Matrimonio Oculto – Capítulo 149: Un Kabedón[1] previso

Traducido por Sharon

Editado por Ayanami


Viendo que la chica estaba tomando la iniciativa, extendiendo sus brazos hacia él por primera vez, ciertas emociones surgieron desde lo profundo de los ojos de Lu Tingxiao.

—¡Ahhh! ¡Ya vienen! ¡Lu Tingxiao, apresúrate! —De alguna manera, en el caos de la situación, Ning Xi se arrojó hacia él antes de que pudiera reaccionar.

Tal y como esperaban, una vez que se aferró a él, los robots no se atrevieron a acercarse.

¡Qué mágico!

Después de que su suave y cálido cuerpo se aferrara a él, Lu Tingixiao tuvo un lapso en su concentración. Cuando finalmente pudo reaccionar, puso sus brazos alrededor de su cintura y comenzó a caminar hacia la escalera espiral paso a paso.

Probablemente, esta era la primera vez en que ella se acercaba tanto estando sobria y despierta. Realmente esperaba que esta caminata no terminara nunca…

Si Lu Jingli supiera lo que su hermano estaba pensando ahora mismo… Uh…

Los robots siguieron a ambos mientras subían, manteniendo cierta distancia. Para mantener el balance, los brazos de Ning Xi habían rodeado su cuello. Respirando la esencia fría, pero aromática de Lu Tingxiao, sin despegar sus ojos del grupo de robots siguiéndolos mientras ascendían por las escaleras, de alguna manera,sintió que la escena era super romántica.

Sin embargo, su burbuja rosada no duró por mucho tiempo.

Al mismo tiempo en que alcanzaron el piso superior, y estaban preparándose para abrir la puerta plateada, los robots detrás de ellos comenzaron a hacer chasquidos y extendieron sus brazos hacia ellos. Sus brazos metálicos rotaron hasta que, cañones parecidos a pistolas ocuparon su lugar.

—¡Maldición! ¿Esas son reales? ¡Pensé que solo eran juguetes! —Ning Xi palideció, aterrada. ¿Realmente estaba bien darle a un niño de cinco años algo tan letal y peligroso?

Realmente no sabía cómo criticar el método de crianza de Lu Tingxiao.

—¿Qué hacemos ahora? —Preguntó Ning Xi, a punto de llorar.

Solo querían encontrar a Pequeño Tesoro, ¿por qué tenían que atravesar tantos obstáculos y pruebas? Era como si estuvieran en un juego de calabozos.

Lu Tingxiao sostuvo sus hombros y la empujó hacia un panel detrás de ambos. A continuación, usó su cuerpo para cubrirla, mientras colocaba un brazo en la puerta detrás de ella.

Ning Xi se mantuvo en silencio por tres segundos, antes de tragar con fuerza y hablar.

—Gran Jefe… ¿Sabes que acabas de hacer un kabedon extremadamente preciso?

—¿Un qué? —Claramente, era otro término que Lu Tingxiao no entendía.

Fue en ese momento que Ning Xi observó algo en la esquina de sus ojos: uno de los robots estaba apuntándole de verdad a Lu Tingxiao, y disparó.

—¡Lu Tingxiao! ¡Cuidado! —Gritó, aterrada. Sin embargo, era demasiado tarde. Lu Tingxiao la cubrió por completo y dejó escapar un gruñido.

—Lu Tingxiao… —dijo Ning Xi, completamente en pánico.

—Estoy bien —le aseguró él, levantando su cabeza.

—¡¿Cómo podrías estar bien?! ¡¿Duele mucho?! ¡Te llevaré a… Urk… —En medio de su ataque de pánico, Ning Xi olió algo que le revolvió el estómago—. Lu Tingxiao, ¿por qué apestas…? ¿Qué es ese olor?

Lu Tingxiao se sacó la chaqueta con una expresión oscura. Un objeto pegajoso, de apariencia desagradable estaba pegado en ella. Ning Xi se cubrió la nariz. Aunque se relajó al ver que estaba bien, su expresión pasó a ser de incredulidad.

—¿Qué es eso? No es popo, ¿verdad?

Lu Tingxiao arrojó la chaqueta al suelo, y le habló sin expresión.

—Surströmming. Se dice que es la comida enlatada más olorosa. Fue idea de Lu Jingli.

—El segundo maestro realmente tiene las ideas más brillantes —comentó Ning Xi, con las comisuras de su boca elevándose—. No solo apesta, prácticamente es un arma química.

En ese momento, la puerta detrás de ella se abrió por su cuenta.


[1] Kabedón: Es un movimiento que realizan mucho en los mangas románticos, donde atrapan al interés amoroso contra la pared entre sus brazos para no dejarlo/a escapar.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.