Matrimonio Oculto – Capítulo 148: Solo llévame

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Después de un momento, Lu Tingxiao llamó a un mayordomo para preparar el mejor carro de golf y, rápidamente, la llevó hacia un pequeño edificio detrás de la cancha de golf.

Este edificio tenía una forma extraña; por su textura, parecía estar hecho de un metal desconocido. Con una simple mirada, se veía de alta tecnología y futurista.

La Residencia Lu era demasiado grande. A pesar de haber estado viviendo ahí por tanto tiempo, Ning Xi todavía no había visto todas las zonas. De hecho, esta era la primera vez que visitaba este edificio.

—Hay algo de maquinaria instalada en la base de este edificio para que funcione con luz solar. Las paredes externas están hechas de paneles solares para generar la electricidad del interior. El mayordomo y las sirvientas son todas robots —explicó Lu Tingxiao, cumpliendo su papel como guía turístico.

—¡Qué genial! —Comentó Ning Xi, emocionada y con una expresión de felicidad infantil.

—Si te gusta, puedes volver para jugar. Prepararé los códigos de entrada más tarde. No parecías interesada en este tipo de cosas antes, así que nunca te traje —comentó él.

—¡Para nada! ¡Me encantan este tipo de cosas! Cuando era joven, siempre soñé que una nave espacial me llevaría lejos algún día. Cuando crecí, incluso pensé en salir con un robot. ¡Ah, se siente romántico solo de pensarlo!

Quizás es mejor no darle el acceso, pensó Lu Tingxiao.

Ambos caminaron hacia la entrada, solo para descubrir un robot tirado en el suelo. De repente, sus ojos se iluminaron, como si estuviera escaneándolos. Cuando pasó por el hombre, el robot comenzó a luchar y a hacer sonidos.

—Maestro… Maestro…

El pobre robot siguió llamando a su “maestro”, luciendo como si quisiera hacer un reporte, pero incapaz de lograrlo. Lo más probable es que se tratase del mayordomo del edificio.

Lu Tingxiao suspiró, y abrió el panel en la nuca del robot. Ning Xi lo vio presionar algo, luego los ojos del robot se volvieron negros y dejó de moverse. Ella se acercó y lo tocó, ansiosa.

—¿Por qué ya no se mueve? No está muerto, ¿verdad? Oh, espera… Quiero decir, no vas a tirarlo, ¿verdad?

—Está bien, puede ser reparado más tarde.

—Oh, eso es bueno —se relajó—. Sería un desperdicio de otra forma. ¡Es algo apuesto!

Entonces debería tirarlo, pensó Lu Tingxiao.

Después de los escaneos, entraron al edificio principal. Ning Xi lo siguió, luciendo ansiosa.

—¿Dónde está Pequeño Tesoro?

El salón principal estaba lleno de robots patrullando. Una vez que los vieron entrar, se giraron al mismo tiempo y los enfrentaron. A continuación, ignoraron por completo a Lu Tingxiao y se dirigieron directamente a Ning Xi.

—¡AHHHHH! ¡¿Qué están haciendo?! ¡¿Por qué cargan contra mí?! —Gritó Ning Xi, aterrada. No importaba lo buenas que fueran sus artes marciales, era imposible que pudiera derrotar el acero de los robots.

Los brazos de Lu Tingxiao pasaron bajo sus brazos, y la levantaron fácilmente, esquivando con éxito las garras de los robots.

—Es porque no tienes permiso de acceso —dijo con un tono infeliz—. Están tratándote como una intrusa.

—¿Entonces qué deberíamos hacer ahora? —En el tiempo que le tomó decir esto, Ning Xi había sido movida de un lado a otro por Lu Tingxiao.

—Acércate a mí —le ordenó.

—¡Ah! ¿Qué tan cerca? —Preguntó ella, perdida.

—Pequeño Tesoro está en el cuarto de controles en el piso superior. Ahora mismo, tenemos dos opciones. Podemos derrotarlos y avanzar…

—¡¿Cómo podríamos derrotar a tantos robots?! ¿Cuál es la otra opción? —Solo mirar el material de los autómatas hacía que sus manos dolieran. ¡No quería golpearlos!

—La otra… —Lu Tingxiao bajó los ojos y la miró directamente—. Te llevaré todo el camino hacia la cima, porque no me atacarán.

Ning Xi parpadeó, y levantó sus brazos hacia él sin vacilar.

—Solo llévame.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.