Matrimonio Oculto – Capítulo 105: De compras para el pequeño bollo

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Esta vez, la expresión de Ning Xueluo cambió por completo, a punto de gritar.

—¡Ning Xi, eres una loca!

No tenía miedo de que Ning Xi intentara competir por su posición y su hombre, pero temía que fuera a revelar algo en su intento desesperado por arrastrarla al fondo.

—Hehe… —Viendo que el rostro de Ning Xueluo había palidecido por el miedo, Ning Xi no pudo evitar reír. Con una expresión relajada, palmeó su hombro—. Señorita Ning, no se preocupe, sólo estaba bromeando. No vale la pena el sacrificio para derrotar a la basura como tú.

La mirada indiferente de Ning Xi se volvió increíblemente fría mientras bajaba su tono.

—Sin embargo, si alguna vez usas ese incidente para amenazarme de nuevo, no puedo garantizar que no perderé el control. Si intentas usar a ese compañero cerdo tuyo, aunque muera, te arrastraré conmigo. Jia Qing Qing sólo es una bravucona que luce fuerte, ¡pero no soy igual a ella! —Agregó en su oído con una voz fantasmal.

Luego, dejó ir el hombro de Ning Xueluo y se retiró.

En lugar de amenazarla, la situación se revirtió. Una vez que Ning Xi se fue, ella colapsó en el suelo y, con una expresión ensombrecida, pateó la puerta.

¡Maldición! ¡Tenía que pensar en una forma de deshacerse de ella!

Siempre y cuando Ning Xi viviera, todo lo que tenía desaparecería en un segundo. ¡No podía dejar que eso pasara!

♦ ♦ ♦

Después de dejar la compañía, y viendo que no tenía nada que hacer por la tarde, Ning Xi se preparó para ir al centro comercial. Después de todo, había prometido que ayudaría a comprar ropa para Pequeño Tesoro.

En cuanto pensó en el pequeño, las nubes negras en su mente se disiparon de inmediato, y comenzó a comprar feliz.

Al llegar, se dirigió directamente a la sección de niños. Había todo tipo de ropa alrededor. Emocionada, Ning Xi se concentró en comprar, con una emoción aún mayor que cuando lo hacía para ella.

Desde que conoció a Pequeño Tesoro, su forma de vivir había dado un giro de 180°. Solía desviarse de las tiendas que tenían productos para niños, sin embargo, ahora no pensaba en esos recuerdos sofocantes cuando los veía. En su lugar, pensaba en su lindo y pequeño bollo.

El sentimiento de querer comprar algo lindo y divertido para él era como si se hubiera enamorado.

Este centro comercial tenía productos de marca, así que todo era bastante caro. Lo mismo sucedía para la ropa de niños, pero ya que eran para Pequeño Tesoro, estaba dispuesta a gastar el dinero. Sólo tenía que comprar poco maquillaje para ahorrar dinero.

Hoy, Ning Xi llevaba un vestido de un diseñador que le gustaba, pero que no era muy famoso. A pesar de que lucía bien, no tenía la marca bordada.

Los vendedores sólo ayudaban a aquellos que lucían ricos, así que no se molestaron con ella. En su lugar, siguieron emocionados a una mujer vestida de Chanel de pies a cabeza.

Ning Xi comenzó a comprar felizmente. Al final, vio un traje que picó su interés en una esquina.

Era un traje azul de color zafiro. No solo era un color atractivo, sino que el bolsillo en el centro llevaba el logo de Superman. Lo más importante es que ella tenía muchas ropas con el mismo tema. Así podría usar ropas a juego de madre e hijo con Pequeño Tesoro cuando quisiera.

Las palabras “ropas a juego de madre e hijo” hicieron que su corazón diera un salto. Se dio cuenta, de imprevisto, que, aunque sentía como si estuviera enamorada, dándolo todo por su amante, también era el mismo sentimiento de una madre dándolo todo por su hijo.

Con una expresión complicada en el rostro, Ning Xi se quedó en silencio por un rato hasta recuperarse.

—Señorita, quiero este traje. ¿Podría ayudarme a envolverlo? —Le pidió a una de las vendedoras. Ella no le respondió de inmediato.

—Cuesta doce mil yuan —le recordó con frialdad.

—Lo sé, vi la etiqueta. Ayúdeme a envolverlo.

La expresión de la vendedora se aflojó un poco, e incluso sonrió ligeramente.

—¿Necesita envolverlo para regalo?

Antes de que pudiera responder, una mano con un brazalete de jade se acercó por el costado y tomó el traje.

—Oh, este luce bien. ¡Voy a tomarlo!

| Índice |

One thought on “Matrimonio Oculto – Capítulo 105: De compras para el pequeño bollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.