Legendaria Esposa – Capítulo 196: ¿Tres artistas imperiales marciales?

Traducido por Kuro-neko

Editado por Lucy


El hombre apareció con gracia, su vigorosa postura heroica flotando sobre la plaza central mientras su túnica flotaba con tranquilidad junto con el viento. Un aspecto tan digno y sobresaliente seguro había capturado los corazones de todos.

Acababa de aparecer y, sin embargo, de inmediato recibió los aplausos de los practicantes en la plaza. Esta era la batalla real que todos habían estado esperando, en comparación con las peleas menores de antes, la próxima batalla era, sin duda, la que empujaba la atmósfera hacia lo más alto.

Ese hombre era Luo ShuHe, ya que su reciente atención fue aún más alta que la de su padre.

Aunque solo estaba en el nivel Estrella, dos estrellas, su contrato de vida con una bestia demonio nivel nueve con rapidez le hizo saltar a la misma mesa que Tang Fan, un artista marcial de nivel Imperial.

Si salía a pelear, entonces la Secta TianXin estaba obligada a enviar a otro guerrero de nivel Imperial. Pero como la gente veía en la superficie, aquel grupo solo tenía a Tang Fan como un guerrero Imperial, así que todos hacían conjeturas de a quién enviarían para pelear.

Mientras escuchaba los susurros volverse cada vez más fuertes, el rostro de Luo ShuHe mostraba una débil sonrisa, sus ojos recorrían el lado de Tang Fan, y lo provocó con sutileza.

—Gran maestro Tang, voy a salir en la tercera pelea, ¿tiene algún interés en darme unos cuantos consejos?

Incluso después de oír esas palabras, el tono de Tang Fan seguía siendo tan tranquilo como siempre.

—Joven maestro Luo, estás demasiado confiado en ti mismo, tu ave celestial de seis alas acaba de entrar en el reino de nivel nueve, si quieres desafiarme, todavía no estás lo suficiente calificado.

Aquellas frívolas palabras causaron de repente un alboroto entre la multitud.

Pero esto no era sorprendente, Tang Fan, después de todo, había sido famoso por muchos años, su fama por su capacidad de lucha y su fuerza en comparación con Luo ShuHe, que acababa de nivelarse, era mucho más fuerte. Esas palabras no eran una exageración.

Aunque estaba en desgracia pública, Luo ShuHe no se enojó, por el contrario, siguió mostrando una pequeña sonrisa.

—Ya sea que esté lo suficiente calificado o no, no corresponde al gran maestro Tang decidir. Estoy bien con eso, no eres el que quiero desafiar hoy. Por cierto, su primer discípulo Ling, parece que no ha aparecido desde hace mucho tiempo. He oído que fue encerrado por ti, ¿es verdad?

La expresión de Tang Fan se puso un poco más pesada, como si no quisiera que otras personas mencionaran a Ling Xiao. Por lo cual respondió con frialdad.

—Esto no tiene nada que ver con tu secta Qing Cheng.

Luo ShuHe ignoró sus palabras y continuó.

—Escuché que el gran maestro Tang Fan encerró a Ling Xiao por el error de su shidi. Ya que en el incidente puede ser que Ling Xiao sea cómplice, esa es la excusa perfecta para deshacerse de él, ¿verdad?

Los ojos de Tang Fan brillaron con fría intención.

—Joven maestro Luo, ¿dónde has oído una cosa tan ficticia?

Luo ShuHe respondió.

—Usted debe saber mejor que yo si es una historia verdadera o no. Gran maestro Tang, la verdad es que simpatizo con Ling Xiao-xiong[1], el “orgulloso hijo del cielo”[2] ahora está siendo dañado por su Shifu por celos, ¡es una pena, ah!

La cara de Tang Fan se estremeció un poco, miró a Luo ShuHe mientras sus ojos se iban enfriando poco a poco y luego gritó.

—¡Tonterías!

Sin embargo, sin importar si lo que Luo ShuHe dijo fuera cierto o no, la gente reunida en la plaza ya había sido atraída por sus palabras, y empezaron a dar algunas críticas.

—¿Podría ser? ¿No es el primer discípulo de Tang Fan Ling Xiao?

—Estos últimos años Ling Xiao le ha traído mucha reputación, y su talento también es de primera clase, lo que sin duda sería una gran ayuda para la Secta TianXin algún día. Tang Fan no debería tener ninguna razón para encerrar a su propio discípulo, ¿verdad?

—Pft, como si lo supieras todo. Ling Xiao es el mejor candidato para el próximo asiento de gran maestro, y mientras su poder se vuelve más fuerte, sin duda ganará aún más seguidores. Lo que también significa que Tang Fan, tarde o temprano, tendrá que renunciar. Viendo las cosas más allá, si todavía está en su mejor momento ahora, ¿de verdad crees que estaría dispuesto a abdicar?

—Cada uno por sí mismo, o el cielo te destruirá.[3]

—Parece que Tang Fan no es una buena persona después de todo, incluso ha puesto las manos sobre su primer discípulo.

—Escuché que Tang Fan acusó a Ling Xiao de estar en connivencia con demonios y lo puso en prisión, pero entonces estuvo en el reino del paraíso por un mes en ese momento. ¡Como si tuviera el maldito tiempo de trabajar con demonios, ah!

—Sí, recuerdo que la primera persona en descubrir que Luo Shan era un demonio fue Ling Xiao.

La opinión pública se inclinó poco a poco hacia el lado de Ling Xiao. Mucha gente observaba a Tang Fan con ojos despectivos; incluso algunos de los discípulos y ancianos de TianXin también vacilaron. Habían estado muy curiosos por qué el gran maestro había encerrado a Ling Xiao sin ninguna razón. De repente, un indicio de sospecha hacia Tang Fan surgió.

Uno de los ancianos lo miró con ojos complicados.

—Gran Maestro, dijeron …

—¡Cállate! —gritó, sin esperar a que terminara la frase, con frialdad lo regañó—: Ese es el plan de provocación de Luo ShuHe, y aun así tú lo crees. ¡No digas que crees todo lo que otras personas dicen!

El anciano se puso rojo con rapidez cuando fue reprendido; retrocediendo en la fila. De hecho, esas palabras dudosas vinieron de la boca de Luo ShuHe, él era el joven maestro de la secta Qing Cheng, por supuesto, él querría que la Secta TianXin “estuviera en seis y siete”.[4]

Tang Fan desvió su vista, dio un paso adelante, sus ojos barrieron la plaza con frialdad.

—Ling Xiao en colusión con los demonios es el escándalo de nuestra secta, que no tiene relación con nadie más. Lo que significa que a la secta Qing Cheng no le incumbe siquiera un poquito. Si el joven maestro Luo tiene suficiente tiempo libre para preocuparse por esta “consecuencia de la seguridad del pecado”[5], también podría preocuparse por sí mismo primero. Gran anciano, siendo sincero tengo que molestarte esta vez.

Su oración se refería al anciano de apariencia senil que estaba entre la gente detrás de su espalda.

El anciano, con el pelo y la barba blanca como la nieve, que era obvio que tenía una edad bastante grande, tenía la piel como un muchacho de diecisiete o dieciocho años, brillante y blanco como la nieve que se había rejuvenecido. Este anciano era el mismo tipo que en el pasado apoyó a que Tang Fan ascendiera al asiento de gran maestro, él era el Gran Anciano Yuan Mo.

Ha pasado mucho tiempo desde que Yuan Mo apareció por última vez delante de la gente. Muchas personas habían olvidado por mucho tiempo su apariencia y reputación. Incluso Tang Fan tuvo que preguntarle con respeto, así que era obvio que esta persona no era alguien ordinaria.

Todo el mundo siguió la línea de visión de Tang Fan, pero en un abrir y cerrar de ojos, demasiado corto para que sus reacciones se mantuvieran al día, Yuan Mo ya había desaparecido de donde estaba, y de inmediato apareció frente a Luo ShuHe.

Los ojos turbios de Yuan Mo miraron a Luo ShuHe, una voz madura pero melancólica salió de su boca:

—“La juventud supera a la vieja”[6], Luo ChengYuan es de verdad afortunado de tener tal talentoso hijo. Este anciano no dirá más, ¡ven!.

El nivel actual de Yuan Mo, aunque fue hace cien años,  estaba a la altura espiritual de siete estrellas. El camino de Espiritual a Imperial es, de hecho, un camino rocoso, pero después de todo, cien años ya habían pasado, nadie sabía si había avanzado al nivel Imperial en ese tiempo.

Entre la gente del centro, los ojos verdes de Sheqiu emitieron una mirada radiante.

—Este viejo anciano también es un artista marcial de nivel imperial, pero sólo tiene una estrella. Si pelea con el ave celestial de seis alas, lo más probable es que sea un empate.

You XiaoMo se sorprendió.

—¿Cómo lo sabes?

—Él ha estado en un punto muerto en una estrella por cien años, y el ave celestial de seis alas acaba de tener un avance al nivel 9 hace poco tiempo. Su fuerza no se ha estabilizado todavía, por no mencionar que también fue herido de gravedad. Por fortuna ese pájaro es más fuerte en lo físico, así que lo puede compensar en algunas partes. Al final, esos dos deben ser iguales. Si no me crees, solo míralos.

Cuando Yuan Mo acaba de terminar su frase, Luo ShuHe tampoco dijo nada más, de inmediato llamó al ave celestial de seis alas.

La forma humana del ave celestial de seis alas era un hombre guapo, sus rasgos faciales le daban a la gente muchos sentimientos. Entre sus cejas, tenía un aura despiadada y tiránica de una bestia demoníaca. Puesto que él era una bestia del demonio de la característica del trueno, su capacidad de lucha era mucho más fuerte comparada a otras bestias.

Es por eso que a pesar de que sólo subió de nivel hace poco, como SheQiu dijo, seguro igualará a Yuan Mo.

Sin embargo, una batalla entre dos guerreros cerca del nivel Imperial no se podía comparar con otras batallas de combatientes. La roca y la tierra se esparcieron por todo el recinto, la atmósfera se puso tan tensa, e incluso el grueso suelo explotó en un gran pozo.

Oculto entre la multitud, You XiaoMo bajo la protección de SheQiu todavía podía sentir las secuelas de la gran batalla.

Mientras que los demás se estaban centrando en la lucha, You XiaoMo sacó la piedra transmisora, por desgracia, no se activó, lo que indicaba que no podía contactar a Ling Xiao.

You XiaoMo no sabía dónde estaba ahora. ¿Su plan se desarrolló bien o no?

MaoQiu a su lado parecía reconocer sus pensamientos.

—Maestro, ten por seguro, el jefe es un hombre muy formidable.

You XiaoMo escuchó el consuelo de MaoQiu, y no sabía si reír o llorar.

—Todavía no lo has visto, ¿cómo sabes que es formidable?

MaoQiu guardó silencio. Por supuesto, una bestia emperador es formidable.

You XiaoMo no escuchó la respuesta, por lo que dejó de preguntar.

Dos horas más tarde, en la plaza, las dos figuras que habían estado luchando sin parar al final se separaron, el resultado fue como SheQiu había predicho. Un hombre, una bestia, ambos estaban empatados.

Sus heridas no eran ni ligeras ni graves, pero si arrastraban esta pelea, ambos lados sufrirían, y no tendrían otra opción más que detenerse.

Luo ShuHe llamó de nuevo al ave celestial de seis alas, su rostro se volvió sombrío, a pesar de que ya había pronosticado el resultado, no esperaba que la secta TianXin de verdad tuviera una tarjeta de triunfo oculta. Si era así, entonces la secta Qing Cheng no tenía más ventajas en su mano. Sería mejor decir que estaban iguales.

En el lado donde estaba el grupo de la secta Qing Cheng, Luo ChengYuan estaba parado de forma orgullosa delante de la gente. Su expresión se hizo impenetrable y profunda, nadie podía ver el fondo. Sus ojos abstrusos se movieron hacia la posición de su hijo, y él suspiró con lentitud.

—Tang Fan, la Secta TianXin pronto tendrá dos artistas marciales de nivel Imperial. Tú ocultaste este hecho de forma deliberada porque has estado esperando que yo vaya sin rodeos a tu puerta, ¿no?

Tang Fan, que estaba de pie en el lado opuesto, de repente mostró una sonrisa burlona. Su voz se transmitió con lentitud por toda la plaza:

—¿Quién dijo que la secta TianXin sólo tiene dos guerreros imperiales?


[1]: xiong: hermano / hermano (tenga uso diverso, puede ser utilizado hacia su hermano verdadero, su homie, o incluso forasteros, pero usted tiene respecto para ellos)

[2]: hombre excepcional, el hombre dotado.

[3]: En una situación particular, uno debe hacer lo que es mejor para uno mismo, pero no para otros.

[4]: dividirse o ser destrozado.

[5]: persona pecadora.

[6]: la generación más joven superará a la generación más vieja en habilidades.

| Índice |

Un comentario en “Legendaria Esposa – Capítulo 196: ¿Tres artistas imperiales marciales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.