se puso roja.

—Sólo, sólo estaba mirando casualmente, debería ir a lavarme…

—Está bien. —dijo Huan Xiu, mirando la hora—. ¿Dónde está tu papá? ¿Por qué no te ha enviado a la cama hoy?

—Papá parecía un poco cansado hoy, así que fue al supermercado más temprano y luego regresó a su habitación. Oh, sí, dijo que dejó comida en la nevera.

—Comí fuera, guardaré las cosas para mañana por la mañana. Voy arriba entonces, está bien ver dibujos animados, pero tienes que estar en la cama a las diez, ¿de acuerdo?

—¡Me estoy preparando para ir a la cama ahora mismo! —Huan Ye tenía escrito “por favor, no hables más de las caricaturas” en su rostro.

Huan Xiu se rió de la espalda de Xiao Ye mientras corría escaleras arriba, se quitó la chaqueta y la colgó, luego fue a la cocina para ver qué le había guardado Xi Ran. Cuando abrió el refrigerador, Huan Xiu se sorprendió al encontrar varios platos que eran todos “platos seleccionados” en porciones pequeñas y, obviamente, no sobras de la cena.

¿Quizás Xi Ran pensó que había salido a beber con sus colegas? Nunca antes había visto a Xi Ran cocinar estos platos, por lo que era obvio que fue un esfuerzo improvisado. Fue un pequeño malentendido, pero Huan Xiu también se sintió reconfortado.

—Xi Ran, he vuelto. —Huan Xiu gritó desde fuera de su habitación de buen humor—. ¿Escuché de Xiao Ye que te ves un poco cansado? Cómo estás…

Cuando Huan Xiu abrió la puerta, notó que estaba oscuro en la habitación y no había luz encendida. Inmediatamente bajó la voz, pensando que Xi Ran ya estaba dormido. Sin embargo, cuando Huan Xiu miró más de cerca en la habitación, se dio cuenta de que Xi Ran no estaba en la cama. La tenue luz de la habitación provenía de unas cuantas velas falsas electrificadas colocadas sobre la mesita de noche.

¿Las puso Xi Ran ahí? No es de extrañar que sintiera un olor desconocido cuando entró en la casa. Huan Xiu sospechaba un poco sobre la efectividad de estos pequeños artículos, Xi Ran debería ser un pragmático estándar, entonces, ¿por qué salió a comprarlos hoy?

—¿Xi Ran?

—Maestro.

Huan Xiu volvió la cabeza y Xi Ran salió del baño vistiendo solo su ropa interior.

Solo ropa interior, no hay problema. Pero Huan Xiu se congeló por un momento, porque no entendía por qué Xi Ran usaba tanga.

Xi Ran, por supuesto, estaba incómodo, echó un vistazo a Huan Xiu, pero parecía que no iba a venir, sino que lo miró con sorpresa.

La publicación decía que era normal sorprenderse, después de todo, la mayoría de los hombres zerg nunca antes habían visto a sus mujeres zerg de una manera tan seductora.

—¿Qué día es hoy? —Huan Xiu cuestionó. Por supuesto, le dio la bienvenida a la sorpresa, pero este tipo de sorpresa no era como la de Xi Ran.

Xi Ran ya estaba un poco nervioso, pero ahora no podía responder. Así que simplemente se saltó la pregunta de Huan Xiu y avanzó rápidamente para abrazar a Huan Xiu.

—Maestro, te he echado de menos todos los días recientemente…

La publicación le enseñó a hablar débilmente y a tirar suavemente del zerg macho hacia la cama; el OP dijo que funcionaba de maravilla.

Xi Ran no pudo evitar oler el cuerpo de Huan Xiu durante este proceso: no había olor a otros Zerg. Ni siquiera olía a alcohol. Esto lo alivió.

¿No nos separamos esta mañana? Huan Xiu, quien estaba tirado en la cama, pensó para sí mismo con cara de confusión.

Huan Xiu se acostó de espaldas y vio a su hembra Zerg comenzar a quitarse el cinturón con una mirada determinada en su rostro. Lo hicieron con estilo de conducción, pero solo cuando estaban a la mitad y querían cambiar de posición. Esta fue la primera vez que Xi Ran lo empujó hacia abajo y lo montó de una manera tan “feroz”…

| Índice |

One thought on “Hogar Zerg – Capítulo 34: El Plan a prueba de tontos

  1. Nikulius says:

    OE QUE CON XI RAN está todo así por un horno por un malentendido jsjsjsjjs. Amo esta novela, de las pocas con amor gay dónde el prota es el dominante 😎👍 Además q explican bastante el sistema del mundo, sexo, clases y eso, aunque me gustaría saber más de la tecnología.
    Ya aburren los Protas pasivos que se creían heteros🤑
    Espero el prox cap 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.